Este archivo es una colección de apuntes y observaciones acerca de la interpretación de la Biblia. La colección crecerá poco a poco. Siempre será un proyecto 'en construcción' y ninguna sección llegará a ser 'completa.' Para mis apuntes sobre otros temas, favor de consultar nuestro índice completo

Última actualización del presente documento: 14-12-2016

David Gifford

Estamos en proceso de transferir todos nuestros materiales anteriores aquí.

Si no encuentras lo que buscas aquí, consulta este pdf de mi clase de métodos exegéticos.

.Instrucciones

Exégesis canónica

La interpretación de las cartas (estructura)

La interpretación de las cartas (recursos generales)

Los pasos exegéticos

Recursos generales acerca de la interpretación

Los títulos de cada sección son ligas, tanto en la sección misma como en el índice. Para compartir la liga de una sección específica de este documento en un texto, correo o red social, haz clic en la liga con el botón derecho y seleccionar 'copiar liga' o su equivalente.

Hemos dividido las secciones para que sean fáciles de imprimir por separadas.

  1. Configura tu navegador web, en la sección para imprimir, para mostrar números de página en los pies de página.
  2. Busca la sección que deseas imprimir, y observa los números de página de esa sección.
  3. Limita la impresión a las páginas que deseas imprimir.

En cada sección hemos puesto el ícono de una casa ( ). Al presionar este ícono, regresarás al inicio y el índice.

Este documento es para el beneficio y el provecho personal de sus lectores, y no lo considero una fuente académica. Es mejor citar mis fuentes que citar el presente documento.

  • Las citas entre comillas son citas exactas en español, o traducciones mías de citas en inglés. La información bibliográfica aparece en la .Bibliografía de recursos consultados.
  • Los apuntes donde indico la fuente sin comillas son apuntes donde resumo la fuente en mis propias palabras, o adapto las palabras de la fuente de manera machacada, resumiendo, parafraseando, omitiendo y añadiendo palabras a mi gusto, sin rigor académico.
  • Los apuntes que no indican una fuente son observaciones mías, o datos tan generales que no hay necesidad de indicar la fuente.

Acercarse al texto

  • 1. La selección de un texto de acuerdo a las necesidades de tus oidores
  • 2. La preparación espiritual para estudiar el texto
  • 3. La determinación de los límites del texto (asegurar dónde empieza y dónde se termina la perícopa)
  • 4. La crítica textual (la examinación del aparato crítico para determinar si los manuscritos griegos tienen lecturas alternativas que afectan la interpretación del texto
  • 5. La lectura inicial del texto, con la ayuda del formulario “lectura y observaciones”

Analizar según su género literario

  • 6a. Discurso (profecía, epístola o sermón)
  • 6b. Narrativa
  • 6c. Poesía y literatura sapiencial
  • 6d. Material legal

Investigar cualquier dato desconocido

  • 7. La exégesis semántica (el estudio del significado de las palabras)
  • 8. La exégesis histórico-cultural

Estudiar la teología del texto en su contexto canónico e histórico

  • 9. La comparación del texto con textos paralelos
    • Samuel y Reyes / Crónicas
    • Los cuatro Evangelios
    • 2 Pedro 2 y Judas
  • 10. La investigación de citas y alusiones a otros libros del canon bíblico
  • 11. La investigación de los temas en el texto
    • ¿Cómo se desarrolló este tema a través del canon?
    • ¿Cómo se ha desarrollado este tema en la historia de la teología?

Sintetizar los resultados de la investigación

  • 12. La reflexión acerca del significado del texto para los lectores originales, en base a todo lo que has investigado
  • 13. La elaboración de una interpretación provisional en un breve párrafo
  • 14. La comparación de tu interpretación provisional con los comentarios bíblicos
  • 15. La elaboración del problema, el objetivo y el resumen del texto

Observaciones acerca de los pasos

  • Nota bien que la consultación de los comentarios es el penúltimo paso. La idea es de darte habilidades que disminuyen tu dependencia de los comentaristas.
  • La gran mayoría de los pasos no requieren la inversión de dinero en muchos libros. Sin embargo, hay ciertos pasos (por ejemplo, la exégesis canónica y la exégesis temática) donde la compra de libros es de mucho provecho.
  • Si esta lista parece intimidante, no debes preocuparte, por dos razones:
    • Primero, se entiende que no siempre vas a poder cubrir todos los pasos cada vez que predicas. Cada texto es distinto, y algunos textos requieren ciertos pasos más que otros. Concéntrate en los pasos más importantes para el texto que vas a predicar.
    • Con la práctica, muchos de estos pasos toman menos esfuerzo y tiempo cada vez.

El primer paso no requiere mucha explicación. El predicador tiene que seleccionar un texto bíblico que va a predicar, en vista de las necesidades de su iglesia.

Por ejemplo, si el predicador se da cuenta que el conocimiento de su iglesia con respecto a la doctrina de la creación necesita reforzarse, debe escoger un texto acerca de esta doctrina, como Génesis 1 o Salmo 8. Si la iglesia tiene conflictos, debe escoger un texto acerca de la reconciliación y la unidad.


De preferencia, el predicador debe escoger un texto bíblico, y predicar el significado y las implicaciones de ese texto, en lugar de usar el texto solamente para introducir un sermón temático. Hay momentos para sermones temáticos (sermones que explican el desarrollo de un tema o una doctrina a través de la Biblia), pero la gran mayoría de los sermones deben ser sermones exegéticos.


