Este archivo es una colección de apuntes y observaciones acerca de Apocalipsis. La colección crecerá poco a poco. Siempre será un proyecto 'en construcción' y ninguna sección llegará a ser 'completa.' Para mis apuntes sobre otros temas, favor de consultar nuestro índice completo

Última actualización del presente documento: 14-12-2016

David Gifford

.Instrucciones

Aspectos literarios

Asuntos avanzados

Asuntos introductorios

Autor

Circunstancias detrás del libro

Contexto canónico

Estructura

Exégesis, Apocalipsis 01

Exégesis, Apocalipsis 02-3

Exégesis, Apocalipsis 04-5

Exégesis, Apocalipsis 06-7

Exégesis, Apocalipsis 11

Exégesis, Apocalipsis 12

Exégesis, Apocalipsis 14

Exégesis, Apocalipsis 17-18

Exégesis, Apocalipsis 20

Exégesis, Apocalipsis 21-22

Fecha y lugar de composición

Género literario

Interpretación

Interpretación y uso

Teología y temas

Comentarios y libros acerca de Apocalipsis

  • David E. Aune, Word Biblical Commentary, Volume 52A: Revelation 1-5. (Dallas, TX: Word, 1997)
  • Richard Bauckham, The Theology of the Book of Revelation. (Cambridge: Cambridge University Press, 1993)
  • Gordon D. Fee, Revelation: A New Covenant Commentary. (Eugene, OR: Cascade Books, 2011)
  • William Hendriksen, More Than Conquerors. (Grand Rapids, MI: Baker, 1967)
  • Simon J. Kistemaker, Apocalipsis. (Grand Rapids: Libros Desafío, 2004)
  • George Eldon Ladd, A Commentary on the Revelation of John. (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1972)
  • Leon Morris, Tyndale New Testament Commentaries: Revelation, Revised Edition. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1988)
  • Robert H. Mounce, What Are We Waiting For?: A Commentary on Revelation. (Eugene, OR: Wipf and Stock, 1992)
  • Robert H. Mounce, NICNT: The Book of Revelation, revised. (Grand Rapids: Eerdmans, 1998)
  • James L. Resseguie, The Revelation of John: A Narrative Commentary. (Grand Rapids, MI: Baker, 2009)
  • Elisabeth Schüssler Fiorenza, Revelation: Vision of a Just World. (Minneapolis: Fortress Press, 1991)
  • Mark Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007)

Artículos de boletines teológicos

  • Greg Carey, ”Teaching and preaching the book of Revelation in the church”, Review & Expositor 98 no 1 Wint 2001, p 87-100.
  • Fred B. Craddock, “Preaching the Book of Revelation”, Interpretation 40 no 3 Jl 1986, p 270-282.
  • W. Hulitt Gloer, “Worship God! liturgical elements in the Apocalypse.” in Review and Expositor 98 no 1 Wint 2001, p 35-57;
  • Mazie Nahkro, “The manner of worship according to the book of Revelation.” in Bibliotheca sacra 158 no 630 Ap-Je 2001, p 165-180;
  • Mazie Nahkro, “The meaning of worship according to the book of Revelation.” in Bibliotheca sacra 158 no 629 Ja-Mr 2001, p 75-85;
  • Marianne Meye Thompson, “Worship in the Book of Revelation.” in Ex Auditu 8 1992, 45-54;
  • Charles Frederick Wishart, “Patmos in the pulpit: a meditation on apocalyptic”, Interpretation 1 no 4 O 1947, p 456-465.
  • Judith K Hoch Wray, “The revelation: worship resource for preaching”, Living Pulpit 12 no 3 Jl-S 2003, p 8-9.

Obras de introducción y artículos de diccionarios

  • G. K. Beale, “Revelation (Book)”, en New Dictionary of Biblical Theology. T. Desmond Alexander y Brian S. Rosner, (Downer’s Grove: InterVarsity Press, 2000)
  • G. R. Beasley-Murray, “Revelation, Book of”, en Dictionary of the Later New Testament and Its Developments. Ralph Martin and Peter H. Davids, eds. (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1997)
  • D. A. Carson, Douglas J. Moo, Leon Morris, An Introduction to the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1992)
  • Walter A. Elwell y Robert W. Yarbrough, Al Encuentro del Nuevo Testamento. (Editorial Caribe, 1999)
  • Everett Harrison, Introducción al Nuevo Testamento. (Grand Rapids: Libros Desafío, 2002)
  • Richard B. Hays, The Moral Vision of the New Testament. (New York: HarperOne, 1996)
  • H. Wayne House, Chronological and Background Charts of the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1981)
  • George Eldon Ladd, A Theology of the New Testament. (Grand Rapids: Eerdmans, 1996)
  • I. Howard Marshall, New Testament Theology. (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 2004)
  • Francesca Aran Murphy, “Revelation, Book of”, en Dictionary for Theological Interpretation of the Bible. Kevin Vanhoozer, ed. (Grand Rapids: Baker Academic, 2005)
  • Grant R. Osborne, “Recent Trends in the Study of the Apocalypse,” en Scot McKnight and Grant R. Osborne, The Face of New Testament Studies. (Grand Rapids: Baker Academic, 2004).
  • Thomas R. Schreiner, New Testament Theology: Magnifying God in Christ. (Grand Rapids: Baker, 2008)
  • Frank Thielman, Teología del Nuevo Testamento. (Miami: Vida, 2007)

Misceláneas fuentes / materiales web

  • Dean Deppe, [Notes on CD for course on Revelation] (Grand Rapids: Calvin Theological Seminary, 2004)
  • Daniel B. Wallace, “Revelation: Introduction, Argument and Outline.” http://www.bible.org/page.asp?page_id=1368

Los títulos de cada sección son ligas, tanto en la sección misma como en el índice. Para compartir la liga de una sección específica de este documento en un texto, correo o red social, haz clic en la liga con el botón derecho y seleccionar 'copiar liga' o su equivalente.

Hemos dividido las secciones para que sean fáciles de imprimir por separadas.

  1. Configura tu navegador web, en la sección para imprimir, para mostrar números de página en los pies de página.
  2. Busca la sección que deseas imprimir, y observa los números de página de esa sección.
  3. Limita la impresión a las páginas que deseas imprimir.

En cada sección hemos puesto el ícono de una casa ( ). Al presionar este ícono, regresarás al inicio y el índice.

Este documento es para el beneficio y el provecho personal de sus lectores, y no lo considero una fuente académica. Es mejor citar mis fuentes que citar el presente documento.

  • Las citas entre comillas son citas exactas en español, o traducciones mías de citas en inglés. La información bibliográfica aparece en la .Bibliografía de recursos consultados.
  • Los apuntes donde indico la fuente sin comillas son apuntes donde resumo la fuente en mis propias palabras, o adapto las palabras de la fuente de manera machacada, resumiendo, parafraseando, omitiendo y añadiendo palabras a mi gusto, sin rigor académico.
  • Los apuntes que no indican una fuente son observaciones mías, o datos tan generales que no hay necesidad de indicar la fuente.

Fuente: Mark Wilson, Charts on the Book of Revelation: Literary, Historical and Theological Perspectives. (Grand Rapids: Kregel, 2007), 106.

