Este archivo es una colección de apuntes y observaciones acerca de Mateo. La colección crecerá poco a poco. Siempre será un proyecto 'en construcción' y ninguna sección llegará a ser 'completa.' Para mis apuntes sobre otros temas, favor de consultar nuestro índice completo

Última actualización del presente documento: 25-11-2016

David Gifford

.Instrucciones

Aspectos literarios

Contexto canónico

Estructura

Exégesis

Teología y temas

Comentarios y otras obras acerca de Mateo

  • Dale C. Allison, The Sermon on the Mount: Inspiring the Moral Imagination. (New York: Herder and Herder, 1999)
  • Hans Dieter Betz, The Sermon on the Mount: Hermeneia. (Minneapolis: Fortress, 1995).
  • Donald A. Hagner, Vol. 33A, Word Biblical Commentary : Matthew 1-13. electronic ed. Logos Library System; Word Biblical Commentary. Dallas: Word, Incorporated, 1998.
  • Donald A. Hagner, Vol. 33B, Word Biblical Commentary : Matthew 14-28. electronic ed. Logos Library System; Word Biblical Commentary. Dallas: Word, Incorporated, 1998.
  • William Hendrickson, New Testament Commentary: The Gospel of Matthew. (Grand Rapids: Baker, 1973)
  • John R. W. Stott, The Message of the Sermon on the Mount. (Downer’s Grove, IL: InterVarsity, 1985).
  • David L. Turner, Cornerstone Biblical Commentary, vol. 11: The Gospel of Matthew. (Carol Stream, IL: Tyndale House, 2005)

Obras sobre los Evangelios

  • Richard Bauckham, ed., The Gospels for All Christians: Rethinking the Gospel Audiences. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1998)
  • Joel B. Green and Scot McKnight, eds., Dictionary of Jesus and the Gospels. (Downer's Grove, IL: InterVarsity Press, 1992)
  • Craig L. Blomberg, Interpreting the Parables. (Downer's Grove, IL: InterVarsity Press, 1990)
  • Klyne Snodgrass, Stories With Intent: A Comprehensive Guide to the Parables of Jesus. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 2008)
  • N. T. Wright, Jesus and the Victory of God. (Minneapolis: Fortress Press, 1996)
  • N. T. Wright, The New Testament and the People of God. (Minneapolis: Fortress Press, 1992)
  • N. T. Wright, The Resurrection of the Son of God. (Minneapolis: Fortress Press, 2003)
  • Roy B. Zuck, Teaching as Jesus Taught. (Grand Rapids: Baker, 1995)

Obras generales e introductorias

  • T. Desmond Alexander y Brian S. Rosner, eds., New Dictionary of Biblical Theology. (Downer’s Grove: InterVarsity Press, 2000)
  • G. K. Beale and D. A. Carson, eds., Commentary on the New Testament Use of the Old Testament. (Grand Rapids: Baker, 2007)
  • D. A. Carson, Douglas J. Moo, Leon Morris, An Introduction to the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1992)
  • Walter A. Elwell y Robert W. Yarbrough, Al Encuentro del Nuevo Testamento. (Editorial Caribe, 1999)
  • Everett Harrison, Introducción al Nuevo Testamento. (Grand Rapids: Libros Desafío, 2002)
  • Richard B. Hays, The Moral Vision of the New Testament. (New York: HarperOne, 1996)
  • H. Wayne House, Chronological and Background Charts of the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1981)
  • Craig S. Keener, The IVP Bible Background Commentary: New Testament. (Downer's Grove, IL: InterVarsity Press, 1993)
  • George Eldon Ladd, A Theology of the New Testament. (Grand Rapids: Eerdmans, 1996)
  • I. Howard Marshall, New Testament Theology. (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2004)
  • Ralph Martin and Peter H. Davids, eds., Dictionary of the Later New Testament and Its Developments. (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1997)
  • Scot McKnight and Grant R. Osborne, eds., The Face of New Testament Studies. (Grand Rapids: Baker Academic, 2004).
  • Leland Ryken, Jim Wilhoit, Tremper Longman eds., Dictionary of Biblical Imagery. (Downer’s Grove: InterVarsity Press, 1998)
  • Thomas R. Schreiner, New Testament Theology: Magnifying God in Christ. (Grand Rapids: Baker, 2008)
  • Frank Thielman, Teología del Nuevo Testamento. (Miami: Vida, 2007)
  • Kevin Vanhoozer, ed., Dictionary for Theological Interpretation of the Bible. (Grand Rapids: Baker Academic, 2005)

Los títulos de cada sección son ligas, tanto en la sección misma como en el índice. Para compartir la liga de una sección específica de este documento en un texto, correo o red social, haz clic en la liga con el botón derecho y seleccionar 'copiar liga' o su equivalente.

Hemos dividido las secciones para que sean fáciles de imprimir por separadas.

  1. Configura tu navegador web, en la sección para imprimir, para mostrar números de página en los pies de página.
  2. Busca la sección que deseas imprimir, y observa los números de página de esa sección.
  3. Limita la impresión a las páginas que deseas imprimir.

En cada sección hemos puesto el ícono de una casa ( ). Al presionar este ícono, regresarás al inicio y el índice.

Este documento es para el beneficio y el provecho personal de sus lectores, y no lo considero una fuente académica. Es mejor citar mis fuentes que citar el presente documento.

  • Las citas entre comillas son citas exactas en español, o traducciones mías de citas en inglés. La información bibliográfica aparece en la .Bibliografía de recursos consultados.
  • Los apuntes donde indico la fuente sin comillas son apuntes donde resumo la fuente en mis propias palabras, o adapto las palabras de la fuente de manera machacada, resumiendo, parafraseando, omitiendo y añadiendo palabras a mi gusto, sin rigor académico.
  • Los apuntes que no indican una fuente son observaciones mías, o datos tan generales que no hay necesidad de indicar la fuente.
MateoAlusión
6.12Sirac 28.2
6.13Sirac 23.1, 33.1
6.20Sirac 29.11
6.26Sal. Salomón 5.9-11 LXX
7.16Sirac 27.6
9.36Judit 11.19
11.25Tobías 7.17
16.18Sabiduría 16.13
16.27Sirac 35.19
20.2Tobías 5.15
22.324 Mac. 7.19
23.38Tobías 14.4
24.151 Mac. 1.54, 6.7
27.24Susana 46
27.43Sabiduría 2.18-20

The Greek New Testament, fourth revised edition. (Stuttgart: United Bible Societies, 1994), 891-901.

MateoAlusión
bgcolor:#ddaaff;1.1bgcolor:#eeccff;Gn. 5.1, 22.18, 1 Cr. 17.11
bgcolor:#ddaaff;1.2bgcolor:#eeccff;Gn. 21.3, 21.12, 25.26, 29.35, 1 Cr. 1.34
bgcolor:#ddaaff;1.3bgcolor:#eeccff;Gn. 38.29-30, Rt 4.12, 4.18-19, 1 Cr. 2.4-9
bgcolor:#ddaaff;1.4-5bgcolor:#eeccff;Rt 4.13, 4.17-22, 1 Cr. 2.10-12
bgcolor:#ddaaff;1.6bgcolor:#eeccff;Rt 4.17, 4.22, 2 S. 12.24, 1 Cr. 2.13-15
bgcolor:#ddaaff;1.7-10bgcolor:#eeccff;1 Cr. 3.10-14
bgcolor:#ddaaff;1.11bgcolor:#eeccff;2 R 24.12-16, 1 Cr. 3.15-16, 2 Cr. 36.10, Jer. 27.20
bgcolor:#ddaaff;1.12bgcolor:#eeccff;1 Cr. 3.17, 3.19, Esd 3.2
bgcolor:#ddaaff;2.2bgcolor:#eeccff;Nm. 24.17
bgcolor:#ddaaff;2.6bgcolor:#eeccff;2 S. 5.2, 1 Cr. 11.2
bgcolor:#ddaaff;2.11bgcolor:#eeccff;Sal. 72.10, 11, 15; Is. 60.6
bgcolor:#ddaaff;2.20bgcolor:#eeccff;Ex. 4.19
bgcolor:#ddaaff;2.23bgcolor:#eeccff;Jue. 13.5, 7, Is. 11.1, 53.2
bgcolor:#ddaaff;3.4bgcolor:#eeccff;2 R. 1.8
bgcolor:#ddaaff;3.17bgcolor:#eeccff;Gn. 22.2, Sal. 2.7, Is. 42.1
bgcolor:#ddaaff;4.2bgcolor:#eeccff;Ex. 34.28
bgcolor:#ddaaff;4.5bgcolor:#eeccff;Neh. 11.1, Is. 52.1
bgcolor:#ddaaff;4.9bgcolor:#eeccff;Dn. 3.5, 3.10, 3.15
bgcolor:#ddaaff;5.4bgcolor:#eeccff;Is. 61.2-3
bgcolor:#ddaaff;5.5bgcolor:#eeccff;Sal. 37.11
bgcolor:#ddaaff;5.8bgcolor:#eeccff;Sal. 24.3-4
bgcolor:#ddaaff;5.12bgcolor:#eeccff;2 Cr. 36.16
bgcolor:#ddaaff;5.21bgcolor:#eeccff;Ex. 21.12, Lv. 24.17
bgcolor:#ddaaff;5.33bgcolor:#eeccff;Dt. 23.21
bgcolor:#ddaaff;5.34bgcolor:#eeccff;Is. 66.1
bgcolor:#ddaaff;5.35bgcolor:#eeccff;Sal. 48.2, Is. 66.1
bgcolor:#ddaaff;5.44bgcolor:#eeccff;Ex. 23.4-5, Pr. 25.21
bgcolor:#ddaaff;5.48bgcolor:#eeccff;Lv. 19.2, Dt. 18.13
bgcolor:#ddaaff;6.6bgcolor:#eeccff;2 R. 4.33, Is. 26.20
bgcolor:#ddaaff;6.9bgcolor:#eeccff;Ez. 36.23
bgcolor:#ddaaff;6.16bgcolor:#eeccff;Is. 58.5
bgcolor:#ddaaff;6.29bgcolor:#eeccff;1 R. 10, 2 Cr. 9
bgcolor:#ddaaff;6.33bgcolor:#eeccff;Sal. 37.4
bgcolor:#ddaaff;6.34bgcolor:#eeccff;Ex. 16.4
bgcolor:#ddaaff;7.15bgcolor:#eeccff;Ez. 22.27
bgcolor:#ddaaff;7.22bgcolor:#eeccff;Jer. 14.14, 27.15
bgcolor:#ddaaff;7.23bgcolor:#eeccff;Sal. 6.8
bgcolor:#ddaaff;7.27bgcolor:#eeccff;Ez. 13.10-12
bgcolor:#ddaaff;8.4bgcolor:#eeccff;Lv. 14.2-32
bgcolor:#ddaaff;8.11bgcolor:#eeccff;Sal. 107.3
bgcolor:#ddaaff;8.21bgcolor:#eeccff;1 R. 19.20
bgcolor:#ddaaff;8.29bgcolor:#eeccff;1 R. 17.18
bgcolor:#ddaaff;9.20bgcolor:#eeccff;Lv. 15.25
bgcolor:#ddaaff;9.36bgcolor:#eeccff;Nm. 9.36, 1 R. 22.17, 2 Cr. 9.1-12, Ez. 34.5, Zac. 10.2
bgcolor:#ddaaff;10.6bgcolor:#eeccff;Jer. 50.6
bgcolor:#ddaaff;10.10bgcolor:#eeccff;Nm. 18.31
bgcolor:#ddaaff;10.15bgcolor:#eeccff;Gn. 18.20-19.28
bgcolor:#ddaaff;10.21bgcolor:#eeccff;Miq. 7.6
bgcolor:#ddaaff;10.30bgcolor:#eeccff;1 S. 14.45
bgcolor:#ddaaff;10.37bgcolor:#eeccff;Dt. 33.9
bgcolor:#ddaaff;10.41bgcolor:#eeccff;1 R. 17.9-24, 2 R. 4.8-37
bgcolor:#ddaaff;11.3bgcolor:#eeccff;Mal. 3.1
bgcolor:#ddaaff;11.5bgcolor:#eeccff;Is. 35.56, 42.18, 61.1
bgcolor:#ddaaff;11.10bgcolor:#eeccff;Ex. 23.20
bgcolor:#ddaaff;11.14bgcolor:#eeccff;Mal. 4.5
bgcolor:#ddaaff;11.21bgcolor:#eeccff;Est. 4.1, Jon. 3.6
bgcolor:#ddaaff;11.21-22bgcolor:#eeccff;Is. 23.1-8, Ez. 26-28, Jl 3.4-8, Am. 1.9-10, Zac. 9.2-4
bgcolor:#ddaaff;11.23bgcolor:#eeccff;Gn. 19.24-28, Is. 14.13-15
bgcolor:#ddaaff;11.28bgcolor:#eeccff;Jer. 31.25
bgcolor:#ddaaff;11.29bgcolor:#eeccff;Jer. 6.16
bgcolor:#ddaaff;12.1bgcolor:#eeccff;Dt. 23.24-25
bgcolor:#ddaaff;12.2bgcolor:#eeccff;Ex. 20.10, Dt. 5.14
bgcolor:#ddaaff;12.3-4bgcolor:#eeccff;1 S. 21.1-16
bgcolor:#ddaaff;12.4bgcolor:#eeccff;Lv. 24.5-9
bgcolor:#ddaaff;12.5bgcolor:#eeccff;Nm. 28.9-10
bgcolor:#ddaaff;12.29bgcolor:#eeccff;Is. 49.24
bgcolor:#ddaaff;12.41bgcolor:#eeccff;Jon. 3.5, 3.8
bgcolor:#ddaaff;12.42bgcolor:#eeccff;1 R. 10.1-10, 2 Cr. 9.1-12
bgcolor:#ddaaff;13.32bgcolor:#eeccff;Sal. 104.12, Ez. 17.23, 31.6, Dn. 4.12, 4.21
bgcolor:#ddaaff;13.41bgcolor:#eeccff;Sof. 1.3
bgcolor:#ddaaff;13.42bgcolor:#eeccff;Dn. 3.6
bgcolor:#ddaaff;13.43bgcolor:#eeccff;Dn. 12.3
bgcolor:#ddaaff;13.44bgcolor:#eeccff;Pr. 2.4
bgcolor:#ddaaff;13.50bgcolor:#eeccff;Dn. 3.6
bgcolor:#ddaaff;14.3-4bgcolor:#eeccff;Lv. 18.16, 20.21
bgcolor:#ddaaff;14.20bgcolor:#eeccff;2 R. 4.43-44

The Greek New Testament, fourth revised edition. (Stuttgart: United Bible Societies, 1994), 887-901.