Otros consejos para escoger textos

  • El texto puede ser parte de una serie de sermones sobre un libro bíblico.
  • El predicador debe intentar predicar de una variedad de libros bíblicos, para exponer todo el consejo de Dios, no solamente predicar de sus libros o temas favoritos.
  • Todo texto bíblico es bueno e inspirado para enseñar y corregir. Pero el púlpito no es necesariamente el contexto apropiado para hacerlo. Algunos textos no son para predicar, sino para usar en otros contextos: la consejería pastoral, la educación cristiana, la consejería prematrimonial, etc. Por ejemplo, hay textos que hablan de temas sexuales de una forma gráfica, y no se debe predicar estos textos cuando hay niños presentes.

Este segundo paso tampoco requiere mucha explicación. Si quieres estudiar la Palabra de Dios, debes pedir la iluminación del Espíritu Santo que inspiró esa Palabra. Los predicadores no deben investigar y predicar con sus propias fuerzas humanas. Deben depender de la gracia de Dios igual como lo hicieron para ser salvos. Es importante orar y examinar nuestros corazones antes de prepararnos para predicar la Palabra de Dios.


Preguntas para preparar tu corazón antes de estudiar

  • ¿Estoy dispuesto poner en práctica lo que encuentro en este texto?
  • ¿Estoy dispuesto investigar a fondo este texto en vez de pensar que ya lo entiendo bien?
  • ¿Es mi deseo exaltar a Cristo y alimentar a su iglesia, en vez de ganar seguidores de mis opiniones e impresionar a otros con mi erudición?
  • ¿Estoy dispuesto predicar con denuedo todo lo que Dios dice en este texto aunque el mensaje no sea fácil de aceptar para mis oyentes?
  • ¿Estoy dispuesto a considerar todas las interpretaciones antes de llegar a una conclusión?

Gordon Fee acerca de la preparación espiritual

“Temo por los estudiantes cuando la exégesis se vuelve fácil; o cuando la exégesis es lo que uno hace principalmente por el beneficio de otros. Porque muy frecuentemente tal exégesis ya no es acompañada por un corazón ardiente, con el resultado que uno ya no permite que los textos hablen a uno mismo. Si el texto bíblico no agarra o posea el alma de uno, es probable que tampoco ayude mucho a los que oyen.” - Fuente: Gordon D. Fee, Listening to the Spirit in the Text. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 2000), p. 7.


La exégesis y la espiritualidad (Gordon Fee)

“…la exégesis auténtica intenta entrar en la espiritualidad del autor, no solo en sus palabras. Además, nuestro compromiso a este nivel no es para que sea una tarea meramente descriptiva (como, por ejemplo, “Pablo amaba apasionadamente a Cristo”), sino una tarea autenticamente empática, para que nosotros mismos llegáramos a amar apasionadamente a Cristo, si pensamos escuchar al texto según las condiciones que Pablo establece y no solamente según nuestras propias condiciones.”

¿Qué sentido tiene la descripción de un texto en un comentario si no nos preguntamos acerca de las expectativas de Pablo en cuanto a lo que sus lectores harían con ese texto?

Fuente: una paráfrasis de Gordon D. Fee, Listening to the Spirit in the Text. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 2000), p. 11-12.

Antes de estudiar el texto, el predicador necesita identificar dónde se empieza y dónde se termina el texto bíblico que va a estudiar.


Algunos textos son fáciles de identificar, por ejemplo, una narrativa de un milagro de Jesús, o un discurso de Pedro en Hechos. Pero otros textos son más dificiles de identificar. Hay tres formas de identificar el inicio y la conclusión de tu texto:


1. Indicaciones del inicio de un nuevo texto

  • Donde la conclusión del texto anterior es clara
  • Donde hay un cambio de tema (p. ejemplo, el tema cambió del dinero a la segunda venida. Muchas veces se anuncia con una fórmula como “Y ahora acerca de...” o “No quiero que ignoréis...”)
  • Donde hay un cambio de género (p. ej., de exposición a exhortación, o de narrativa a discurso)
  • Donde hay cambio de oidores (p. ej., Jesús estaba hablando a la multitud, pero ahora habla con sus discípulos)
  • Donde hay un cambio de lugar (p. ej., antes estuvieron en Listra, ahora están en Derbe)
  • Donde hay un cambio de tiempo (p. ej., “el siguiente día”)
  • A veces el autor envuelve una sección con un inclusio (p. ej., Hebreos 3.6 y 3.14)
  • Donde hay un cambio gramatical notable (p. ej., cuando el autor ha escrito de largo acerca de “ellos”, y de repente se dirige a los lectores y comienza hablar de “vosotros”)

2. Indicaciones de la conclusión de un texto

  • Donde el inicio del siguiente texto es claro
  • Donde hay resolución de un conflicto en una narrativa (la persona se sanó y la multitud reaccionó)
  • Donde hay un resumen o frase para concluir (muchas veces es una exhortación)

3. Indicaciones de la coherencia interna de un texto

  • Donde se ve que el texto se trata del mismo tema, es el mismo género, con el mismo estilo literario

Antes de leer el texto bíblico, debemos sentirnos seguros de que tenemos las verdaderas palabras originales que los autores de la Biblia escribieron. Para eso debemos determinar el texto original usando la crítica textual. Ojo: Aunque este paso es para pastores que tienen un conocimiento básico del griego, recomendamos que todo estudiante de la Biblia lea esta sección para familiarizarse con el problema y el proceso de la crítica textual. La crítica textual es toda una materia, y no podemos estudiarla muy a fondo en este tutorial. Sin embargo, es importante para todo Cristiano saber algunos datos básicos sobre la historia de la trasmisión del texto de su Nuevo Testamento.


