Este archivo es una colección de apuntes y observaciones acerca de Marcos. La colección crecerá poco a poco. Siempre será un proyecto 'en construcción' y ninguna sección llegará a ser 'completa.' Para mis apuntes sobre otros temas, favor de consultar nuestro índice completo

Última actualización del presente documento: 25-11-2016

David Gifford

.Instrucciones

Aspectos literarios

Asuntos avanzados

Asuntos introductorios

Contexto canónico

Estructura

Exégesis

Teología y temas

Comentarios y otras obras acerca de Marcos

  • Darrell L. Bock, Cornerstone Biblical Commentary, the Gospel of Mark. (Carol Stream, IL: Tyndale House, 2005)
  • Jerry Camery-Hoggatt, Irony in Mark's Gospel: Text and Subtext. (Cambridge: Cambridge University Press, 1992)
  • Robert A. Guelich, Word Biblical Commentary, vol. 34a: Mark 1-8:26. (Waco, TX: Word, 1989)
  • William Hendriksen, New Testament Commentary: The Gospel of Mark. (Grand Rapids: Baker, 1984)

Obras acerca de los Evangelios

  • Richard Bauckham, ed., The Gospels for All Christians: Rethinking the Gospel Audiences. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1998)
  • Joel B. Green and Scot McKnight, eds., Dictionary of Jesus and the Gospels. (Downer's Grove, IL: InterVarsity Press, 1992)
  • Craig L. Blomberg, Interpreting the Parables. (Downer's Grove, IL: InterVarsity Press, 1990)
  • Klyne Snodgrass, Stories With Intent: A Comprehensive Guide to the Parables of Jesus. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 2008)
  • N. T. Wright, Jesus and the Victory of God. (Minneapolis: Fortress Press, 1996)
  • N. T. Wright, The New Testament and the People of God. (Minneapolis: Fortress Press, 1992)
  • N. T. Wright, The Resurrection of the Son of God. (Minneapolis: Fortress Press, 2003)
  • Roy B. Zuck, Teaching as Jesus Taught. (Grand Rapids: Baker, 1995)

Obras generales e introductorias

  • T. Desmond Alexander y Brian S. Rosner, eds., New Dictionary of Biblical Theology. (Downer’s Grove: InterVarsity Press, 2000)
  • G. K. Beale and D. A. Carson, eds., Commentary on the New Testament Use of the Old Testament. (Grand Rapids: Baker, 2007)
  • D. A. Carson, Douglas J. Moo, Leon Morris, An Introduction to the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1992)
  • Walter A. Elwell y Robert W. Yarbrough, Al Encuentro del Nuevo Testamento. (Editorial Caribe, 1999)
  • Everett Harrison, Introducción al Nuevo Testamento. (Grand Rapids: Libros Desafío, 2002)
  • Richard B. Hays, The Moral Vision of the New Testament. (New York: HarperOne, 1996)
  • H. Wayne House, Chronological and Background Charts of the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1981)
  • Craig S. Keener, The IVP Bible Background Commentary: New Testament. (Downer's Grove, IL: InterVarsity Press, 1993)
  • George Eldon Ladd, A Theology of the New Testament. (Grand Rapids: Eerdmans, 1996)
  • I. Howard Marshall, New Testament Theology. (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2004)
  • Ralph Martin and Peter H. Davids, eds., Dictionary of the Later New Testament and Its Developments. (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1997)
  • Scot McKnight and Grant R. Osborne, eds., The Face of New Testament Studies. (Grand Rapids: Baker Academic, 2004).
  • Leland Ryken, Jim Wilhoit, Tremper Longman eds., Dictionary of Biblical Imagery. (Downer’s Grove: InterVarsity Press, 1998)
  • Thomas R. Schreiner, New Testament Theology: Magnifying God in Christ. (Grand Rapids: Baker, 2008)
  • Frank Thielman, Teología del Nuevo Testamento. (Miami: Vida, 2007)
  • Kevin Vanhoozer, ed., Dictionary for Theological Interpretation of the Bible. (Grand Rapids: Baker Academic, 2005)

Los títulos de cada sección son ligas, tanto en la sección misma como en el índice. Para compartir la liga de una sección específica de este documento en un texto, correo o red social, haz clic en la liga con el botón derecho y seleccionar 'copiar liga' o su equivalente.

Hemos dividido las secciones para que sean fáciles de imprimir por separadas.

  1. Configura tu navegador web, en la sección para imprimir, para mostrar números de página en los pies de página.
  2. Busca la sección que deseas imprimir, y observa los números de página de esa sección.
  3. Limita la impresión a las páginas que deseas imprimir.

En cada sección hemos puesto el ícono de una casa ( ). Al presionar este ícono, regresarás al inicio y el índice.

Este documento es para el beneficio y el provecho personal de sus lectores, y no lo considero una fuente académica. Es mejor citar mis fuentes que citar el presente documento.

  • Las citas entre comillas son citas exactas en español, o traducciones mías de citas en inglés. La información bibliográfica aparece en la .Bibliografía de recursos consultados.
  • Los apuntes donde indico la fuente sin comillas son apuntes donde resumo la fuente en mis propias palabras, o adapto las palabras de la fuente de manera machacada, resumiendo, parafraseando, omitiendo y añadiendo palabras a mi gusto, sin rigor académico.
  • Los apuntes que no indican una fuente son observaciones mías, o datos tan generales que no hay necesidad de indicar la fuente.
MarcosAT
1.2Ex. 23.20
1.62 R 1.8
1.6Zac. 13.4
1.11Gn. 22.2
1.11Sal. 2.7
1.11Is. 42.1
1.44Lv. 14.2-32
2.7Sal. 103.3
2.7Is. 43.25
2.23Dt. 23.25
2.25-261 S. 21.1-6
2.26Lv. 24.5-9
2.262 S. 15.35
2.27Ex. 20.8-10
2.27Dt. 5.12-14
4.29Jl 3.13
4.32Ez. 17.23, 31.6
4.32Dn. 4.12, 21
5.71 R 17.18
5.341 S 1.17, 20.42
5.342 S 15.9
5.342 R 5.19
6.18Lv. 18.16
6.23Est. 5.3, 5.6, 7.2
6.242 C 18.16
6.34Nm. 27.17
6.341 R 22.17
6.34Ez. 34.8
6.34Zac. 10.2
7.10Lv. 20.9
7.37Is. 35.5-6
8.18Jer. 5.21
8.18Ez. 12.2
9.7Dt. 18.15
9.7Sal. 2.7
9.11-12Mal. 4.5-6
9.12Sal. 22.1-18
9.12Is. 53.3
9.48Is. 66.24
10.19Dt. 24.14
10.27Gn. 18.14
10.27Job 42.2
10.27Zac. 8.6 LXX
11.17Jer. 7.11
12.1Is. 5.1-2
12.6Gn. 22.2
12.19Gn. 38.8
12.26Ex. 3.2, 3.16
12.29-30, 33Jos. 22.5
12.331 S. 15.22
12.33Os 6.6
12.412 R 12.41
13.82 C. 15.6
13.8Is. 19.2
13.12Miq. 7.6
13.14Dn. 9.27, 11.31, 12.11
13.19Dn. 12.1
13.22Dt. 13.1-3
13.24-25Is. 13.10, 34.4
13.24-25Ez. 32.7-8
13.24-25Jl 2.10, 2.31, 3.15
13.26Dn. 7.14
13.27Dt. 30.4
13.37Zac. 2.6, 10
14.7Dt. 15.11
14.12Ex. 12.6, 12.15
14.18Sal. 41.9
14.24Ex. 24.8
14.24Zac. 9.11
14.34Sal. 42.5, 42.11, 43.5
14.34Jon. 4.9
14.36Nm. 14.6
14.50Zac. 13.7
14.60-61Is. 53.7
14.64Lv. 24.16
15.4-5Is. 53.7
15.23, 26Sal. 69.21
15.24Sal. 22.18
15.29Sal. 22.7, 109.25
15.29Lm. 2.15
15.33Am 8.9
16.192 R 2.11
16.19Sal. 110.1

