.@puntes giffmex - Apologética

Este archivo es una colección de apuntes y observaciones acerca de la apologética. La colección crecerá poco a poco. Siempre será un proyecto 'en construcción' y ninguna sección llegará a ser 'completa.' Para mis apuntes sobre otros temas, favor de consultar nuestro índice completo

Última actualización del presente documento: 14-12-2016

David Gifford

Índice temático

.Inicio

Apologética, introducción

Biblia

Bibliografías

Ciencias y razón

Diálogo

Dios

Experiencia

Jesucristo

Metodología

.@puntes giffmex - Apologética

Instrucciones

Navegar

Navega esta página con las ligas a otras entradas, entradas que tienen ligas a esta entrada, y ligas externas.

En cada entrada hemos puesto el ícono de una casa ( ). Al presionar este ícono, regresarás al inicio y el índice.

Compartir

Cada entrada tiene su propia dirección web. Para compartir la liga de una entrada específica de este documento en un texto, correo o red social, cópiala de la barra de navegación de su navegador web.

Imprimir

Hemos dividido las secciones para que sean fáciles de imprimir por separadas.

  1. Configura tu navegador web, en la sección para imprimir, para mostrar números de página en los pies de página.
  2. Busca la sección que deseas imprimir, y observa los números de página de esa sección.
  3. Limita la impresión a las páginas que deseas imprimir.

Uso escolar / académico

Este documento es para el beneficio y el provecho personal de sus lectores, y no lo considero una fuente académica. Es mejor citar mis fuentes que citar el presente documento.

  • Las citas entre comillas son citas exactas en español, o traducciones mías de citas en inglés. La información bibliográfica aparece en la Una bibliografía de recursos consultados.
  • Los apuntes donde indico la fuente sin comillas son apuntes donde resumo la fuente en mis propias palabras, o adapto las palabras de la fuente de manera machacada, resumiendo, parafraseando, omitiendo y añadiendo palabras a mi gusto, sin rigor académico.
  • Los apuntes que no indican una fuente son observaciones mías, o datos tan generales que no hay necesidad de indicar la fuente.
.@puntes giffmex - Apologética

Una introducción a la apologética

La apologética es una rama de la teología cristiana que se ocupa de defender la fe cristiana. La apologética tiene dos enfoques típicos:

  • Presentar evidencias y argumentos para apoyar la credibilidad del Cristianismo.
  • Responder a las críticas y objeciones que personas no cristianas levantan contra el Cristianismo.

El nombre 'apologética' viene de la palabra griega απολογία (apologia, “defensa”).


John Frame dice que la apologética es la «aplicación de las Escrituras a la incredulidad», cuando esta incredulidad se presenta tanto en los Cristianos como en los no creyentes. (Frame, Apologetics (kindle 00788)


Los Cristianos no están de acuerdo en cuanto a la mejor forma de defender su fe. Hay por lo menos cinco procedimientos distintos que se han usado por diferentes Cristianos, y algunos de estos métodos apologéticos son incompatibles entre sí.


La apologética no es la rama más popular de la teología, a pesar de que la Biblia presenta varias exhortaciones y los apóstoles toman posturas apologéticas como su insistencia de que fueron testigos oculares. Muchos Cristianos presentan varias objeciones por las cuales no quieren defender su fe, pero hay respuestas para estas objeciones.


Al defender el Cristianismo, uno descubre que tanto los Cristianos como los incrédulos son fácilmente llevados por el calor del debate a cometer muchas ofensas, contradiciendo la lógica y lastimando a las personas por su forma de expresarse. Recomendamos estos recursos:


Los argumentos apologéticos giran alrededor de cinco temas:


Para mayor información recomendamos los títulos en nuestras bibliografías:

.@puntes giffmex - Apologética

El tema de testigos oculares en el Nuevo Testamento

Los apóstoles en sus sermones y sus escritos insistían que ellos y sus contemporáneos eran testigos de los hechos de Jesús. No hablaban de algo que no habían visto ellos mismos.

1. Los apóstoles mismos eran testigos oculares

  • “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. “ (Juan 20.30-31)
  • “Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén; a quien mataron colgándole en un madero. A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos. Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos.” (Hechos 10.39-42)
  • “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo….” (1 Pedro 5.1)
  • “Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.” (2 Pedro 1.16)
  • “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.” (1 Juan 1.1-3)

2. Otros escritores del NT consultaron con testigos oculares

  • “Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido.” (Lucas 1.1-4)
  • “En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.” (Hechos 1.1-3)

3. Los apóstoles apelaron al hecho de que sus oidores y otros contemporáneos eran testigos oculares, y/o que los hechos eran de conocimiento público

  • “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis;” (Hechos 2.22)
  • “Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen.” (1 Corintios 15.6-8)
  • “Diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo: Estás loco, Pablo; las muchas letras te vuelven loco. Mas él dijo: No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura. Pues el rey sabe estas cosas, delante de quien también hablo con toda confianza. Porque no pienso que ignora nada de esto; pues no se ha hecho esto en algún rincón. ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? Yo sé que crees. Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano.” (Hechos 26.24-28)

~McDowell, Evidence that Demands a Verdict (5-7). Texto bíblico: Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Biblicas Unidas, 1998).

Una introducción a la apologética

Exhortaciones bíblicas a la apologética

2 Corintios 10.3-5 – “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo….”

1 Pedro 3.15-16 – “estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.”

Judas 3 – “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.”

2 Timoteo 2.24-26 – “Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.”

Tito 1.9 – Requisito para un anciano: “…retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.”

Charts of Apologetics and Christian Evidences, tabla 3. Texto bíblico: Reina Valera 1960.

Una introducción a la apologética

Razones por las cuales algunos Cristianos no aprecian la apologética

“No tengo suficiente preparación teológica para defender la fe.”

Respuesta: Saber las razones por nuestras creencias, y poder expresar estas razones claramente a otras personas, son capacidades básicas que todo Cristiano debe desarrollar.

“No me siento cómodo en enfrentar o debatir.”

Respuesta: La apologética no necesita hacerse en un espíritu de confrontación y debate. Simplemente es cuestión de emocionarte por lo que crees, saber por qué lo crees, y compartir lo que te emociona. Cuando otros levantan objeciones, la apologética simplemente te da conocimiento para responder inteligentemente.

“Debatir es igual a atacar a las personas, y no es apropiado”

Respuesta: Usar argumentos es amar a la persona lo suficiente para tomar el tiempo de aprender y compartir con ellos la valiosa información que les puede ayudar a ver el carácter defensible de la fe cristiana.

“Me gusta enfocarme en lo positivo, y no me gusta llamar atención a lo negativo.”

Respuesta: ¿Qué hay de negativo en dar razones por tus creencias, responder amable e inteligentemente a las objeciones de otros, y hacerlos reflexionar?

“La apologética es ineficaz en el evangelismo. Jamás persuadirás a una persona a convertirse por medio de los argumentos.”

Respuesta: Es cierto que la meta de la apologética no es de “ganar debates” para convencer a las personas a convertirse. Sin embargo, la apologética sí tiene la meta de dirigirnos de manera pastoral a las dudas que tienen las personas, para quitar las barreras a su conversión.

“La fe es buena, y la razón es mala”

Respuesta: La razón es importante cuando se usa apropiadamente. No debemos poner a la fe y la razón como adversarios. Además, la idea que la razón es mala es contraproduciente: si tienes razones por rechazar a la razón, te estás contradiciendo. Pero si no tienes razones para rechazar a la razón, entonces ¿por qué lo rechazas?

“La actitud de algunos apologistas me cae mal. Yo no quiero ser como ellos.”