El problema

No tenemos los manuscritos originales en griego que Pablo, Lucas y los demás escritores del Nuevo Testamento escribieron. Lo que tenemos son miles y miles de copias y fragmentos de copias en griego. Estos miles de manuscritos griegos tienen pequeñas diferencias. Lo bueno es que estas diferencias no afectan ningún punto de doctrina. Sin embargo, estas diferencias nos dejan con el importante trabajo de decidir cuáles palabras son las originales y cuáles son errores que surgieron en la trasmisión del texto bíblico. Nuestras Biblias modernas son reconstrucciones de los documentos originales basadas en el contenido de las copias y fragmentos que tenemos. El proceso de determinar lo que Mateo, Marcos y Pedro, etc escribieron se llama la crítica textual. Es un proceso científico muy complicado que toma en cuenta muchos factores.


Las causas del problema

¿Por qué hay diferencias entre los manuscritos griegos del Nuevo Testamento? ¿Por qué no todos tienen exactamente el mismo contenido? Bueno, hay varias razones. Tenemos que imaginar las condiciones en que los escribas hicieron copias del texto de la Biblia en los siglos pasados:

No tenían fotocopiadoras, ni fax, ni impresoras. Todas las copias de la Biblia se hacían a mano, por escribas.

Las condiciones de luz no siempre fueron ideales. Muchos escribas trabajaban sin suficiente luz y no podían ver bien lo que estaban copiando. Además, en estos tiempos, no usaban espacios entre las palabras, y los manuscritos eran más dificiles de leer. En consecuencia...

  • ...a veces cambiaban el orden de las letras por accidente (p. ej., elabon por ebalon)
  • ...a veces cambiaban el orden de las palabras
  • ...a veces omitían letras, palabras o hasta líneas enteras de texto

A veces los escribas no escuchaban bien al que estaba dictando el texto. O a veces dos vocales sonaban iguales y los escribas apuntaron el vocal equivocado. (ekomen por ekwmen)

A veces cambiaron el texto intencionalmente:

  • Deseaban corregir errores de gramática
  • Deseaban eliminar dificultades en el texto
  • Deseaban aclarar puntos doctrinales

...Así que, las diferencias entre los miles de manuscritos que tenemos en griego tienen muchas causas.


La solución

A través de los siglos los eruditos Cristianos han intentado superar el problema y determinar cuál fue el texto original. El método de la crítica textual es sencillo de entender:

  • Comparar todos los manuscritos griegos antiguos que tenemos, y otras fuentes importantes, como:
    • Manuscritos antiguos con traducciones del NT a otros idiomas
    • Citas del NT en los sermones, comentarios, escritos y liturgias de la iglesia antigua
    • Evaluar las diferentes lecturas, usando ciertas normas establecidas.

Ya que hemos aprendido algo de la trasmisión de la Biblia y la crítica textual, es importante familiarizarnos con algunas de las normas que los eruditos usan para llegar a la lectura original.


Normas de la crítica textual

  • La mejor lectura satisface los requisitos tanto de la evidencia externa (la explicación de las variaciones entre manuscritos) como la evidencia interna (la coherencia del documento).
  • Los manuscritos griegos reciben preferencia a las citas de los Padres de la iglesia.
  • Se debe comenzar con la evidencia externa antes de ver la evidencia interna. Evidencia interna nunca debe recibir preferencia cuando contradice la evidencia externa.
  • Se debe evaluar manuscritos por su calidad, no por su cantidad. Los manuscritos más antiguos y consistentes son preferidos.
  • La mejor lectura concuerda con los manuscritos más antiguos y de cada una de las cuatro familias de textos (véase abajo).
  • Manuscritos que manifiestan una abundancia de lecturas peculiares (p.ej., el texto occidental) no deben recibir preferencia aún cuando la evidencia interna está en su favor.
  • La lectura más difícil es más probable.
  • La lectura más corta es más probable.
  • La lectura que explica el origen de las demás lecturas es más probable.

La clasificación de los manuscritos griegos

Hay cuatro distintos clases o familias de textos, agrupados por su lugar y tiempo de origen. Estas familias de manuscritos manifiestan rasgos similares y algunas familias suelen tener lecturas más confiables que otras.

  • Alejandrinos: Por lo general lo más confiables (א, A, B, p46, p66, p75)
  • Occidentales: tendencia de añadir material. Significante si es una lectura más corta (D, W, Padres Latinos, old Latin, algunos manuscritos siriacos)
  • Cesareos: Mezcla de lecturas occidentales y alejandrinas (Q, fam. 1, fam. 13)
  • Coiné o Bizantinos

Ejemplos de textos afectados por la crítica textual

Juan 7.53-8.11

Esta perícopa no se encuentra en la mayoría de MSS importantes. No aparece en los MSS hasta D (siglo V)

Muchos MSS tienen una estrella al lado de este pasaje, indicando que estaban inciertos en cuanto a su autenticidad. Muchos MSS lo tienen ubicado en otros lugares:

  • Después de Lucas 21.38
  • Al final de Juan
  • Después de Jn. 7.36
  • Después de Jn. 7.44

Los Padres orientales no citan este pasaje hasta el siglo X. Los padres occidentales más antiguos (Ireneo, Tertuliano, Cipriano) no lo mencionan.

Hay un alto índice de variaciones en este pasaje.

Este texto interrumpe el flujo de 7.52 y 8.12. 7.37-8.20 habla de la enseñanza de Jesús durante la fiesta de tabernáculos, y de su identidad como al agua viviente y la luz del mundo. y confunde al lector: ¿Y por qué mencionar que todos fueron a su casa si el autor no usa esa información?