MateoAlusión
bgcolor:#ddaaff;15.4bgcolor:#eeccff;Lv. 20.9
bgcolor:#ddaaff;16.18bgcolor:#eeccff;Job 38.17, Is. 38.10
bgcolor:#ddaaff;16.27bgcolor:#eeccff;Sal. 28.4, 62.12, Pr. 24.12
bgcolor:#ddaaff;17.5bgcolor:#eeccff;Dt. 18.15, Sal. 2.7
bgcolor:#ddaaff;17.10-11bgcolor:#eeccff;Mal. 4.5-6
bgcolor:#ddaaff;17.17bgcolor:#eeccff;Dt. 32.5, 32.20
bgcolor:#ddaaff;17.24bgcolor:#eeccff;Ex. 30.13, 38.26
bgcolor:#ddaaff;18.15bgcolor:#eeccff;Lv. 19.17
bgcolor:#ddaaff;19.17bgcolor:#eeccff;Lv. 18.5
bgcolor:#ddaaff;19.22bgcolor:#eeccff;Sal. 62.10
bgcolor:#ddaaff;19.26bgcolor:#eeccff;Gn. 18.14, Job 42.2, Zac. 8.6 LXX
bgcolor:#ddaaff;19.28bgcolor:#eeccff;Dn. 7.9-10
bgcolor:#ddaaff;20.8bgcolor:#eeccff;Lv. 19.13, Dt. 24.15
bgcolor:#ddaaff;21.13bgcolor:#eeccff;Is. 60.7, Jer. 7.11
bgcolor:#ddaaff;21.33bgcolor:#eeccff;Is. 5.1-2
bgcolor:#ddaaff;21.44bgcolor:#eeccff;Dn. 2.34-35. 2.44-45
bgcolor:#ddaaff;22.24bgcolor:#eeccff;Gn. 38.8
bgcolor:#ddaaff;22.32bgcolor:#eeccff;Ex. 3.16
bgcolor:#ddaaff;22.37bgcolor:#eeccff;Jos. 22.5
bgcolor:#ddaaff;22.43bgcolor:#eeccff;2 S. 23.2
bgcolor:#ddaaff;23.3bgcolor:#eeccff;Mal. 2.7-8
bgcolor:#ddaaff;23.5bgcolor:#eeccff;Ex. 13.9, Dt. 6.8, Nm. 15.38-39
bgcolor:#ddaaff;23.12bgcolor:#eeccff;Job 22.29, Pr. 29.23, Ez. 21.26
bgcolor:#ddaaff;23.19bgcolor:#eeccff;Ex. 29.37
bgcolor:#ddaaff;23.21bgcolor:#eeccff;1 R. 8.13, Sal. 26.8
bgcolor:#ddaaff;23.22bgcolor:#eeccff;Is. 66.1
bgcolor:#ddaaff;23.23bgcolor:#eeccff;Lv. 27.30, Miq. 6.8
bgcolor:#ddaaff;23.28bgcolor:#eeccff;1 R. 9.7-8
bgcolor:#ddaaff;23.35bgcolor:#eeccff;Gn. 4.8, 2 Cr. 24.20-21, Zac. 1.1
bgcolor:#ddaaff;23.38bgcolor:#eeccff;Jer. 12.7, 22.5
bgcolor:#ddaaff;24.6bgcolor:#eeccff;Dn. 2.28-29, 2.45 (Teodocio)
bgcolor:#ddaaff;24.7bgcolor:#eeccff;2 Cr. 15.6, Is. 19.2
bgcolor:#ddaaff;24.10bgcolor:#eeccff;Dn. 11.41
bgcolor:#ddaaff;24.15bgcolor:#eeccff;Dn. 9.27, 11.31, 12.11
bgcolor:#ddaaff;24.21bgcolor:#eeccff;Dn. 12.1, Jl. 2.2
bgcolor:#ddaaff;24.24bgcolor:#eeccff;Dt. 13.1-3
bgcolor:#ddaaff;24.29bgcolor:#eeccff;Is. 13.10, 34.4, Ez. 32.7, Jl 2.10, 2.31, 3.15, Hag. 2.6, 2.21
bgcolor:#ddaaff;24.30bgcolor:#eeccff;Dn. 7.14, Zac. 12.10, 12.14
bgcolor:#ddaaff;24.31bgcolor:#eeccff;Dt. 30.4, Is. 27.13, Zac. 2.6
bgcolor:#ddaaff;24.37bgcolor:#eeccff;Gn. 6.9-12
bgcolor:#ddaaff;24.38-39bgcolor:#eeccff;Gn. 6.13
bgcolor:#ddaaff;25.31bgcolor:#eeccff;Dt. 33.2, Zac. 14.5
bgcolor:#ddaaff;25.32bgcolor:#eeccff;Ez. 34.17
bgcolor:#ddaaff;25.35-36bgcolor:#eeccff;Is. 58.7
bgcolor:#ddaaff;25.40bgcolor:#eeccff;Prov. 19.17
bgcolor:#ddaaff;25.46bgcolor:#eeccff;Dn. 12.2
bgcolor:#ddaaff;26.2bgcolor:#eeccff;Ex. 12.1-27
bgcolor:#ddaaff;26.11bgcolor:#eeccff;Dt. 15.11
bgcolor:#ddaaff;26.15bgcolor:#eeccff;Ex. 21.32, Zac. 11.12
bgcolor:#ddaaff;26.17bgcolor:#eeccff;Ex. 12.14-20
bgcolor:#ddaaff;26.23bgcolor:#eeccff;Sal. 41.9
bgcolor:#ddaaff;26.24bgcolor:#eeccff;Sal. 22.7-8, 22.16-18, Is. 53.9
bgcolor:#ddaaff;26.25bgcolor:#eeccff;Jer. 36.24
bgcolor:#ddaaff;26.28bgcolor:#eeccff;Jer. 31.31, Zac. 9.11
bgcolor:#ddaaff;26.30bgcolor:#eeccff;Sal. 113-118
bgcolor:#ddaaff;26.38bgcolor:#eeccff;Sal. 42.5, 42.11, 43.5, Jon. 4.9
bgcolor:#ddaaff;26.52bgcolor:#eeccff;Gn. 9.6
bgcolor:#ddaaff;26.56bgcolor:#eeccff;Zac. 13.7
bgcolor:#ddaaff;26.63bgcolor:#eeccff;Is. 53.7
bgcolor:#ddaaff;26.65bgcolor:#eeccff;Nm. 14.6, 2 S. 13.19, Esd. 9.3, Job 1.20, 2.12
bgcolor:#ddaaff;26.65-66bgcolor:#eeccff;Lv. 24.16
bgcolor:#ddaaff;26.67bgcolor:#eeccff;Is. 50.6, 53.5
bgcolor:#ddaaff;26.28bgcolor:#eeccff;Ex. 24.8
bgcolor:#ddaaff;27.9-10bgcolor:#eeccff;Jer. 32.6-9
bgcolor:#ddaaff;27.12bgcolor:#eeccff;Is. 53.7
bgcolor:#ddaaff;27.14bgcolor:#eeccff;Is. 53.7
bgcolor:#ddaaff;27.24bgcolor:#eeccff;Dt. 21.6-9, Sal. 26.6
bgcolor:#ddaaff;27.25bgcolor:#eeccff;Ez. 33.5
bgcolor:#ddaaff;27.30bgcolor:#eeccff;Is. 50.6
bgcolor:#ddaaff;27.34bgcolor:#eeccff;Sal. 69.21
bgcolor:#ddaaff;27.35bgcolor:#eeccff;Sal. 22.18
bgcolor:#ddaaff;27.38bgcolor:#eeccff;Is. 53.12
bgcolor:#ddaaff;27.39bgcolor:#eeccff;Sal. 22.7, 109.25, Lm. 2.15
bgcolor:#ddaaff;27.43bgcolor:#eeccff;Sal. 22.8
bgcolor:#ddaaff;27.45bgcolor:#eeccff;Am. 8.9
bgcolor:#ddaaff;27.48bgcolor:#eeccff;Sal. 69.21
bgcolor:#ddaaff;27.51bgcolor:#eeccff;Ex. 26.31-35
bgcolor:#ddaaff;27.52-53bgcolor:#eeccff;Ez. 37.12
bgcolor:#ddaaff;27.57-58bgcolor:#eeccff;Dt. 21.22-23
bgcolor:#ddaaff;28.18bgcolor:#eeccff;Dn. 7.14
bgcolor:#ddaaff;28.20bgcolor:#eeccff;Hag. 1.13

The Greek New Testament, fourth revised edition. (Stuttgart: United Bible Societies, 1994), 887-901.

Su “retrato negativo de los oponentes de Jesús como hipócritas que enseñan y no actúan” es para subrayar su énfasis en “Jesús como maestro acreditado y modelo de la justicia.” (Donald Senior, “Directions in Matthean Studies,” en The Gospel of Matthew in Current Study.” (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans).


“Un mundo literario es creado, cuyas fronteras temporales se extienden desde Abraham en la historia de Israel hasta el futuro indefinido de la venida del Hijo del Hombre.” (David Howell, Matthew’s Inclusive Store,” 249)


El lector sabe la identidad de Jesús desde el principio del Evangelio, y por eso sabe más que todos los personajes mencionados en el Evangelio.

Este bosquejo de Mateo indica la alternación entre secciones de narrativa (N) y secciones de discurso (D).

El nacimiento de Jesucristo y el inicio de su ministerio (Mateo 1-4)N
El Sermón del Monte (Mateo 5-7)D
Los milagros de Jesús (Mateo 8-9)N
El discurso misionero (Mateo 10)D
Acerca de Juan, el sábado, el ayuno y los demonios (Mateo 11-12)N
El discurso de las parábolas del reino (Mateo 13)D
Acerca de Juan, la comida, y la cruz (Mateo 14-17)N
El discurso comunitario (Mateo 18)D
Últimas exposiciones y milagros fuera de Jerusalén (Mateo 19-20)N
Controversias en Jerusalén (Mateo 21-22)N
El discurso escatológico (Mateo 23-25)D
La pasión, muerte y resurrección de Jesucristo (Mateo 26-28)N

Bosquejo basado en el de Alison, citado en Donald A. Hagner, vol. 33A, Matthew 1–13, Word Biblical Commentary (Dallas: Word, Incorporated, 1998), liii.

MateoCita al AT
bgcolor:#ddaaff;1.23abgcolor:#eeccff;Is. 7.14 LXX
bgcolor:#ddaaff;1.23bbgcolor:#eeccff;Is. 8.8-10 LXX
bgcolor:#ddaaff;2.6bgcolor:#eeccff;Miq. 5.2
bgcolor:#ddaaff;2.15bgcolor:#eeccff;Os. 11.1
bgcolor:#ddaaff;2.18bgcolor:#eeccff;Jer. 31.15
bgcolor:#ddaaff;3.3bgcolor:#eeccff;Is. 40.3 LXX
bgcolor:#ddaaff;4.4bgcolor:#eeccff;Dt. 8.3
bgcolor:#ddaaff;4.6bgcolor:#eeccff;Sal. 91.11-12
bgcolor:#ddaaff;4.7bgcolor:#eeccff;Dt. 6.
bgcolor:#ddaaff;4.10bgcolor:#eeccff;Dt. 6.13
bgcolor:#ddaaff;4.15-16bgcolor:#eeccff;Is. 9.1-2
bgcolor:#ddaaff;5.21bgcolor:#eeccff;Ex. 20.13, Dt. 5.17
bgcolor:#ddaaff;5.27bgcolor:#eeccff;Ex. 20.14, Dt. 5.18
bgcolor:#ddaaff;5.31bgcolor:#eeccff;Dt. 24.1
bgcolor:#ddaaff;5.33bgcolor:#eeccff;Lv. 19.12, Num. 30.2
bgcolor:#ddaaff;5.38bgcolor:#eeccff;Ex. 21.24, Lv. 24.20, Dt. 19.21
bgcolor:#ddaaff;5.43bgcolor:#eeccff;Lv. 19.18
bgcolor:#ddaaff;8.17bgcolor:#eeccff;Is. 53.4
bgcolor:#ddaaff;9.13bgcolor:#eeccff;Os. 6.6
bgcolor:#ddaaff;10.35-36bgcolor:#eeccff;Miq. 7.6
bgcolor:#ddaaff;11.10bgcolor:#eeccff;Mal. 3.1
bgcolor:#ddaaff;12.7bgcolor:#eeccff;Os. 6.6
bgcolor:#ddaaff;12.18-20bgcolor:#eeccff;Is. 42.1-3
bgcolor:#ddaaff;12.21bgcolor:#eeccff;Is. 42.4 LXX
bgcolor:#ddaaff;12.40bgcolor:#eeccff;Jon. 1.17
bgcolor:#ddaaff;13.14-15bgcolor:#eeccff;Is. 6.9-10 LXX
bgcolor:#ddaaff;13.35bgcolor:#eeccff;Sal. 78.2
bgcolor:#ddaaff;15.4bbgcolor:#eeccff;Ex. 21.17
bgcolor:#ddaaff;15.8-9bgcolor:#eeccff;Is. 29.13 LXX
bgcolor:#ddaaff;18.16bgcolor:#eeccff;Dt. 19.15
bgcolor:#ddaaff;19.4bgcolor:#eeccff;Gn. 1.27, 5.2
bgcolor:#ddaaff;19.5bgcolor:#eeccff;Gn. 2.24
bgcolor:#ddaaff;19.7bgcolor:#eeccff;Dt. 24.1
bgcolor:#ddaaff;19.18-19bgcolor:#eeccff;Ex. 20.12-16, Dt. 5.16-20
bgcolor:#ddaaff;19.19bgcolor:#eeccff;Lv. 19.18
bgcolor:#ddaaff;21.5bgcolor:#eeccff;Is. 62.11, Zaq. 9.9
bgcolor:#ddaaff;21.9bgcolor:#eeccff;Sal. 118.25-26
bgcolor:#ddaaff;21.13bgcolor:#eeccff;Is. 56.7
bgcolor:#ddaaff;21.16bgcolor:#eeccff;Sal. 8.3 LXX
bgcolor:#ddaaff;21.42bgcolor:#eeccff;Sal. 118.22-23
bgcolor:#ddaaff;22.24bgcolor:#eeccff;Dt. 25.5
bgcolor:#ddaaff;22.32bgcolor:#eeccff;Ex. 3.6, 3.15
bgcolor:#ddaaff;22.37bgcolor:#eeccff;Dt. 6.5
bgcolor:#ddaaff;22.39bgcolor:#eeccff;Lv. 19.18
bgcolor:#ddaaff;22.44bgcolor:#eeccff;Sal. 110.1
bgcolor:#ddaaff;23.39bgcolor:#eeccff;Sal. 118.26
bgcolor:#ddaaff;24.30bgcolor:#eeccff;Dn. 7.13
bgcolor:#ddaaff;26.31bgcolor:#eeccff;Zac. 13.7
bgcolor:#ddaaff;26.64abgcolor:#eeccff;Sal. 110.1
bgcolor:#ddaaff;26.64bbgcolor:#eeccff;Dn. 7.13
bgcolor:#ddaaff;27.9-10bgcolor:#eeccff;Zac. 11.12-13
bgcolor:#ddaaff;27.46bgcolor:#eeccff;Sal. 22.1

The Greek New Testament, fourth revised edition. (Stuttgart: United Bible Societies, 1994), 891-901.