  1. Dios envía su ángel en Apocalipsis 1.1 y en 22.6 (v.t. 22.16).
  2. Los santos se describen como los siervos de Dios en Apocalipsis 1.1 y en 22.6.
  3. Tanto Apocalipsis 1.1 como 22.6 hablan de cosas que 'deben suceder pronto'.
  4. Tanto Apocalipsis 1.1 como 22.9 mencionan el nombre de Juan.
  5. Apocalipsis 1.1 y 22.8 mencionan que Juan ve cosas.
  6. Apocalipsis 1.2 y 22.20 mencionan el testimonio de Jesús.
  7. Hay una bienaventuranza en Apocalipsis 1.3 y en 22.7.
  8. Apocalipsis 1.3 y 22.7 hablan de 'guardar las palabras de la profecía'
  9. Apocalipsis 1.3 y 22.10 dicen que el tiempo se acerca.
  10. Apocalipsis 1.4 y 22.16 mencionan las iglesias a las cuales el libro fue dirigido.
  11. Tanto Apocalipsis 1.4-5 como 22.21 expresan un deseo que los lectores reciban una gracia de parte de Jesús.
  12. Tanto Apocalipsis 1.4 como 22.17 mencionan el Espíritu.
  13. Hay referencias a la segunda venida en Apocalipsis 1.7 y en 22.7, 20.
  14. Tanto Apocalipsis 1.8 como 22.13 refieren al título "Alfa y Omega".

Fuentes: David E. Aune, Word Biblical Commentary, Vol. 52: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); José Adriano Filho and Leslie Milton, The Apocalypse of John as an account of a visionary experience: notes on the book’s structure. (Journal for the Study of the New Testament 25 no 2 D 2002, 213-234); Mark Seaborn Hall, The hook interlocking structure of Revelation: the most important verses in the book and how they may unify its structure. (Novum testamentum 44 no 3 2002, 278-296); Christopher R. Smith, The Structure of the Book of Revelation in Light of Apocalyptic Literary Conventions. (Novum testamentum 36 no 4 O 1994, 373-393); Felise Tavo, The structure of the Apocalypse: re-examining a perennial problem. (Novum testamentum 47 no 1 2005, 47-68); Mark Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007);


La estructura del libro de Apocalipsis es un punto de fuerte debate entre comentaristas. Algunos han comentado de broma que hay más bosquejos del libro que comentaristas. Los bosquejos en este archivo no intentan resolver el asunto. Nuestros bosquejos simplemente notan la estructura interna de cada sección del libro sin tomar decisiones acerca de las relaciones entre las respectivas secciones. Tampoco intentamos aquí presentar todos los bosquejos que hemos visto. Nuestra meta es simplemente presentar al lector algunas de las características que los académicos han usado como marcadores para entender la estructura de Apocalipsis.


Distinguir las secciones básicas es fácil. Lo difícil es decidir las relaciones entre las secciones.


Casi todos están de acuerdo que Apocalipsis 1.1-8 es el prólogo del libro y que 22.6-21 es el epílogo o conclusión. Debe notarse, sin embargo, que algunos extienen el prólogo a 1.10 o hasta al 1.20.


También es evidente que capítulos dos y tres son una unidad distinta compuesta de siete cartas a siete iglesias.


Capítulos dos y tres se enlazan con el primer capítulo porque las descripciones de Jesús en capítulo uno se repiten en las promesas a las iglesias en capítulos dos y tres. Jesús aparece y se describe en capítulo uno, y procede a dictar cartas a Juan an capítulos dos y tres.


Capítulos cuatro y cinco forman una sección distinta basada en el escenario (el trono en el cielo) y los personajes presentes. La adoración celestial gira alrededor de Dios como Creador (cap. 4) y Jesucristo como Redentor (cap. 5).


Hay una conexión entre capítulo 5, donde el Cordero adquiere el rollo, y capítulo 6, donde los sellos alrededor del rollo se abren uno por uno. El Cordero está abriendo los sellos del rollo que recibió del que está sentado sobre el trono.


Hay tres series de siete juicios de Dios sobre el mundo: siete sellos, siete trompetas y siete copas. Los eruditos debatan si estas series están en orden cronológico, si son paralelos (donde hay repetición o recapitulación del mismo material desde diferentes perspectivas), o si son telescópicos (donde la segunda serie de juicios es una expansión del último artículo de la primera serie, y la tercera serie es una expansión del último artículo de la segunda serie). William Henriksen ve mucha recapituación en Apocalipsis, y desarolló un bosquejo elaborado de lo que el llama 'paralelismo progresivo' a través del libro.


La relación entre capítulos 19 y 20 es particularmente delicada, porque si son secuenciales o cronológicos, esto apoyaría un punto de vista premilenialista (la venida de Jesús en cap. 19 precede los 1.000 años de cap. 20). Pero si los dos capítulos son paralelos, esto apoyaría un punto de vista amilenialista (cap. 19 termina una sección con la segunda venida, y cap. 20 empieza una nueva sección con los mil años, que preceden la segunda venida de Cristo).


Algunos autores, viendo que hay cuatro series de sietes (cartas, sellos, trompetas y copas) han buscado tres series más, para llegar a siete series de siete. Hendriksen interpreta Apocalipsis 12.1-15.4 como siete figuras místicas, caps 17-18 como la derrota de siete grandes enemigos, y caps. 20-22 como siete visiones finales. Hay apoyo para la idea de siete series de siete en libros como 4 Esdras y 2 Barúc, que están organizados en siete secciones. En cambio, Felise Tavo levanta una objeción: "Si el autor hubiera querido que sus oidores reconocieran siete visiones en caps. 12-14 y nuevamente en Apoc. 19.11-20.15, probablemente les habría indicado algo al efecto, tal como lo ha hecho en otras secciones."


Algunos autores dicen que la estructura del libro se basa en la estructura de otro libro. Algunos señalan Ezequiel y Daniel como libros cuyos bosquejos podrían haber influenciado la estructura de Apocalipsis.


Algunos autores dicen que Apocalipsis sigue la estructura de un drama o desfile griego.


Unos cuantos autores, entre ellos Elizabeth Schüssler Fiorenza, usan quiasmos muy elaborados para bosquejar Apocalipsis.


Algunos piensan que Apocalipsis 1.19 indica que el material que sigue está divido entre el presente y el futuro: "las cosas que son ahora" (caps. 2-3) y "las que serán después de estas cosas" (caps. 4-22). Pero esta división no resuelve los demás debates acerca de la estructura del Apocalipsis, porque todas las dificultades estructurales se encuentran a partir del capítulo 6.


Algunos toman las cuatro referencias a Juan "en el Espíritu" (1.10-11, 4.1-2, 17.1-3 y 21.9-10) como marcadores de nuevas secciones del libro. Cada referencia ocurre en diferentes lugares: Patmos, el cielo, el desierto, y una montaña alta.


Algunos entienden la frase "después de estas cosas" (4.1, 7.1, 7.9, 15.5, 18.1, 19.1) como marcadores de nuevas secciones.


Algunos, incluyendo Mark Seaborn Hall, entienden a capítulo 10 como céntrico en el bosquejo de Apocalipsis. En ese capítulo Juan ve lo que aparece ser un segundo rollo. Juan es comisionado a "profetizar otra vez". Según esta perspectiva, hay dos profecías en el libro, caps. 4-9 y caps. 11-22.