Alusiones a los libros apócrifos o deuterocanónicos en Marcos

MarcosApócrifos
6.34Judit 11.19
13.141 Macabeos 1.54
MarcosAT
1.2Mal. 3.1
1.3Is. 40.3 LXX
4.12Is. 6.9-10 LXX
7.6-7Is. 29.13 LXX
7.10aEx. 20.12, Dt. 5.16
7.10bEx. 21.17
10.4Dt. 24.1-3
10.6Gn. 1.27, 5.2
10.7-8Gn. 2.24
10.19Ex. 20.12-16, Dt. 5.16-20
11.9-10Sal. 118.25-26
11.17Is. 56.7
12.10-11Sal. 118.22-23
12.19Dt. 25.5
12.26Ex. 3.6, 15
12.29-30Dt. 6.4-5
12.31Lv. 19.18
12.32aDt. 6.4
12.32bDt. 4.35
12.32bIs. 45.21
12.33aDt. 6.5
12.33bLv. 19.18
12.36Sal. 110.1
13.26Dn. 7.13
14.27Zac. 13.7
14.62aSal. 110.1
14.62bDn. 7.13
15.34Sal. 22.1

Jacobo y Juan piden a Jesús el honor de sentarse a su derecha y su izquierda (10.37). Jesús dice que ellos no están listos para el bautismo que él va a soportar. Después, dos bandidos son crucificados, “uno a su derecha y uno a su izquierda” (15.27).


Hay pocas declaraciones directas de Pedro en Marcos. Pero la ironía es que en su primera declaración, Pedro dice “Tú eres el Mesías” (8.29), y en su última declaración dice, “¡No conozco a este hombre de quien habláis!” (14.71)


Al principio y al fin de la narración de la pasión, hay mujeres que ungen o quieren ungir a Jesús:

  • 14.3-9: Una mujer anónima unge la cabeza de Jesús con perfume de nardo costoso. Jesús la alaba.
  • 16.1-8: Algunas de las mujeres de 15.40-41 van a la tumba de Jesús con el propósito de ungirlo.

Marcos comienza (1.1) y termina (15.39) con confesiones que Cristo es el Hijo de Dios


Hay diálogos de controversias entre Jesús y sus adversarios en los primeros y en los últimos capítulos del libro.

Marcos es el Evangelio más corto, con 661 versículos y un poco más de 11.200 palabras en el griego original (si no incluimos 16.9-20).


Marcos tiene 71 perícopas (distintas unidades o secciones), y tiene 771 oraciones gramaticales en el griego original.


El Evangelio de Marcos es un 'Evangelio', una biografía de Jesús de Nazaret escrita para ayudar a los Cristianos del primer siglo a enfrentar las situaciones en las cuales se encontraban.

Marcos es un libro anónimo. No es muy importante identificar su autor para interpretarlo. La tradición de la iglesia lo atribuye a Juan Marcos, un colega de Pablo y Pedro. Usamos 'Marcos' como una clave para referirnos al autor de este Evangelio sin tomar decisiones acerca de su autoría.


Juan Marcos como el autor del Evangelio de Marcos

La evidencia externa

  • La tradición desde el principio menciona a Juan Marcos como el autor, y no ofrece otro candidato.
  • Eusebio cita a Papías, que dice que Marcos fue intérprete de Pedro y que publicó su Evangelio después de la "partida" (muerte) de Pedro.
  • Ireneo dice que Marcos escribió desde Roma después de la muerte de Pedro.
  • Clemente Alejandrino dice que Pedro no impidió a Marcos en su publicación de su Evangelio.
  • Otros testigos antiguos: El Canon Muratori, Tertuliano, Orígenes, Jerónimo.

La evidencia interna

  • El hecho de que la estructura del Evangelio es muy parecida al discurso de Pedro en Hechos 10 sugiere que el autor fue compañero de Pedro.
  • Algunos usan la mención especial de Pedro en Mc. 16.7 como evidencia que el autor fue compañero de Pedro.
  • La "frescura" y "vivacidad" (Harrison, 178) de este Evangelio para los detalles sugiere un autor que tenía acceso a un testigo ocular (como Marcos tendría con Pedro).
  • El Evangelio es el más arameo de los cuatro, apoyando la teoría de un socio de Pedro como autor.

Acerca de Juan Marcos

  • Juan Marcos se menciona en Hch 12.12, 13.5, 13.13, 15.37, Col 4.10, Flm 24, 2 Ti 4.11, 1 P 5.13.
  • En Hechos vemos que acompañó a Pablo y Bernabé en el primer viaje misionero, pero abanonó a la misión. Después Pablo no lo quiere llevar en el próximo viaje, pero Bernabé sí. Pablo y Bernabé parten caminos por causa de su desacuerdo sobre Marcos, Pablo saliendo con Silas y Bernabé con Marcos.
  • En Col 4.10 descubrimos que era primo de Bernabé.
  • En 2 Ti 4.11 vemos que está nuevamente con Pablo. Parece que las diferencias entre ellos fueron resueltos y son compañeros en la obra nuevamente.
  • Pedro lo llama "mi hijo" en 1 P 5.13.
  • Algunos especulan que Mc 14.51-52 es una mención del autor. Es probable, porque la aparición del jóven en el huerto que sale desnudo no tiene una función propia en la narrativa.
  • Era conocido por los autores patrísticos como "el del dedo trunco." Por causa de este sobrenombre ha habido especulación que se castró para evitar el servicio sacerdotal (Harrison, 179). Pero puede ser que simplemente tenía dedos pequeños, o un dedo que perdió en un accidente.
2.6-8Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales pensaban para sí: «¿Por qué habla este de ese modo? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?». Y conociendo luego Jesús en su espíritu que pensaban de esta manera dentro de sí mismos, les preguntó: - ¿Por qué pensáis así?
¿3.5?¿Jesús lee las mentes de otras personas aquí, como lo hace en otros textos en los Evangelios?
11.1-6Jesús predice la manera en que los discípulos encontrarán el pollino
¿12.15?Pero él, percibiendo la hipocresía de ellos, les dijo: - ¿Por qué me tentáis? Traedme un denario para que lo vea.
Cap. 13Jesús predice varias cosas futuras en su discurso escatológico
14.13-16Jesús predice la manera en que sus discípulos encontrarán el dueño del aposento alto
14.27Jesús predice que sus discípulos lo abandonará
14.30Jesús predice que Pedro lo negará tres veces

v.t. las predicciones de la pasión de Jesucristo en Marcos. Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