Respuesta: Entonces, sé un buen apologista y no como los malos. No dejarías de usar números solo porque tu maestra de matemática no te cayere bien. Tampoco descartes toda la valiosa disciplina de apologética por las fallas de algunos apologistas.

“No necesitamos defender la Biblia, sólo exponerla.”

Respuesta: Exponerla es suficiente entre Cristianos, pero para presentar la Biblia a un Musulmán o a un ateo, necesitamos presentarles evidencia para tomarla en serio. De igual modo, si un Musulmán presentara el Corán como la Palabra de Dios, cualquier Cristiano le exigiría evidencias.

“Defender a cualquier cosa implica desacreditarla” (Soren Kierkegaard, citado en Evangelical Dictionary of Theology, “Apologetics”).

Respuesta: Son las objeciones que buscan desacreditar la Biblia. Las respuestas sólo intentan responder. Además, Pablo defendió el evangelio con argumentos.

Una introducción a la apologética

Un resumen de los argumentos ateos contra la religión en general y contra el Cristianismo en particular

Lo que sigue es un resumen de los argumentos ateos en contra de la religión en general y el Cristianismo en particular. Aquí expongo el argumento de los ateos, y en otras secciones de ~RecursosGiffmex espero responder a muchas de estos argumentos.

“La Biblia está llena de contradicciones”

  • La Biblia contiene números y datos contradictorios
  • La Biblia contiene perspectivas contradictorias

“La Biblia está llena de errores”

  • La Biblia dice que el mundo fue creado en seis días, pero la evidencia científica apoya la teoría de la evolución
  • La Biblia tiene una perspectiva primitiva

“La Biblia está llena de barbaridades que ofenden al hombre moderno”

  • La Biblia exhorta la genocida en el nombre de Dios
  • El Dios de la Biblia es un dios egoista que exige la adoración de la humanidad
  • Se supone que el Dios de la Biblia es un dios bueno, pero crea el infierno. Y dice que algunos fueron predestinados para pasar la eternidad en el infierno.

“La Biblia está llena de cosas ridículas”

  • Según la Biblia, un serpiente habla y el pecado entra a la humanidad por una manzana
  • Según la Biblia, Dios como Padre exige que su Hijo Jesús muera – el equivalente del abuso doméstico – y Jesús regresa como zombie

“La Biblia está llena de leyes ridículas que ni los Cristianos aceptan sobre sus vidas”

  • La Biblia nos exhorta a apedrear a los hijos rebeldes, sacrificar animales sobre altares, evitar el tocino, cubrir las cabezas de las mujeres con un velo

“La Biblia no es una fuente confiable de información histórica”

  • Los acontecimientos históricos son filtrados por leyendas milagrosas, al igual que las leyendas de los dioses egipcios. No aceptamos a estos. ¿Por qué aceptamos a aquellos?
  • Los escritores de la Biblia no escribieron con la precisión historiográfico y científico de hoy, y por eso no son confiables.

“La religión es una proyección psicológica”

  • La idea de Dios es en realidad la proyección de un papá en grande para explicar los fenómenos inexplicables y hacernos sentir seguros
  • La ciencia está descubriendo las raíces fisiológicas y psicológicas de la religión

“La religión se basa en errores mentales que podemos identificar”

]Por ejemplo, la mente humana está configurado para hallar patrones entre datos. Es por eso que las personas concluyen que las coincidencias que hallan en sus vidas tienen significado y se pueden explicar por la voluntad de Dios, por la suerte, por el destino, etc.

“La religión es una fuerza dañina en el mundo”

  • En la historia vemos que la religión fue la causa de las cruzadas, las cazabrujas, la inquisición, etc
  • Hoy en día la religión es la fuente del terrorismo y las guerras religiosas
  • La religión ha sido una gran causa del prejuicio y la intolerancia
  • La religión encadena a las personas en sus tradiciones
  • La religión oprime a las mujeres y los homosexuales
  • La religión causa la pérdida de tiempo productivo mientras las personas oran, van a cultos, leen sus libros religiosos, etc. Mejor sería usar su tiempo para hacer el bien, para que el mundo sea mejor.
  • La religión causa la represión de los deseos y la represión de la libertad de expresión

“La religión va en contra de la razón”

  • La navaja de Ockham dice que no debemos proponer causas sobrenaturales para la existencia el mundo cuando hay explicaciones naturales
  • El peso de la prueba cae sobre la religión de proveer evidencia para la existencia de Dios. El que afirma tiene que dar evidencias. El ateismo no tiene que proveer evidencia porque no está afirmando nada.
  • La dogma extingue la curiosidad y la apertura intelectual – creemos que sabemos porque Dios nos dijo, y no dudamos a Dios
  • Hay una gran falta de evidencia comprobable para la existencia de Dios y para los milagros. Las creencias deben basarse en la evidencia.
  • Las ideas supersticiosas y lunáticas de personas religiosas son evidencia que la idea de la religión en sí es un error

“La religión no es necesaria”

  • La ciencia explica las cosas mejor que la religión
  • La ciencia ha mejorado nuestras vidas, pero la religión no ha hecho avances similares
  • Se puede crear una ética humanista sin acudir a la religión

“La religión es hipócrita”

  • Los mismos Cristianos no saben sus Biblias
  • Los Cristianos escogen las partes de la Biblia que quieren obedecer, y se olvidan de lo demás

“La religión es caprichosa”

  • Tu religión depende de factores caprichosas – el lugar y el siglo en que naciste
  • Las religiones antiguas desaparecieron, y algún día las religiones contemporáneas desaparecerán también
  • El número de adherentes que creen algo no implica que es verdad. El hecho que la mayoría del mundo es religioso no es señal de que la religión es verdad.

“La religión es refutada por la maldad y el sufrimiento que existen en el mundo”

  • Se supone que Dios es todopoderoso y un dios de amor, pero en su plan predestinó que la humanidad sufriera tantas miserias, y después de milenios Dios no ha actuado para eliminar la maldad
  • La maldad y el sufrimiento contradicen la idea de que hay un propósito, un significado o importancia a la vida
  • El sufrimiento y las grandes imperfecciones en el mundo contradicen la idea de un “el diseño inteligente”
  • Véase nuestro artículo El problema del mal
Los argumentos apologéticos acerca del Cristianismo, la ciencia y la razón

El cumplimiento de las profecías del Nuevo Testamento

La profecíaEl cumplimiento
Las profecías de la muerte de Jesucristo (muchas)Mateo 26-27, Mc 14-15, Lc 22-23, Jn 18-19
Las profecias de la resurrección de Jesús (muchas)Mateo 28, Mc 16, Lc 24, Jn 20-21
Las profecías de la destrucción del templo de Jerusalén (muchas)Cumplidas en 70 d.c.
La profecía acerca del asno (Mt 21.2-3, Mc 11.2-3, Lc 19.30-31)Mt 21.6-7, Mc 11.4-6, Lc 19.32-34
La maldición de la higuera (Mt 21.18-19, Mc 11.12-14)Mt 21.19b
Las profecías que Judas traicionaría a Jesús (Mt 26.21-23, Mc 14.18-20, Lc 22.21, Jn 13.21, 26)Mt 26.14-16, 26.47-56; Mc 14.10-11, 14.43-50; Lc 22.3-6, 22.47-53; Jn 13.27, 18.3-12
La profecía de las tres negaciones de Pedro (Mt 26.34, Mc 14.30, Lc 22.34, Jn 13.38)Mt 26.69-75, Mc 14.66-72, Lc 22.54-62, Jn 18.15-18, 18.25-27
La profecía que el relato de la mujer que ungió a Jesús
sería compartido alrededor del mundo (Mt 26.12, Mc 14.8, Jn 12.7)
El relato está en el Nuevo Testamento y ha sido leído alrededor del mundo
La profecía del martirio de Jacobo (Mt 20.23, Mc 10.39)Hch 12.1-2
La profecía del martirio de Pedro (Jn 21.18)Cumplida en el tiempo de Nerón
La profecía del hambre (Hch 21.10-11)Hch 11.29-30

Una adaptación de H. Wayne House, Chronological and Background Charts of the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1981), 33-36.