David Aune alega que los dos incidentes donde Juan intenta adora a un ángel (19.9-10 y 22.8-9) forman un inclusio alrededor de esa sección, indicando que es una sección distinta. Christopher R. Smith, escribiendo acerca de estos dos pasajes, dice, "A diferencia de las secciones alrededor, ellos no avanzan el argumento, sino son como cuadros, emblemas ricos en simbolismo cuyo significado se explica y se contempla. Además, son un par distinto en que describen dos ciudades complementarias, Babilonia y Jerusalén, una "cayéndose" y la otra "descendiendo", ciudades que se comparan respectivamente a dos mujeres, una ramera y una novia vírgen...."


Felise Tavo nos recuerda que debemos buscar una estructura relativamente sencilla, porque el libro fue escrito para leerse en voz alta en público, y los oidores necesitarían ser capaces de discernir la estructura al escucharlo, no después de ver y estudiar a fondo la versión por escrito.

1.1

Apocalipsis

La primera palabra del libro en griego, ἀποκάλυψις, quiere decir "revelación" o "acto de destapar".


Una revelación "de" Jesucristo

¿Cómo debemos entender la palabra 'de' en este caso? ¿Es una revelación 'de parte de' Jesucristo, una revelación que él da? ¿O es una revelación 'acerca de' él, donde él es revelado? Es preferible verla como una revelación a Juan 'de parte de' Jesucristo, porque la siguiente cláusula lo aclara: es una revelación "que Dios le dio" a Jesucristo para transmitir a Juan. Aune, 6; Fee, 2; Ladd, 21.


Que Dios le dio

Aune (12) y otros comentaristas observan que la idea de Dios enviando a Jesucristo con una revelación para la humanidad es un tema principal en el Evangelio de Juan. Aune menciona Juan 1.18, 8.28, 12.49-50, 14.10, 15.15, 17.8, y 17.14 como ejemplos de este tema.


Las cosas que deben suceder pronto

En Daniel 2.28-29 y 2.45 Daniel le dice al rey que por medio de una visión, Dios ha mostrado al rey "lo que ha de acontecer en el porvenir."


Esta frase tiene su paralelo en v. 3: "el tiempo está cerca."


Por medio de su ángel

Ladd (23) observa que aunque el ángel se menciona aquí en el primer versículo, no funciona como agente de una revelación hasta 17.15.


A su siervo Juan

Un siervo de Dios es alguien que se somete humildemente a la voluntad de Dios como un esclavo obedece las órdenes de su amo. Los profetas fueron llamados "mis siervos los profetas" muchas veces en al Antiguo Testamento.


El autor dice cuatro veces que su nombre es Juan (1.1, 1.4, 1.9; 22.8).


Aune (13-14) compara 1.1 con 22.6:

1.122.6
La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, / para manifestar a sus siervos / las cosas que deben suceder pronto; / y la declaró / enviándola por medio de su ángel / a su siervo JuanY el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, / ha enviado su ángel, / para mostrar a sus siervos / las cosas que deben suceder pronto.

1.2

Juan, que ha dado testimonio...el testimonio de Jesucristo

La palabra testificar (dar testimonio) tienen dos sentidos aquí.

  • El sentido principal es de testificar solemnemente con veracidad acerca de lo que uno ha visto. Uno es primero un testigo ocular (ve con los ojos), y luego da testimonio verbal (habla con la boca).
  • Pero en el primer siglo la palabra μαρτυρέω (dar testimonio) llegó a significar 'sufrir persecución, ser mártir' - porque cuando los Cristianos testificaban de Jesucristo delante de los Romanos, fueron martirizados.

Juan 'ha dado testimonio' porque estuvo encarcelado en Patmos por su fe. Y era importante para los destinatarios ser recordados del 'testimonio' (= martirio, refiriéndose a su crucifixión) de Jesucristo, porque ellos pronto serían perseguidos con violencia por su fe.


La palabra de Dios

Es decir, la revelación mencionada en v. 1, que Dios le dio a Juan por medio de Jesucristo.


El testimonio de Jesucristo

La 'de' podría significar el testimonio 'acerca de' Jesucristo. Pero la mayoría de los comentaristas prefieren interpretarla como el testimonio 'llevado por' Jesucristo, lo que él testificó. Por ejemplo, Aune 19.


1.3

Esta es la primera de siete bienaventuranzas en Apocalipsis.


El que lee, y los que oyen

Se refiere al lector que leyó el libro a la congregación en voz alta, y la congregación que escuchó al lector. Debemos tener en cuenta que no muchas personas sabían leer y escribir en el primer siglo.


Los que oyen...y guardan

Fee (4) dice que estas frases son otra manera de expresar lo que vemos en Santiago 1.22: «sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores». Lucas 11.28 tiene una bienaventuranza casi igual, en las palabras de Jesús: «...bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan» Aune (20) menciona otros textos con el mismo tema: Lc 8.21; 12.47; Mt 7.24–27 / Lc 6.47–49; Ro 2.13; Ezq 33.31–32.


Esta profecía

Sería fácil, desde nuestra perspectiva, escuchar la palabra 'profecía' aquí y pensar en cosas en nuestro futuro. Sin embargo, Fee (3) nos recuerda que el mensaje es principalmente una palabra profética acerca del futuro inmediato de los primeros destinatarios, los sufrimientos y la victoria que experimentarían. Debemos siempre leer este libro pensando primero en su significado para los Cristianos al final del primer siglo.


1.4-5a

Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz

Muchas veces se habla de las 'siete cartas' a las siete iglesias de Asia Menor. Pero vemos aquí que técnicamente es una sola carta circular de Juan a todas las siete iglesias. Y esta sola carta contiene siete mensajes de Jesucristo, uno a cada iglesia. En realidad, podemos decir que todo el libro de Apocalipsis es la carta de Juan a estas iglesias. En el último capítulo vemos otros típicos elementos epistolarios para cerrar la carta.


Saludo trinitario

El saludo epistolario está en el nombre de las tres personas de la Trinidad. Es notable que Juan ha cambiado el orden típico de estas personas. Juan pone al Espíritu segundo, para poner el énfasis en Jesucristo al final.


El que es, que era y que ha de venir

En Apocalipsis 1.4, Juan desea gracia y paz para sus lectores "del que es, que era y que ha de venir."

  • En Éxodo 3.14, Dios dice que su nombre es "Yo soy". En otras palabras, es el que es.
  • En Isaías 41.4, Dios usa el mismo nombre para si mismo, pero también dice que es el principio y el fin, enfatizando su naturaleza eterna.

Las frases "el que es y que era y que ha de venir" no van en orden cronológico (pasado, presente y futuro) sino que inician con el presente. Esto es porque el nombre principal de Dios es Jehová: "Yo soy".


Siete espíritus

Es una referencia al Espíritu Santo. La idea del Espíritu Santo como 'siete' espíritus viene de dos textos del Antiguo Testamento.

  • Isaías 11.2 describe siete maneras en que el Espíritu llegará a reposar sobre la vara del tronco de Isaí: Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.
  • Zacarías 4.2-6 describe un candelabro con siete lámparas, y lo identifica con el Espíritu en v. 6.