10.21Entonces Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: - Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.
10.23-25Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: - ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: - Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios a los que confían en las riquezas! Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.
12.17Respondiendo Jesús, les dijo: - Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaron de él.
12.38-40Les decía en su enseñanza: «Guardaos de los escribas, que gustan de andar con largas ropas, y aman las salutaciones en las plazas, las primeras sillas en las sinagogas y los primeros asientos en las cenas, que devoran las casas de las viudas y, para disimularlo, hacen largas oraciones. Estos recibirán mayor condenación».
12.43-44Entonces, llamando a sus discípulos, les dijo: - De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca, porque todos han echado de lo que les sobra, pero esta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.
14.7Siempre tendréis a los pobres con vosotros y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis.

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

3.5Entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la mano le fue restaurada sana.
8.12Y gimiendo en su espíritu, dijo: ¿Por qué pide señal esta generación? De cierto os digo que no se dará señal a esta generación.
8.38Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
9.19 Y respondiendo él, les dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo.
11.14-17, 20-21Entonces Jesús dijo a la higuera: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. Y lo oyeron sus discípulos.

Vinieron, pues, a Jerusalén; y entrando Jesús en el templo, comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo; y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; y no consentía que nadie atravesase el templo llevando utensilio alguno. Y les enseñaba, diciendo: ¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones? Mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.
12.9¿Qué, pues, hará el señor de la viña? Vendrá, y destruirá a los labradores, y dará su viña a otros.

Hendriksen, 17, menciona varias maneras en que vemos el lado humano de Jesús en Marcos:

  • Jesús tiene hambre (11.12), come (2.16) y bebe (15.36)
  • Tiene contacto físico con las personas, y ellos con él (1.41, 5.27)
  • Demuestra las emociones de tristeza (3.5) y enojo (10.14)
  • Se cansa y duerme (4.38-39)
  • No quiere sentirse presionado por la multitud (3.9)
  • Tiene familia (varios textos)
  • Su conocimiento humano es limitado (5.30, 11.13, 13.32)
  • Muere (15.37)
1.17Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres.
2.14 Y al pasar, vio a Leví hijo de Alfeo, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y levantándose, le siguió.
3.13-19Después subió al monte, y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios: a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro; a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan hermano de Jacobo, a quienes apellidó Boanerges, esto es, Hijos del trueno; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el cananista, y Judas Iscariote, el que le entregó. Y vinieron a casa.
6.7-12Después llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos. Y les mandó que no llevasen nada para el camino, sino solamente bordón; ni alforja, ni pan, ni dinero en el cinto, sino que calzasen sandalias, y no vistiesen dos túnicas. Y les dijo: Dondequiera que entréis en una casa, posad en ella hasta que salgáis de aquel lugar. Y si en algún lugar no os recibieren ni os oyeren, salid de allí, y sacudid el polvo que está debajo de vuestros pies, para testimonio a ellos. De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para los de Sodoma y Gomorra, que para aquella ciudad. Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen.
6.30Entonces los apóstoles se juntaron con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho, y lo que habían enseñado.
9.36-37Y tomó a un niño, y lo puso en medio de ellos; y tomándole en sus brazos, les dijo: El que reciba en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió.
9.41Y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.
10.39Ellos dijeron: Podemos. Jesús les dijo: A la verdad, del vaso que yo bebo, beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados;
13.11Pero cuando os trajeren para entregaros, no os preocupéis por lo que habéis de decir, ni lo penséis, sino lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.

El número tres resulta significativo para el Evangelio de Marcos:

  • Tres voces declarando que Jesús el el Hijo de Dios (1.11, 9.7, 15.39)
  • Tres parábolas con semillas en 4.1-34
  • Tres escenas con barcos (4.35-41, 6.45-52, 8.14-21)
  • Tres predicciones de la pasión de Jesús en el centro del Evangelio (8.31, 9.31, 10.33-34)
  • Tres acciones proféticas en Jerusalén: la entrada triunfal (11.1-11), la "purificación" del templo (11.12-19), y la maldición de la higuera (11.20-26)
  • Tres instrucciones de estar alertos y velar (13.33-37)
  • Tres discípulos íntimos (Pedro, Jacobo y Juan, 14.33)
  • Tres veces que los discípulos duermen (14.37, 40, 41)
  • Tres veces Pedro niega a Jesús (14.66-72)
  • Tres preguntas de Pilato a la multitud (15.9, 12, 14)
  • Tres veces que se burlan de Jesús (15.29-30, 15.31-32a, 15.35b)
  • Tres veces se anuncia la hora de la crucifixión y la muerte de Jesús (15.25, 33, 34)
  • Tres mujeres (María Magdalena, María la madre de Jacobo el menor y de José, y Salomé, en 15.40, 16.1)

En el griego, Marcos usa frecuentemente el presente histórico: decir “Jesús viene” en vez de “Jesús vino”, por ejemplo, en Marcos 6.1. El presente histórico no es buen estilo formal, pero la conversación se usa mucho para hacer que la historia sea más viva para el oidor. Muchas veces las Biblias en español, inglés, etc, limpian el estilo de Marcos y ponen el tiempo pasado donde Marcos usó el presente.

1.15Decía: «El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepentíos y creed en el evangelio!».
4.11Y les dijo: - A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; pero a los que están fuera, por parábolas todas las cosas
4.26-29Decía además: «Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra. Duerma y vele, de noche y de día, la semilla brota y crece sin que él sepa cómo, porque de por sí lleva fruto la tierra: primero hierba, luego espiga, después grano lleno en la espiga; y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado».
4.30-32Decía también: «¿A qué compararemos el reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo? Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra, pero después de sembrado crece y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra».
9.1También les dijo: - De cierto os digo que algunos de los que están aquí no gustarán la muerte hasta que hayan visto que el reino de Dios ha venido con poder.
9.47Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo, porque mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser arrojado al infierno....
10.14-15Viéndolo Jesús, se indignó y les dijo: - Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.
10.23-25Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: - ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: - Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios a los que confían en las riquezas! Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.
12.32-34Entonces el escriba le dijo: - Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios y no hay otro fuera de él; y amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: - No estás lejos del reino de Dios.
14.25De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.

v.t. otras referencias al reino de Dios en 11.10 y 15.34. Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

1.25Entonces Jesús lo reprendió, diciendo: - ¡Cállate y sal de él!
1.34Y sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque lo conocían.
1.43-45Entonces lo despidió en seguida, y le ordenó estrictamente: - Mira, no digas a nadie nada, sino ve, muéstrate al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que Moisés mandó, para testimonio a ellos. Pero, al salir, comenzó a publicar y a divulgar mucho el hecho, de manera que ya Jesús no podía entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera, en los lugares desiertos; y venían a él de todas partes.
3.11-12Y los espíritus impuros, al verlo, se postraban delante de él y gritaban: - ¡Tú eres el Hijo de Dios! Pero él los reprendía para que no lo descubrieran.
5.43Pero él les insistió en que nadie lo supiera, y dijo que dieran de comer a la niña.
7.24Levantándose de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Entró en una casa, y no quería que nadie lo supiera; pero no pudo esconderse.
7.36Y les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más les mandaba, tanto más y más lo divulgaban.
8.26Jesús lo envió a su casa, diciendo: - No entres en la aldea, ni lo digas a nadie en la aldea.
8.30Pero él les mandó que no dijeran esto de él a nadie.
9.9Mientras descendían del monte, les mandó que a nadie dijeran lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre hubiera resucitado de los muertos.
9.30-31Saliendo de allí, caminaron por Galilea; y no quería que nadie lo supiera, pues enseñaba a sus discípulos, y les decía: - El Hijo del hombre será entregado en manos de hombres, y lo matarán; pero, después de muerto, resucitará al tercer día.