Los argumentos apologéticos acerca de la Biblia

El infierno

Las objeciones acerca de ideas y prácticas bíblicas supuestamente repugnantes

La unidad extraordinaria de la Biblia

Uno de los argumentos para la inspiración divina de la Biblia es la impresionante unidad del contenido de sus libros, a pesar de la gran diversidad de sus autores y sus circunstancias de composición.

Si juntes a cualquier dos personas, del mismo lugar, de la misma cultura, y de la misma generación, y les pidas que escriban ensayos sobre temas controversiales como la religión, la política, la moralidad, etc, seguramente ellos se contradirán entre sí sobre muchas cosas.

Pero la Biblia es una colección de 66 libros que hablan acerca de estos temas controversiales y más, pero no se contradicen entre sí, a pesar de que estos libros fueron escritos por:

  • más de 40 personas
    • con diferentes ocupaciones y niveles socio-económicos, de políticos y médicos hasta pastores de ovejas y pescadores
    • con distintas personalidades (algunos eran lógicos y precisos, otros eran apasionados y prácticos)
  • sobre un período de alrededor de 1400 años,
  • bajo circunstancias distintas
    • en tres diferentes idiomas (Hebreo, Arameo, Griego)
    • en tres diferentes continentes (Asia, África, Europa)
    • algunos en palacios, otros en prisiones, otros en el desierto
    • algunos en tiempos de prosperidad y paz, otros en tiempos de guerra, opresión y crisis
    • con distintos humores y emociones – algunos escribían con gozo para celebrar, otros con enojo para protestar, y otros con profunda tristeza para lamentar
  • empleando diversos géneros literarios: narrativas, leyes, poemas, profecías, cartas y apocalipsis.

A pesar de esta gran diversidad, estos libros unen su voz para decir:

  • que hay un Dios que hizo todo lo que hay y exige la adoración de sus criaturas
  • que la humanidad se ha apartado de Dios y ha caído en la idolatría, injusticia, e inmoralidad
  • que Dios apartó un pueblo para sí entre las naciones para responder al problema
  • que este pueblo no obedeció a Dios
  • que Dios enviaría un Salvador para liberar a los que se someten a él (o en el caso del Nuevo Testamento, ya lo envió)
  • que este Salvador triunfará sobre los enemigos de Dios y establecerá un reino global.

También los libros demuestran una unidad sobre cientos de temas que aparecen en sus páginas.

Es cierto que hay tensión entre los libros, por ejemplo:

  • Proverbios habla positivo acerca de la sabiduría, y Eclesiastés habla de los límites de la sabiduría
  • 1-2 Samuel y 1-2 Reyes critican a los reyes David y Salomón y demuestran sus fallas, donde 1-2 Crónicas hablan de manera positiva acerca de ellos
  • Pablo y Santiago parecen tener conceptos contradictorios acerca de la relación entre la fe y las buenas obras

Sin embargo, las estas tensiones no son contradicciones, y aún cuando hay aparentes contradicciones, son contradicciones aparentes, no reales, porque hay maneras naturales de resolver estas supuestas contradicciones.

Esta gran unidad entre los libros bíblicos es tan notable que hasta se puede considerar milagrosa, y es evidencia de que hay una sola mente divina detrás de estos libros, que inspiró a estos autores a escribir libros que no se contradicen entre sí.

"Bible, Evidence for” in Geisler, Baker Encyclopedia of Christian Apologetics, y ~McDowell, Evidence that Demands a Verdict. (15-17).

Los argumentos apologéticos acerca de la Biblia

Las objeciones acerca de ideas y prácticas bíblicas supuestamente repugnantes

Hay varias doctrinas, ideas y prácticas que la Biblia afirma que son ofensivos a los que no creen, y aún a muchos que creen.

Teología

  • Egoísmo en Dios - Algunos critican el afán egoísta de Dios de exigir adoración y sacrificios cuando prohibe el egoísmo en los seres humanos.
  • Inconsistencia en Dios - Walter Brueggemann menciona algunas supuestas maneras en que Dios es inconsistente en el Antiguo Testamento. La inconsistencia sería una contradicción para los Cristianos porque enseñan que Dios es perfecto.
  • El infierno - es una doctrina repugnante para muchas personas, porque enseña que muchos seres humanos pasarán la eternidad sufriendo atormentados. Consulta nuestra presentación acerca del infierno para más información.
  • Iras y celos en Dios - Varios textos del Antiguo Testamento presentan a Dios como celoso e iracundo, a pesar de que hay otras partes de la Biblia donde Dios prohibe estas cualidades en los seres humanos.
  • Silencio de Dios - El Antiguo Testamento manifiesta que Dios esconde su rostro de su pueblo. Algunas personas critican que si Dios fuera un Dios poderoso y bueno, no se ocultaría de nosotros. Nos daría clara comunicación y ayuda.

Prácticas y moralidad

  • El antisemitismo - Hay algunos textos en el Nuevo Testamento que se expresan de manera despectiva acerca de los Judíos. El antisemitismo en la Biblia ha sido un tema especialmente delicado desde el holocausto durante la Segunda Guerra Mundial.
  • La esclavitud - La Biblia no condena la institución de la esclavitud, y la apologética tiene que defender la postura de la Biblia.
  • La genocida de los cananeos - El tema más difícil para los apologetas es explicar los motivos de Dios en ordenar que los Israelitas exterminaran a los habitantes de Canaán en la conquista en el libro de Josué.
  • Las leyes extrañas en el Pentateuco - La apologética explica las leyes del Pentateuco que a nuestros ojos parecen extrañas y sin sentido.
  • La misoginia - La Biblia fue escrita en una cultura donde las mujeres tenían un papel inferior. La apologética defiende o por lo menos aclara y explica los textos que parecen aprobar el matrato de las mujeres.
  • La poligamia y el concubinaje - Las prácticas de poligamia y concubinaje que Dios permitió en otro tiempo parecen bárbaras y ofensivas para las personas contemporáneas.
  • El sacrificio de Isaac - La apologética se ve forzada a explicar por qué Dios ordenó el sacrificio de Isaac por Abraham cuando 1) la idea de matar al hijo de uno es especialmente repugnante, y 2) este acto habría contradecido las prohibiciones bíblicas del sacrificio hiumano.
Los argumentos apologéticos acerca de la Biblia

Los argumentos apologéticos acerca de la Biblia

En cuanto a la Biblia, la apologética ha tenido que responder a varias objeciones:

  • La circularidad - Hay muchos que critican que los Cristianos argumentan en círculos, porque usan la Biblia para defender la existencia de Dios, y usan el carácter de Dios para defender la veracidad de la Biblia. Hay una respuesta apologética a esta objeción.
  • Contradicciones - Hay muchos textos bíblicos que parecen contradecirse. Los apologetas trabajan para reconciliar las supuestas contradicciones en la Biblia.
  • La Biblia y la historia antigua - ¿La Biblia concuerda con las otras fuentes históricas de la antigüedad? A veces es difícil reconciliar las supuestas contradicciones entre la Biblia y otras fuentes históricas.
  • Elementos bíblicos ofensivos - Hay varias ideas y prácticas que la Biblia afirma que son ofensivas a los que no creen, y aún a muchos que creen. La apologética intenta explicar estos elementos en su contexto cultural para disminuir o hasta prevenir la reacción adversa a ellos.
  • La confiabilidad del mensaje del Nuevo Testamento - Muchos argumentos apologéticos se basan en las palabras de la Biblia. Pero ¿qué tal si los manuscritos han sido alterados a través de los siglos? Por esto es importante estudiar La confiabilidad del mensaje del Nuevo Testamento.