Los escribas (v. 3) no se mencionan en el resto del Evangelio.

Juan prefiere mencionar la confusión de los enemigos de Jesús, no sus intentos de atraparlo con casos difíciles. Algunos han dicho que este texto parece más al contenido de Lucas 19-21 que al contenido de Juan.


1 Juan 5.7-8

Las palabras en negritas son el texto debatido:

6 "Este es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; no mediante agua solamente, sino mediante agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio, porque el Espíritu es la verdad. 7 Tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. 8 Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan."

Este texto sólo se encuentra en ocho manuscritos griegos,

  • Seis de estos ocho manuscritos tienen fechas entre el siglo XVI y el siglo XVIII. Dos de los seis manuscritos tienen las palabras como lectura alternativa en el margen.
  • El séptimo manuscrito de los ocho es del siglo XIV, pero contienen estas palabras escritas por una mano del siglo XVI, y se encuentran en el margen.
  • El octavo manuscrito es del siglo X, y es una lectura alternativa encontrada en el margen.

Este texto nunca fue citado por los Padres griegos, aunque les hubiera servido mucho en las controversias trinitarias.

  • Su primera instancia en griego se encuentra en el acta del Concilio Laterano, de 1215.
  • No se encuentra en las traducciones del NT a otros idiomas antiguos excepto el Latín. Y en Latín, no se encuentra en la Vulgata de Jerónimo.
  • La instancia más antigua de esta adición se encuentra en un ensayo del cuarto siglo, en Latín, escrito por un hereje, Prisciliano, o uno de sus seguidores. De ahí empezó a entrar a los textos de 1 Juan en Latín, y los padres latinos empezaron a citarlo en los quintos y sextos siglos. Gracias a la influencia de ellos, la iglesia llegó a creer que era parte del texto original de 1 Juan.

Esta lectura alternativa ni se ubica bien en su contexto:

  • El contexto, antes y después, tiene que ver con el testimonio del Espíritu, el agua y la sangre.
  • La lectura alternativa introduce forzadamente el tema de la unidad del Padre, Verbo y Espíritu Santo, algo que no aparece en ningún lugar en el resto de la carta.

Marcos 16.9-20

Los MSS contienen cuatro diferentes conclusiones al Evangelio de Marcos:

  • El que termina con v. 20
  • Otro que termina con v. 20, pero añade otro material después de v. 14. Esta conclusión solo se encuentra en un MS, y es muy evidente que es una interpolación para suavizar la nota de condenación de los discípulos en v. 14.
  • El que termina con v. 8.
  • Uno que termina con v. 9 pero tiene poco apoyo en los MSS.

Versículos. 9-20 están en la vasta mayoría de MSS, inca. A, C, D. Son citados en Ireneo y el Diatessaron. Así que ya fueron conocidos en el segundo siglo.

Pero א y B no los contienen. Estos son los unciales más antiguos.

Clemente Alejandrino y Origenes no parecen conocer estos versículos.

Casi todas las copias griegas de Marcos conocidas por Jerónimo y Eusebio no contienen estos versículos.

Algunos MSS tienen estrellas, indicando que los escribas estaban inciertos en cuanto a su estado.

La existencia de la conclusión corta (v. 9) es evidencia que apoya la conclusión en v. 8.


Pasos para la crítica textual en el pastorado

Lo mínimo: Comparar la Reina Valera con la Nueva Versión Internacional y sus notas textuales.


Preferible: Ver las herramientas textuales debajo del texto griego en el NT y reflexionar sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las lecturas alternativas?
  • ¿Cuál es la calificación que los académicos asignaron a la lectura preferida?
  • ¿Cuánto apoyo tiene la lectura preferida en los manuscritos, traducciones y padres eclesiásticos?
  • ¿De qué calidad es el apoyo textual? ¿Los manuscritos son de siglos más antiguos? ¿Los manuscritos vienen de familias textuales confiables?
  • ¿Por qué crees que hay varias lecturas? ¿Qué pasó en la transmisión de este texto?

Un ejemplo de un estudio textual

Gálatas 1.15

Hay dos lecturas en los manuscritos para Gálatas 1.15:

  1. εὐδόκησεν (“agradó”)
  2. εὐδόκησεν ὁ θεὸς (“agradó a Dios”)

La primera lectura tiene una calificación “C”, indicando que los editores no están muy seguros cuál de las dos lecturas fue la original.

La primera lectura tiene una abundancia de apoyo en los manuscritos, traducciones y citas en los padres de la iglesia, y algunos de los manuscritos son antiguos y confiables, incluso alef, A, y D. Sin embargo, la otra lectura también tiene algunos testigos antiguos, como p46, B, y lecturas alternativas en alef, y A.

Una de las reglas de la crítica textual es que las lecturas más cortas son preferibles, así que como las dos lecturas tienen apoyo antiguo y confiable, es mejor aplicar esta regla y concluir que la primera lectura es original. Las palabras ὁ θεὸς probablemente fueron añadidos para que el objeto del verbo (“a Dios”) fuera más explícito.

Recomendaciones para la lectura inicial del texto bíblico:


Leer el texto en voz alta

No fue hasta los tiempos modernos que se empezó a leer los libros en silencio. En los tiempos bíblicos y hasta la Edad Media, se leían los libros en voz alta. Por esta razón los autores escribían sus textos con señales y patrones orales y retóricas, para la lectura en voz alta. En cambio, los autores de hoy en día escriben con señales y patrones visuales, porque sus textos serán impresos y formateados, y leídos en silencio.