  • Mateo tiende a mencionar dos personajes o elementos donde Marcos menciona solamente uno (p. ej. Mt. 20.29-34 comparado con Mc. 10.46-52, Mt. 21.6-7 comparado con Mc. 11.7).
  • Mateo preserva casi todo el Evangelio de Marcos, pero lo adapta. La siguiente lista no es exhaustiva.
  • Junta 5 historias de milagros en Mt. 8-9
  • Remueve detalles irrelevantes, como:
    • Las cadenas y el comportamiento del demoniaco (8.28 comparado con Mc. 5.2-5)
    • Cómo abrieron el techo para el paralítico (9.2 comp com Mc. 2.2-5)
    • El jóven desnudo en el huerto (26.47-56 comp con Mc. 14.43-52)
  • Limpia el estilo del griego. Remueve 130 de las 151 instancias del presente histórico; reduce el número de palabras como “y” e “inmediatamente.”
  • Omite la explicación de Marcos (para sus lectores Gentiles) de las costumbres Judías (7.3-4, 7.19).
  • Omite muchas referencias de Marcos a las multitudes que rodeaban a Jesús (Mc. 1.28, 1.33, 1.37, 1.45, 2.2, 2.4, 2.13, 2.15, 3.7, 3.9, 3.10, 3.20, 3.32, 5.21, 5.27, 5.31). Las multitudes no aparecen en Mateo hasta 13.2.
  • Reemplaza la frase “el Reino de Dios” con “el Reino del cielo.”
  • Frecuentemente cambia “pueblo” a “ciudad.”
  • Omite preguntas que implican falta de conocimiento de parte de Jesús (Mc. 5.9, 5.30, 6.38, 8.23, 9.12, 9.16, 9.21, 9.33, 10.3, 14.14)
  • Omite algunas referencias a las emociones humanas (Mc. 1.41, 3.5, 6.6, 10.14, 10.21)
  • Omite Mc. 7.31-37, 8.22-26 – ¿Tal vez Mateo creyó que en estos pasajes Jesús parece un mago?
  • Hay cambios en las historias donde los discípulos no entienden a Jesús. En Mateo, Jesús les explica y después entienden (13.16-18 con Mc. 4.13; 16.5-12 con Mc. 8.14-21; 17.9-13 con Mc. 9.9-13).
  • El escriba que Jesús alaba en Marcos 12.28-34 es un adversario en Mt. 22.34-40.

Mark Allan Powell, Fortress Introduction to the Gospels. (Minneapolis: Fortress Press, 1998), 63-5.

1.22-23"Todo esto aconteció para que se cumpliera lo que dijo el Señor por medio del profeta: «Una virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Emanuel» (que significa: «Dios con nosotros»)."
2.5-6"Ellos le respondieron: - En Belén de Judea, porque así fue escrito por el profeta: »“Y tú, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá, porque de ti saldrá un guiador, que apacentará a mi pueblo Israel”.
2.15"Estuvo allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: «De Egipto llamé a mi Hijo»."
2.17-18"Entonces se cumplió lo dicho por el profeta Jeremías, cuando dijo: «Voz fue oída en Ramá, grande lamentación, lloro y gemido; Raquel que llora a sus hijos y no quiso ser consolada, porque perecieron».
2.23"y se estableció en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliera lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno."
4.13-16"fue y habitó en Capernaúm, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, para que se cumpliera lo que dijo el profeta Isaías: «¡Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles! El pueblo que habitaba en tinieblas vio gran luz, y a los que habitaban en región de sombra de muerte, luz les resplandeció».
8.16-17"Al caer la noche le llevaron muchos endemoniados, y con la palabra echó fuera a los demonios y sanó a todos los enfermos, para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: «Él mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras dolencias»."
12.17-21"les encargaba rigurosamente que no lo descubrieran, para que se cumpliera lo que dijo el profeta Isaías: «Este es mi siervo, a quien he escogido; mi amado, en quien se agrada mi alma. Pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio. No contenderá, ni voceará, ni nadie oirá en las calles su voz. La caña cascada no quebrará y el pábilo que humea no apagará, hasta que haga triunfar el juicio. En su nombre esperarán los gentiles».
13.14-15"De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: »“De oído oiréis, y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis, porque el corazón de este pueblo se ha entorpecido, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, ni oigan con los oídos, ni con el corazón entiendan, ni se conviertan y yo los sane”.
13.34-35"Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba, para que se cumpliera lo que dijo el profeta: «Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo».
21.4-5"Todo esto aconteció para que se cumpliera lo que dijo el profeta: «Decid a la hija de Sión: tu Rey viene a ti, manso y sentado sobre un asno, sobre un pollino, hijo de animal de carga».
27.9-10"Así se cumplió lo dicho por el profeta Jeremías, cuando dijo: «Tomaron las treinta piezas de plata, precio del apreciado, según precio puesto por los hijos de Israel, y las dieron para el campo del alfarero, como me ordenó el Señor».

Introducción

  • Mateo casi no describe la apariencia de las personas en su Evangelio (excepción: Juan el Bautizador en 3.4).
  • Casi siempre describe el estado social de los personajes: son Judíos, Gentiles, sacerdotes, Fariseos, discípulos, hijas, pescadores y centuriones. Los individuos frecuentemente sirven como representantes de un grupo.
  • Los nombres y títulos para Jesús revelan su identidad.
  • El pasado de Jesús (su genealogía y su nacimiento) revelan algo de su identidad.
  • Los grupos sirven como contrastes los unos para los otros.
  • La técnica principal que Mateo usa es relatar las interacciones entre Jesús y los otros personajes.

Juan el Bautizador

  • Mateo muestra paralelos entre Juan y Jesús, para establecer la identidad de Jesús y para anticipar la muerte de Jesús (14.1-2, 14.13, 16.14)
  • Mateo repite la frase “el Bautizador” en 3.1, 11.11-12, 14.2, 14.8, 16.15, 17.13. Este título sirve para limitar la función de Juan, en contraste con Jesús.
  • En 3.3 (con su eco en 11.10), Juan es la voz clamando, un cumplimiento de Isaías 40.3. Es parte de un patrón largo en Mateo de cumplir las Escrituras.
  • Juan es asociado con Elías. El lector lo descubre en 3.4, las multitudes lo escuchan en 11.14 sin entender, y los discípulos lo escuchan y entienden en 17.13.
  • También hay contrastes entre Juan y Jesús, en 3.11, 3.14, 11.10-11, etc.
  • Mateo repite palabras asociadas con Juan en su descripción de Jesús:
    • “Llega” (3.1 y 3.13)
    • “Arrepiéntense, porque el reino de los cielos ha llegado” (3.2 y 4.17)
    • “Generación de víboras” (3.7 y 12.34, 23.33)
    • La necesidad de producir fruto (3.8, 10 y 7.16-20, 12.33-35)
    • La cosecha escatológica (3.10 y 13.42ª, 13.50) (3.12 y 13.30)
  • Los oponentes responden de la misma manera a Juan y a Jesús: con temor (14.5, 21.26, 21.46).

Simón Pedro

  • Pedro recibe el título “Pedro” (Roca) en 16.18, pero ya escuchamos este título antes, en 4.18, 8.14, 10.2, 14.28-29, 15.15. Pero en 14.28-31 y todo el Evangelio después de su nombramiento, el título parece irónico, porque Pedro no parece una roca.
  • Pedro sale como el portavoz de los discípulos. Nótese la frase “los discípulos…Pedro” en 14.26…14.28, 15.12…15.15, 16.13…16.16, 16.21…16.22, 18.1…18.21, 19.25…19.27. Pedro habla por Santiago y Juan en 17.1…17.14. Y en 26.33-35 Pedro habla y los otros discípulos repiten sus ideas.
  • Pedro sale como el prototípico discípulo. Su experiencia en 14.22-32 repite la experiencia de todos los discípulos en 8.23-27. Nótese la similitud de los gritos y las respuestas de Jesús. Además, Jesús concede a los discípulos en 18.18-19 lo que concedió a Pedro en 16.19.
  • Pedro sale como el discípulo irónico. Hay alta ironía entre la confesión de Pedro en 16.16 y su amonestación de Jesús en 16.22-23. Su confesión es aun más irónica cuando se compara con la confesión que Pedro niega en 26.63, que Jesús es el Cristo, el Hijo del Dios viviente—casi las mismas palabras.
  • Y su declaración que jamás negará a Jesús (en 26.35) es contradicha cuando lo niega en 26.75.

Los líderes de los Judíos:

  • Son presentados como personajes superficiales. El lector no siente simpatía para ellos.
  • A Juan y Jesús les da una variedad de sobrenombres:
    • Generación de víboras (3.7, 12.34, 23.33)
    • Hipócritas (6.2, 5, 16; 15.7; 22.18; 23.13, 15, 23, 25, 27, 29; 24.51)
    • Ciegos guías (15.14; 23.16, 24)
  • A Juan y Jesús los describe:
    • Son personas que producen fruto malo o ningún fruto (3.7-10; 7.16ª, 20; 12.33-34, 21.43)
    • Jesús los contrasta con lo que Dios desea en Oseas 6.6 (Mateo 9.13 y 12.7).
    • Jesús predice que ellos lo crucificarán (16.21; 17.12d, 22-23ª; 20.18-19; 26.2, 45b). Sus acciones al final del Evangelio no llegan como sorpresa, sino como un cumplimiento de las predicciones.
      • En la predicción de 17.22-23ª, sus manos son descritas como las manos de pecadores.
  • Jesús usa frases generales, y el lector tiene que deducir a quienes Jesús está describiendo.
    • Hacen actos de piedad “para ser visto por los hombres.” (6.1, 23.5)
  • Perseguirán a los discípulos de una ciudad a la otra (10.17, 23.34)
  • Mateo usa repetición de varias frases para describir las acciones de los líderes de los Judíos.
    • “Tuvieron consejo” contra Jesús (12.14, 22.15, 27.1, 27.7, 28.12)
    • “Tentar” a Jesús (16.1, 19.3, 22.35)
    • Su temor de las multitudes (14.5, 21.26, 21.46)
    • Llaman “Maestro” a Jesús (8.19, 9.11, 12.38, 16.24b, 19.16, 22.16, 22.24, 22.36), en contraste con otros que lo llaman Señor, Hijo de David, Hijo de Dios o Cristo.
    • Robaron el cuerpo de Jesús (27.64, 66; 28.13, 15b)
  • Hay dos instancias en que Mateo presenta dos historias parecidas. En la segunda historia de cada pareja, se ve que los líderes están determinados en su oposición a Jesús, y no responden a repetidas oportunidades de aprender.
    • Con respecto al exorcismo por el príncipe de los demonios (9.32-34, 12.22-27)
    • Con respecto a la señal de Jonás (12.38-42, 16.1-4)
  • Hay dos ocasiones en que Jesús da una interpretación autoritaria de la Ley, y los líderes cuestionan su interpretación mas adelante en la narrativa:
    • Acerca del divorcio (5.31-32 y 19.3-9)
    • Acerca del gran mandamiento (19.19 y 22.34-40)
  • Mateo hace un contraste entre la respuesta de los líderes y la respuesta apropiada a Jesús. Lo hace a través de la ironía, cuando el sumo sacerdote en 26.64 usa las palabras de la confesión de Pedro en 16.17 para interrogar a Jesús.

Un resumen de Janice Capel Anderson, Matthew’s Narrative Web: Over, and Over, and Over Again, (Journal for the Study of the New Testament, Supplemental Series 91), 79-132

  • Siete cláusulas en la oración del Señor (6.9-13)
  • Siete parábolas en el discurso del reino en capítulo 13.
  • Siete ayes en el capítulo 23.
  • Siete parábolas escatológicas en 24.32-25.46.
  • La genealogía está en tres juegos de catorce generaciones
  • Tres ángeles en 1.18-23
  • Tres regalos en 2.11
  • Tres tentaciones
  • Tres hechos de justicia secreta en 6.1-6, 16-18
  • Tres juegos de tres milagros en caps. 8-9
  • Tres “no temáis” en 10.26-31
  • Tres “no es digno de mi” en 10.37-38
  • Ayes contra tres ciudades en 11.20-24
  • Tres dichos acerca de los “pequeños”, 18.6, 10, 14
  • Tres oraciones en Getsemaní
  • Tres negaciones de Pedro
  • Tres preguntas de Pilato en 27.11-17
Caps. 1-2, 4Cap. 28
“Génesis” (comienzo) (1.1, 18)“Fin” (28.20)
Dios con nosotros (1.23)Estoy con vosotros todos los días (28.20)
NacimientoResurrección (renacimiento)
La adoración de los magos Gentiles (2.1ff)La gran comisión a los Gentiles (28.19-20)
La mentira de Herodes (2.7 comparado con 2.13)Mentiras después de la resurrección (28.11-15)
προσεκύνησαν αὐτῷ (2.11)προσεκύνησαν αὐτῷ (28.9b, 17)
El hombre vivirá por “toda palabra que sale de la boca de Dios” (4.4)“Que guarden todas las cosas que os he mandado” (28.20)
  • Jesús es “justo” y “hace la voluntad de Dios.” (3.15, 4.4, 6.10, 26.39, 42; 27.19). Cumplir la voluntad de Dios es la mera definición de un discípulo en 12.49ff. Repetidamente Jesús es caracterizado en Mateo como obediente a la voluntad de Dios.
  • Jesús acepta el rol del manso Siervo de Isaías (8.17, 12.18-21).
    • Vino a servir a otros (20.28), y sus discípulos tienen que llevar sus cruces y sufrir como él (16.24).
    • Jesús no usa violencia para resistir su arresto (26.52ff), cumpliendo su propia enseñanza de 5.9, 38ff.
  • Es un modelo de oración (4.1, 26.36ff), y su oración es un modelo para sus discípulos (6.9ff).
  • Jesús, cumpliendo sus enseñanzas acerca del amor, ama a los niños (19.13ff) y a los pecadores y marginados (8.10ff, 26.6ff), y actúa por compasión a las personas (9.36, 14.14, 15.32, 20.34).
  • Es cierto que Jesús también es distinto de sus discípulos. Hay maneras en que sus seguidores no lo pueden imitar. Él recibe adoración y exige que las personas oren en su nombre. Pero esto no invalida el hecho que en Mateo, Jesús es caracterizado como un ejemplo o modelo para ser imitado por sus discípulos.