Además de responder a estas objeciones, los apologetas han presentado algunas evidencias bíblicas para la veracidad de la Biblia

  • La unidad extraordinaria de la Biblia - A pesar de la gran diversidad entre las personas que escribieron los libros de la Biblia, sus culturas y tiempos, los temas controversiales, etc, la Biblia exhibe una extraordinaria unidad.
  • El cumplimiento de las profecías acerca de las naciones en el Antiguo Testamento - Josh McDowell dedica capítulo 11 de su libro Evidencia que exige un veredicto a las muchas profecías en el Antiguo Testamento acerca de las demás naciones antiguas que fueron cumplidas, y en muchos casos con una precisión sorprendente.
  • El cumplimiento de las profecías mesiánicas del Antiguo Testamento - desde el tiempo del Nuevo Testamento los Cristianos han discernido muchos textos del Antiguo Testamento que parecen haber anticipado y predicho varios aspectos de la vida de Jesús. Hay varias páginas web con estas profecías. Les comparto ligas a tres de ellas (que no he revisado en cuanto a su calidad): de jesucristo.net, de mgr.org, y de iglesia.net.
  • El cumplimiento de las profecías del Nuevo Testamento - cuando pensamos en profecías cumplidas, por lo general pensamos en los profetas del Antiguo Testamento. Sin embargo, el Nuevo Testamento contiene varias profecías que se han cumplido también.
Una introducción a la apologética

Una bibliografía de recursos apologéticos en español

Recursos generales sobre la apologética

  • Biblia de estudio de apologética. (B&H, 2011)
  • Rice Broocks, Dios no está muerto: La evidencia de Dios en una época de incertidumbre. (Casa creación, 2014)
  • C. Stephen Evans, Dicccionario de bolsillo de apologetica y filosofia de la religion. (Unilit, 2008)
  • Dinesh D’Souza, Lo grandioso del Cristianismo. (Tyndale, 2009)
  • David Galcera, ¿Hay alguien ahí? (Clie, 2008)
  • Norm Geisler y Ron Brooks, Apologética. (Logoi, 2009)
  • Timothy Keller, La razón de Dios. (Andamio, 2015)
  • C. S. Lewis, Mero Cristianismo. (~HarperOne, 2006)
  • José M. Martínez, Por qué aún soy Cristiano. (Clie, 1987)
  • Josh ~McDowell, Evidencia que exige un veredicto. (Vida, 1982)
  • Josh ~McDowell, Nueva Evidencia que exige un veredicto. (Casa Bautista, 2007)
  • Josh ~McDowell y Don Stewart, Respuestas a Preguntas Difíciles. (Vida, 1986)
  • Alex ~McFarland, 10 respuestas para los escépticos. (Casa creación, 2014)
  • Alex ~McFarland, Las 10 objeciones más comunes al Cristianismo. (Casa creación, 2014)
  • Doug Powell, Guía Holman de apologética cristiana. (B&H, 2009)
  • Richard B. Ramsay, Certeza de la fe. (Clie, 2008)
  • R.C. Sproul, Cómo defender su fe. (Portavoz, 2006)
  • Lee Strobel, El caso de la fe. (Vida, 2001)
  • N. T. Wright, Simplemente Cristiano. (Vida, 2012)
  • Ravi Zacharias, Jesús entre otros dioses. (Nelson, 2001)
  • http://miapic.com/ – Ministerio de Apologética e Investigación Cristiana
  • http://lumbrera.me/2011/08/01/fe-razonable-con-william-lane-craig-articulos-y-videos-en-espanol/ – Artículos y videos de William Lane Craig

Recursos apologéticos sobre las supuestas contradicciones bíblicas

  • John W. Haley y Santiago Escuain, Diccionario de dificultades y aparentes contradicciones bíblicas. (Clie, 2009)
  • Samuel Vila, Enciclopedia de dificultades bíblicas. (Clie, 1981)

Recursos apologéticos sobre el problema del mal

  • C. S. Lewis, El problema del dolor. (~HarperOne, 2014)
  • Philip Yancey, Desilución con Dios. (Vida, 2011)

Recursos apologéticos sobre Jesús y los Evangelios

  • Lee Strobel, El caso de Cristo. (Vida, 2000)
  • Lee Strobel, El caso del Jesús verdadero. (Vida, 2010)

Recursos apologéticos sobre la resurrección de Jesús

  • Lee Strobel, El caso de la resurrección. (Vida, 2005)
  • N. T. Wright, La resurrección y el hijo de Dios. (Verbo Divino, 2008)

Recursos apologéticos sobre la creación y la evolución, la ciencia

Recursos apologéticos sobre los milagros

  • C. S. Lewis, Los milagros. (~HarperOne, 2006)
Una introducción a la apologética

Una bibliografía de recursos consultados

John Frame, Apologetics. (Philipsburg, NJ: P & R Publishing, 2015)

Norman L. Geisler, Baker Encyclopedia of Christian Apologetics. (Grand Rapids: Baker, 1999)

Josh McDowell, Evidence that Demands a Verdict. (Nashville: Nelson, 1972)

InstruccionesUna introducción a la apologética

El poder explicativo del Cristianismo

La doctrina cristiana es capaz de explicar tanto la grandeza de la humanidad como su depravación. Dios nos ha hecho a su imagen, pero el pecado nos ha contaminado. En cambio, muchas religiones y filosofías o son demasiado optimistas, y tienen dificultad en explicar la depravación del ser humano, o son demasiado pesimistas, y tienen dificultad en explicar la grandeza del ser humano y sus grandes logros. - Resumen de Thomas Morris, Making Sense of it all, 136.

La relación entre la fe y la razón

La relación entre la fe y la razón

Los argumentos apologéticos acerca del Cristianismo, la ciencia y la razón

Los argumentos apologéticos acerca del Cristianismo, la ciencia y la razón

Muchos piensan que el Cristianismo y las ciencias están totalmente opuestos. Dicen lo mismo acerca de la relación entre la fe y la razón. Pero el Cristianismo insiste que es razonable y que es un compatible con las ciencias.


Los argumentos en esta categoría giran alrededor de las siguientes áreas:

  • La naturaleza de las ciencias - Muchos piensan que el Cristianismo y las ciencias son enemigos. Pero la ciencia moderna tuvo su origen en presuposiciones cristianas. ¿Cómo reconciliamos la autoridad de la Biblia y las proclamaciones 'científicas' que contradicen la Biblia? Es importante entender la naturaleza de las ciencias.
  • La fe y la razón - Desde los primeros siglos de la iglesia cristiana, los Cristianos han debatido la relación entre la fe y la razón. ¿Es el Cristianismo racional? ¿O será que el Cristianismo rechaza la razón humana?
  • La existencia de los milagros - Filósofo David Hume argumentó que los milagros son imposibles porque son violaciones de las leyes de la naturaleza. Desde entonces ha habido mucha discusión acerca de la existencia de los milagros.
  • El origen del universo - ¿Cómo relacionamos Génesis 1 y la teoría del Big Bang? El tema del origen del universo ha producido varias teorías y debates.
  • La creación y la evolución - Hay una tensión entre los relatos bíblicos de la creación de los seres humanos y la evidencia de las ciencias. Algunos Cristianos dicen que Dios usó la evolución sobre muchos siglos para crear a la humanidad. Otros insisten que el ser humano fue una creación distinta en el sexto día de la creación. La apologética considera el problema de la creación y la evolución.