La lectura en voz alta también es buena porque obliga al lector a tomar ciertas decisiones interpretativas mientras lee:

  • ¿En qué tono de voz se debe leer el texto?
  • ¿En qué palabra se debe poner el énfasis en cada oración? (una buena práctica es leer la misma oración gramatical varias veces, y poner el énfasis en diferentes palabras con cada lectura.)

Leer el texto bíblico repetidamente

A veces creemos que conocemos el texto bien, porque es un texto conocido. Pero muchas veces al leer el texto cuidadosa y repetidamente, descubrimos nuevos elementos que no habíamos notado anteriormente.


Es bueno buscar diferentes cosas con cada lectura. Por ejemplo, leerlo una vez para ver cuáles son los personajes mencionados, otra vez para ver la estructura, otra vez para ver las figuras, etc.


Leer el texto bíblico en diferentes versiones

El lector de habla hispana cuenta con una diversidad de traducciones de la Biblia: varias versiones de la Reina Valera; Dios Habla Hoy; La Biblia al día; La Biblia de las Américas; La traducción en lenguage actual; La Nueva Versión Internacional; varias versiones católicas romanas.


Ninguna traducción entre idiomas es exacta. Algunas versiones tratan de traducir las palabras y construcciones griegas muy literalmente, pero por esta razón no suenan muy natural en español, y resultan difíciles de leer. Al otro extremo hay Biblias que tratan de usar el estilo y los modismos del español moderno para ser más fácil de leer, pero por esta razón no reproducen las palabras del griego con exactitud. Es bueno tener a mano una versión literal como La Biblia de las Américas o la Reina Valera, y una o dos versiones con lenguaje moderno como la Nueva Versión Internacional y Dios Habla Hoy.


La meta de leer la Biblia en varias versiones no es para confundir al lector sino para darle más opciones y posibilidades para entender e interpretar al texto. Lo que queda oscuro en una versión es a veces más claro en otra versión.


Leer el texto en su contexto más amplio

Lo mínimo que se debe hacer para todo texto es leer el texto anterior y el texto que sigue para ver qué conexiones nuestro texto tiene con su contexto inmediato.


De preferencia, se debe pensar en el contexto de todo el libro para ver cómo funciona nuestro texto en el contexto del libro bíblico en que se encuentra.


Leer el texto, apuntando las observaciones y reacciones iniciales de uno

Usa el cuestionario que hemos provisto. Estas reacciones incluyen:

  • Tus reacciones emocionales al leer el texto (puede ser que los oidores de tu sermón tendrán las mismas reacciones, o que deben tener estas reacciones)
  • Tus observaciones nuevas (datos y aspectos que notas por primera vez – pueden ser datos para informar tu sermón)
  • Las preguntas e inquietudes que se surgen, para investigarlas más a fondo después (puede ser que tus oidores tengan las mismas preguntas e inquietudes)

El objetivo de la exégesis histórica-cultural

El objetivo de este paso es de familiarizarte con cualquier dato histórico o cultural que desconoces o que piensas que debes investigar más para entender tu texto bíblico. Por ejemplo, si tu texto habla de la levadura de los Fariseos, sería importante saber cómo era la levadura en el primer siglo, quiénes eran los Fariseos, y la relevancia de ambos para tu texto. Un buen comentario normalmente te dará la información que necesitas, pero a veces es necesario investigar más a fondo.


Las herramientas de la exégesis histórica-cultural

Este es uno de los pasos donde sí es bueno formar una pequeña biblioteca.


Las herramientas más útiles para la exégesis histórica-cultural son las siguientes:

  • Comentario del contexto cultural del Antiguo Testamento
  • Comentario del contexto cultural de la Biblia: Nuevo Testamento
  • Un diccionario bíblico.
    • Hay diccionarios generales sobre toda la Biblia, como el Nuevo Diccionario Biblico Certeza
    • Hay diccionarios con artículos más detallados sobre una porción de la Biblia, como
      • Diccionario del Antiguo Testamento - Pentatéuco
      • Diccionario del Antiguo Testamento - Históricos
      • Diccionario de Jesús y los Evangelios
  • Un atlas bíblico.
  • Un libro sobre las costumbres bíblicos. Encontré tres en español:
    • Usos y costumbres de las tierras bíblicas por Fred H. Wight,
    • Nuevo manual de usos y costumbres de los tiempos biblicos por Ralph Gower
    • Usos y costumbres de los Judios en los tiempos de Cristo por Alfred Eidersheim

El procedimiento para la exégesis histórica-cultural

1. Al leer el texto, apunta los datos históricos y culturales que quieres investigar

  • Personajes y grupos (p. ej., Bernabé, los Samaritanos)
  • Lugares geográficos (Tesalónica, Jerusalén)
  • Plantas y animales (los zorros, las semillas de mostaza)
  • Productos humanos (el vino, las ciudades)
  • Ritos y costumbres (el día de Pentecostés, la circuncisión)

2. Investiga las fuentes a tu disposición hasta que estés satisfecho de que entiendes lo suficiente para interpretar tu texto.


3. No dependas de tu memoria para el futuro. Apunta los datos más destacados de tu investigación, indicando la fuente de donde sacaste la información, y guárdalos en un archivo (p. ej., “Fariseos”), para que la próxima vez puedas consultar tus notas en lugar de leer nuevamente todas las fuentes que acabas de investigar. Cada vez que descubras algo nuevo acerca del tema (p. ej., los Fariseos), puedes añadirlo a las notas en tu archivo, para que tus notas sean cada vez más completas.