Un resumen de David B. Howell, Matthew’s Inclusive Story, 249-259.

Varias personas en Mateo expresan su adoración religiosa de Jesús. Jesús nunca rechaza esta adoración, en contraste con otras personas y ángeles en la Biblia, que son prontos para rechazar la adoración. La implicación es que Jesús es Dios y es lícito adorarlo.

2.11Los magos adoran al niño Jesús
8.2Un leproso se postra delante de Jesús
9.18Un dignitario se postra delante de Jesús
14.33Los discípulos adoran a Jesús cuando calma la tempestad
15.25La mujer cananea se postra delante de Jesús
20.20La madre de los hijos de Zebedeo se postra delante de Jesús
21.15Algunos muchachos en el templo aclaman a Jesús y le dicen "Hosana al Rey."
28.9Las mujeres adoran al Jesús resucitado
28.17Los discípulos adoran a Jesús en el monte antes de recibir la Gran Comisión

Mark Allan Powell, Fortress Introduction to the Gospels. (Mineapolis: Fortress Press, 1998), 76.

7.28-29"la gente estaba admirada de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas."
8.8-9Un centurión compara la autoridad de Jesús con su propia autoridad
9.2-8El Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados
21.23-27Los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo preguntan a Jesús con qué autoridad Jesús echaba fuera los vendedores del templo
28.18"Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra."

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

El nacimiento
de Jesús (1.1-2.23)
La genealogía de Jesús (1.1-17)
El sueño de José (1.18-25)
Herodes y los magos (2.1-12)
La huída a Egipto (2.13-18)
El regreso a Nazaret (2.19-23)
Los inicios del
ministerio de Jesús (3.1-4.27)
Juan el bautizador (3.1-12)
El bautismo de Jesús (3.13-17)
La tentación de Jesús (4.1-11)
Predicando en Galilea (4.12-17)
Simón, Andrés, Santiago y Juan (4.18-22)
Sanando a los enfermos (4.23-27)
Las bienaventuranzas (5.1-12)
Sal y luz (5.13-16)
Jesús interpreta la ley (5.17-48)Su cumplimiento (5.17-20)
Las seis antítesis (5.21-47)El homicidio (5.21-26)
El adulterio (5.27-30)
El divorcio (5.31-32)
Los juramentos(5.33-37)
La venganza (5.38-42)
Amar a los enemigos (5.43-47)
Llamado a la perfección (5.48)
Actuar en secreto (6.1-18)Ofrendar en secreto (6.1-4)
Orar en secreto (6.5-15)
Ayunar en secreto (6.16-18)
Dinero y justicia (6.19-24)Tesoros en el cielo (6.19-21)
Ojo lleno de luz (6.22-23)
Dios y el dinero (6.24)
No preocuparse / Buscar el reino de Dios (6.25-34)
No juzgar (7.1-6)
Pedir, buscar, llamar (7.7-11)
La regla de oro (7.12)
Cuatro contrastes (7.13-27)Dos caminos (7.13-14)
Dos árboles (7.15-20)
Dos grupos (7.21-23)
Dos fundamentos (7.24-27)
La reacción de las multitudes (7.28-29)

D=Discipulado, E=Exposición, M=Milagro, S=Sanidad

Mateo 8.1-4SJesús sana a un leproso
Mateo 8.5-13SJesús sana al siervo del centurión
Mateo 8.14-17SJesús sana a la suegra de Pedro y a otros enfermos
Mateo 8.18-22DRespuestas a dos potenciales discípulos
Mateo 8.23-27MJesús calma la tormenta
Mateo 8.28-34SJesús libera a dos endemoniados en los sepulcros
Mateo 9.1-8SJesús sana a un paralítico
Mateo 9.9-13DJesús llama a Mateo
Mateo 9.14-17ERespuesta acerca del ayuno
Mateo 9.18-26SJesús resucita a una niña y sana a una mujer con hemorragias
Mateo 9.27-31SJesús sana a dos ciegos
Mateo 9.32-34SJesús libera y sana a un mudo endemoniado
Mateo 9.35-38ELa necesidad de orar por más obreros
10.1-4: El trasfondo históricoLa comisión de los discípulos (10.1)
Los nombres de los discípulos (10.2-4)
10.5-42: El discursoAcerca de su público (10.5-6)
Acerca de su mensaje (10.7)
Acerca de su ministerio (10.8-9a)
Acerca de su apoyo financiero (10.9b-10)
Acerca de su hospedaje (10.11-15)
Acerca de la persecución (10.16-42)La necesidad de astucia y calma frente la oposición (10.16-23)
Recibirán el mismo tratamiento que su Amo y Maestro (10.24-25)
Exhortación a no temer la oposición (10.26-31)
La necesidad de profesar a Cristo (10.32-33)
Jesús trae división a la humanidad (10.34-36)
Exhortación a tomar su cruz (10.37-39)
Acerca de su recompensa (10.40-42)

C=Controversia, E=Exposición, R=Resumen

Mateo 11.1-6ERespuesta a Juan el bautizador
Mateo 11.7-19EElogio de Juan el bautizador
Mateo 11.20-24EAyes contra Corazín y Betsaida
Mateo 11.25-30EEl yugo ligero de Jesús
Mateo 12.1-8CArrancar espigas en el sábado
Mateo 12.9-14CSanar en el sábado
Mateo 12.15-21REl cumplimiento de Isaías 42.1-4
Mateo 12.22-37CBeelzebú y el Espíritu Santo
Mateo 12.38-42CLa señal de Jonás
Mateo 12.43-45EEl regreso del espíritu maligno a su casa
Mateo 12.46-50ELa madre y los hermanos de Jesús
La parábola del sembrador (13.1-9)
Comentarios acerca de las parábolas (13.10-17)
La explicación de la parábola del sembrador (13.18-23)
La parábola de la cizaña (13.24-30)
Las parábolas de la semilla de mostaza y de la levadura (13.31-35)
La explicación de la parábola de la cizaña (13.36-43)
Las parábolas del tesoro y de la perla (13.44-46)
La parábola de la red (13.47-52)

C=Controversia, E=Exposición, M=Milagro, PP=Predicción de la pasión, S=Sanidad, T=Trasfondo histórico

Mateo 14.1-12TLa muerte de Juan el bautizador
Mateo 14.13-21MJesús alimenta a los cinco mil
Mateo 14.22-36MJesús camina sobre el agua
Mateo 15.1-20CAcerca de lo que contamina
Mateo 15.21-28SJesús sana a la hija de la mujer cananea
Mateo 15.29-39MJesús alimenta a los cuatro mil
Mateo 16.1-4CJesús rehusa dar señal
Mateo 16.5-12ELa levadura de los fariseos y saduceos
Mateo 16.13-20ELa confesión de Pedro
Mateo 16.21-23PPUna predicción de la pasión
Mateo 16.24-28ELlamado a tomar la cruz
Mateo 17.1-8MLa transfiguración
Mateo 17.9-13EAcerca de Juan el bautizador
Mateo 17.14-21SJesús libera a un muchacho endemoniado
Mateo 17.22-23PPUna predicción de la pasión
Mateo 17.24-27MEl impuesto del templo
Mateo 18.1-5La necesidad de ser como niños y recibir a los niños
Mateo 18.6-9Advertencia y exhortación acerca de las fuentes del pecado
Mateo 18.10-14La parábola de la oveja perdida
Mateo 18.15-20Procedimiento en casos de pecado
Mateo 18.21-22La pregunta de Pedro sobre el perdón
Mateo 18.23-35La parábola del siervo despiadado

E=Exposición, M=Milagro, P=Parábola, PP=Predicción de la pasión

Mateo 19.1-12EAcerca del divorcio
Mateo 19.13-15ELos niños y Jesús
Mateo 19.16-30EEl joven rico
Mateo 20.1-16PLa parábola de los viñadores
Mateo 20.17-19PPUna predicción de la pasión
Mateo 20.20-28ELa petición de la madre de Jacobo y Juan
Mateo 20.29-34MJesús sana a dos ciegos

C=Controversia, M=Milagro, N=Narrativa general, P=Parábola

Mateo 21.1-11NLa entrada triunfal
Mateo 21.12-17NJesús en el templo
Mateo 21.18-22MJesús seca la higuera
Mateo 21.23-27CAcerca de la autoridad de Jesús
Mateo 21.28-32C/PLa parábola de los dos hijos
Mateo 21.33-46C/PLa parábola de los labradores
Mateo 22.1-14C/PLa parábola del banquete de bodas
Mateo 22.15-22CAcerca de los impuestos a César
Mateo 22.23-33CAcerca del matrimonio en la resurrección
Mateo 22.34-40CAcerca del mayor mandamiento
Mateo 22.41-46CAcerca del Cristo como hijo de David
Capítulo 23: Siete ayes
en contra de los líderes
religiosos
Los discípulos no deben ser como los líderes religiosos (23.1-12)
El primer ay: Ellos no entran al reino ni ayudan a entrar (23.13-14)
El segundo ay: Ellos conviertan a las personas - en hijos del diablo (23.15)
El tercer ay: Ellos juran por el regalo sobre el altar (23.16-22)
El cuarto ay: Ellos no son meticulosos en cuanto a la justicia y la misericordia (23.23-24)
El quinto ay: Ellos se limpian por fuera y no por dentro (23.25-26)
El sexto ay: Ellos son sepulcros blancos (23.27-28)
El séptimo ay: Ellos son como sus padres, que mataron a los profetas (23.29-36)
Lamento sobre Jerusalén (23.37-39)
Capítulo 24: Enseñanzas
acerca del fin
La pregunta de los discípulos (24.1-3)
La señal de los falsos Cristos (24.4-5)
La señal de guerras y hambres (24.6-8)
La señal de la persecución (24.9)
La señal de la apostasía (24.10-13)
La señal de la predicación global del evangelio (24.14)
Cómo responder a la abominación de la desolación (24.15-26)
Una descripción de la venida del Hijo de hombre (24.27-31)
La lección de la higuera (24.32-35)
Nadie sabe el día o la hora (24.36-44)
Un contraste entre dos siervos (24.45-51)
Capítulo 25: Tres
parábolas
escatológicas
La parábola de las diez vírgenes (25.1-13)
La parábola de los talentos (25.14-30)
La parábola de las ovejas y los cabritos (25.31-46)
Los antecedentes
de la pasión (26.1-46)
El complot de los sacerdotes (26.1-5)
El ungimiento de Jesús en Betania (26.6-13)
Judas y los sacerdotes (26.14-16)
La Santa Cena y la predicción del traidor (26.17-30)
La predicción acerca de Pedro (26.31-35)
La oración en Getsemaní (26.36-46)
El arresto y la
crucifixión (26.47-66)
Su arresto (26.47-56)
Ante el Sanedrín (26.57-68)
Pedro niega a Jesús (26.69-75)
El suicidio de Judas (27.1-10)
Ante Pilato (27.11-26)
Los soldados lo maltratan (27.27-31)
La crucifixión y muerte de Jesús (27.32-56)
El entierro (27.57-61)
Los guardias de la tumba (27.62-66)
La resurrección
(28.1-20)
La resurrección; Jesús aparece a las mujeres (28.1-10)
El soborno de los soldados (28.11-15)
La gran comisión (28.16-20)

Bacon divide el Evangelio de Mateo en cinco secciones como un ‘Pentateuco,’ mostrando que Jesús es como Moisés. Cada sección tiene narrativa seguida por un discurso de Jesús, y aparece la frase "Καὶ ἐγένετο ὅτε ἐτέλεσεν ὁ Ἰησου̂ς" al final de la sección.