Fee (6) sugiere que a través del libro, cuando Juan está ubicado en el cielo, describe al Espíritu como los siete espíritus (1.4, 3.1, 4.5, 5.6), pero cuando está ubicado en la tierra, usa el título convencional de 'el Espíritu' (1.10, caps. 2-3, 4.2; 17.3; 21.10).


Testigo fiel

Ve el comentario arriba para 1.2 acerca de los testigos y sus testimonios. Un testigo fiel es un testigo cuyo testimonio es confiable.


La frase 'testigo fiel' occurre en Salmo 89.37 para describir la luna, el testigo fiel en el cielo.


El primogénito de los muertos

Esta frase, en combinación con la siguiente frase "el soberano de los reyes de la tierra", alude a Salmo 89 también - precisamente a 89.27, que dice: "Yo también le pondré por primogénito, El más excelso de los reyes de la tierra".


Cristo fue el primero en ser resucitado a la nueva creación. En la resurrección final los Cristianos también serán resucitados. Aune nota que esta idea ya había aparecido en Colosenses 1.18: "el primogénito de entre los muertos", y que Colosenses fue una carta leída en una de las siete iglesias de Apocalipsis: "Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros." (Colosenses 4.16). En 1 Corintios 15.20 Pablo dice esto: "Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho."


Aune (38) observa la paradoja en esta frase, que conecta el nacimiento ("primogénito") con su contrario, la muerte ("de los muertos").


El soberano de los reyes de la tierra

Esta es otra alusión a Salmo 89.27.


Esta descripción de Jesucristo sería importante para los primeros destinatarios, que sufrían a mano de los reyes de la tierra. Jesucristo es soberano sobre ellos, y al final los vencerá. En 17.14 y 19.16 Jesucristo tiene un título similar, Rey de reyes y Señor de Señores.


1.5b-6

Fee nota que es sorprendente que Juan dedica la doxología en Apocalipsis 1.5b-6, no a Dios Padre, sino a Jesucristo. Es evidencia de la alta cristología de Juan.


Esta tabla se basa en Aune (45), que expone los paralelos entre Apocalipsis 1.5-6 y Tito 2.14.

Apocalipsis 1.5b-6Tito 2.14
Al que nos ama y que por su sangreÉl se entregó por nosotros
nos ha librado de nuestros pecados,para rescatarnos de toda maldad
al que ha hecho de nosotros un reino,y purificar para sí un pueblo elegido,
sacerdotes al servicio de Dios su Padrededicado a hacer el bien.

¿Al que nos amó, y nos lavó?

Según todos los comentaristas, los mejores manuscritos en griego tienen dos diferencias con la traducción Reina Valera, que se basa en manuscritos inferiores:

  • No es "nos lavó" sino "nos ha liberado". Kistemaker escribe que las dos lecturas en griego difieren "sólo en una vocal (λούσαντι y λύσαντι) y tienen la misma pronunciación." (78)
  • No es "nos amó" (tiempo pasado) sino "nos ama" (tiempo presente). Probablemente algunos escribas pensaban que los dos verbos (amar y liberar) deben estar en el mismo tiempo, y 'corrigieron' lo que veían como gramática deficiente en el texto. Pero Juan quiere consolar a sus lectores perseguidos que Jesucristo los ama (presente), y lo mostró liberándolos por su sangre.

Vocabulario del nuevo éxodo

Fee (9) llama nuestra atención al lenguaje del éxodo que aparece en v. 6:

  • "Nos ha liberado" da eco a la liberación de los Israelitas de Egipto en el éxodo. Cristo nos ha dado una liberación de una esclavitud mayor: no de la esclavitud en Egipto sino de la esclavitud a nuestros pecados.
  • "nos hizo reyes y sacerdotes" es una alusión a Éxodo 19.6: «Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes»
  • "Por su sangre" nos recuerda de la sangre de la Pascua que los Israelitas pusieron en sus puertas para no sufrir la última plaga que cayó sobre los egipcios.

Sacerdotes

Ladd (27) dice que los Cristianos son sacerdotes en el sentido de que tienen derecho de entrar en la presencia de Dios y ofrecer sacrificios de gratitud y alabanza a Dios (Romanos 12.1, Hebreos 13.15-16).


A él sea gloria e imperio

Se refiere a Jesucristo, no a Dios Padre. Si se hubiera referido Dios Padre, el texto habría dicho "al cual", no "a él," porque Dios aparece inmediatamente antes. Juan usa la frase "a él" para ayudarnos a ver que se refiere a Jesucristo, con quien la oración gramatical empezó. (Fee, 9)


1.7

Apocalipsis 1.7 describe la venida de Jesús sobre las nubes, y los que lo traspasaron y los linajes de la tierra lamentarán por causa de su venida.

  • En Daniel 5.13, uno como el hijo del hombre aparece sobre nubes, llegando al trono de Dios.
  • En Zacarías 12.10-14 Dios dice que Israel verá "a mí, al que traspasaron", y llorará y se afligirá.

Mateo 24.30 combina estos dos textos del AT también.


Juan describe los efectos de la segunda vendia sobre los que lo oponen. Lo hace para consolar a sus lectores perseguidos: Las personas que ahora les hacen llorar por causa de la persecución, llorarán cuando venga Jesús.


Incluso quienes lo traspasaron (NVI)

Fueron las mismas autoridades romanas que 'traspasaron' a Jesús en su crucifixión que ahora perseguían a los destinatarios de Apocalipsis. Y Juan les dice a los destinatarios, que los Romanos lamentarán lo que han hecho. (Fee, 11)


1.8

Este versículo es uno de sólo dos textos en Apocalipsis donde Dios mismo habla. El otro texto es 21.5-8.


El Alfa y la Omega, principio y fin

Alfa y omega son la primera y la última letra, respectivamente, del abecedario griego. Dios comprende todo lo que se puede decir con palabras.


El Señor Dios, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso (NVI)

El nombre que encontramos tan frecuentemente en el Antiguo Testamento (especialmente Amós 3.13 y 4.13), "el Señor Dios Todopoderoso", ha sido dividido para insertar la frase "el que es y que era y que ha de venir". (Fee, 12)


La omnipotencia de Dios ("Todopoderoso") sería un consuelo para Cristianos perseguidos por los poderes actuales. El mensaje a ellos es que Dios tiene control a pesar de sus circunstancias.

Título (1.1-2)

  • Título propio (1.1a)
  • Propósito de la revelación a Jesús (1.1b)
  • La transmisión de la revelación de Jesús a Juan (1.1c)
  • El testimonio de Juan (1.2)

Bienaventuranza (1.3)

Saludo epistolario (1.4-5a)

  • Autor (1.4a)
  • Destinatarios (1.4b)
  • Saludo trinitario (1.4c-5a)

Doxología (1.5b-6)

Profecía de la segunda venida (1.7)

Auto-identificación divina (1.8)

Identificación de Juan (1.9a)

Lugar de la comisión (1.9b)

La voz manda que Juan escriba (1.10-12a)

  • Las circunstancias (1.10a)
  • La voz (1.10b)
  • El primer orden de escribir (1.11)
  • La reacción de Juan (1.12a)

La visión de Juan (1.12b-20)

  • La visión de un candelabro (1.12b)
  • La visión de uno como un hijo del hombre (1.13a)
  • La descripción que Juan da del hijo del hombre (1.13b-16)
    • Su vestido (1.13b)
    • Su cinto (1.13c)
    • Su cabeza y cabello (1.14a)
    • Sus ojos (1.14b)
    • Sus pies (1.15a)
    • Su voz (1.15b)
    • Su mano derecha (1.16a)
    • Su boca (1.16b)
    • Su rostro (1.16c)
  • La reacción de Juan (1.17a)
  • El mensaje de Jesús para fortalecer a Juan (1.17b-18)
    • El orden de no temer (1.17b)
    • La auto-identificación de Jesús (para fortalecer a Juan) (1.17c-18)
  • El segundo orden de escribir (1.19)
  • La interpretación de las estrellas y los candelabros (1.20)

Los 24 ancianos


No hay paralelos para los 24 ancianos en el AT o en la literatura judía.