  • Pablo introduce sus cartas con tres elementos:
    • Una descripción del autor ("Pablo, apóstol de Jesucristo...")
    • Una descripción de los destinatarios ("a todos los que estáis en Roma...")
    • Un saludo ("Gracia y paz a vosotros...")
  • Las palabras "gracia y paz" son significativos:
    • "Gracia" (χάρις) es una adaptación del típico saludo griego, "χάρειν".
    • "Paz" (εἰρήνη) es la traducción al griego del típico saludo hebreo, shalom.
  • Las palabras "gracia y paz" son un buen resumen en dos palabras del evangelio: la gracia de Dios inicia la salvación, una salvación que resulta en paz entre Dios y la humanidad, y paz entre los seres humanos.

Una vez que hemos estudiado el texto profundamente, estamos preparados para el paso más difícil pero más importante de la exégesis: discernir y articular el problema, objetivo y resumen del texto.


Primer paso: Discernir el problema que provocó al autor a escribir este pasaje.

¿Qué circunstancias, problema o necesidad provocó la composición de este texto?

Ejemplos:

  • La idolatría
  • La falta de unidad entre los miembros de la iglesia
  • La llegada de falsos maestros

Segundo paso: Discernir el objetivo del autor en escribir este pasaje

¿Qué quiso lograr el autor humano cuando escribió este texto?

El formato del objetivo es "Infinitivo" + "a sus lectores" + cualquier otra información adicional necesaria.

Ejemplos:

  • "Rogar a sus lectores a no ceder a los falsos maestros"
  • "Consolar a sus lectores con la doctrina de la segunda venida"
  • "Enseñar a sus lectores acerca de los dones espirituales"
  • "Exhortar a sus lectores a ser generosos"

En el caso de discursos dentro de narrativas, se puede considerar el objetivo del locutor (Jesús, Pedro, Pablo, etc) en dar su discurso a sus oidores.

Lista de posibles infinitivos para el objetivo:

Enseñar / instruir, exhortar, rogar, advertir, consolar, animar / motivar, amonestar / corregir, defender, explicar, persuadir / convencer.


Tercer paso: Articular el resumen del texto

En pocas palabras, ¿qué dice el texto? ¿Cuál es el grano, la esencia, o el punto principal de tu texto?

Este paso el el más difícil de los pasos exegéticos. Pero también es el paso más importante, porque quieres que tu sermón diga lo que diga la Palabra de Dios, no tus propias opiniones, y quieres que tus oidores sean capaces de resumir y recordarse del punto principal del texto. Si no puedes resumir el punto principal de tu texto, corres el riesgo de predicar algo diferente de lo que dice el texto bíblico. Y si tú, la persona que estudió este texto a fondo, no lo puedes resumir en pocas palabras, ¿cómo podrán hacerlo tus oidores?

Es importante que el resumen tenga las siguientes características:

  • El resumen debe ser corto, breve, conciso.
  • El resumen debe ser una oración gramatical entera, con sujeto y verbo principal, no una frase.
  • El verbo del resumen debe ser un verbo de verdad (p.ej., "camina"), no un verboide (p. ej., "caminar", "caminando", "caminado")
  • El resumen debe ser una sola idea, no dos o más.
  • El resumen debe intentar ser interesante, para que sea fácil de recordar después por tus oidores.
  • El resumen debe ser un buen resumen del texto.
  • El resumen debe ser suficiente específico para ser el resumen de este texto y no otros textos.

Ejemplos:

  • Santiago 4.1-3: "Sus conflictos interpersonales vienen de sus deseos codiciosos."
  • Salmo 44: "¡Ayúdanos como hacías antes, Dios!"
  • Mateo 6.25-34: "Preocúpense por las cosas más importantes."

Malos ejemplos:

  • "La oración" (muy general, no es una oración gramatical entera)
  • "El poder de la oración" (muy general, no es una oración gramatical entera)
  • "Caminando por fe" ("caminando" es verboide, no verbo. Sería mejor "Caminemos por fe" o "Un seguidor de Jesús camina por fe")
  • "La oración es poderosa, y nos ayuda en la vida espiritual" (son dos ideas. Un resumen debe ser una sola idea)
  • "Jesús hace un milagro" (muy general. Hay muchos textos por los cuales esto sería un resumen. Además es aburrido y no interesante)

La forma de sus agradecimientos probablemente fue influenciada por las cartas helénicas de su tiempo, pero su contenido fue influenciado por el Judaísmo.

1. Elementos:

  • Verbo: Εὐχαριστῶ
  • Manera de dar gracias:
  • Causa del agradecimiento: (“porque”)
  • Explicación / expansión de la causa
  • Contenido de la petición

2. Funciones:

  • Transición de la apertura al cuerpo de la carta
  • Renueva la relación positiva entre Pablo y sus lectores
  • Desafío implícito: Sus lectores deben tratar de merecer su afirmación
  • Introduce los temas principales de la carta

3. Ejemplos notables:

  • 1 Tesalonicenses 1.2-10
  • 1 Corintios 1.4-9
  • Omisión del agradecimiento en Gálatas

Otras notas

  • Para Pablo, sus oraciones involucraban su memoria de sus congregaciones, y la memoria de sus congregaciones le llenaba de gozo de de agradecimiento. Para Pablo, “…acción de gracias tenía que ver con personas, no con cosas o eventos….reconocer a otras personas como dones, como dones que pertencen primeramente a Dios, sin importar qué tan irritantes algunos de estos sus dones pueden parecerse a nosotros. Dar gracias a Dios por su pueblo no elimina la necesidad de corregir o amonestarlo; Pablo todavía lo hará. Pero dar gracias a Dios por ellos ofrece la posibilidad de disminuir la auto-importancia de uno en relación con los demás.” - Gordon D. Fee, Listening to the Spirit in the Text. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 2000), 41-42.