  • Apoyo: Hay cinco discursos principales en Mateo.
  • Apoyo adicional: cada sección termina con la frase, "Cuando Jesús terminó"
  • Otros eruditos dudan la nitidez de estas divisiones.
Prólogo: Caps. 1-2
LibroNarrativaDiscursoLa frase “Καὶ ἐγένετο ὅτε
ἐτέλεσεν ὁ Ἰησου̂ς”
Libro I3.1-4.25Caps. 5-7: El Sermón del Monte7.28ª
Libro IICaps. 8-9Cap. 10: Discurso Misionero11.1ª
Libro IIICaps. 11-12Cap. 13: Parábolas del Reino13.53
Libro IVCaps. 14-17Caps.18.1-19.1: Discurso Comunidad19.1ª
Libro VCaps. 19-22Caps. 23-25: Discurso Escatológico26.1a
Epílogo: Caps. 26-28

Mariano Avila, “Literary Structure of the Gospel of Matthew,” NT 254 Studies in the Gospel of Matthew, Calvin Theological Seminary, Fall 2003

Las Secciones

  1. La persona de Jesús el Mesías (1.1-4.16)
  2. La proclamación de Jesús el Mesías (4.17-16.20)
  3. El sufrimiento, muerte y resurrección de Jesús el Mesías (16.21-28.20)

Apoyo:

  • La fórmula “desde entonces comenzó Jesús...” en 4.17 y 16.21 parece introducir una nueva sección
  • Hay resúmenes en cada sección:
    • 4.23-25; 9.35; 11.1 en la segunda sección
    • 16.21; 17.22-23; 20.17-19 en la tercera sección

Problema:

La división en 16.21 aparece en medio de una pericopa

Capítulos 1 y 2Capítulos 3 y 4
Genealogía, 1.1-17
Descendencia de Abraham es importante: "Hijo de Abraham"
Ministerio de Juan, 3.1-12
Descendencia de Abraham no es importante: "no piensen 'Tenemos a Abraham por padre.'"
Nacimiento, 1.18-25
Un asunto de justicia: José, siendo dikaios (justo), rehusa casarse con María pero un ángel le convence
Bautismo, 3.13-17
Un asunto de justicia: Juan rehusa bautizar a Jesús, pero Jesús le convence para cumplir toda justicia (dikaiosunen)
Herodes, Cristo y las Escrituras, 2.1-12
*"porque así fue escrito por el profeta"
*"hacédmelo saber, para que yo también vaya a adorarlo."
El diablo, Cristo y las Escrituras, 4.1-11
*"Escrito está"
*Te lo daré si me adoras / Al Señor tu Dios adorarás
Retirada, 2.13-23
anecwrhsen (2x) para Egipto para cumplir las profecías
Retirada, 4.12-16
anecwrhsen para Galilea para cumplir las profecías

Mariano Avila, “Literary Structure of the Gospel of Matthew,” NT 254 Studies in the Gospel of Matthew,Calvin Theological Seminary, Fall 2003, 2-3

Mateo es el único Evangelio donde Jesús habla específicamente de la “iglesia”.

  • 16.17-20: Cristo edificará su iglesia sobre Pedro, la roca, y el hades no prevalecerá sobre ella
  • 18.15-18: Si un hermano que te ofende no te escucha a tí ni a los testigos que van contigo, presenta el caso ante la iglesia

Mateo está interesado en la Ley (5.17-18). Omite la referencia en Marcos de la limpieza de toda comida (Mc. 7.19 y Mt. 15.17). Cuatro veces describe sus enemigos como personas “anomias” (sin la Ley, o que no respetan la Ley,7.23, 13.41, 23.28, 24.12) ¡Dice que los que huyen a la caída de Jerusalén deben orar para que no ocurra en un día de reposo (Mt. 24.20)! cf. 12.12, 15.20. El amor es el cumplimiento de la ley en 7.12, 19.19, 22.34-40.

Mateo enfatiza la misericordia...

5.7Los misericordiosos alcanzarán la misericordia
9.13Dios desea misericordia y no sacrificios
9.27-30Dos ciegos piden misericordia de Jesús
12.7Dios desea misericordia y no sacrificios
15.22-28La mujer cananea pide misericordia y socorro de Jesús
17.14-18Un hombre le pide a Jesús misericordia para su hijo
18.33El que fue perdonado su deuda debería de haber mostrado una misericordia similar al que le debía
20.29-34Otros dos ciegos piden la misericordia de Jesús
23.23La misericordia es una de las cosas más importantes de la ley

...y el perdón

6.12, 14-15La petición del perdón en el Padrenuestro, y la explicación después de la oración
18.15-22Se debe perdonar no siete veces sino hasta setenta veces siete
18.35Los que no perdonan serán castigados por Dios
1.23Emanuel significa 'Dios con nosotros'
10.40Los que reciben a los discípulos reciben a Jesús mismo
18.20Donde dos o tres se reunen en el nombre de Jesús, él está presente con ellos
23.21La presencia de Dios en el templo
25.31-46Jesús está presente con las naciones por medio de estos pequeños
28.20En la Gran Comisión: Yo estoy con ustedes para siempre

Primero podemos notar las diferencias entre las dos genealogías que no presentan problemas:

  1. Mateo comienza en el pasado y avanza en orden cronológico hasta llegar a Jesús. En cambio, Lucas comienza con Jesús y va en orden reverso hacia el pasado.
  2. Entonces la fórmula de Mateo es "X engendró a Y", donde la fórmula de Lucas es "X fue el hijo de Y."
  3. Mateo presenta su genealogía hasta Abraham. En contraste, Lucas llega hasta Adán y Dios mismo.
  4. El propósito de Mateo es mostrar que Jesús es el legítimo Mesías y heredero del Rey David, donde Lucas está más interesado mostrar que Jesús es el nuevo Adán que vence al tentador donde Adán fracasó.

Sin embargo, hay diferencias en la secuencia de Mateo y Lucas que son problemáticas, y además, hay discrepancias entre estos dos Evangelios con los datos que el AT presenta.

Han habido varios intentos de resolver el problema:

  1. Algunos dicen que una genealogía es de José y otra de María.
  2. Otros dicen que una genealogía es su descendencia real (como rey en el linaje de David), y la otra de su descendencia física.

Pero estas teorías tienen sus problemas.

En conclusión, debemos reconocer, por un lado, que no tenemos suficiente información para reconciliar estas genealogías de manera satisfactoria. Sin embargo, debemos asumir que hay una resolución.

Los estudiantes de Mateo siempre han tenido dificultad en reconciliar el número de las generaciones mencionadas en la genealogía de Jesús en Mateo. Mateo específicamente dice que hay tres secciones de 14 generaciones, pero no es fácil llegar a 14 para la primera y la última lista. A veces los intérpretes acusan a Mateo de no haber sabido bien la matemática. Sin embargo, William Hendriksen en su comentario lo explica bien. La tabla abajo es una adaptación de su presentación.

GeneraciónMateo 1.1-6aMateo 1.6b-11Mateo 1.12-16
1AbrahamSalomónJeconías
2IsaacRoboamSalatiel
3JacobAbíasZorobabel
4JudáAsaAbiud
5FaresJosafatEliaquim
6EsromJoramAzor
7AramUzíasSadoc
8AminadabJotamAquim
9NaasónAcazEliud
10SalmónEzequíasEleazar
11BoozManasésMatán
12ObedAmónJacob
13IsaíJosíasJosé/María
14DavidJeconíasJesús

Jeconías es contado dos veces, una vez como rey de Judá antes del exilio, y otra vez como el primer rey en existencia a partir del exilio. Hendriksen menciona dos factores para explicar este hecho:

  1. Jeconías había sido maldecido en Jeremías 22.30 antes de la deportación. Pero en 1 Crónicas 3.17-18 vemos que Jeconías Dios dio vuelta a su decisión y le permitió tener hijos. Podríamos considerar este cambio de fortunas la diferencia entre el Jeconías "antes" y el Jeconías "después".
  2. Más probable es contarlo una vez como rey de Judá antes de la deportación, y la otra vez tomar en cuenta la autoridad que el rey de Babilonia le dio, según 2 Reyes 25.27-30, Jeremías 52.31-34.

De todos modos, no es una "contradicción" si Mateo decide usar Jeconías dos veces. Su punto es simplemente que había 14 reyes de David a la deportación, y 14 de la deportación a Jesús. Son dos afirmaciones que hace por separado, y para cada afirmación, Jeconías es parte de la calculación.

Otra calculación

El presente autor queda convencido por la explicación de Hendriksen. Sin embargo, incluyo aquí otra forma de calcular los 14s, que yo había hecho antes de leer a hendriksen. Así que es otra opción para el intérprete para explicar la matemática de Mateo 1.

  1. En cada una de sus tres secciones, Mateo está contando el padre y trece hijos. Así que Mateo incluye a David y Josías dos veces. No debemos concluir que Mateo está jugando con los números porque incluye a David y Josías dos veces. Mateo no suma las tres listas para llegar a 42. Mateo solo suma cada lista aparte y llega a 14 para cada una.
  2. Versículo 11 es parte de la tercera sección, no la segunda, a pesar de la nota histórica en v. 12. El lector se acordará que Mateo dice en v. 17 que el exilio es la división. Así que no debemos tomar la primera parte de v. 12 como encabezado de la tercera lista. Simplemente es un comentario histórico que Mateo incluye para sus lectores.
GeneraciónMateo 1.1-6aMateo 1.6b-10Mateo 1.11-16
1AbrahamDavidJosías
2IsaacSalomónJeconías
3JacobRoboamSalatiel
4JudáAbíasZorobabel
5FaresAsaAbiud
6EsromJosafatEliaquim
7AramJoramAquim
8AminadabUzíasAzor
9NaasónJotamSadoc
10SalmónAcazEliud
11BoozEzequíasEleazar
12ObedManasésMatán
13IsaíAmónJacob
14DavidJosíasJosé/María

Por lo general las genealogías antiguas no incluían a las mujeres. Pero la genealogía de Jesús en Mateo incluye a cinco mujeres. Los comentaristas por muchos años han notado que hay similitudes entre algunas de las mujeres:

NombreEra GentilCulpable de una unión sexual escandalosaEra piadosa
TamarFue Cananea.Se disfrazó de prostituta y tuvo relaciones con Judá para hacerle trampa (Job 38). La iban a matar por haberse prostituido, pero al final fue vindicada porque probó que Judá fue el padre, y ella sólo estaba forzándolo a darle un descendiente como era su responsabilidad.El texto de Génesis la vindica en cuanto al pecado que cometió, pero no habla de ella como una mujer piadosa.
RahabFue Cananea de Jericó.Fue prostituta. Pero el texto no se enfoque en la culpabilidad de su vida sexual.El libro de Josué enfatiza la ayuda que ella brindó a Israel. Fue contada entre los héroes de la fe en Heb.11.
RutFue Moabita.¿Qué hicieron Rut y Booz en la era? No es claro si tuvieron relaciones inapropiadas.El libro de Rut la presenta como una moabita piedosa que aceptó al Dios de Israel como su Dios.
La mujer de Urías (Betsabé)Era hetea/hitita como su esposo Urías.David cometió adulterio con ella, pero el texto no la culpa. El texto la presenta como víctima de David que usó su poder para adquirirla.Los textos del AT no hablan de la piedad de Betsabé, pero tampoco la niegan.
MaríaNo. Fue Judía.No, pero fue acusada de embarazarse como virgen.Mateo y Lucas la presentan como una mujer piadosa.

La dificultad viene en tratar de relacionar la mención de las otras mujeres con la de María:

  1. Las demás mujeres mencionadas eran Gentiles. Este hecho parece mostrar conectarse con el tema de los Gentiles en Mateo. El problema es que María fue Judía.
  2. Es notable que todas las mujeres fueron asociadas con uniones sexuales indebidas. Algunos han planteado que estas mujeres representan a los pecadores que Jesús vino para salvar. Pero como se ve en las notas arriba, los textos que hablan de ellas no las presenta como pecadoras por las relaciones que tuvieron. Además, en el caso de María, sólo fue una acusación, no una realidad.

El presente autor considera que la inclusión de María fue porque ella, y no José, fue la pariente física de Jesús, no porque haya algún paralelo entre ella y las demás mujeres mencionadas en la genealogía.

Mateo enfatiza las pruebas (dificultades, adversidad) que caen sobre Jesús y sus mensajeros

En general8.20ff, 9.36-38, 10.37
Hambre6.25, 31; 12.1, 21.18-19
PersecuciónHerodes en cap. 1; 5.10-12, 10.16-23; 10.32-33; 23.34
10.26Hay cosas ocultas que serán manifestadas
11.25, 27bJesús da gracias a su Padre, quien oculta las cosas a los sabios y las revela a los niños
13.35Jesús cumple una profecía, anunciando lo que estaba escondido desde la fundación del mundo
13.44El tesoro escondido en el campo
16.17No fue carne y sangre que reveló la verdad a Pedro

Los Fariseos

  • 9.11, 14, 34
  • 12.2, 14, 24
  • 15.12
  • 19.3
  • 22.15
  • 22.23, 34 (con los Herodianos)

Los Saduceos

  • 22.33-34

Los Fariseos y los Saduceos

  • 3.7
  • 16.1, 6, 11-12

Los Escribas

  • 7.29
  • 9.3
  • 17.10

Los Escribas y los Fariseos

  • 5.20
  • 12.38
  • 15.1
  • 23.2, 13, 15, 23, 25, 27, 29

Los Principales Sacerdotes

  • 26.14
  • 27.6
  • 28.11

Los Ancianos

  • Mencionados sólos únicamente en 15.

Los Principales Sacerdotes y los Ancianos (del pueblo)

  • 21.23
  • 26.3, 47
  • 27.1, 3, 12, 20
  • 28.11-12

Los Principales Sacerdotes y los Fariseos

  • 21.45
  • 27.62

Los Principales Sacerdotes y los Escribas

  • 2.4
  • 20.18
  • 21.15

Los Principales Sacerdotes y todo el Sanedrín

  • 26.59

Los Escribas y los Ancianos

  • 26.57

Los Ancianos, Principales Sacerdotes y Escribas

  • 16.21
  • 27.41

Herodes, el Rey

  • 2.1-22

Herodes el Tetrarca

  • 14.1, 3, 6

Janice Capel Anderson, Matthew’s Narrative Web: Over, and Over, and Over Again. (Journal for the Study of the New Testament, Supplemental Series 91), 97-98.

7.15Los falsos profetas ponen se disfracen de ovejas para engañar
18.10-13El pastor busca la oveja descarriada
24.4-5Ojo que nadie os engañe
24.11Los falsos profetas engañarán a muchos
24.24Los falsos profetas engañarán a muchos con falsos milagros

Los terremotos son revelaciones de la presencia de Dios en Mateo.

24.7La profecía de Jesús que habrá terremotos en los últimos tiempos
27.51, 54El terremoto que hubo cuando Jesús murió
28.2El terremoto cuando Jesús resucitó de los muertos

El texto

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres. (Reina Valera 1995)


Paralelos a Mateo 5.13 en los Evangelios

  • Marcos 9.50: "Buena es la sal; pero si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos, y vivid en paz los unos con los otros." (Reina Valera 1995)
  • Lucas 14.34-35: "Buena es la sal; pero si la sal se hace insípida, ¿con qué se sazonará? Ni para la tierra ni para el muladar es útil; la arrojan fuera. El que tiene oídos para oir, oiga." (Reina Valera 1995)

¿A qué uso de la sal se refiere Mateo 5.13?