Hendriksen dice que representan la iglesia. El número 24 representa las 12 tribus de Israel y los 12 discípulos.


Sin embargo, otros comentaristas (Mounce, Ladd) dicen que varios textos muestran que son distintos de la iglesia:

  • 5.8-10
    • Los ancianos manejan las oraciones de los santos, indicando que son superiores a los santos porque tienen esta habilidad y función. En 8.3 es un ángel que tiene esta función.
    • Hay un punto textual importante en 5.9 y 10: Los textos inferiores dicen “…nos has redimido….Nos has hecho reyes….” La lectura de la Reina Valera está basada en estos textos. Los textos superiores dicen “…has redimido gente….De ellos hiciste un reino….” La lectura de la Nueva Versión Internacional está basada en estos textos superiores. Si aceptamos la lectura de la NVI, los seres vivientes
  • 7.9-11
    • Los ancianos parecen ser distintos de la gran multitud.
  • 7.13-14
    • Uno de los ancianos habla de la compañía de los santos como si no fuera parte de ellos.
    • 14.3: Son distintos de los 144,000.

Mounce y Ladd dice que los ancianos son una orden especial de ángeles.

  • Tienen vestiduras blancas como los ángeles usan en otros textos.
  • Salmo 89.7 habla de Dios rodeado por criaturas así

Los cuatro seres vivientes


Cada ser viviente tiene el aspecto de algún sector de la creación animal. Ladd dice que estos seres o representan la creación misma con su adoración, o que representan ángeles que reinan sobre la creación.


Hendriksen dice que solo la segunda opción de Ladd es posible. Son ángeles y no la creación. Pero si aceptamos que son ángeles, ¿por qué no pueden ser ángeles que tienen alguna autoridad sobre la creación o que representan la creación ante Dios? ¿Podemos decir que ambas cosas son correctas?


El trasfondo de los seres vivientes es Ezequiel 1 y 10. Ezequiel 10.20 dice específicamente que son querubines. Hay diferencias menores entre Ezequiel y Apocalipsis, pero las similitudes son fuertes.

El argumento de Hendriksen que capítulo 20 comienza una nueva sección de Apocalipsis según su esquema de “paralelismo progresivo.”


La atadura de Satanás se menciona en Mateo 12:29, Lucas 10:17-18, Juan 12:31-32, pero como algo que ocurrió por medio del ministerio, la muerte y la resurrección de Cristo. Véase también Colosenses 2:15.


Los que reinan con Cristo por mil años son descritos por 20.4 como “almas”. No son personas con cuerpos resucitados. Además, están en el cielo, no en la tierra—la vasta mayoría de los tronos en Apocalipsis están en el cielo.


El uso de ἔζησαν en 20.4 se apoya en el uso de ζαω en Lc. 20:38, Ap. 4:9-10, 7:2, 10:6, and 15:7, y las similitudes entre 20:4 y 6:9-11.


Aparte de Apocalipsis 20, el NT presenta la segunda venida, la resurrección de los creyentes, la resurrección de los inconversos, y el gran juicio como un solo evento, el Día del Señor (véase Mt 25:31-2, Jn 6:40, Flp. 3:20-1, 1 Ts. 4:16, 2 Ts. 1:7-10). Premilenialistas dicen que mil años separaran las primeras dos cosas de las últimas. Para hacerlo, tienen que interpretar todos los demás textos del NT bajo la luz de este texto, un texto difícil dentro de un libro de simbolismo.


Si los premilenialistas tuvieron la razón, ¿Por qué Ap. 20 no menciona la tierra, Palestina, o los Judíos? (Pero: Jerusalén se menciona en v. 9)


El premilenialismo enseña que creyentes resucitados con cuerpos inmortales y glorificados van a vivir lado a lado con otros habitantes del milenio que tienen cuerpos que no han sido transformados.


Un ejército inmenso se opone a Cristo al final del milenio. Es difícil dentro de la interpretación premilenialista ver de dónde vienen todas estas personas. ¿No fueron destruidas las naciones en 19.21 (comparado con 19.17-18)? ¿Es Cristo incapaz de reinar sobre sus súbditos en el milenio para que haya tantos rebeldes?

Hay exactamente siete bienaventuranzas en el libro de Apocalipsis:

VersículoBienaventuranzaMotivo
1.3Bienaventurados los que leen y hacen caso de esta profecíaporque el tiempo ha llegado
14.13Bienaventurados los que mueren en el Señorporque descansarán de sus obras
16.15Bienaventurado el que se mantenga despierto con su ropa en la manoNo se avergonzará de su desnudez
19.9Bienaventurados los que han sido invitados al banquete de las bodas del Cordero
20.6Bienaventurados los que tienen parte en la primera resurrecciónLa segunda muerte no tiene poder sobre ellos, y serán sacerdotes y reyes
22.7Bienaventurado el que cumple las palabras de esta profecía
22.14Bienaventurados los que lavan su ropaTendrán acceso al árbol de la vida y entrarán a la ciudad de Dios

Fuente: estudio personal

Las fuentes fueron muchas, pero véase especialmente David L. Barr, “John’s ironic empire” in Interpretation 63 no 1 Ja 2009, pp. 20-30, Richard B. Hays, The Moral Vision of the New Testament. (New York: HarperOne, 1996), Grant R. Osborne, “Recent Trends in the Study of the Apocalypse,” in Scot McKnight and Grant R. Osborne, The Face of New Testament Studies. (Grand Rapids: Baker Academic, 2004).


La interacción de las iglesias con las religiones paganas. Los templos paganos eran los únicos restaurantes y carnicerías de su tiempo, así que para comer carne, uno tenía que comer en el templo o comprar carne sacrificada a los ídolos y llevarla a casa a comer. Esto fue un punto sensible que afectaba la conciencia de los primeros Cristianos (véase 1 Corintios 8-10). Apocalipsis menciona este asunto en 2.14 y 2.20.


La interacción de las iglesias con el Judaísmo. Algunas de las iglesias de Apocalipsis estuvieron en conflicto con las sinagogas locales (Apocalipsis 2.9, 3.9).


La interacción de los Cristianos con la idolatría en la vida diaria en su sociedad. Los lectores de Apocalipsis estaban bajo fuerte presión social de ceder a la idolatría: culto al emperador, culto a Roma (la ciudad de Roma personificada como diosa), o culto a los numerosos dioses greco-romanos. Su participación en la vida cívica y política, los sindicatos profesionales, y muchas otras actividades obligaban prácticas idólatras. Templos, monumentos, desfiles, educación pública, conceirtos y eventos deportivos los exigían honrar al emperador y sacrificar a él y a otros dioses. Las esposas y los esclavos no podían evitar las costumbres religosas de sus hogares. Los pagos de impuestos y las compras diarias fueron realizadas con monedas que llevaban símbolos de dioses y emperadores.