En base a estos textos, W. Wrede desarrolló su teoría del "Secreto Mesiánico" en Marcos. Wrede dijo que Jesús no habló de ser el Mesías. Más bien, fue la iglesia primitiva que proclamó a Jesús como Mesías. Pero cuando otros que habían conocido a Jesús preguntaron por qué no habló de ser Mesías, la iglesia tuvo que inventar la mentira que Jesús guardó su identidad como secreto durante su vida terrenal. Según esta teoría de Wrede, Marcos inventó los textos en la tabla arriba para promover la idea que Jesús era el Mesías, pero que no quiso divulgar esta información abiertamente.

Creer la teoría de Wrede requiere aceptar que hay mentiras en la Biblia. Una mejor explicación de estos textos, más fácil y más fiel al texto bíblico, es esta: Jesús durante su ministerio terrenal necesitaba ser discreto en cuanto a su identidad mesiánica por dos razones:

  • La gente esperaba un Mesías político y libertador, pero Jesús no era ese tipo de Mesías. Así que quiso enfocarse en otros títulos como el Hijo del hombre.
  • Anunciar que él era el Mesías hubiera sido considerado un acto de rebelión política contra el imperio romano, y Jesús no quería la oposición de las autoridades romanas antes del tiempo preciso.

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

En Marcos hay écoes de la liberación de los Israelitas de Egipto y su tiempo en el desierto:

  • Marcos 1.3 es una cita de Isaías 40.3, e Isaías 40 es un texto acerca de un nuevo éxodo.
  • Jesús está en el desierto en su tentación.
  • Las alimentaciones de los 4.000 y los 5.000 nos recuerdan de la alimentación de los Israelitas con maná en el desierto. El lugar era "desierto" (6.31, 32, 35), y Jesús ordenó que se sentaran en grupos de cien y de cincuenta como Moisés hizo con Israel en Éxodo 18.21, 25. Todos comieron y quedaron satisfechos (6.42), similar a Deuteronomio 8.10.
  • Moisés estuvo presente cuando Jesús fue transfigurado. Y la transfiguración tiene muchos paralelos con la subida de Moisés al Monte Sinaí en Éxodo 24. Jesús sube a una montaña, con tres compañeros, para recibir una revelación divina y escuchar la voz de Dios, la nube lo rodea, su rostro brilla, y hay mención de tabernáculos como los que Israel usaba para acampar.

Marcos tiene varias historias intercaladas - donde una historia o narrativa actúa como un marco alrededor de una segunda historia. La primera historia es interrumpida por la segunda, y se resuleve después de la segunda.

TextoHistorias
3.20-35La historia de su familia interrumpida por la llegada de los maestros de la ley
5.21-43La historia de la hija de Jairo interrumpida por la llegada de la mujer con flujo de sangre
6.6-30La historia de la muerte de Juan rodeada por el envío y el informe de los discípulos
11.12-20La historia del sacudido del templo rodeada por la historia de la higuera maldecida
14.1-11La historia del ungimiento de Jesús por una mujer rodeada por historias de los complots contra Jesús por sus adversarios
14.54-15.15Los juicios de Jesús interrumpidos por la historia de Pedro

Fuente: Notas del Dr. Dean Deppe, Calvin Theological Seminary.

Los comentaristas debaten si en Marcos las referencias al temor y asombro son positivas (las personas están maravilladas e impactadas por los milagros y enseñanzas de Jesús) o si son negativas (las personas reaccionan con un temor superficial o con un asombro superficial que no produce un cambio dentro de ellos).

Temor

4.41Entonces sintieron un gran temor, y se decían el uno al otro: - ¿Quién es este, que aun el viento y el mar lo obedecen?
5.17Entonces comenzaron a rogarle que se fuera de sus contornos.
5.33Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él y le dijo toda la verdad.
6.48-50Viéndolos remar con gran esfuerzo, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. Viéndolo ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma y gritaron, porque todos lo veían, y se asustaron. Pero en seguida habló con ellos, y les dijo: - ¡Tened ánimo! Soy yo, no temáis.
6.51Subió a la barca con ellos, y se calmó el viento. Ellos se asustaron mucho, y se maravillaban...
9.6No sabía lo que hablaba, pues estaban asustados.
9.32Pero ellos no entendían esta palabra, y tenían miedo de preguntarle.
10.32Iban por el camino subiendo a Jerusalén. Jesús iba delante, y ellos, asombrados, lo seguían con miedo.
11.18Lo oyeron los escribas y los principales sacerdotes, y buscaban cómo matarlo, porque le tenían miedo, por cuanto todo el pueblo estaba admirado de su doctrina.
12.34Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: - No estás lejos del reino de Dios. Y ya nadie se atrevía a preguntarle.
16.5-6Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca, y se asustaron. Pero él les dijo: - No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado. Ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde lo pusieron.
16.8Ellas salieron huyendo del sepulcro, porque les había entrado temblor y espanto; y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo.

Asombro

1.22Y se admiraban de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.
1.27-28Todos se asombraron, de tal manera que discutían entre sí, diciendo: - ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus impuros, y lo obedecen? Muy pronto se difundió su fama por toda la provincia alrededor de Galilea.
2.12Entonces él se levantó y, tomando su camilla, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron y glorificaron a Dios, diciendo: - Nunca hemos visto tal cosa.
5.20Él se fue y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban.
5.42Inmediatamente la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y la gente se llenó de asombro.
6.2-3Cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga; y muchos, oyéndolo, se admiraban y preguntaban: - ¿De dónde saca este estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos milagros que por sus manos son hechos? ¿No es este el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas?
6.51Subió a la barca con ellos, y se calmó el viento. Ellos se asustaron mucho, y se maravillaban...
7.37Y en gran manera se maravillaban, diciendo: - Bien lo ha hecho todo; hace a los sordos oir y a los mudos hablar.
9.15En seguida toda la gente, viéndolo, se asombró; y corriendo a él, lo saludaron.
10.24Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: - Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios a los que confían en las riquezas!
10.26Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: - ¿Quién, pues, podrá ser salvo?
10.32Iban por el camino subiendo a Jerusalén. Jesús iba delante, y ellos, asombrados, lo seguían con miedo.
11.18Lo oyeron los escribas y los principales sacerdotes, y buscaban cómo matarlo, porque le tenían miedo, por cuanto todo el pueblo estaba admirado de su doctrina.
12.17Respondiendo Jesús, les dijo: - Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaron de él.
12.37»David mismo lo llama Señor; ¿cómo, pues, es su hijo?». Y gran multitud del pueblo lo oía de buena gana.
15.5Pero Jesús ni aun con eso respondió, de modo que Pilato quedó muy extrañado.
15.39Y el centurión que estaba frente a él, viendo que después de clamar había expirado así, dijo: - ¡Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios!