Los comentaristas notan que Jesús podría referirse a varios usos para la sal: su sabor, su habilidad de preservar la carne de ser corrompida, su habilida de curar heridas, su habilidad de crear sed. Algunos comentaristas, como Stott y Hendriksen, insisten que Jesús se referiere a las cualidades de la sal de preservar la carne, aunque admiten que posiblemente se refiere también al sabor de la sal. Stott y Hendriksen dice que de tal manera la carte preserva la carne, así también los Cristianos deben detener la corrupción moral y espiritual en el mundo. Otros comentaristas, como Hagner, son más cuidadosos en su interpretación: "Ya que es virtualmente imposible saber ahora cual de sus varias asociaciones [de la sal] hubiera salido más rápidamente a las mentes de los discípulos cuando oyeron estas palabras, es probablemente mejor tomar la metáfora de manera amplia e inclusiva, para referirse a algo que es vitalmente importante al mundo en un sentido religioso, tal como la sal fue vitalmente necesaria a la vida cotidiana."


¿La sal se vuelve necia?

La gramática griega de Mateo 5.13 no se enfoca estrictamente en el sabor de la sal. El griego dice, "si la sal se vuelve necio", no "si la sal pierde su sabor". El verbo μωραίνω se relaciona con la palabra griega para "necio". En inglés hasta la fecha se usa "moron" para decir "imbécil". El presente autor cree que Jesús está hablando acerca del sabor de la sal, pero su interpretación no viene de las palabras griegas que se usan en este versículo. Hagner explica que la raíz hebrea, תפל, tiene ambos sentidos ("sin sabor" y "necio"), y Mateo escogió μωραίνω "necio", no porque describe la sal, sino porque describe al necio discípulo que pierde su salinidad.


¿Sal de verdad o sal del Mar Muerto?

En realidad, la sal no pierde su salinidad. ¿Cómo debemos interpretar las palabras de Jesús?

  • Una posibilidad es que Jesús habla de la sal verdadera: "Es imposible que la sal pierda su salinidad. Si la comida es blanca, se puede añadir sal. Pero si fuera posible que la sal se volviera blanda, ¿qué se podría añadir? ¿Sal?"
  • Otra posibilidad es que Jesús se refiere a una sal que se producía al evaporar agua del Mar Muerto. Tal sal contenía otros minerales. No era sal pura. De acuerdo al porcentaje de los minerales, esta "sal" a veces no tenía sabor salado. Si se refiere a esta sal, Jesés está diciendo, "La sal puede perder su salinidad. Cuídate, porque tú también puedes perder tu salinidad. Si la comida es blanda, se puede añadir sal. Pero cuando la sal se vuelve blanda, ¿qué se puede añadir? ¿Sal?"
  • Yo creo que la segunda interpretación es más factible, Creo que Jesús considera la posibilidad real de algunos de sus seguidores perdiendo su salinidad, no una posibilidad hipotética e imposible. Si la primera interpretación arriba fuera correcta, Jesús haría una analogía, pero en lugar de describir la comparación en la analogía, estaría describiendo la debilidad de su analogía. Sería como si Jesús dijera, "¡Ustedes son como la sal! Pero en realidad son muy diferentes a la sal."

La identidad y la influencia del creyente en Mateo 5.13

Los comentaristas están de acuerdo que Mateo 5.13 hace un contraste entre los discípulos y el mundo. Los seguidores de Jesús deben tener una influencia beneficiosa en el mundo, pero ellos son distintos al mundo. Los discípulos son útiles al mundo precisamente al grado de que son diferentes al mundo. Si ellos pierden su identidad cristiana y no son diferentes al mundo, son inútiles para el evangelio.

  • "Las palabras de 5.13-16 muestran qué tan diferente ellos son al mundo, y a la vez qué tan íntima relación los creyentes tienen al mundo." (Hendriksen 282)
  • "La sal insípida es nada más que suelo, y por eso es tratada como el suelo." (Betz 159)
  • Por tan pequeña y humilde que es la sal, su poder es enorme, pero solo mientras actúa en la manera en que la sal debe actuarse, y en la manera en que la sal ha sido capacitada para actuar." (Betz 160)

La aplicación implícita de Mateo 5.13

Mateo 5.13, juntamente con versículos 14-16, es una comisión misionera a los discípulos que fueron descritos en las Bienaventuranzas en 5.3-12. Aunque Mateo 5.13 es una afirmación, contiene la exhortación implícita que los discípulos de Jesús saldrá al mundo para salarlo.


Los poderosos perdedores

Stott, 57, dice que debe sorprendernos el hecho de que Jesús cree que las personas mansas, pobres y humildes descritas en las Bienaventuranzas son las personas que cambiarán e impactarán al mundo. Jesús fue optimista acerca del impacto grande que sus seguidores tienen en su mundo.


Del cielo de vuelta a la tierra

Betz, 155, nota un contraste entre cielo y tierra en Mateo 5.13 y los dos versículos anteriores: "Mientras vv. 11-12 nos emocionan por la gran recompensa en el cielo, vv. 13-16 nos enfrentan con las tareas difíciles que se debe llevar a cabo aquí en este mundo."


El Sermón del Monte y el discípulado delante del mundo

Betz observa que Mateo 5.13 es una de muchas instancias en el Sermón del Monte (Mateo 5-7) donde los discípulos practican su discipulado en la presencia de testigos inconversos: Mateo 5.5, 5.13-16, 5.25, 5.35-36, 5.41, 5.45, 6.2, 6.5, 6.10, 6.11, 6.19-21, 6.26-30, 7.6, 7.9-11, 7.13-14, 7.15-20, 7.24-27.


Israel, la sal sin sabor

Hendriksen, 283, sugiere que Jesús se refiere en parte a Israel cuando describe la sal que ha perdido su salinidad. Israel se había vuelto insípida con la hipocresía de los Fariseos y otros, y debe ser rechazada, para ser reconstituida en un nuevo Israel bajo Jesús y sus discípulos. Esta idea encaja bien al contexto del ministerio de Jesús.


Echado fuera

La advertencia en Mateo 5.13 de ser echada y pisoteada es similar a otros versículos en los Evangelios donde los inconversos son echados al fuego o a las tinieblas.


¿La pérdida de salvación en Mateo 5.13?

La advertencia en Mateo 5.13 no quiere decir que los verdaderos Cristianos, elegidos y regenerados, pueden perder su salvación. Esta advertencia se dirige a las personas que comienzan a seguir a Jesús a medias, pero quienes eventualmente rechazan a Jesús y abandonan sus enseñanzas. Es similar a muchos otros pasajes en los Evangelios donde las semillas crecen entre espinas, donde las personas dicen que seguirán a Jesús pero inventan excusas, donde algunos no calculan el costo antes de construir, donde algunos ponen su mano al arado y después miran hacia atrás.


Mi conclusión personal acerca de Mateo 5.13

Mi interpretación personal de Mateo 5.13 es esta: "Ustedes mis discípulos son la sal de la tierra, trayendo el sabor del evangelio a un mundo que se ha vuelto insípido. Pero ojo: los discípulos que me abandonan se volverán inútiles y sin sabor. Dios los echará afuera tal como la gente siempre echa fuera la sal que no tiene sabor."

A primera vista, Mateo 5.16 y Mateo 6.1 parecen contradecirse. Mateo 5.16 dice,

«Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.» (Reina-Valera 1960)

Mateo 6.1, en cambio, dice lo siguiente:

«Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.» (Reina-Valera 1960)

Según 5.16, debemos hacer nuestras buenas obras abiertamente, delante de los demás, para que vean nuestras buenas obras. Pero según 6.1, debemos evitar hacer nuestras buenas obras delante de los demás, para que no vean nuestras buenas obras.


Muchos se aprovechan de estos versículos para criticar la Biblia. «Hay contradicciones en la Biblia,» dicen, «hasta en el mismo libro, y hasta en este mismo sermón de Jesús. Eso demuestra que la Biblia tiene errores y no es inspirada por Dios.»

Sin embargo, es fácil reconciliar estos dos versículos.


Mateo 5.16 es la exhortación más global. En lugar de ocultar nuestra identidad cristiana, debemos ser abiertos en cuanto a nuestra fe. Debemos vivir una vida santa y distinta, tanto que la gente no cristiana nos pregunte por qué vivimos de esa manera. Eso nos da la oportunidad de compartir lo que Cristo ha hecho por nosotros. Puede ser que ellos se conviertan a través del ejemplo de nuestra conducta y el testimonio de nuestras palabras. Puede ser que nuestras vidas sean atractivas, como luces que iluminan el camino de ellos, para que digan, «Yo quiero lo que tú tienes. Veo que necesito a Dios en mi vida.» Si es así, ellos al final glorificarán a nuestro Padre celestial, porque nuestras buenas obras habrán sido instrumentales en su conversión.

Podemos decir que Mateo 5.16 es especialmente significativo para los Cristianos que se avergüenzan de Cristo, los que esconden sus Biblias, los que no dicen a sus compañeros de trabajo que son discípulos de Jesús, los que se conforman al nivel bajo de conducta de los inconversos alrededor de ellos, para no ser tan distintos.

También es un versículo importante para los Cristianos que pasan todo su tiempo libre en actividades eclesiásticas: cultos, sociedades, juntas, retiros, conferencias, talleres y campamentos. Esconden su vela toda la semana dentro del templo, en lugar de resplandecer delante de las personas que andan en oscuridad. Hay muchos Cristianos que deben reducir su compromiso con la iglesia para que tengan tiempo para vivir como Cristianos en el mundo.


En cambio, Mateo 6.1 es especialmente significativo para los Cristianos tentados a llamar la atención de otros a si mismos. Según 5.16 la gloria debe dirigirse a Dios, pero estos Cristianos quieren que la gloria sea para ellos. Hacen su justicia delante de otros con el fin de ser reconocidos, honrados, alabados por los demás. Para los Cristianos que tienden hacia la vanagloria, Jesús hace una excepción de la regla que dio en 5.16. Si haces las cosas para que te vean a tí y no al Señor, entonces sería mejor que hicieras tus buenas obras en secreto. Ya una vez que superes la vanagloria, ahí sí puedes volver a la exhortación principal de hacer las obras visiblemente, para que la gente vea cómo vive un Cristiano y descubra su necesidad de Cristo.


Lejos de ser contradictorios, estos dos versículos del Sermón del Monte, tomados juntos, son instructivos para nosotros en cuanto a la manera en que debemos expresar nuestra fe cristiana en público.

Fuentes: Dale C. Allison, The Sermon on the Mount: Inspiring the Moral Imagination. (New York: Herder & Herder, 1999), 112-134; Hans Dieter Betz, The Sermon on the Mount. (Minneapolis: Fortress Press, 1995), 369-415; William Hendriksen, The Gospel of Matthew: New Testament Commentary. (Grand Rapids: Baker, 1973), 324-339; John R. W. Stott, The Message of the Sermon on the Mount. (Downer's Grove, IL: InterVarsity Press, 1978), 145-152;


Jesús esperaba que sus discípulos usaran el Padrenuestro todos los días. Vemos esta expectativa en la línea, "El pan de cada día dánoslo hoy."


A primera vista, el Padrenuestro no parece ser una oración muy organizada o comprensiva. No parece ser la mejor oración que Jesús pudiera componer para el uso diario de sus discípulos. El Padrenuestro no menciona a Jesús o al Espíritu Santo, no menciona la cruz o la resurrección, no menciona la salvación o la justificación, y no menciona la unidad, la fe, o el amor. Tampoco da gracias a Dios - solamente pide cosas de Dios.


En el Evangelio de Mateo, inmediatamente antes de compartir el Padrenuestro con sus discípulos, Jesús les dice que no oraran en vanas y vacías repeticiones como hacen los inconversos (Mateo 6.7). Sin embargo, muchos Cristianos oran el Padrenuestro de esa manera, en autopiloto, sin pensar en lo que están orando.


Traducciones modernas de la Biblia omiten la última línea del Padrenuestro ("porque tuyo es el reino y el poder y la gloria") en Mateo 6. Véase La exclusión de la doxología del Padrenuestro para ver por qué se cree que esta línea no fue parte del texto original del Evangelio de Mateo.


Es interesante que justo antes del Padrenuestro, en Mateo 6.6, Jesús dice que sus seguidores deben orar en secreto para que otros no los vean, no en público para llamar atención a si mismos. Sin embargo, el Padrenuestro está escrito en el plural ("nosotros", "nuestro"), no en el singular ("yo", "mi"). Hasta las oraciones en privado se oran con la mirada en todo el pueblo de Dios. Oramos como miembros de la familia de Dios, no solo como individuos.


Hay seis peticiones en el Padrenuestro. La última petición se expresa negativa y positivamente. Están divididas en dos grupos de tres, tres peticiones por las cosas de Dios ("tu" nombre, reino, y voluntad), y tres peticiones por las cosas del orador ("nuestro" pan, perdón, y protección).

1. Santificado sea tu nombre
2.Venga tu reino
3. Hágase tu voluntad
4. El pan de cada día dánoslo hoy
5. Perdónanos nuestras déudas
6. No nos metas en tentación, mas líbranos del mal

Las primeras tres peticiones del Padrenuestro son paralelas y más o menos sinónimas:

  • Que la humanidad glorifique tu nombre
  • Que la humanidad reconozca tu autoridad como Rey
  • Que la humanidad haga tu voluntad

Este paralelismo ha sido ocultado por la tradición de la iglesia de poner una pausa entre la primera petición y la segunda.


El vocabulario de "cielo y tierra" forma un marco o inclusio alrededor de las primeras tres peticiones del Padrenuestro. Antes de las peticiones viene "Padre nuestro, que estás en los cielos", y después de las peticiones viene "como en el cielo, así también en la tierra." Esta oración reconoce la gran discrepancia entre lo ideal y lo real. Esta oración anhela una renovación global para que la realidad en la tierra se conforma a la perfección celestial.


Si omitimos la doxología del Padrenuestro, notamos un descenso gradual a través de la oración: el Padrenuestro empieza con Dios el Padre en el cielo. Después el orador expresa su frustración de que la tierra no es como el cielo. Y la oración termina mencionando la influencia del "mal" o "el maligno". El movimiento es de Dios al diablo. El Padrenuestro nos enfrenta con la realidad del mundo bajo el poder de fuerzas malignas, nos deja insatisfechos con el estatu quo, y nos deja con un sabor feo en nuestras bocas, deseando que las cosas cambian.