1. La Bendición de paz

  • “Y el Dios de paz contigo”
  • Ocurre en 6 de las 13 cartas de Pablo (Rom. 15.33, 16.20ª, 2 Cor. 13.11, Fil. 4.9b, 1 Tes. 5.23, 2 Tes. 3.16, Gal. 6.16)
  • Las siguientes cuatro son significantes porque han sido adaptadas: Rom. 16.20ª, 1 Tes. 5.23, 2 Tes. 3.16, Gal. 6.16.
    • 1 Tes. 5.23 refleja tres temas principales de la carta: un llamado a la santidad, la certeza de la venida de Cristo, y consolación para Cristianos perseguidos.
    • Gal. 6.16 refleja la declaración de Pablo dentro de la carta que los Cristianos son los legítimos herederos de Abraham.

2. Exhortaciones finales

  • Se encuentran en todas las epístolas de Pablo
  • Introducido con “finalmente” (2 Cor. 3.11, Gal. 6.17, Flp. 4.8) o con “Hermanos” (Rom. 16.17, 2 Cor. 13.11, 1 Tes. 5.25, Flm. 20).

3. Saludos

  • En todas las cartas menos Gálatas y Efesios
  • Primera persona (“Yo saludo”)
  • Segunda persona (“Saluda a Fulano”)
  • Tercera persona (“Fulano les saluda”)
  • Osculo santo (Rom. 15.16, 1 Cor. 16.20, 2 Cor. 13.12, 1 Tes. 5.26)
    • Solo ocurre en cartas donde hay conflicto en la iglesia
    • Es un desafío que se reconcilien y busquen la paz.

4. Firma

  • Referencia a Tercio en Rom. 16.22
  • “En mi propia mano” (1 Cor. 16.21, Gal. 6.11, 2 Tes. 3.17, Flm 19, Col. 4.18)
  • La función era para enfatizar

5. La Bendición de Gracia

  • “La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros”
  • Nótense el quiasmo:
    • Gracia y paz en la introducción de la carta
    • La bendición de paz y después la bendición de gracia en la clausura de la carta

Guías generales a la exégesis del Nuevo Testamento

  • Gordon D. Fee, Exégesis del Nuevo Testamento. (Vida, 1992)
  • René Kruger y Severino Croatto, Métodos exegéticos. (Buenos Aires: Publicaciones Educab, 2006)
  • Richard Ramsay, Griego y exégesis. (CLIE, 2008)
  • Josef Schreiner, Introducción a los métodos de la exégesis bíblica. (Barcelona: Herder, 1974)
  • G. Strecker, Introducción a la exégesis del Nuevo Testamento. (Salamanca: Sígueme, 1997.
  • También se puede consultar libros acerca de la hermenéutica (la interpretación bíblica)

La crítica textual

  • Ignacio Arellano y Jesus Canedo (eds), Crítica textual y anotación filológica. (Castalia Publishing Company, 2008)
  • Alberto Blecua, Manual de crítica textual (literatura y sociedad). (Castalia Publishing Company, 1983)
  • George Eldon Ladd, Crítica del Nuevo Testamento: una perspectiva evangélica. (Casa Bautista de Publicaciones, 1990)
  • J. O’Callaghan, Introducción a la crítica textual del Nuevo Testamento. (Verbo Divino, 1999)
  • También se puede consultar el aparato crítico de un Nuevo Testamento en griego.

La exégesis sintáctica y estructural

  • Roland Barthes, et al, Análisis estructural y exégesis bíblica. (Megápolis, 1973)
  • Emilio Crespo y L. Conti, Sintaxis del griego clásico. (Gredos, 2003)
  • Roberto Hanna, Sintaxis exegética del Nuevo Testamento griego. (Casa Bautista de Publicaciones, 1997)
  • F. Rodriguez Adrados, Nueva sintaxis del griego antiguo. (Gredos, 1992)

La exégesis literaria

  • S. Bar Efrat, El arte de la narrativa bíblica. (Cristiandad, Madrid 2003)
  • Manuel Aguilar Moreno, El sentido de la Biblia: estudio de los géneros literarios. (Liturgical Press, 2004)
  • Marguerat, D. e Y. Bourquin, Cómo leer los relatos bíblicos: iniciación al análisis narrativo. (Santander 2000)
  • Salvador Munoz Iglesias, Los géneros literarios y la interpretacion de la Biblia. (La Casa de la Biblia, 1968)
  • Archibald Thomas Robertson, Imágenes verbales en el Nuevo Testamento. (Clie, 1989)

La comparación de los Evangelios

  • American Bible Society , Sinopsis de los cuatro Evangelios-RV 1960. (American Bible Society, 2001)
  • George W. Knight, Armonía de los Evangelios: (Reina-Valera 1960) los cuatro Evangelios combinados en una sola narración. (B&H, 2003)
  • A. T. Robertson, Una armonía de los cuatro Evangelios. (Casa Bautista de Publicaciones, 2003)

La exégesis semántica

  • William Barclay, Palabras griegas del Nuevo Testamento: su uso y significado. (Casa Bautista de Publicaciones, 1996)
  • Horst Balz y Gerhard Schneider, Diccionario exegético del Nuevo Testamento (dos tomos). (Editorial Sigueme, 1996)
  • Lothar Coenen, Diccionario teológico del Nuevo Testamento. (dos tomos) (Ediciones Sigueme, 2006)
  • Jorge Fitch McKibben, B. Foster Stockwell, y José Rivas (eds), Nuevo léxico griego-español del Nuevo Testamento. (Casa Bautista De Publicaciones, 1978)
  • ISEDET, Clave Linguística del Nuevo Testamento griego. (ISEDET, 1986)
  • Gerhard Kittel, et al, Compendio del diccionario teológico del Nuevo Testamento. (Grand Rapids: Libros Desafío, 2002)
  • George Parker, Lexico - Concordancia del Nuevo Testamento en griego y español. (Casa Bautista de Publicaciones, 1997)
  • Alfredo E. Tuggy, Léxico griego español de Nuevo Testamento. (Casa Bautista de Publicaciones, 2003)
  • En línea: http://www.recursosteologicos.org/NTgriego.htm
    • También se puede consultar libros acerca de la gramática griega.