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

8.34-37Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: - Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará, porque ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?
10.21Entonces Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: - Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.
10.29-30De cierto os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo: casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, aunque con persecuciones, y en el siglo venidero la vida eterna.

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

  • Eusebio cita a Papías: "Cuando Marcos llegó a ser el intérprete de Pedro, él escribió las cosas con exactitud, aunque no en orden, cualquier cosa que se acordaba de lo que se dijo y se hizo por el Señor. Porque no había oído al Señor ni lo había seguido, sino que después, como dije, siguió a Pedro, quien ordenaba sus enseñanazas para llenar las necesidades [de sus oyentes], pero quien no compuso, para decirlo así, un relato ordenado de los oráculos del Señor. Así que Marcos no hizo mal en así escribir ciertas cosas tal como se acordaba de ellas." (Hendriksen, 12)
  • Justino Mártir refiere a Boanerges, un nombre que sólo aparece en Marcos (3.17).
  • El Canon Muratoriano no es completo. La primera parte que nombra los primeros dos Evangelios, fue perdida. Pero la lista implica que hubo cuatro Evangelios, y los dos que no aparecen son seguramente Mateo y Marcos.
  • Ireneo repite lo que Papías dijo.
  • Tertuliano también dice que Marcos escribió este Evangelio y que fue el intérprete de Pedro.
  • Clemente de Alejandría aclara que había muchos que pidieron que Marcos escribiera lo que Pedro había estado predicando y que Marcos había estado interpretando. Marcos lo distribuyó sin el conocimiento previo de Pedro, y cuando Pedro se enteró, "ni lo prohibió ni lo promovió." (Hendriksen, 11)
  • Orígenes también dice que Marcos escribió su Evangelio basándose en Pedro.
  • Eusebio es quien cita la mayoría de los datos antesmencionados, y expande un poco más sobre lo que escribió Clemente.

Hendriksen, Mark, 10-13

1.41Jesús, teniendo misericordia de él, extendió la mano, lo tocó y le dijo: - Quiero, sé limpio.
6.34Salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.
8.2-3Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer; y si los envío en ayunas a sus casas, se desmayarán en el camino, pues algunos de ellos han venido de lejos.
10.13-14Le presentaban niños para que los tocara, pero los discípulos reprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó y les dijo: - Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios.
10.21Entonces Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: - Una cosa te falta....
10.45...porque el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por todos.
14.3-6Pero estando él en Betania, sentado a la mesa en casa de Simón el leproso, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho valor; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza. Entonces algunos se enojaron dentro de sí, y dijeron: - ¿Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume?, pues podía haberse vendido por más de trescientos denarios y haberse dado a los pobres. Y murmuraban contra ella. Pero Jesús dijo: - Dejadla, ¿por qué la molestáis? Buena obra me ha hecho.

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

Carson, Moo y Morris sugieren que hay seis párrafos transicionales que dividen al libro en siete secciones:

1.14-15Descripción del ministerio de Jesús
3.7-12La popularidad de Jesús
6.1-6Del Mar de Galilea a Nazarét
8.27-30La confesión de Pedro
11.1-11A la confrontación
14.1-2La única mención de una fecha definida

Una división de tres partes (1.1-15, 1.16-8.26, 8.27-16.8), y las dos secciones más grandes se dividen en tres subdivisiones.

SecciónSubdivisónContenido
1.1-151.1-15Introducción
1.16-8.261.16-3.12Historia acerca de los discípulos, historia de rechazo o incredulidad, resumen
3.13-6.6Historia acerca de los discípulos, historia de rechazo o incredulidad, resumen
6.7-8.26Historia acerca de los discípulos, historia de rechazo o incredulidad, resumen
8.27-16.88.27-10.52Tres predicciones de la pasión, los discípulos no entienden, lección sobre el discipulado
b11.1-13.37Jesús en o cerca de Jerusalén
14.1-16.8La pasión, muerte y resurrección

Marcos probablemente escribió entre el año 40-65, probablemente a finales de los años 50.


Argumentos acerca de la fecha del Evangelio de Marcos

  • Si lo que dice Eusebio es correcto, Marcos publicó su Evangelio después de la muerte de Pedro. Pedro murió en las persecuciones de Nerón, aproximadamente 62-64 d.c. 1 Pedro pone a Marcos en Roma con Pedro en los años 60, y según la tradición, Marcos escribió su biografía de Jesús usando su memoria de las palabras de Pedro, sin que éste lo sepa. Según la tradición, Pedro no estuvo muy a gusto cuando supo que Marcos lo había hecho.
  • Marcos enfatiza el sufrimiento y la persecución, temas de mucha importancia en los años 60 tanto en Roma como en Jerusalén.
  • Por estas razones, la fecha tradicional ha sido los años 60 del primer siglo.
  • Sin embargo, hay otro factor: la relación entre este Evangelio y el Evangelios de Mateo y la obra de dos tomos, ~Lucas-Hechos. Se cree que Mateo y Lucas usaron el Evangelio como una de sus fuentes. Pero si Hechos fue publicado cuando Pablo todavía estaba en la cárcel en Roma (Hch. 28), entonces el Evangelio de Lucas fue escrito antes de Hechos, y Marcos aun antes. Esto pondría la composición de Marcos posiblemente hasta en los años 50.
  • Así que muchos ahora ponen una fecha temprana para la composición de Marcos. Carson, Moo y Morris, por ejemplo, plantean que fue escrito a finales de los años 50 del primer siglo.

Algunos han propuesto Egipto, Antíoco, y Galilea como lugares de composición, pero la teoría más popular siempre ha sido Roma.


Apoyo para Roma como el lugar de la composición de Marcos

  • Marcos explica expresiones arameas para sus lectores gentiles. Véase 12.42 y 15.16.
  • Marcos contiene muchos "latinismos"
  • En Mc. 15.21 el autor menciona Alejandro y Rufo, y Romanos 16.13 los pone en Roma.
  • El prólogo anti-Marcionita dice que fue escrito "en las regiones de Italia". Ireneo y Clemente dicen lo mismo.
  • Según la tradición, Marcos acompañaba a Pedro en Roma, y 1 Pedro pone a Marcos en Roma con Pedro en los años 60.

Por muchos siglos la iglesia no prestó mucha atención al Evangelio de Marcos. Se creía que era una versión compacta de Mateo y Lucas, escrito después de esos Evangelios. En cambio, en tiempos modernos, los eruditos llegaron a la conclusión que Marcos fue escrito antes de Mateo y Lucas, y desde entonces ha recibido mucha atención académica.