Hay paralelos entre el Padrenuestro en Mateo 6.9-13 y la Gran Comisión en Mateo 28.18-20:

El PadrenuestroLa Gran Comisión
Santificado sea tu nombre...bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo
Venga tu reinoHaced discípulos de todas las naciones
Hágase tu voluntad...enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado
Como en el cielo, así también en la tierraToda potestad me es dada en el cielo y en la tierra

El Padrenuestro es una oración misionera. Es una oración que Jesús dio a sus discípulos para que todos los días se acuerdan que mucho falta para que este mundo se conforme a los planes de Dios. Es una oración que compromete al que ora a una vida de alabanza, sumisión, y obediencia a Dios. Y es una oración que compromete al que ora a un ministerio de proclamar, vivir, y extender el reino de Dios en este mundo.


El Padrenuestro, en anhelar que la tierra sea como el cielo, implica que hay un futuro para el planeta tierra. Esto contradice la idea popular que los Cristianos se despedirán de la tierra para siempre para vivir en el cielo por la eternidad. Para más información sobre el futuro de la tierra, véase nuestra presentación ¿Dónde pasaremos la eternidad?.


Yo interpreto las últimas tres peticiones del Padrenuestro como peticiones que Dios ayude a la iglesia a ser parte de la respuesta a las primeras tres peticiones:

  • Danos el pan y todo lo que necesitamos para hoy para que podamos avanzar tu nombre, tu reino y tu voluntad
  • Libéranos de la déuda de los pecados que hemos cometido contra tí para que seamos libres para avanzar tu nombre, reino y voluntad. Haz esto porque estamos llegando a ser personas que también liberan a otros de sus déudas y pecados contra nosotros.
  • Protégenos de las prueblas/tentaciones/fuerzas malignas que quieren impedir nuestro avance de tu nombre, reino y voluntad.

Hay paralelos entre el Padrenuestro en Mateo 6.9-13 y la conclusion del mismo capítulo (6.25-34):

  • En el Padrenuestro, los discípulos piden su pan diario. En 6.25-34 los discípulos no deben preocuparse por el alimento (porque ya oraron, y su Padre los cuida).
  • En el Padrenuestro, las peticiones por el reino y la voluntad de Dios vienen antes de las peticiones para el pan y las demás necesidades del discípulo. En Mateo 6.33 leemos que debemos buscar primero el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas [comida, ropa] nos serán añadidas.

La última petición del Padrenuestro contiene dos palabras que pueden ser traducidas de diferentes maneras. Este hecho requiere que el lector tome unas decisiones interpretativas. Véase nuestra explicación, Prueba/tentación y mal/maligno en Mateo 6.13.


Ecos del Padrenuestro aparecen en diferentes partes del Nuevo Testamento:

  • Marcos 11.25-26: "Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguien, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas, porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas."
  • Juan 17.15: "No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal."
  • Hechos 21.14: "Como no lo pudimos persuadir, desistimos, diciendo: - Hágase la voluntad del Señor."

Dale C. Allison, The Sermon on the Mount: Inspiring the Moral Imagination. (New York: Herder & Herder, 1999), 132. Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998).

Comentarios consultados: Allison, Betz, Hagner, Hendriksen, Keener, Stott, Turner.


La estructura de Mateo 6.22-23

VersículoFunciónTexto (RV60)
6.22aFigura: una comparación entre un ojo y una lámparaLa lámpara del cuerpo es el ojo;
6.22bExplicación de la figura (positiva)así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;
6.23aExplicación de la figura (negativa)pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas.
6.23bConclusión basada en la figuraAsí que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?
  • Todas las cuatro oraciones son oraciones declarativas, es decir, declaran o afirman algo como verdad.
  • Las últimas tres oraciones son oraciones condicionales ("si x, entonces y").
  • 6.22b y 6.23a expresan la misma idea, pero 6.22b la expresa de manera positiva, y 6.23a de manera negativa.

Hay dos comparaciones en estos dos versículos:

  1. El ojo físico se compara con una lámpara
  2. La habilidad física de ver con el ojo se compara con la habilidad de discernir las cosas espirituales.

¿En qué manera es el ojo como una lámpara?

Hay algunas posibilidades, y los comentaristas han llegado a diferentes conclusiones. Aquí están las tres interpretaciones principales:

  • Algunos dicen que el ojo actúa como lámpara iluminando el interior con la luz del mundo de afuera, actuando como una ventana. Y cuando el ojo no funciona bien, la luz no puede entrar. O cuando el ojo contempla las cosas malas, las tinieblas entran por el ojo para oscurecer el interior de la persona.
    • Esta interpretación es débil porque no es verdad que el acto de ver cosas malas automáticamente nos hace malos, y vice versa. Un hombre puede ver a una persona desnuda y llenarse de lujuria, y otro hombre, un médico, puede ver a la misma persona desnuda, y atender a sus necesidades médicas. No es el acto de ver algo que nos hace bueno o malo sino la actitud con que lo vemos.
    • Esta interpretación es débil por otra razón también: Jesús no dice que el ojo es la lámpara de nuestra alma, sino de nuestro cuerpo.
  • Otros dicen que el ojo actúa como lámpara, iluminando el mundo afuera con la luz interior de la persona. Es decir, el rostro y los hechos de la persona reflejan la luz o las tinieblas que tiene por dentro. Los hechos revelan el carácter de la persona.
    • Esta interpretación es débil también. ¿Es el ojo que revela el carácter del interior de la persona? Si Jesús hubiera querido decir que los hechos revelan el carácter de uno, habría dicho que el cuerpo es la lámpara del alma, no que el ojo es la lámpara del cuerpo.
  • Otros dicen que las lámparas sirven para iluminar nuestro camino para que podamos caminar en la oscuridad. Y el ojo es como lámpara porque sin el ojo el cuerpo sería ciego, y andaría en tinieblas sin saber adonde va. Si el ojo funciona bien, hay luz para guiar al cuerpo. Pero si el ojo no funciona bien, todo el cuerpo anda ciego. Esta última interpretación es la que tomaremos en el resto de las notas abajo.

¿En qué manera es la vista y la ceguera física como la vista y ceguera espiritual?

Una es la incapacidad de ver las cosas físicas, y la otra es la incapacidad de ver las cosas espirituales. La diferencia es que la vista física es algo sobre la cual la persona no tiene control. No escogemos nacer con vista o sin ella. Un ciego no puede recuperar su vista solo por querer hacerlo. Pero en cuanto a la vista espiritual, es algo voluntario. Podemos cegarnos con nuestros pecados, y podemos recuperar la vista pidiendo que Dios nos abra los ojos y usando la sabiduría y sensibilidad que nos da.

Mateo 6.22-23 no es el único lugar donde Jesús compara la vista con el discernimiento espiritual. Una búsqueda de la palabra "ciego" en los Evangelios produce muchos resultados. Notamos tres ejemplos aquí:

  • En Mateo 23 Jesús repetidamente critica a los Fariseos por ser guías ciegos.
  • En Lucas Jesús pregunta, "¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?".
  • En Juan 9.39-41 Jesús dice que los Fariseos serán juzgados porque afirmen que pueden ver. Si hubieran confesado su ceguera, podrían haber sido sanados y perdonados.

Según Jesús, ¿qué causa la ceguera espiritual?

Hay dos razones que sabemos con claridad que Jesús está habland de los efectos de la avaricia, el amor al dinero, y la tacañería:

  • En el Antiguo Testamento la frase "ojo maligno" se refiere a la avaricia y la tacañería. Por ejemplo, Deuteronomio 15.9 dice "Guárdate de tener en tu corazón pensamiento perverso, diciendo: Cerca está el año séptimo, el de la remisión, y mires con malos ojos a tu hermano menesteroso para no darle;"
  • El contexto de Mateo 6.22-23 tiene que ver con el amor al dinero:
    • En el texto anterior encontramos la exhortación de Jesús de no acumular tesoros en la tierra sino en el cielo.
    • En el texto que sigue encontramos la observación de Jesús de que nadie puede servir a dos amos. O servimos a Dios o servimos a las riquezas.

¿Qué significa la conclusión de Jesús en Mateo 6.23b?

Mateo 6.23b es un lamento. Es una expresión de sorpresa y tristeza por la condición lamentable de la persona mencionada. La idea es esta: la ceguera física es peor que la noche, y la ceguera espiritual es peor aún que la ceguera física. Si está oscuro por fuera en la noche, siempre puedes prender una luz. Pero si eres ciego, es peor tu oscuridad porque no hay remedio: puedes prender antorchas, o hasta puedes caminar de día, pero todavía estarás en tinieblas. De la misma manera, si andas en un mundo oscuro, puedes seguir adelante porque Dios te da luz. Pero si eres ciego espiritualmente, puedes estar rodeado de la gloria de Dios, pero no verás la verdad.


Algunos ejemplos de la ceguera espiritual

  • La persona que dice "No veo evidencia de Dios" cuando la creación grita alrededor de él que fue hecha por su Creador.
  • La persona que dice "Soy buena persona, no necesito a Dios" mientras su conciencia le grita, recordándole de sus pecados.
  • La persona que dice que la Biblia es un libro de mitos y cuentos, cuando es la Palabra poderosa de Dios.
  • La persona que dice que dice que su mente está abierta a todas las ideas, pero al platicar con él, descubres que está cerrado a la idea más importante, la verdad del evangelio.

Maneras en que el amor al dinero distorciona nuestra vista para dejarnos ciegos

  • Nos hace percibir el gasto de 200 pesos en el cine como cosa pequeña, pero la ofrenda de 200 pesos a la iglesia parece un sacrificio severo.
  • Nos hace rechazar a los pobres como amigos o novios porque no nos ofrecen tanto, y nos hace pasar por alto los defectos de otros amigos y novios porque tienen dinero.
  • Nos hace sordos al clamor de los necesitados. Y ciegos también. No somos sensibles a las necesidades de ellos.
  • Por amor al dinero nos cegamos a la corrupción de la empresa donde trabajamos, porque tememos perder nuestros trabajos.
  • Nos hace atractivas las soluciones menos costosas, aunque "lo barato sale caro", y nos hace menos atractivas las soluciones más costosos. Por ejemplo, por el amor del dinero mandamos un texto en lugar de llamar a la persona, aunque llamar es más personal.
  • Nos hace ver a nuestros hermanos como enemigos porque peleamos sobre la herencia.
  • Nos hace ver a nuestra pareja como enemigo porque no podemos llegar a un acuerdo en cuanto al uso de nuestro dinero.
  • Nos hace ver a Dios como malevolente, echando la culpa a él porque no tenemos todo lo que deseamos.

Posibles títulos para sermones sobre Mateo 6.22-23

  • Ojo con el ojo
  • Cuando el ojo se convierte en codo

Mateo 7.24-29 es otro ejemplo de las muchas "palabras arrogantes" de Jesús. Si Jesús solo fuera un ser humano común y corriente, ¿qué derecho tendría de exigir que todo ser humano edificara su vida sobre sus palabras? Pero Jesús no es cualquier ser humano. Es el Señor. Por esta razón tiene el derecho de exigir nuestra obediencia a sus palabras.


La frase "estas palabras" en versículos 24 y 26 se refiere a todo el Sermón del Monte. Mateo 7.24-29 es la conclusión del Sermón del Monte de Mateo 5-7. La función de estas palabras es de exhortarnos a poner en práctica todo este sermón de Jesús.


El contraste en estos versículos está entre oir y hacer. Hay personas que solo oyen y no hacen, y hay personas que oyen y ponen en práctica lo que oyen.


El énfasis en oir (en contraste con leer) es porque la gran mayoría de las personas no tendrían una copia propia de un libro bíblico, y solo oirían la lectura de las palabras de Jesús en el contexto de un culto o un estudio.


La lluvia, los ríos, y el viento que abofetean a las dos casas podrían referirse a las crisis y las pruebas de esta vida. Esta era la posición de Agustín. Pero es más seguro que se refieren al día del juicio final. Los textos anteriores lo comprueban:

  • Mateo 7.13-14 habla de personas que escogen el camino que les lleva a la perdición.
  • Mateo 7.15-19 habla de falsos profetas que producen mal fruto y son echados al fuego.
  • Mateo 7.21-23 habla de "aquel día" cuando Jesús rechazará a las personas que hablaban en su nombre pero eran hacedores del mal.
  • El punto principal de Mateo 7.24-27 es este: los que ponen en práctica el Sermón del Monte estarán preparados para el día en que Dios los juzgue, y los que no lo hacen se encontrarán desprevenidos.

Stott (208) cita a F. F. Bruce, quien menciona que

  • la lluvia abofetea el techo,
  • el viento abofetea las paredes,
  • y el río abofetea la conexión entre la casa y la fundación.

Algunos comentaristas dicen que estas palabras son específicamente para los Cristianos, los que oyen regularmente las palabras de Jesús. No estoy de acuerdo.

  • Estas palabras tenían su relevancia para los contemporáneos de Jesús que todavía no le seguían, y tienen relevancia para todo no creyente hoy en día. Toda persona que escucha el mensaje de Jesucristo tiene que someterse a sus enseñanzas y ponerlas en práctica para evitar la destrucción.
  • Sin embargo, estas palabras de Jesús tienen mayor relevancia mientras más tiempo tenemos en la fe cristiana, porque cada vez que escuchamos un sermón o leemos una porción de la Biblia, somos más obligados a poner las palabras de Dios en práctica. Las personas que profiesan ser Cristianos pero no ponen en práctica las enseñanzas del Sermón del Monte, y todas las enseñanzas de Jesús, serán reveladas como falsos seguidores cuando vienen las olas, los ríos, y los vientos.

Varios comentaristas mencionan que las dos casas podrían parecerse iguales por fuera. La diferencia no es en la casa sino en la base, la fundación. De la misma manera, dos Cristianos pueden parecerse iguales por fuera, pero sus vidas podrán llegar a diferentes destinos.


El hecho de que somos salvos por la fe y no por las obras no significa que las obras son opcionales. Creer lo que Jesús ha hecho por nosotros no nos libera de la obligación de obedecer lo que nos ha dicho. La fe que salva es una fe que cree las palabras de Jesús y las obedece. Una fe que no obedece no es una fe genuina.