Los ateos se apoyan mucho en la ciencia y en la filosofía. En los últimos años el ateísmo se ha llegado a ser más agresivo, hasta arrogante, en la forma de presentar sus posiciones. Hemos preparado un panorama de los argumentos ateos contra la religión, particularmente en contra del Cristianismo.

Una introducción a la apologética

El argumento ontológico

El argumento ontológico es un argumento para la existencia de Dios. Es un argumento que fue creado por Anselmo, un pensador cristiano de la edad media. Este argumento ha convencido a muchas personas de la lógica del Cristianismo a través de los siglos.

El presente autor piensa que este argumento tiene problemas insuperables, y que no se debe usar en la apologética. Pero el argumento es tan conocido, que es importante entenderlo y entender por qué no funciona.

El argumento

El argumento de Anselmo es lo siguiente:

  • Por definición, Dios es “aquel ser, más grande del cual no se puede imaginar.”
  • Dios existe como concepto mental. Es decir, podemos tener en nuestras mentes el concepto de Dios con esta definición.
  • Un ser que existiera únicamente como concepto mental (usemos “D” para representarlo) sería menor a un ser que existiera en la realidad además de existir en la mente (usemos “D + D” para representarlo).
  • Si Dios existiera únicamente en la mente (“D”), podríamos imaginar algo más grande que Dios (“D + D”).
  • Pero sería una contradicción lógica imaginar algo mayor al ser más grande del cual no se puede imaginar.
  • Entonces, Dios necesariamente en la realidad como en la mente.

Refutaciones

Han habido intentos de refutar el argumento ontológico a través de la historia.

Una respuesta durante la vida de Anselmo decía que uno puede imaginar una isla más grande de la cual no se puede concebir. Anselmo respondió que su argumento solo funciona con Dios porque Dios por definición es el Ser más grande del cual no se puede concebir. Acepto la respuesta de Anselmo.

Otros han dicho que uno puede imaginar todo tipo de cosas, pero imaginarlas no las hace reales. Pero en mi opinión, esta respuesta no responde al argumento. El argumento de Anselmo no es “Podemos imaginar a Dios, luego Dios tiene que ser real.”


Mi propia refutación del argumento ontológico es distinta:

  • El problema con el argumento es que usa la idea del infinito.
  • En el argumento, el concepto mental de Dios es infinito por definición. Pero si Dios no existiera, entonces alguien podría imaginar algo más grande que el infinito. Pero “el infinito más uno” es una contradicción lógica.
  • Otro argumento que usa el concepto del infinito es la parábola de Aquiles y la tortuga, que viene de Zenón, un filósofo presocrático. Según la parábola, el dios Aquiles va a competir contra una tortuga en una carrera. Le da a la tortuga una ventaja. La tortuga empieza a caminar, y Aquiles espera. Ahora Aquiles se prepara a alcanzar a la tortuga. Zenón dice que es matemáticamente imposible para que Aquiles la alcance. Porque antes de alcanzar a la tortuga, Aquiles tiene que llegar al punto intermedio entre él y la tortuga. Y antes de llegar al punto intermedio, hay un punto intermedio entre el punto intermedio y Aquiles. Y en realidad hay una infinitud de puntos intermedios entre Aquiles y la tortuga. Con esta parábola Zenón argumentó que el movimiento es una ilusión, porque lógicamente el movimiento es imposible.
  • Tanto el argumento ontológico como la parábola de Aquiles y la tortuga fallan porque LOS PUNTOS NO EXISTEN. Son entidades imaginarias, son marcadores que usamos para dividir y/o medir las cosas. Y siempre puedes dividir por un número más. Si dividiste la anchura de una casa en cuatro partes, puedes también dividirla en cinco partes.
  • He aquí una ilustración de la necedad de usar los puntos y el infinito en argumentos lógicos: Nos enseñaron en clases de matemática que las líneas son series infinitas de puntos. Una línea se estira al infinito. Pero también nos enseñaron que un segmento de una línea es una serie infinita de puntos, porque se pueden dividir infinitamente. Entonces una línea, y un segmento de la misma línea, ¡son igualmente infinitos! Ninguno es más largo que el otro, aunque el uno es una parte del otro. Es una contradicción lógica.
  • Además, para declarar algo “infinito” o “más grande del cual no se puede concebir,” tendríamos que medirlo y compararlo con las demás cosas. Pero por definición el infinito es inmedible. Así que el concepto del infinito no es una manera útil para hablar de Dios. Es tiempo de retirar la idea del infinito como algo absurdo.

Conclusión

Soy Cristiano. Creo en la existencia de Dios. Pero creo que el argumento ontológico no es la demostración lógica de la existencia de Dios que pretende ser. Ya es hora de retirar el argumento. No debemos usar argumentos apologéticos si descubrimos que son ilógicos e inferiores. Dios merece mejor.

Los argumentos apologéticos acerca de la existencia de Dios

El problema del mal

El problema del mal se puede resumir así: Si Dios existe, ¿por qué hay existe la maldad? ¿y tanta maldad? ¿y maldad tan horrorosa?


El problema del mal es el obstáculo filosófico más grande a la fe cristiana. Pero es más que un argumento filosófico. Es un problema real para toda persona que sufre.


Podemos distinguir entre el mal moral y el mal natural.

  • El mal moral es el mal cometido por las personas. En términos cristianos, el mal moral se refiere al pecado.
  • El mal natural es la adversidad en el universo (la enfermedad, el hambre, la muerte, etc)

El problema del mal consiste en tres afirmaciones que, cuando las tomamos juntas, parecen contradecirse:

  1. El mal existe
  2. Dios es todopoderoso
  3. Dios es completamente bueno

Soluciones generales

Hay por lo menos cinco posibles soluciones generales al problema del mal:


La primera posible solución al problema del mal es negar que el mal existe. Pero hay amplia evidencia que el mal existe. Hay criminales, huracanes, y muchas cosas más que causan mucho sufrimiento y mucha injusticia.

  • Debemos notar que técnicamente, según Agustín, el mal no tiene una existencia propia. El mal es como el frío.
    • No existe tal cosa como el frío. El frío es nuestra sensación de la ausencia del calor.
    • De la misma manera, el mal no es una sustancia concreta como si fuera un virus o un cáncer, sino una falta, un defecto, o distorción de las cosas buenas que Dios creó.
    • Los seres humanos fueron hechos buenos, pero por la caída los hizo defectuosos, fueron dañados, y no funcionan como deberían de funcionar.
  • Sin embargo, esta afirmación de Agustín no nos ayuda con el problema del mal, porque Dios permitió esta falta, defecto o daño en los seres humanos. Y su pecado ha causado todo tipo de mal natural en la creación también. Esta situación existe, y Dios no la detuvo, así que el problema del mal es vigente.

La segunda posible solución al problema del mal es negar que Dios es todopoderoso. Según esta solución, el mal existe porque Dios no tiene suficiente poder para detenerlo. Pero para los Cristianos esta solución es inaceptable, porque contradice las Escrituras. Dios es todopoderoso.


La tercera posible solución al problema del mal es negar que Dios es completamente bueno. Según esta solución, el mal existe porque Dios, aunque tiene el poder para detener al mal, no quiere hacerlo. Pero para los Cristianos esta solución es igualmente inaceptable, porque contradice las Escrituras. Dios es amor.