9.35Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.
10.15De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.
10.42-44Mas Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos.
12.38-40Y les decía en su doctrina: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con largas ropas, y aman las salutaciones en las plazas, y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas; que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones. Estos recibirán mayor condenación.
9.29Y les dijo: - Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.
11.17Y les enseñaba, diciendo: - ¿No está escrito: “Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones”? Pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.
11.22-26Respondiendo Jesús, les dijo: - Tened fe en Dios. De cierto os digo que cualquiera que diga a este monte: “Quítate y arrójate en el mar”, y no duda en su corazón, sino que cree que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidáis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguien, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas, porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.
12.40...que devoran las casas de las viudas y, para disimularlo, hacen largas oraciones.
13.18Orad, pues, para que vuestra huida no sea en invierno
14.38Velad y orad para que no entréis en tentación;
1.28Muy pronto se difundió su fama por toda la provincia alrededor de Galilea.
1.32-33Cuando llegó la noche, luego que el sol se puso, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados. Toda la ciudad se agolpó a la puerta.
1.36Lo buscó Simón y los que con él estaban, y hallándolo, le dijeron: - Todos te buscan.
1.45Pero, al salir, comenzó a publicar y a divulgar mucho el hecho, de manera que ya Jesús no podía entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera, en los lugares desiertos; y venían a él de todas partes.
2.2-4inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. Entonces vinieron a él unos trayendo a un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, quitaron parte del techo de donde él estaba y, a través de la abertura, bajaron la camilla en que yacía el paralítico.
2.13Después volvió a la orilla del mar; y toda la gente venía a él, y les enseñaba.
3.7-10Pero Jesús se retiró al mar con sus discípulos, y lo siguió gran multitud de Galilea. También de Judea, de Jerusalén, de Idumea, del otro lado del Jordán y de los alrededores de Tiro y de Sidón, oyendo cuán grandes cosas hacía, grandes multitudes vinieron a él. Entonces dijo a sus discípulos que le tuvieran siempre lista la barca, para evitar que la multitud lo oprimiera, pues, como había sanado a muchos, todos los que tenían plagas se echaban sobre él para tocarlo.
3.20...y se juntó de nuevo tanta gente que ni siquiera podían comer pan.
3.31-32Entre tanto, llegaron sus hermanos y su madre y, quedándose afuera, enviaron a llamarlo. Entonces la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: - Tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan.
4.1Otra vez comenzó Jesús a enseñar junto al mar. Y se reunió alrededor de él tanta gente, que subió a una barca que estaba en el mar, y se sentó; mientras, la gente se quedaba en la orilla.
5.21Al pasar otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió a su alrededor una gran multitud; y él estaba junto al mar.
5.24Fue, pues, con él, y lo seguía una gran multitud, y lo apretaban.
5.31Sus discípulos le dijeron: - Ves que la multitud te aprieta, y preguntas: “¿Quién me ha tocado?”.
6.14Oyó el rey Herodes la fama de Jesús, porque su nombre se había hecho notorio...
6.31-33Él les dijo: - Venid vosotros aparte, a un lugar desierto, y descansad un poco, porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. Y se fueron solos en una barca a un lugar desierto. Pero muchos los vieron ir y lo reconocieron; entonces muchos fueron allá a pie desde las ciudades, y llegaron antes que ellos, y se juntaron a él.
6.54-56Al salir ellos de la barca, en seguida la gente lo reconoció. Mientras recorrían toda la tierra de alrededor, comenzaron a traer de todas partes enfermos en camillas a donde oían que estaba. Y dondequiera que entraba, ya fuera en aldeas, en ciudades o en campos, ponían en las calles a los que estaban enfermos y le rogaban que los dejara tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que lo tocaban quedaban sanos.
8.1En aquellos días, como había una gran multitud y no tenían qué comer...
9.14-15Cuando llegó a donde estaban los discípulos, vio una gran multitud alrededor de ellos, y escribas que discutían con ellos. En seguida toda la gente, viéndolo, se asombró; y corriendo a él, lo saludaron.
10.1Levantándose de allí, vino a la región de Judea y al otro lado del Jordán. Y volvió el pueblo a juntarse a él, y de nuevo les enseñaba como solía.
10.46Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él, sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo, el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino, mendigando.
11.8-10También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles y las tendían por el camino. Los que iban delante y los que venían detrás gritaban, diciendo: - ¡Hosana! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosana en las alturas!
12.37»David mismo lo llama Señor; ¿cómo, pues, es su hijo?». Y gran multitud del pueblo lo oía de buena gana.

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

Leer el Evangelio de Marcos cansa al lector, porque Marcos enfatiza el paso frenético del ministerio de Jesús. Jesús es siempre activo y móvil en Marcos. Jesús corre de un lado al otro, siempre ocupado en alguna actividad. Marcos logra este sentido de prisa y presión por el uso de varias técnicas literarias: por su uso de parataxis (ve abajo), por su repetición de la palabra εὐθὺς ("en seguida" o "inmediatamente" Jesús se fue...), por su repetición de otras palabras como "otra vez hizo" y "comenzó a hacer", por el constante cambio de días y lugares, y por la presencia constante de multitudes que presionan a Jesús.


Marcos usa la técnica llamada parataxis, conectando sus oraciones con la palabra "y" en griego. Es una imitación del estilo encontrado en hebreo en el Antiguo Testamento. No se nota tanto ese fenómeno en español, porque las traducciones de la Biblia por lo general no lo traducen, porque las versiones modernas quieren conformarse más al estilo contemporáneo. Pero en griego, da la misma sensación de apuro: "Y Jesús fue para allá, y Jesús hizo x, y Jesús..."

Los manuscritos de Marcos contienen cuatro diferentes conclusiones al Evangelio de Marcos: algunos manuscritos terminan con 16.8, otros con 16.9, y otros con 16.20, y de los que terminan con v. 20, algunos añaden otro material después de v. 14. La mayoría de los comentaristas hoy en día piensan que las palabras originales de Marcos terminan con 16.8, y que las otras conclusiones son intentos de reemplazar la conclusión original, que aparentemente fue perdida. Los que rechazan a versículos 9-20 lo hacen debido a la evidencia textual (la diversidad de versiones, comentarios y señales como asteriscos en los manuscritos, etc), y no por dudas doctrinales acerca del contenido de los versículos.

Antes era común entre comentaristas asumir que Marcos y los otros Evangelistas escribieron a iglesias específicas con problemas específicos. Muchos comentaristas leían al Evangelio de Marcos para buscar pistas de las circunstancias de la comunidad original a la cual escribió. Pero en las últimas décadas la erudición ha reconocido que hubo mucho movimiento geográfico y comunicación entre iglesias en la iglesia del primer siglo. Probablemente los Evangelistas dirigieron sus libros no a comunidades específicas sino a un público más amplio, a toda la iglesia en general.