La indiferencia o apatía. Algunos de los lectores de Juan se sentían satisfechos o cómodos por causa de su relativa prosperidad. Estaban en peligro de perder sus principios para acomodarse al estatu cuo idólatra de su sociedas (Apocalipsis 3.1-3, 3.15ff).


Peligros dentro de las iglesias. Había falsos maestros ('Balaam', los Nicolaitas, y 'Jezabel') influenciando algunas de las iglesias, buscando que los Cristianos asimilaran a la cultura y que practicaran la inmoralidad sexual, posiblemente la prostitución en los templos paganos (Apocalipsis 2.14-15, 2.20ff).


Es importante reconocer la influencia de estos cinco peligros, especialmente el cuarto punto, para no caer en la trampa de pensar que el único propósito de Juan en escribir Apocalipsis era para consolar a los Cristianos perseguidos. Hays, 177, lo expresa bien cuando dice que Apocalipsis fue escrito también para "afligir a los cómodos" y no solamente para "confortar a los afligidos." Esta perspectiva equilibrada acerca de Apocalipsis nos ayuda a ver la relevancia del libro para los Cristianos que no enfrentan persecución y oposición, pero sí enfrentan la tentación de ceder a la prosperidad material, a la inmoralidad, a la idolatría y a la indiferencia.

Fuente: Estudio personal del autor, inspirado por diversos comentarios en algunos libros y artículos.


El libro de Apocalipsis se enfoca en la presión social y la amenaza de la persecución que afligía a los Cristianos. Pero no debemos pasar por alto que en Apocalipsis 17-18 también hay denuncias proféticas contra el Imperio Romano. Varios comentaristas refieren al libro de Apocalipsis como un ejemplo - de hecho, el ejemplo más notable - de 'literatura de protesta anti-romana' del mundo antiguo.


Apocalipsis condena la explotación económica por Roma de otras naciones, para sus propios fines egoístas (18.3)


Apocalipsis condena a Roma por engañar e intoxicar a las naciones con sus adulterios (17.2, 18.3; cuando la Biblia dice que una nación comete adulterio, se refiere a la importación y exportación de la idolatría).


Apocalipsis condena los excesos materialistas de Roma (17.4, 18.3, 18.7)


Apocalipsis condena a Roma por su tráfico de seres humanos como esclavos (18.13)


Apocalipsis dice que Roma es responsable no solamente por la muerte de los profetas y apóstoles, sino por la matanza de muchas personas (18.24)

Fuentes: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); Carson, Moo and Morris, An Introduction to the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1992)


Su nombre fue Juan (Apocalipsis 1.1, 1.4, 1.9, 22.8)


Fue profeta (Apocalipsis 10.11)


Probablemente fue Judío

  • Conoció bien las Escrituras Judías
  • Usó los géneros judíos de profecía y apocalipsis
  • Su estilo griego usa muchos semitismos - frases y construcciones normalmente encontradas en Hebreo y Arameo pero no en Griego.

Puede ser que fuera de Palestina

  • Está consciente del valle de Meguido (Apocalipsis 16.16)
  • Parece conocer la ciudad de Jerusalén y el templo, especialmente en capítulo 11

Algunos piensan que Apocalipsis 18.20 y 21.14 implican que el autor no fue uno de los doce apóstoles.

Fuentes: Varias.


En Apocalipsis 1.9 Juan escribe que estuvo en la isla de Patmos "por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesús." Algunos piensan que lo único que significa es que Juan fue a Patmos para recibir las visiones contenidas en este libro. Pero un libro de historia de Plinio dice que Patmos fue usado por los Romanos para exiliar a los criminales políticos, e históricamente Apocalipsis 1.9 ha sido interpretado para decir que Juan fue exiliado por predicar el evangelio. Los paralelos entre Apocalipsis 1.9 y 20.4 apoyan esta posición.


Apocalipsis 2.3 y 2.9 nos dicen que las iglesias habían experimentado aflicciones y tribulaciones.


Apocalipsis 2.13 y 3.8 nos dicen que algunas de las iglesias habían permanecido fieles a Jesús (implica que su fe fue probada).


Apocalipsis 2.13 especifica que un Cristiano, Antipas, perdió su vida en la persecución.


En Apocalipsis 2.9-10 y 3.9 vemos que la persecución fue local, y que algunos de los adversarios eran Judíos.

Fuente: observaciones del autor.


Jesús comparte el título "Alfa y Omega, el primero y el postrero, el principio y el fin" con Dios Padre. Esto es sumamente notable porque la fuente de frase es Isaías 44.6, donde Jehová dice, "Yo soy el primero y el postrero, aparte de mi no hay dios." Esta sección de Isaías Dios dice que no comparte su gloria con otro. Pero en Apocalipsis hasta comparte sus títulos con Jesús.

  • Alfa y Omega: 21.6, 22.13
  • Primero y postrero: 1.17, 2.8, 22.13
  • Principio y fin: 21.6, 22.13.

Los ángeles en Apocalipsis no permien que Juan los adore, pero Jesús recibe adoración en Apocalipsis 5.


Jesús comparte el trono con Dios Padre (3.21, 22.3)


Hay una doxología en 1.5-6 que se dirige a Cristo.


Hay muchos títulos exaltados para Jesús en Apocalipsis.

Fuente: The Greek New Testament (UBS, 4th edition), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament en Logos Bible Software version 4.


En Apocalipsis 1.13, uno como hijo del hombre está entre los candelabros con un vestido largo y un cinto de oro.

  • En Ezequiel 9.2 y 9.11, un hombre en vestido aparece en la visión de Ezequiel.
  • En Daniel 7.13, uno como hijo del hombre se acerca al trono de Dios.
  • Daniel 10.5 menciona a un hombre en vestido y con un cinto de oro fino.

Apocalipsis 1.14.15 describe la apariencia de Cristo: cabeza y cabello como nieve y lana, ojos como fuego, pies como bronce refulgente en el horno, y una voz como corrientes de agua.

  • En Daniel 7.9 el Anciano de días se describe con cabello blanco como lana. El versículo también usa la nieve para hablar de algo blanco, y menciona fuego.
  • Daniel 10.6 describe un hombre en su visión cuyo rostro es como relámpago, cuyas piernas son como bronce pulido, y cuya voz es como el sonido de una muchedumbre.

En Apocalipsis 1.16 una espada aguda de doble filo sale de la boca de Cristo. En Isaías 49.2 el Siervo dice que Dios ha hecho su boca como una espada aguda.


En Apocalipsis 1.17 Cristo dice que es el primero y el postrero. En Isaías 44.6 y 48.12 Dios dice que es el primero y el último.


En Apocalipsis 1.19 Jesús ordena que Juan escriba lo que ha visto - lo que es ahora y lo que ha de suceder después.

  • En Isaías 48.6 (especialmente la versión Septuaginta) Dios dice que le contará al profeta cosas nuevas, cosas que antes fueron ocultas.
  • En Daniel 2.28-29 y Daniel 2.45, Daniel le dice al rey que por medio de una visión, Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en el porvenir."