Textos similares a Mateo 7.24-29:

  • El paralelo a este pasaje en Lucas es Lucas 6.47-49.
  • Salmo 1 - otro contraste entre una vida construida sobre la Palabra de Dios, y otra que no, y sus respectivos resultados finales.
  • Ezequiel 13.10-16 - habla de falsos profetas que construyen paredes bonitas, pero Dios mandará aguas torreciales para destruirlas.
  • Mateo 7.13-14 - otro contraste entre dos decisiones que determinan el destino final de las personas.
  • Mateo 16.13-19 - Jesucristo dice que construirá su iglesia sobre una roca.
  • Mateo 25.1-13 - otro contraste de sabios y necios que termina en ruina para los necios desprevenidos.
  • Mateo 28.20 - enfatiza la importancia de obedecer todas las palabras de Jesús.
  • 1 Corintios 3.9-13 - otro texto acerca de la construcción de casas que el juicio final revela como fuertes o débiles. Pero la ilustración de Pablo habla de otro asunto.
    • Jesús en Mateo 7 habla de salvar o perder la vida de uno por construirla o no sobre las enseñanzas de Jesús.
    • Pablo en 1 Corintios 3 dice abiertamente que ambas personas en su ilustración construyen sobre la fundación de Cristo, y que ambos se salvarán. El enfoque de Pablo es la calidad del ministerio de los Cristianos. Uno labora con materiales de calidad y su labor será recompensada. El otro construyó mal, y su labor no recibirá recompensa.
  • Santiago 1.22 - "Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos."

Asuntos avanzados

  • Según Betz (560), hay una parábola rabínica muy similar en 'Abot R. Nat (A) 24, pero con fecha alrededor de 120 d.c. La parábola usa la buena y mala construcción de casas y su destrucción por los elementos para contrastar la persona que no añade las buenas obras al estudio de Torá.
  • La única lectura textual alternativa mencionada en el aparato textual es en v. 24: los mejores manuscritos tienen "será como un hombre sabio" en lugar de "lo compararé a un hombre sabio." Obviamente, esta diferencia no afecta la interpretación del versículo.


Cualquiera, pues,
que me oye estas palabras,y las hace,le compararé a un hombre prudente,
que edificó su casa sobre la roca.

Descendió lluvia,
y vinieron ríos,
y soplaron vientos,
y golpearon contra aquella casa;
y no cayó,
porque estaba fundada sobre la roca.

Pero cualquiera
que me oye estas palabras y no las hace,le compararé a un hombre insensato,
que edificó su casa sobre la arena;

y descendió lluvia,
y vinieron ríos,
y soplaron vientos,
y dieron con ímpetu contra aquella casa;
y cayó,
y fue grande su ruina.

  • Así estará: 12.40, 12.45, 13.40, 13.49, 20.26, 24.27, 24.37, 24.39
  • Desde esa hora fue sanado: en 8.13, 9.22, 15.28, 17.18
  • ¡Generación de víboras!: 3.7, 12.34, 23.33
  • Grande
    • 4.16 (gran luz),
    • 5.19 (grandes en el reino),
    • 5.35 (gran rey),
    • 12.6 (mayor que el templo),
    • 15.28 (gran fe),
    • 22.26, 38 (gran mandamiento) ,
    • 23.17, 19 (cuál es mayor),
    • 24.24 (grandes señales),
    • 24.31 (trompeta grande),
    • 27.60 (piedra grande),
    • 28.2 (gran terremoto),
    • 28.8 (grande gozo)
  • Hacer la voluntad del Padre: 6.10, 7.21, 12.50, 18.14, 21.31, 26.31
  • Hombres de poca fe: 6.30, 8.26, 14.31, 16.8, 17.19-20
  • Juicio: 5.21, 5.22, 10.15, 11.22, 11.24, 12.18, 12.20, 12.36, 12.41, 12.42, 23.23, 23.33
  • Justicia (δικαιοσύνη): 3.15, 5.6, 5.10, 5.20, 6.1, 6.33, 21.32; El adjetivo δικαιος (justo) aparece 17x.
  • ¿Qué pensais?: 17.25, 18.12, 21.28, 22.17, 22.42, 26.66
  • Viendo la multitud: 5.1, 9.36; “Y se le juntó mucha gente” en 13.2
  • Y acercándose a él sus discípulos: 5.1, 13.10, 13.36, 18.1, 24.1, 24.3

Fuente desconocida.

La misión de JesúsLa misión de los discípulos / la iglesia
Salvar a su pueblo de sus pecados (1.21)Producir fruto (13.23, 21.43)
Su carácter escatológico
Predicar el evangelio del reino (4.17, 4.23, 9.35)Predicar el evangelio del reino (10.7, 24.14)
Perdonar pecados (9.6, 26.28)Perdonar pecados (6.11, 18.21-25)
Saquear la casa de Satanás (12.29)Dominar sobre las puertas del Hades (16.18)
Morir en la cruz por muchos (20.28, 26.28)Llevar su cruz (16.24)
Ser resucitado (16.21, 17.9, 17.23, 20.19)Ser testigos de la resurrección (27.64)
Su dimensión ética
Cumplir la Ley y los Profetas (5.17)Hacer la voluntad de Dios (12.49-50)
Vivir como siervo (20.28)Vivir como siervos (20.25-26)
Interpretar la Ley con autoridad (5.21-48, 7.28-29)Atar y desatar con autoridad (16.19, 18.18)
Su enfoque comunitario
Edificar su iglesia (16.18)Aumentar la iglesia (13.23)
Hacer discípulos (4.18-22, 9.9, 10.1-4)Hacer discípulos (28.19)
Llamar a los pecadores (9.9-13)Llamar a los pecadores (18.12-17)
Revelar al Padre (11.27)Confesar al Hijo (10.32-33)

Mark Allan Powell, God With Us (Minneapolis: Fortress), p. 2

Mateo 11.25-29Mateo 28.17-20
Adoración del Padre por Jesús (25)Adoración de Jesús (17)
“Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre” (27)“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (18)
“… nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.”“…bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” (19)
“Venid” (28)“Id” (18)
“Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí” (29)“enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (20)
“soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas” (29)“Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (20)

Sílabo de Dr. Dean Deppe, Calvin Theological Seminary, Grand Rapids, MI.

Los nombres en azúl son o sinónimos o diferentes pronunciaciones del mismo nombre.

Los nombres en rojo indican discrepancias entre los textos.

Génesis 5 y 111 Crónicas 1-3Lucas 3.23-38Mateo 1
AdánAdánAdán
SetSetSet
EnósEnósEnós
CainánCainánCainán
MahalaleelMahalaleelMahalaleel
JaredJaredJared
EnocEnocEnoc
MatusalénMatusalénMatusalén
LamecLamecLamec
NoéNoéNoé
SemSemSem
ArfaxadArfaxadArfaxad
Cainán
SalaSalaSala
HeberHeberHeber
PelegPelegPeleg
RagauRagauRagau
SerugSerugSerug
NacorNacorNacor
TaréTaréTaré
AbrahamAbrahamAbrahamAbraham
IsaacIsaacIsaac
IsraelJacobJacob
JudáJudáJudá
FaresFaresFares
EsromEsromEsrom
AramAramAram
AminadabAminadabAminadab
NaasónNaasónNaasón
SalmónSalmónSalmón
BoozBoozBooz
ObedObedObed
IsaíIsaíIsaí
DavidDavidDavid
SalomónNatánSalomón
RoboamMatataRoboam
AbíasMainánAbías
AsaMeleaAsa
JosafatEliaquimJosafat
JoramJonánJoram
OcozíasJoséUzías
JoásJudá
AmasíasSimeón
AzaríasLeví
JotamMatatJotam
AcazJorimAcaz
EzequíasEliezerEzequías
ManasésJosuéManasés
AmónErAmón
JosíasElmodamJosías
JoacimCosam
JeconíasAdiJeconías
Melqui
Neri
SalatielSalatielSalatiel
Pedaías
ZorobabelZorobabelZorobabel
ResaAbiud
JoanaEliaquim
JudáAzor
JoséSadoc
SemeiAquim
MatatíasEliud
MaatEleazar
NagaiMatán
EsliJacob
Nahúm
Amós
Matatías
José
Jana
Melqui
Leví
Matat
Elí
JoséJosé/María
JesúsJesús

Una adaptación de H. Wayne House, Chronological and Background Charts of the New Testament. (Grand Rapids: Academie, fecha desconocida), 96-97.

Rabino, maestro (26.25, 26.49)

Hijo de David (1.1, 9.27, 12.23, 15.22, 20.30-31, 21.9, 21.15, 22.42). Este título no se usa mucho en los otros Evangelios.

Hijo de Dios

  • Mi (su) Hijo: 2.15, 3.17, 17.5, 21.37
  • El Hijo: 11.27, 21.38, 28.19
  • Hijo: 1.21, 1.23, 1.25
  • Hijo de Dios: 4.3, 4.6, 8.29, 14.33, 16.16, 26.63, 27.40
  • En particular, Mateo hace una asociación entre la cima de las montañas y el título del Hijo de Dios (4.3-8, 14.23 / 33, 17.1-5, 28.16-19)
  • Los que dicen que Jesús es el Hijo de Dios: Las Escrituras (2.15), el Padre (3.17), el diablo y los demonios (4.3, 4.6, 8.29), los discípulos (14.33, 16.16), Jesús, ante los líderes religiosos judíos (26.63), el centurión (27.40), Jesús en la gran comisión (28.19).
  • En la tentación (4.3, 6)
  • Los discípulos lo alaban como el Hijo de Dios (14.33)
  • En la transfiguración es declarado el Hijo de Dios (17.1, 5)
  • En una apariencia después de la resurrección Jesús se refiere como el Hijo (28.16, 19)

Hijo del hombre

  • Celestial: 10.23, 13.41-43, 16.27-28, 19.28, 24.30f, 25.31-46
  • Sufriendo: 12.40, 17.9, 17.12b, 17.22, 20.18, 20.28, 26.45
  • Terrenal: 8.20, 9.6, 11.19, 12.8, 12.32, 13.37, 16.13

Señor

  • En Marcos, donde los discípulos llaman a Jesús ‘maestro’, en Mateo lo llaman Señor.
  • Llamado Señor: 7.21, 7.22, 8.2, 8.6, 8.8, 8.21, 8.25, 9.28, 11.25, 13.27, 14.28, 14.30, 15.22, 15.25, 15.27, 16.22, 17.4, 17.15, 18.21, 20.30, 20.31, 20.33, 21.30, 25.11, 25.20, 25.22, 25.24, 25.37, 25.44, 26.22, 27.63.
  • Lo adoran como Señor: 2.2, 2.8, 2.11, 8.2, 9.18, 14.33, 15.25, 20.20, 28.9, 28.17.

Mesías (16.16, 26.63)

Rey de Israel (21.5, 27.42) y Rey de los Judíos (2.2, 27.11, 27.19, 27.37)

Otros títulos:

  • Siervo de Dios (12.18-21)
  • Sabiduría de Dios (12.42, 13.35)
  • Cabeza del ángulo (21.42)
  • Padre de familia (10.25)
  • Ese justo (27.19)
  • Emanuel (1.23, v.t. 28.20)

(A) Conflicto con los Fariseos: la enseñanza de Jesús (12.1-9)

(B) Jesús sana a un hombre (12.10-15ª)

(C) Una gran multitud sanada: Jesús el ~Siervo-Mesías (12.15b-21)

(B) Jesús sana a un hombre (12.22-37)

(A) Conflicto con los Fariseos: la enseñanza de Jesús (12.38-45)

Mariano Avila, “Literary Structure of the Gospel of Matthew,” 7. Course Packet for NT 254: Studies in the Gospel of Matthew, Fall 2003, Calvin Theological Seminary.

(A) Parábola del Sembrador: Los que oyen la palabra del Reino (13.3-9)

(B) Jesús responde a las preguntas de sus discípulos (13.10-23)

Separación intencional, Interpretación

(C) Tres parábolas del Reino (13.24-35)

Acerca del bien y el mal (la parábola del trigo y la cizaña)

Una pareja de parábolas: (las parábolas de la semilla de mostaza y de la levadura)

(D) Punto de Inflexión (13.36-43)

Separación actual, Interpretación

(C) Tres parábolas del Reino (13.44-50)

Una pareja de parábolas (las parábolas del tesoro y de la perla)

Acerca del bien y el mal (la parábola de la red)

(B) Jesús responde a las preguntas de sus discípulos (13.51)

(A) Parábola del escriba entrenado: Los que son entrenados para el Reino (13.52)

Mariano Avila, “Literary Structure of the Gospel of Matthew,” 9. Course Packet for NT 254: Studies in the Gospel of Matthew, Fall 2003, Calvin Theological Seminary. Es una modificación de un quiasmo en Wenham.

(A) La Entrada Triunfal del Hijo de David (21.1-11)

(B) La Purificación del Templo (21.12-17)

(C) La Maldición de la Higuera (21.18-22)

(D) Los Líderes Preguntan a Jesús acerca de la autoridad (21.23-27)

(E) Tres Parábolas contra los Líderes (21.28-22.14)

(E) Tres Delegaciones contra Jesús (22.15-40)

(D) Jesús Pregunta a los Líderes acerca de la autoridad (22.41-46)

(C) Maldiciones (Ayes) contra los Líderes y contra Jerusalén (23.1-39)

(B) La Destrucción del Templo (24.1-2)

(A) La Venida Triunfante del Hijo del Hombre (24.3-26.1a)

Mariano Avila, “Literary Structure of the Gospel of Matthew,” 1. Course Packet for NT 254:Studies in the Gospel of Matthew, Fall 2003, Calvin Theological Seminary.

(A) Inicio del ministerio de Jesús (4.17) (“El Reino de Dios está cerca”)

(B) Llamado de los primeros discípulos (4.18-22)

(C) Resumen del ministerio de Jesús (4.23-24) Enseñar, predicar, sanar

(D) Ejemplos del ministerio de Jesús (4.25-9.34)

(C) Resumen del ministerio de Jesús (9.35) Enseñar, predicar, sanar

(B) Llamado de los doce discípulos (9.36-10.4)

(A) Inicio del ministerio de los apóstoles (10.5-11-1ª) (“El Reino de Dios está cerca”)

Mariano Avila, “Literary Structure of the Gospel of Matthew,” 1. Course Packet for NT 254: Studies in the Gospel of Matthew, Fall 2003, Calvin Theological Seminary.