La exégesis histórica, cultural y geográfica

  • Casa Bautista de Publicaciones, Diccionario bíblico arqueológico. (Casa Bautista de Publicaciones, 1982)
  • Tim Dowley (ed), Atlas de la Biblia y de la historia del Cristianismo. (Casa Bautista de Publicaciones, 1998)
  • Kendell H. Easley, Guía Holman ilustrada de historia bíblica. (B&H, 2005)
  • Craig S. Keener, Comentario del contexto cultural de la Biblia: Nuevo Testamento. (Mundo Hispano, 2003)
  • Herbert G. May, Atlas bíblico Oxford. (Verbo Divino, 1989)
  • J. I. Packer y Merrill C. Tenney (eds), Usos y costumbres de la Biblia: manual ilustrado, revisado y actualizado. (Grupo Nelson, 2009)
  • J. I. Packer, Merrill C. Tenney y William White Jr., El mundo del Nuevo Testamento. (Vida, 1985)
  • En línea:

La exégesis teológica

  • Walter Elwell, Diccionario evangélico de teología bíblica. (Grupo Nelson, 2000)
  • George Eldon Ladd, Teología del Nuevo Testamento. (Coleccion Teologica Contemporanea: Estudios Teologicos). (CLIE, 2008)
  • Frank Thielman, Teologia del Nuevo Testamento: sintesis del canon del Nuevo Testamento. (Vida, 2007)
  • ¿Cuál es la relación de este texto con el texto anterior? ¿Cuál es la relación con el siguiente texto?
  • ¿Hay palabras o frases claves o repetición?
  • ¿Qué comparaciones o figuras se usan? (p. ej., “El Señor es mi pastor”)
    • ¿Qué dos cosas se comparan en la figura?
      • Dios y un pastor de ovejas
    • ¿En qué son similares?
      • Guían, alimentan, protegen
    • ¿Qué más puedes descubrir al comparar estas dos cosas?
      • Un pastor de una iglesia tiene estas responsabilidades hacia su grey
  • ¿Que mandamientos, promesas, advertencias, explicaciones, y preguntas encuentras?
  • ¿Con qué tono de voz se debe leer este texto para captar la emoción del autor?
  • ¿Qué pistas da este texto acerca del autor humano y sus destinatarios / lectores / circunstancias originales?
  • ¿Hay algunas maneras en que un principiante podría entender mal este texto? ¿Qué ideas o términos serían importante para aclarar en el sermón?
  • ¿Qué emociones se te surgen al leer el texto?
  • ¿Que resistencia notas en ti mismo al leer el texto? ¿Hay algo dificil de obedecer en este texto?
  • ¿Es un texto que tú y tus oidores conocen bien, o es un texto más desconocido y dificil?
  • ¿Qué preguntas tienes al leer el texto? ¿Qué ideas o aspectos debes investigar más?
  • ¿Hay algún dato o aspecto del texto que te sorprendió, o que observas por primera vez?
  • De lo que sabes del primer siglo, ¿Hay algo en este texto que sería sorprendente para un lector del primer siglo?
  • Escribe un resumen de este texto en una sola oración completa (con sujeto y verbo).
  • Apunta las versiones de la Biblia que revisaste para estudiar este texto.

Un panorama de la exégesis

La exégesis bíblica es la interpretación de un texto bíblico. Viene de la palabra griega “exegesthai” = “guiar hacia afuera”.

  • ex = “hacia afuera”
  • hegesthai = “guiar o dirigir”

Así que la exégesis es el acto de sacar o extraer el significado de un texto bíblico. Su antónimo es eiségesis, el acto inapropiado de imponer significados al texto que no son del texto mismo.


La exégesis forma un puente entre la hermenéutica y la homilética.

  • La hermenéutica es la ciencia de la interpretación bíblica. La exégesis aplica la hermenéutica a textos específicos.
  • La homilética es la ciencia de la predicación. La exégesis es la investigación previa a la preparación de un sermón.

Lo que se aprenderá en este curso no es conocimiento o información sino una serie de habilidades.


Términos importantes de la exégesis

Es importante aprender a distinguir los siguientes términos:

  • Gramática - La relación de palabras en una oración
    • Herramientas: Manuales de gramática española, manuales de gramática griega
  • Literaria - El género (narrativa, poesía, argumento, apocalipsis, etc) y las convenciones literarias de cada género (paralelismo, metáfora, citas, transiciones, doxologías, etc)
  • Retórica - El efecto persuasivo de un texto o una porción del texto; las técnicas persuasivas que el autor usa para influenciar al lector
  • Semántica - El significado de una palabra
    • Herramientas: concordancias, léxicos, diccionarios teológicos
  • Sintáctica - La función de una frase, cláusula u oración en un párrafo o argumento; la relación lógica entre frases, cláusulas y oraciones'