El amilenialismo y el premilenialismo histórico son las dos opciones que más se ajustan a los datos bíblicos. Las dos interpretaciones tienen sus méritos y las dos tienen sus debilidades. Históricamente el amilenialismo ha sido la interpretación reformada de Apocalipsis 20.


Los amilenialistas (como el escritor del presente recurso) podemos mantener nuestra perspectiva con confianza.

  • Tiene la ventaja de interpretar un texto de un libro oculto y simbólico bajo la luz de textos más claros del resto del NT, y no viceversa.
  • Evita muchas de las debilidades de premilenialismo notadas arriba.

Pero debemos también tener la humildad de reconocer las limitaciones de nuestra interpretación.


Las cosas que debemos predicar no son teorías disputadas sino las verdades que todos afirmamos de Apocalipsis 20:

  • Hay actualmente, y habrán hasta el juicio final, fuerzas opuestas a nuestro Señor y a nosotros creyentes.
  • ¡Nuestro Dios reina! Dios tiene control total sobre Satanás, y no lo deja pasar sus límites. Las fuerzas que se juntan contra Cristo serán derrotadas.
  • El problema del mal será resuelta por fin. Los que sufrieron martirio en esta presente época reinan / reinarán con Cristo para siempre, mientras que Satanás, que los hizo sufrir, será tirado al lago de fuego para no amenazar jamás.

"Metzger escribe que 'en el libro de Apocalipsis las descripciones no son descripciones de sucesos reales, sino de símbolos de los sucesos reales.'" (Mounce, 1998, 42, n. 16)

Fuente: el estudio personal del autor.


¿Debemos conectar Apocalipsis 1.9-12a con 1.1-8? ¿O con 1.12b-20? Hay algunas indicaciones claras que la sección 1.9-12a debe ser unida a la visión que sigue:


En Apocalipsis 1.9 empezamos con una narrativa autobiográfica de Juan, y la visión que sigue es parte de la misma narrativa. En contraste, Apocalipsis 1.1-8 no es narrativa. Es una colección de otros géneros literarios.


Apocalipsis 1.9 empieza una sección escrita en la primera persona singular. La visión que sigue en 1.12b-20 también está escrito en la primera persona. En contraste, en 1.1-8 Juan no habla en la primera persona. Se refiere a si mismo en la tercera persona singular en los primeros versículos. La única parte en 1.1-8 que está en la primera persona es 1.8, pero no es Juan que habla, sino Dios.


Apocalipsis 1.9-12 es la narrativa de la comisión profética de Juan. Jesús comisiona a Juan para que escriba a las iglesias. En narrativas similares en el Antiguo Testamento, como en Isaías 6, vemos la narrativa de la comisión profética unida a una gloriosa descripción de Dios. Así que los antecedentes en el AT nos inclinan a conectar 1.9-12a con 1.9b-20.


En 1.12b, Juan da la vuelta. En 1.12a vemos que da la vuelta para buscar la fuente de una voz. En 1.10-11 escuchamos la voz. Se ve que todos estos versículos deben ser entendidos juntos como unidad. Si separamos a 1.9-12a de 1.12b-20 y lo unimos más con 1.1-8, perdemos esta conexión natural.

Fuente: conclusiones personales del autor.


Al considerar todos los pros y contras, no es fácil concluir si Juan el apóstol fue el autor de Apocalipsis o no.


La diferencia entre el estilo literario y la calidad del griego en Apocalipsis, por un lado, y los del Evangelio de Juan y las cartas de Juan, por el otro lado, es notable. Y la mayoría de las semejanzas que Morris y Wilson mencionan parecen forzadas.


Sin embargo, la evidencia externa a favor de Juan es fuerte, mientras la evidencia a favor de un supuesto 'Juan el anciano' es débil.


Un creyente que afirma un alto concepto de la inspiración de la Biblia solo tiene que afirmar que alguien llamado Juan escribió el libro. La inspiración divina del libro de Apocalipsis no requiere la identificación del apóstol Juan como el autor, y tampoco requiere la afirmación que el autor fue el mismo autor del Evangelio y las cartas atribuidas a Juan.

Fuentes: varias, especialmente David Aune.


1.4-5 es una típica introducción epistolaria, muy similar a las introducciones a las cartas de Pablo.


Capítulos 2 y 3 contienen mensajes (tradicionalmente llamados 'cartas') a las siete iglesias en Asia.


Todo el libro de Apocalipsis se dirige a las circunstancias específicas que las iglesias enfrentaban.


Apocalipsis se termina como una carta antigua, con una bendición final en 22.21.

Fuentes: Notas de una materia de Calvin Theological Seminary elaboradas por el Dr. Dean Deppe; Mark S. Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel 2007), p. 47-48.


Los sietes más notables en Apocalipsis son los cinco series de sietes:

  • Las siete iglesias en capítulos 2-3
  • Los siete sellos que el Cordero abre
  • Las siete trompetas
  • Los siete truenos
  • Las siete copas

También son notables las menciones de siete artículos encontrados juntos

  • Siete candelabros (1.12, 1.20, 2.1)
  • Siete espíritus (1.4, 3.1, 4.5, 5.6), que son siete lámparas (4.5) y siete ojos (5.6)
  • Siete estrellas (1.16, 1.20, 2.1, 3.1)
  • Siete cuernos (5.6)
  • Siete cabezas (12.3, 13.1, 17.3, 17.7, 17.9), que representan siete colinas (17.9)
  • Siete coronas (12.3), que representan siete reyes (17.9-10)

Quizás no tan notables son las tres listas en que aparecen un total de siete artículos:

  • 5.12: Poder, riqueza, sabiduría, fuerza, honor, gloria y alabanza
  • 6.15: Los reyes de la tierra, los príncipes, los generales, los ricos, los poderosos, cada esclavo y cada hombre libre
  • 7.12: Alabanza, gloria, sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza

Por último, hay siete cosas que aparecen a través del libro que cuando las sumanos llegamos a siete:

  • Siete bienaventuranzas (1.3, 14.13, 16.15, 19.9, 20.6, 22.7, 22.14)
  • Siete ángeles (8.2, 6; 15.1, 6-8; 16.1, 17.1, 21.9; el séptimo ángel se menciona en 10.7, 11.15 y 16.17)
  • Algunos hallan exactamente siete escenas de culto (4.2-11 y 5.8-14, 7.9-17, 11.15-18, 13.1-15, 14.1-5, 15.2-4, 19.1-8)
  • Algunos hallan siete seres simbólicos en capítulos 12-14: la mujer, el dragón, el niño, Miguel, la primera bestia, la segunda bestia, y el Cordero
  • Algunos encuentran siete enemigos derrotados en capítulos 17-20: la ramera de Babilonia, la bestia, el falso profeta, Satanás, Gog/Magog, la muerte y el infierno

Fuentes: The Greek New Testament (UBS, 4th edition), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament en Logos Bible Software version 4


Apocalipsis 2.12 alude a Isaías 49.2, donde el Siervo del Señor tiene una boca como espada aguda.


Apocalipsis 2.14 alude a la historia de Balaam, quien sedujo a los Israelitas, para que fornicaran y comieran comida sacrificada a ídolos. Esta historia se relata brevemente en Números 25.1-2 y 31.16.