La cuarta solución es concluir que Dios no existe. Pero para los Cristianos esta solución es igualmente inaceptable, porque contradice las Escrituras.


Hay una quinta solución al problema del mal: concluir que Dios tiene una razón moralmente suficiente para permitir el mal. Esta es una solución que se puede reconciliar con el Cristianismo, y es la solución que consideraremos.


Respuestas cristianas al problema del mal

La primera respuesta cristiana al problema del mal: “Nosotros seres humanos no nos damos cuenta de la complejidad de crear un universo y reinar sobre ello. Debemos ser humildades y dejar que Dios haga las cosas a su manera.”

  • Esta es la defensa de Dios en el libro de Job: “¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? ¡Házmelo saber, si tienes inteligencia! ¿Quién dispuso sus medidas, si es que lo sabes? ¿O quién tendió sobre ella la cuerda de medir?” (Job 38.4-5)
  • Dios dice que crear y supervisar el universo no es cosa fácil. No debemos pensar que podríamos hacer las cosas mejor que Dios.
  • La respuesta de Job, cuando escuchó la defensa de Dios: “Así hablaba yo, y nada entendía; eran cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía….Por eso me aborrezco y me arrepiento en polvo y ceniza.” (Job 42.3, 6)
  • Ser todopoderoso no incluye el poder de hacer las cosas imposibles. Dios no puede hacer que 2 + 2 = 5. Dios puede hacer todas las cosas posibles, aunque para nosotros estas cosas parecen imposibles. Pero Dios no puede hacer algo que en sí por definición es imposible.
  • Puede ser que algunos de los mundos perfectos que imaginamos en nuestras cabezas no son posibles, son como 2 + 2 = 5. Puede ser que el mundo en que vivimos es el mejor mundo que Dios pudo haber creado, pero nosotros vivimos en un momento antes de que llegue a su perfección.

La segunda respuesta cristiana al problema del mal: “El libre albedrío tiene un valor moral que justifica la existencia del mal en el mundo.”

Dios quiso dar libre albedrío a los seres humanos.

Pero el uso del libre albedrío incluía la posibilidad de nuestra desobediencia.

Así que es imposible crear un universo con libre albedrío sin el riesgo de introducir el mal a ese universo.

Según Génesis 3.17-19, los males naturales fueron las consecuencias del mal moral (el pecado). La Biblia hare una conexión entre el ser humano y la tierra sobre la cual el ser humano fue puesto. Adán el cuidador del planeta fue corrompido, y el planeta fue afectada también.

Así que el mal moral y el mal natural entraron al mundo como consecuencia del mal uso del libre albedrío.

No podemos culpar a Dios por eso, porque era preferible crear un universo con el libre albedrío que crear un universo donde las criaturas no tuvieran libertad.


La tercera respuesta cristiana al problema del mal: “Dios está en el proceso de eliminar el mal, pero el proceso toma tiempo, y estamos viendo el proceso desde nuestra perspectiva limitada.”

Esta es la respuesta de 2 Pedro. Pedro menciona una objeción, «¿Qué hubo de esa promesa de su venida? Nuestros padres murieron, y nada ha cambiado desde el principio de la creación.» (2 Pedro 3.4, NVI).

Pedro responde, “Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan.” (2 Pedro 3.8-9)

Dios tiene una superior perspectiva acerca del tiempo. Él ve todo el panorama, y nosotros solo vemos desde el corto tiempo en que vivimos, en medio del proceso de Dios de eliminar el mal.


La cuarta respuesta cristiana al problema del mal: “El sufrimiento es parte del proceso que Dios usa para prefeccionarnos.”

Vemos varias funciones positivas del dolor en la vida:

  • El dolor nos advierte de cosas dañinas: un niño aprende a no tocar la estufa porque siente el calor.
  • El dolor es parte del desarrollo humano. Es parte de la capacitación y parte de la corrección. El deportista sufre para entrenarse, y el adicto sufre cuando corrige sus fallas.
  • Los dentistas, los entrenadores y los padres no son malos cuando causan dolor para el bien de la persona.

Esta respuesta al problema del mal es el testimonio de muchos textos bíblicos, entre ellos:

  • “nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;” (Romanos 5.3-4)
  • “el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo….tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?” (Hebreos 12.6, 9)

La quinta respuesta cristiana al problema del mal: “Hay otras funciones del mal”

Dios usa el mal para castigar el pecado, porque es Juez.

Es posible que Dios permite extender el tiempo del pecado y sus consecuencias para que el pecado sea reconocido como malo.

“Entonces, ¿lo que es bueno, vino a ser muerte para mí? ¡De ninguna manera! Más bien, el pecado, para mostrarse como pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que el pecado, por medio del mandamiento, llegara a ser extremadamente pecaminoso. ” (Romanos 7.13)

Es posible que la experiencia de haber pecado será una parte necesaria de nuestra adoración en la eternidad, que nuestra adoración será más completa, porque conoceremos por experiencia personal que hay otras opciones, pero escogeremos a Dios porque sabemos que él es mejor.


La sexta respuesta cristiana al problema del mal: “Dios sufre con nosotros.”

No adoramos a un Dios como Buda que no puede ser tocado por el sufrimiento de sus criaturas.

Adoramos:

  • a un Padre que entregó a su Hijo a la muerte
  • a un Cristo que sufrió como Inocente
  • a un Espíritu que gime con nosotros

Jesucristo absobrió la maldad del mundo en la cruz, fue víctima de la crueldad humana, y convirtió su maldad en salvación y vida eterna.

Jesucristo venció la muerte por su muerte. Venció el mal porque lo tomó sobre si mismo y la llevó consigo à la muerte.


La séptima respuesta cristiana al problema del mal: “¡La respuesta eres tú!”

Jesucristo nos llama a seguir en sus pisadas:

  • a tomar nuestra cruz
  • a negar a nosotros mismos
  • a regocijar en nuestros padecimientos por él,
  • con el fin de que el mundo sea salvo.

Tú, como Cristiano, puedes responder a la existencia de la maldad con el amor, expresando el amor de Cristo con tu vida, por el poder del Espíritu, a las personas que sufren.

  • Tú puedes aliviar el sufrimiento de otros
  • Tú puedes ayudar a eliminar las causas del surimiento
  • Tú puedes dejar de contribuir al mal, resistiendo las tentaciones
  • Tú puedes perdonar las ofensas, y como Cristo, puedes absorber el mal y convertirlo en bien.
Los argumentos apologéticos acerca de la existencia de DiosUn resumen de los argumentos ateos contra la religión en general y contra el Cristianismo en particular

Los argumentos apologéticos acerca de la existencia de Dios

Una introducción a la apologética

Nuestra presentación acerca del problema del mal

El impacto positivo del Cristianismo

El Cristianismo es la única religión que ha crecido hasta cierto grado en todas las culturas del mundo, y en estas culturas ha tenido un impacto positivo, tanto a nivel social como a nivel personal. La popularidad de las demás religiones ha sido limitada a ciertas culturas, y fuera de esas culturas esas religiones han tenido menos éxito. - Resumen de Thomas Morris, Making Sense of it all, 152.

Los argumentos apologéticos acerca de la experiencia

Los argumentos apologéticos acerca de la experiencia

Algunos aspectos de la vida humana parecen minar la fe cristiana, y otros aspectos la apoyan. Los argumentos en esta categoría son seis:

Factores en la experiencia personal que parecen minar el Cristianismo:

Factores en la experiencia personal que parecen afirmar el Cristianismo:

Una introducción a la apologética

El “trilema” (un argumento para la divinidad de Jesucristo)

Peter Kreeft y Ronald K. Tacelli, Handbook of Christian Apologetics. (Downer’s Grove: ~InterVarsity Press, 1994), 158-174. Josh ~McDowell, Evidence that Demands a Verdict. (Nashville: Thomas Nelson, 1972), 103-109.