El Evangelio de Marcos ha sido asociado con Roma, y muchos han comentado que su Evangelio, que se enfoca más en las acciones de Jesús y no en sus palabras, es algo que hubiera sido atractivo para los romanos, porque eran muy eficientes y orientados hacia la acción.

PasajeAdversariosControversia
2.1-12Los escribasLo acusan de blasfemia
2.13-17Los escribas de los FariseosLo critican por asociarse con pecadores
2.18-22El texto no indica quienes fueronLo critican porque sus discípulos no ayunan
2.23-28Los FariseosLo critican porque recoge comida en el día de reposo
3.1Los FariseosLo critican porque sana en el día de reposo
3.22-30Los escribas de JerusalénLo acusan de ser endemoniado
7.1-23Los Fariseos y los escribas de JerusalénLe critican por no lavarse las manos; él los critica por su hipocrítica práctica de Corbán
8.11-13Los FariseosLe exigen una señal
10.1-12Los FariseosLe preguntan sobre el divorcio
11.15-19La purificación del templo
11.27-33Los principales sacerdotes, los escribas y los ancianosLe preguntan sobre su autoridad
12.13-17Los Fariseos y los HerodianosLe preguntan sobre los impuestos a César
12.18-27Los SaduceosLe preguntan sobre la resurrección de los muertos
14.1-2Los principales sacerdotes y los escribasBuscan cómo matarlo
14.10-11, 43-50Judas y los principales sacerdotesArreglan para arrestarlo
14.53-65El Sumo sacerdote, los principales sacerdotes y el ConcilioLo examinan
1.35Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.
6.41Jesús da gracias por los panes y peces en la alimentación de los 5.000
6.46Y después que los despidió, se fue al monte a orar.
8.6-7Jesús da gracias por los panes y peces en la alimentación de los 4.000
14.22-23Jesús da gracias por el pan y la copa en la primera Santa Cena
14.32-39La oración angustiada de Jesús en Getsemaní
15.34Y a la hora novena Jesús clamó a gran voz, diciendo: - ¡Eloi, Eloi!, ¿lama sabactani? (que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”).
2.20Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces, en aquellos días, ayunarán.
8.31Comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del hombre padecer mucho, ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, ser muerto y resucitar después de tres días.
8.34Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: - Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.
9.9-10Mientras descendían del monte, les mandó que a nadie dijeran lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre hubiera resucitado de los muertos. Por eso guardaron la palabra entre sí, discutiendo qué sería aquello de resucitar de los muertos.
9.12Respondiendo él, les dijo: - Elías a la verdad vendrá primero y restaurará todas las cosas. Pero ¿no dice la Escritura que el Hijo del hombre debe padecer mucho y ser despreciado?
9.31-32pues enseñaba a sus discípulos, y les decía: - El Hijo del hombre será entregado en manos de hombres, y lo matarán; pero, después de muerto, resucitará al tercer día. Pero ellos no entendían esta palabra, y tenían miedo de preguntarle.
10.32-34Iban por el camino subiendo a Jerusalén. Jesús iba delante, y ellos, asombrados, lo seguían con miedo. Entonces, volviendo a tomar a los doce aparte, les comenzó a decir las cosas que le habían de acontecer: - Ahora subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas. Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles. Se burlarán de él, lo azotarán, lo escupirán y lo matarán; pero al tercer día resucitará.
10.38-39Entonces Jesús les dijo: - No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Ellos respondieron: - Podemos. Jesús les dijo: - A la verdad, del vaso que yo bebo beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado seréis bautizados;
10.45...porque el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por todos.
12.6-8En la parábola de los labradores malvados: Por último, teniendo aún un hijo suyo, amado, lo envió también a ellos, diciendo: “Tendrán respeto a mi hijo”. Pero aquellos labradores dijeron entre sí: “Este es el heredero; venid, matémoslo, y la heredad será nuestra”. Y tomándolo, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña.
14.7-9Siempre tendréis a los pobres con vosotros y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis. Esta ha hecho lo que podía, porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura. De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que esta ha hecho, para memoria de ella.
14.18-25La institución de la Santa Cena para celebrar su inminente muerte
14.27Entonces Jesús les dijo: - Todos os escandalizaréis de mí esta noche, pues escrito está: “Heriré al pastor y las ovejas serán dispersadas”.
14.41Vino la tercera vez, y les dijo: - ¡Dormid ya y descansad! ¡Basta, la hora ha llegado! He aquí, el Hijo del hombre es entregado en manos de los pecadores.

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

Everett Harrison da una lista de los latinismos en Marcos: δηνάριον, κοδράντης, κεντυρίων, κη̂νσος, κράββατος, λεγιών, μόδιος, ξέστης, πρᾰιτώριον, σπεκουλάτωρ, φρᾰγελλόuv, y algunas frases. - Everett Harrison, Introducción al Nuevo Testamento. (Grand Rapids: Libros Desafío, 2002), 177

Muchos comentaristas observan que en algunos lugares Marcos tiene detalles muy vivos. Algunos ejemplos:

  • Marcos menciona que los hombres quitaron parte del techo (2.4).
  • Marcos menciona que Jesús guardaba una barca para la enseñanza (3.9).
  • Marcos menciona que Jesús miró a los que estaban sentados alrededor de él (3.34).
  • Marcos menciona que Jesús estaba en la popa de la barca durmiendo sobre un cabezal (4.37-38).
  • Marcos menciona que estaban sentados los 5.000 sobre pasto verde (6.39-40).
4.13Y les dijo: - ¿No entendéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas?
4.38-40Él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal. Lo despertaron y le dijeron: - ¡Maestro!, ¿no tienes cuidado que perecemos? Él, levantándose, reprendió al viento y dijo al mar: - ¡Calla, enmudece! Entonces cesó el viento y sobrevino una gran calma. Y les dijo: - ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?
6.35-37Cuando ya era muy avanzada la hora, sus discípulos se acercaron a él, y le dijeron: - El lugar es desierto y la hora ya muy avanzada. Despídelos para que vayan a los campos y aldeas de alrededor y compren pan, pues no tienen qué comer. Respondiendo él, les dijo: - Dadles vosotros de comer. Ellos le dijeron: - ¿Quieres que vayamos y compremos pan por doscientos denarios y les demos de comer?
6.49-52Viéndolo ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma y gritaron, 50 porque todos lo veían, y se asustaron. Pero en seguida habló con ellos, y les dijo: - ¡Tened ánimo! Soy yo, no temáis. Subió a la barca con ellos, y se calmó el viento. Ellos se asustaron mucho, y se maravillaban, pues aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones.
7.17-19Cuando se alejó de la multitud y entró en casa, le preguntaron sus discípulos sobre la parábola. Él les dijo: - ¿También vosotros estáis así, sin entendimiento? ¿No entendéis que nada de fuera que entra en el hombre lo puede contaminar, porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la letrina?
8.4-5Sus discípulos le respondieron: - ¿De dónde podrá alguien saciar de pan a estos aquí en el desierto? Él les preguntó: - ¿Cuántos panes tenéis? Ellos dijeron: - Siete.
8.14-21Se olvidaron de llevar pan, y no tenían sino un pan consigo en la barca. Y él les mandó, diciendo: - Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes. Discutían entre sí, diciendo: - Es porque no trajimos pan. Entendiéndolo Jesús, les dijo: - ¿Qué discutís?, ¿porque no tenéis pan? ¿No entendéis ni comprendéis? ¿Aún tenéis endurecido vuestro corazón? ¿Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís? ¿No recordáis? Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas cestas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: - Doce. - Y cuando repartí los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: - Siete. Y les dijo: - ¿Cómo es que aún no entendéis?
8.32-33Entonces Pedro lo tomó aparte y comenzó a reconvenirlo. Pero él, volviéndose y mirando a los discípulos, reprendió a Pedro, diciendo: - ¡Quítate de delante de mí, Satanás!, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.
9.5-6Entonces Pedro dijo a Jesús: - ¡Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí! Hagamos tres enramadas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. No sabía lo que hablaba, pues estaban asustados.
9.18Dije a tus discípulos que lo echaran fuera, pero no pudieron.
9.28-29Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: - ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? Y les dijo: - Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.
9.32Pero ellos no entendían esta palabra, y tenían miedo de preguntarle.
9.33-34Llegó a Capernaúm y, cuando estuvo en casa, les preguntó: - ¿Qué discutíais entre vosotros por el camino? Pero ellos callaron, porque por el camino habían discutido entre sí sobre quién había de ser el mayor.
9.38-40Juan le respondió diciendo: - Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él no nos sigue, y se lo prohibimos porque no nos seguía. Pero Jesús dijo: - No se lo prohibáis, porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre, que luego pueda hablar mal de mí, 40 pues el que no es contra nosotros, por nosotros es.
10.13-14Le presentaban niños para que los tocara, pero los discípulos reprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó y les dijo: - Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios.
10.26-27Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: - ¿Quién, pues, podrá ser salvo? Entonces Jesús, mirándolos, dijo: - Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque todas las cosas son posibles para Dios.
10.32Jesús iba delante, y ellos, asombrados, lo seguían con miedo.
10.35-40Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron y le dijeron: - Maestro, queremos que nos concedas lo que vamos a pedirte. Él les preguntó: - ¿Qué queréis que os haga? Ellos le contestaron: - Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús les dijo: - No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Ellos respondieron: - Podemos. Jesús les dijo: - A la verdad, del vaso que yo bebo beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado.
13.1-2Al salir Jesús del templo, le dijo uno de sus discípulos: - Maestro, ¡mira qué piedras y qué edificios! Jesús, respondiendo, le dijo: - ¿Ves estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra que no sea derribada.
14.3-6Pero estando él en Betania, sentado a la mesa en casa de Simón el leproso, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho valor; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza. Entonces algunos se enojaron dentro de sí, y dijeron: - ¿Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume?, pues podía haberse vendido por más de trescientos denarios y haberse dado a los pobres. Y murmuraban contra ella. Pero Jesús dijo: - Dejadla, ¿por qué la molestáis? Buena obra me ha hecho.
14.10-11Entonces Judas Iscariote, uno de los doce, fue a los principales sacerdotes para entregárselo. Ellos, al oírlo, se alegraron y prometieron darle dinero. Y Judas buscaba oportunidad para entregarlo.
14.27-31, 14.66-72Sus discípulos lo abandonan y Pedro le niega tres veces
14.32-42Los discípulos duermen en Getsemaní

Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1995) Bible Text (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998)

1.1El título del libro
1.2-3Cita de Isaías acerca de Juan
1.4El ministerio de Juan
1.5La reacción del público a Juan
1.6La aparición de Juan
1.7-8La predicación de Juan
1.9La aparición y bautismo de Jesús
1.10-11Los sucesos sobrenaturales que acompañaron su bautismo
1.12El Espíritu lleva a Jesús a su tentación
1.13aSatanás tienta a Jesús
1.13bLos ángeles socorran a Jesús
1.16-17Jesús llama a Simón y a Andrés
1.18Simón y Andrés siguen a Jesús
1.19Jesús llama a Jacobo y a Juan
1.20Jacobo y Juan siguen a Jesús
1.21La llegada de Jesús a Capernaúm y su enseñanza
1.22La reacción del público a Jesús
1.23-24La súplica del hombre con el espíritu inmundo
1.25Jesús amonesta al espíritu
1.26La salida del espíritu
1.27-28La reacción del público al exorcismo

Elementos de Marcos 3.1-6

Temas

  • Sanar
  • El sábado
  • La ley, la legalidad
  • La mano seca
  • Jesús bajo escrutineo
  • Dureza o terquedad de corazón
  • Complot para matar a Jesús
  • El silencio de los Fariseos
  • El enojo de Jesús
  • La tristeza de Jesús
  • Hacer el bien y el mal
  • Salvar y destruir vida

Personajes

  • Jesús
  • El hombre con la mano seca
  • Los Fariseos
  • Los Herodianos

Nombres para Dios

  • No se menciona directamente a Dios
  • No se usa el nombre Jesús, solo pronombres

Lugares

  • La sinagoga

Paralelos entre las historias de las dos mujeres en Marcos 5.21-43

  • El período de doce años se menciona en conexión con ambas (5.25, 5.42)
  • Ambas son llamadas 'hijas' (5.34, 5.35)
  • Hay referencias a caídas en ambas historias (5.22, 5.33)
  • Se menciona la fe en ambas historias (5.34, 5.36)
  • Hay referencias a la salvación en ambas (5.23, 5.28)
  • Según la ley de Moisés, tocar tanto a una mujer con flujo de sangre como a un cadáver dejaba a un Judío inmundo. Pero Jesús toca a ambas mujeres en esta historia, pero su poder convierte la situación. En lugar de que ellas le dejaran inmundo, él las deja sanadas.

Fuente: Notas de una clase con el Dr. Dean Deppe

Sanidades y resurrecciones1.29-31, 1.32-34, 1.42, 2.11-12, 3.5, 3.10, 5.25-32, 5.40-43, 6.56, 7.31-35, 8.22-26, 10.52, 14.3
Exorcismos1.23-27, 1.32-34, 3.11, 3.23-27, 5.1-20, 7.24-30, 9.20-29
Otros milagros4.35-41, 6.39-44, 6.48-49, 8.1-10, 11.14, 20-21

Tanto Marcos como 1 Pedro hablan de la persecución de los seguidores de Jesús


Tanto Marcos como 1 Pedro hablan del Siervo de Dios que sufre por los demás


Los dos libros citan los mismos textos:

  • Salmo 118.22 es citado en Marcos 12.10 y en 1 Pedro 2.7.
  • Isaías 40.8 es citado en Marcos 13.31b y en 1 Pedro 1.25.
  • Isaías 53 es citado en Marcos 10.45b y en 1 Pedro 2.22-25a.
  • Ezequiel 34 es citado en Marcos 6.34 y en 1 Pedro 2.25b.

Alguien propone un quiasmo en Marcos 2.1-3.6:

2.1-12 (sanar) 2.13-17 (comer) 2.18-22 (ayunar) 2.23-28 (comer) 3.1-6 (sanar)

Fuente desconocida.