Un “trilema” es un problema con tres opciones contradictorias. Desde el siglo XIX, los apologistas han usado un trilema para afirmar la divinidad de Jesucristo.

En los años 60, el famoso escritor C. S. Lewis presentó el trilema en forma precisa y éste llegó a ser un argumento conocido y popular para defender la fe cristiana. Llegó a conocerse en inglés como el argumento “Lord, liar or lunatic” (se traduce aproximadamente como “Es Mesías, es mentiroso o está majareta”).

El argumento del trilema es este:

1. Jesús afirmó que era Dios. Evidencia:

a. “Pero Jesús les respondía:—Mi Padre aún hoy está trabajando, y yo también trabajo. Así que los judíos redoblaban sus esfuerzos para matarlo, pues no sólo quebrantaba el sábado sino que incluso llamaba a Dios su propio Padre, con lo que él mismo se hacía igual a Dios.” (Juan 5.17-18)

b. “Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.” (Juan 8.28)

“Yo soy” es el nombre propio de Dios, “Jehová” o “Yahvé”. Así que no es únicamente una afirmación de que Jesús estaba vivo en el tiempo de Abraham (2100 años antes), sino una aplicación del nombre divino a si mismo. Los Judíos intentaron apedrearlo en el momento porque creían que había blasfemado.

c. “El Padre y yo somos uno.” (Juan 10.30)

Los Judíos intentaron apedrearlo en el momento porque creían que había blasfemado.

d. “—¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: “Muéstranos al Padre”?” (Juan 14.9)

2. Hay dos posibilidades:

  • Jesús era Dios.
  • Jesús no era Dios.

3. Si Jesús no era Dios, hay dos posibilidades:

  • Jesús no supo que no era Dios. Jesús era un loco.
  • Jesús supo que no era Dios. Jesús era un mentiroso. Y no cualquier mentiroso, sino una persona malvada que mentía acerca de temas religiosos para acumular seguidores.

4. La opción que Jesús era loco no tiene sentido. Los Evangelios lo presentan como una persona sumamente inteligente y lista. Sus enseñanzas son algunas de las ideas más apreciadas y universalmente reconocidas hasta el día de hoy.

5. Y la opción que Jesús era un malvado mentiroso no concuerda con la profundidad de sus enseñanzas morales. Para poder producir una moralidad tan alta y sublime requiere un autor sumamente moral. Además, Jesús intencionalmente se puso en peligro en Jerusalén y no intentó escapar cuando lo arrestaron. Murió por sus enseñanzas. Un mentiroso buscando lucro o fama no lo arriesgaría.

6. Entonces, sólo se queda la opción que Jesús era quien decía que era. Jesús es Dios y necesitamos someternos a su autoridad.

Desarrollo posterior a Lewis:

Desde entonces los apologistas y sus oponentes han notado dos alternativas más. Así que algunos hablan del “quintilema,” un argumento con cinco opciones contradictorias.

Las dos otras opciones, que encontramos en Peter Kreeft, Handbook of Christian Apologetics, son estas:

Guru: "Jesús dijo que era Dios, pero en sentido místico, en un sentido panteista que encontramos en escritos hindúes o budistas."

  • Según esta opción, Jesús estaba hablando en términos místicos:
    • “Soy Dios en el sentido en que todos somos Dios. Dios y el universo son una sola cosa. Dios está en nosotros. Todos somos dios. Somos parte de dios.”
  • Pero Jesús vivía en una cultura judía en el primer siglo, aislada de ideas panteistas que se desarrollaron en otra parte lejana del mundo.
    • ¿De qué fuente podría haber escuchado Jesús ideas como estas? De ninguna fuente que podría haber tenido en su contexto.
  • Además, estas ideas místicas habrían sido consideradas heréticas por Jesús y sus contemporáneos, porque la Biblia no enseña el panteísmo, la idea que Dios y el universo son una sola cosa. La Biblia enseña un Dios personal y trascendente que hizo la creación y es distinto e independiente de ella.
  • Y aun si Jesús hubiera tenido estas ideas en su mente, ¿podría haber comunicado estas ideas a sus contemporáneos con las palabras que usó? No. Las palabras de Jesús en su contexto judío del primer siglo habrían tenido otro sentido para sus oidores, no un sentido místico. Así que las afirmaciones de Jesús que era Dios no tienen nada que ver con ideas hindúes o budistas.

Mito: "Jesús nunca dijo que era Dios. Los evangelistas pusieron palabras en la boca de Jesús después de su muerte."

  • Esta es la objeción con más peso. Es la opción que ha causado que muchos abandoraran el trilema.
  • Para responder a este último argumento es necesario mostrar la confiabilidad de los Evangelios, algo que esperamos hacer en otro recurso. Si el lector busca materiales sobre esta opción, puede consultar, por ejemplo, El Caso de Cristo por Lee Strobel y el segundo tomo de Evidencia que exige un veredicto, por Josh ~McDowell.

Conclusiones y procedimiento

  • El presente autor está convencido que el trilema original sigue siendo un argumento sólido para la fe cristiana. Pero el argumento en sí depende de otros argumentos apologéticos sobre la confiabilidad de los Evangelios.
  • El procedimiento debe ser de compartir el trilema original, y si vienen objeciones, responder a las objeciones.
  • La objeción de “guru” es tan ilógica para el tiempo y el contexto en que Jesús vivía, que ni tenemos que sentir la necesidad de mencionarla. Si la persona con quien compartimos el trilema la menciona, podemos refutarla en el momento.
  • Si la persona menciona la objeción de que los Evangelistas pudieran haber escrito mentiras acerca de Jesús después del hecho, es obvio que el tema ha cambiado, y tendrás que presentar las evidencias para la confiabilidad de los Evangelios.
La divinidad de Jesucristo

La divinidad de Jesucristo

Uno de los argumentos para la divinidad es el 'trilema' (a veces llamado el 'quintilema').

Los argumentos apologéticos acerca de Jesucristo

La resurrección de Jesucristo

Los argumentos apologéticos acerca de Jesucristo

La resurrección de Jesucristo, apuntes

Hay cinco posibilidades para explicar la alegación de que Jesús de Nazaret fue resucitado de los muertos:

  • Jesús nunca murió en la cruz
  • Jesús murió pero no resucitó, y los apóstoles fueron engañados por alucinaciones
  • Jesús murió pero no resucitó, y los apóstoles conspiraron y mintieron acerca de la resurrección
  • Jesús murió pero no resucitó, y los apóstoles hablaron en términos míticos o simbólicos acerca de una resurrección
  • Jesús murió y resucitó
La resurrección de Jesucristo

Los argumentos apologéticos acerca de Jesucristo

Los debates acerca de Jesucristo giran alrededor de cuatro temas:

  • La existencia de Jesucristo - Todavía hay algunas personas que dudan que Jesús de Nazaret existió. Pero hay fuentes no cristianas que documentan que Jesús sí existió.
  • La divinidad de Jesucristo - ¿Creyó Jesús que era Dios? ¿Era Dios? Hay varios argumentos a favor de la divinidad de Jesucristo.
  • La resurrección de Jesucristo - El mensaje cristiano depende de la resurrección de Jesús, y muchos niegan que Jesús resucitó. Pero hay fuertes argumentos a favor de la resurrección de Jesucristo.
  • El Manto de Turín - Muchos Cristianos creen que un manto descubierto en Turín, Italia, es el manto con el cual Jesús fue envuelto en su entierro. Han habido investigaciones científicas del manto para comprobar o descomprobar su autenticidad.
Una introducción a la apologética

El debate sobre la metodología apropiada para la apologética

Los Cristianos no están de acuerdo en cuanto a la mejor forma de llevar a cabo una conversación apologética. Lo que sigue es un resumen de los cinco métodos principales que se han desarrollado para la apologética cristiana.

El Método Clásico (Geisler, Sproul, Craig)

Este método tiene un procedimiento muy específico:

  • Establecer el teísmo por el uso de la teología natural (argumentos de Tomás de Aquino para la existencia de Dios, y el argumento ontológico de Anselmo)
  • Solo después de convencer a la persona de la existencia de Dios, se puede presentar evidencias para la Biblia y el Cristianismo
  • Establecer el Cristianismo como la mejor forma del teísmo

El Método Evidencial (Pannenberg, Pinnock, ~McDowell)

Este método es muy parecido al método clásico, en que usa argumentos para establecer la verdad. Pero este método está menos convencido del poder de los argumentos filosóficos del método clásico, y se concentra más en los datos empíricos: históricos, arqueológicos, etc. Este método usa las evidencias para el teísmo y para el Cristianismo de una manera ecléctica, en ningun orden específico. Acepta a los milagros como una evidencia para la existencia de Dios, donde el método clásico insiste en establecer la existencia de Dios lógicamente sin referencia a los milagros.

El Método Cumulativo (Feinberg, C. S. Lewis, N. T. Wright)

Este método intenta mostrar que la versión Cristiana de un argumento tiene más sentido que las alternativas. Hay varios hipótesis, pero el hipótesis cristiano hace mejor sentido de los datos que los otros. El Cristianismo explica mejor los datos que tenemos de las ciencias, la historia, la experiencia, la Biblia, la conciencia, y la composición del ser humano con sus deseos y tendencias.

El Método Presuposicional (Schaeffer, ~VanTil)

Este método rechaza la validez de evidencias logicas para el Cristianismo, porque basar la fe en la lógica es ceder a una cosmovisión secular desde el principio. En realidad, según este método, no hay una perspectiva neutral desde la cual se puede argumentar la verdad.

Según esta posición el Cristiano tiene que comenzar asumiendo una perspectiva de fe. Este método presupone la verdad del Cristianismo, e intenta mostrar que todo pensamiento y argumento presupone el Dios de las Escrituras. O sea que el argumento del inconverso, al fondo, depende de verdades bíblicas. Es comparable a una persona respirando aire para probar que el aire no existe.

Los proponentes de este método dicen que “La única prueba de la existencia de Dios es que sin Dios no podrías probar nada.”

Según esta posición, es necesario proveer evidencias aunque la persona responderá suprimiendo la verdad (Rom. 1). Es como un psiquiatra que explica la paranoia de un paciente, no para convencerlo lógicamente, sino para conectar con algo dentro del paciente que le hace reconocer la verdad.


Un ejemplo de un argumento presuposicional:

  1. Ateo: Dame una prueba que el Cristianismo es verdad.
  2. Cristiano: No puedo, porque tus presuposiciones te prohiben evaluar las evidencias sin prejuicio. Si te presento varias evidencias, las descontarás por culpa de tu cosmovisión. Por ejemplo, si te presento 5,000 personas que vieron a Dios, dirás que fue histeria entre ellos. Si yo te diera una prueba, tu cosmovisión automáticamente interpretaría los datos de otra manera. Tu cosmovisión está limitada.
  3. Ateo: Ok, pero sí estoy abierto.
  4. Cristiano: Entonces, necesito saber qué tipo de evidencia aceptarías.

Para más información, consulta La apologética presuposicional, apuntes.

El Método de la Epistemología Reformada (Plantinga, Wolterstorff)

Este método explica que es razonable creer muchas cosas sin evidencia. La creencia en Dios es razonable sin o con evidencias porque cada uno tiene un sensus divinitatis (un conocimiento innato o instintivo de lo divino) en su interior. Este método se enfoca más en la apologética negativa: derrotar objeciones en vez de proveer evidencias positivas. Con este método el Cristiano trata de proveer condiciones en las cuales el Espíritu Santo despertará al inconverso a la voz de Dios dentro de él. Las evidencias son una estrategia, pero al fondo no son coercitivas.

Ejemplo: Es impráctico e innecesario probar toda cosa antes de creerlo. Debo confiar en mi memoria, en mis cinco sentidos, en la autoridad de testigos, Es razonable confiar en la fidelidad de mi esposa de muchos años si un desconocido, sin evidencias, declara que ella me ha sido infiel. Es razonable creer que otras mentes humanas existen, y que todos los seres humanos menos yo no son robots, aunque no lo puedo probar. De la misma manera, puedo creer, razonablemente, en la existencia de Dios, aparte de argumentos y evidencias. Es una creencia básica que no requiere evidencias para creerla.

“Apologetics, argument of” (BECA), “Apologetics, types of” (BECA), “Classical apologetics” (BECA), “Presuppositional apologetics” (BECA), “Princeton School of Apologetics” (BECA), Apologetics Charts, tablas 8-9; Five Views on Apologetics.

Una introducción a la apologética

La apologética presuposicional, apuntes

A John Frame no le gusta el término «presuposicional» para referirse a su método apologético, porque muchos contrastan las presuposiciones y las evidencias, pensando que los apologetas presuposicionalistas no quieren usar evidencias en sus métodos apologéticos.

Además, hay otros como John Gerstner que creen que el prefijo pre en presuposicional quiere decir que las presuposociones son cosas que creemos antes de otras creencias. Frame dice que esto no es correcto. El prefijo pre se refiere a la preeminencia, no al orden cronológico de las creencias.

John Frame, Apologetics. (Philipsburg, NJ: P & R Publishing, 2015), kindle 00704-722.


Frame describe el retrato bíblico del inconverso. Jamás es una persona neutral o una persona que simplemente no conoce la verdad.

  • Dios se ha revelado a él a través de la creación (Salmo 19, Romanos 1.18-21)
  • Dios se ha revelado a él a través de la naturaleza humana del inconverso (Romanos 1.21)
  • Sin embargo el inconverso suprime y distorciona la verdad (Romanos 1.18-32, 1 Corintios 1.18-2.16)
  • Es engañado (Tito 3.3)

John Frame, Apologetics. (Philipsburg, NJ: P & R Publishing, 2015), 7.


Cómo funciona el método presuposicional

Según la apologética presuposicional de Van Til, el incrédulo, cuando asume que el mundo es inteligible, concede la existencia de Dios sin darse cuenta de ello. El método presuposicional expone esta concesión.

«...si cosa X presupone Y, entonces Y es la idea al cual una persona está comprometida si va a dar una explicación inteligible de X.»

John Frame, Apologetics. (Philipsburg, NJ: P & R Publishing, 2015), 9.


Algunos critican a los presuposicionalistas de hablar en círuclos, de asumir la proposición que quieren demostrar.

Frame explica que no. Parece circular y contradictorio:

La fe se basa en la razón.
La fe tiene prioridad sobre la razón.

Sin embargo, la diferencia es que la razón en la primera proposición es la razón divina. Pero la razón en la segunda proposición es la razón humana. Si lo escribimos más cuidadosamente, llegamos a estas dos proposiciones, que no se contradicen y no son circulares:

La fe se basa en la razón de Dios.
La fe tiene prioridad sobre la razón humana.

John Frame, Apologetics. (Philipsburg, NJ: P & R Publishing, 2015), 10.

El debate sobre la metodología apropiada para la apologética