Apocalipsis 2.16 alude a Isaías 49.2 también, donde el Siervo del Señor tiene una boca como espada aguda.


Apocalipsis 2.17 menciona que Jesús dará maná y un nuevo nombre a sus seguidores fieles.

  • Salmo 78.24 menciona el maná que Dios dio en el tiempo de Moisés. Véase Éxodo 13 y Números 11 para más información sobre el maná.
  • Isaías 62.2 y 65.15 mencionan el nuevo nombre que Dios dará a su pueblo.

Fuentes: David E. Aune, Word Biblical Commentary, Vol. 52: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997), David L. Barr, “John’s ironic empire” in Interpretation 63 no 1 Ja 2009, pp. 20-30, Kenneth L. Cukrowski, “The influence of the emperor cult on the book of Revelation”, in Restoration Quarterly 45 no 1-2 2003, p. 51-64; Craig R. Koester, “Revelation’s visionary challenge to ordinary empire”, in Interpretation 63 no 1 JA 2009, 5-18; Robert H. Mounce, New International Commentary on the New Testament: The Book of Revelation, Revised Edition. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1998), Frank Thielman, Teología del Nuevo Testamento. (Miami: Vida, 2007)


Estos son los versículos de Apocalipsis que hablan del culto a la bestia y su marca. Estos versículos muestran la influencia del culto imperial sobre el libro: Apocalipsis 13.4, 13.14-17, 14.9, 15.2, 16.2, 19.20, 20.4.


El culto a la ciudad de Roma como diosa empezó temprano en Asia. Empezó en el segundo siglo antes de Cristo, en 125 A.C. en Esmirna, y en 29 A.C. en Pérgamo (Thielman). Hay monedas que muestran a la diosa Roma "reclinándose sobre las siete colinas donde Roma fue construida." (Koester).


Julio César aceptó el culto a si mismo. Augusto fue cuidadoso dentro de Roma, peron en las provincias aceptaba que dedicaran templos al culto de él. Calígula exigía homenaje a sus estatuas (Mounce).


Por siglos se creía que el emperador Domiciano insistía ser llamado "nuestro Señor y Dios" (dominus et deus). Pero ahor sabemos que esto fue una acusación contra él de parte de personas escribiendo después de su reino, personas con fuertes motivos políticos para atacarlo. Leonard Thompson investigó las acusaciones contra Domiciano y descubri+o un reporte que dice que "cuando Domiciando fue aclamado Dominus en una de sus fiestas de Saturnalia, el prohibió que lo aclamaran de esta manera (Statius Silvae 1.6, 81–84). No hay referencias a Domiciano como dominus et deus en las inscripciones, monedas o medallones del tiempo de Domiciano. (Aune)


Todas las siete ciudades de Apocalipsis 2-3 tenían "altares al emperador y un sistema de sacerdocios imperiales" (Barr), y por lo menos tres de estas ciudades tenían templos imperiales en ese tiempo:

  • Augusto ordenó la construcción en Pérgamo en honor a Roma y a su padre Julio César, en 29 A.C.
  • Tiberio ordenó la construcción de un templo imperial en los años 20 D.C. en Esmirna. Este templo fue el centro del culto imperial de toda la provincia.
  • Hubo dos o tres templos imperiales en Éfeso, incluyendo uno que Domiciano ordenó ser construido.

No fue el imperio mismo que presionaba a las personas alabar al emperador. Fueron las ciudades en Asia que presionaban. Las ciudades del imperio competían entre sí para recibir favores de Roma. Por esta razón hubo fuerte presión demostrar la lealtad de la ciudad al emperador, y el culto imperial era una manera importante de mostrar tal lealtad.


No debemos imaginar que las autoridades locales obligaban directamente a toda persona que rinda culto al emperador y otros dioses. En realidad, tal participación fue una parte normal de eventos políticos y cívicos, de reuniones de sindicatos profesionales y asociaciones de comercio, y otros eventos cívicos. Sería notable a todos los presentes si alguien no participara. La mayoría de la presión era la presión de conformarse a la mayoría, porque retirarse tendría adversos efectos sobre el trabajo, el prestigio, las amistades, y los contactos comerciales de uno. Y siempre había el riesgo de provocar una protesta a nivel local, que atraería la atención de las autoridades locales y terminaría en consecuencias legales.


"[El culto imperial] involucraba templos provinciales y municipales, estatuas, altares (tanto privados como públicos), y ritos al emperador en los templos de otros dioses. Actividades incluían eventos como festivales, desfiles, conciertos, juegos deportivos, espectáculos de gladiadores, sacrificios, y ritos cívicos y del hogar." "Además, hubo fuentes, baños, pórticos, y estatuas dedicadas al emperador a través de los espacios tanto privados como públicos. El culto imperial era un hecho pervasivo en la vida del público de Juan." (Barr)


La presión de adorar al emperador era tan fuerte que hasta los Judíos ofrecían sacrificios a Dios dos veces al día en el templo en Jerusalén por el bienestar del emperador. (Thielman, 686)


Según Kenneth Cukrowski, las oraciones no eran parte del culto imperial, pero los himnos, imágenes y títulos honorarios sí. Dice que hubo animales sacrificados a otros dioses en nombre de los emperadores pasados y presentes, pero la evidencia no es clara si ofrecieron sacrificios a los emperadores mismos.

Fuentes: Varias, con reconocimiento especial para el tratamiento especial de David Aune en su comentario.


Por lo general los expertos sobre el libro de Apocalipsis se dividen entre los que piensan que Juan escribió durante o inmediatamente después del tiempo del emperador Nerón (quien reinó de 54 a 68 D.C.), y los que piensan que Juan escribió durante el tiempo del emperador Domiciano. Lo que sigue es una lista de factores que hay que toman en cuenta.


El testimonio de los padres de la iglesia antigua acerca del libro. Ireneo es el más específico, y dice que el libro fue escrito alrededor del fin del reinado de Domiciano. Pero Ireneo podría haberse equivocado.


El desarrollo del culto imperial a Roma, aludido en el libro. Este factor es el menos útil, porque el culto imperial existía en Asia desde el tiempo de Augusto, décadas antes del nacimiento de Jesús. Había templos en Pérgamo y Esmirna dedicados al culto del imperio romano en 29 A.C. y 26 A.C., respectivamente.


Evidencia por y contra una persecución a nivel global en el tiempo de Domiciano. Hace años, fue considerado un hecho que Domiciano se declaró Dominus et Deus (Señor y Dios), que fue un tirano terrible, y que persiguió a los Cristianos severamente. Ahora, en cambio, los eruditos han notado que la evidencia para una persecución general en el tiempo de Domiciano es escasa. Además, el retrato negativo del reinado de Domiciano fue desarrollado por escritores después de él, escritores con fuertes motivos políticos para criticar a Domiciano y alabar a su sucesor Trajano. Así que la inclinación de los expertos ha cambiado en cuanto a la persecución de Domiciano. Si Domiciano no persiguió a la iglesia, algunos eruditos dicen, debemos dirigir nuestra atención al reinado de Nerón para encontrar el contexto de persecución que corresponde a este libro.


La evidencia pro y contra para la aparición del "mito de Nerón redivivus" en Apocalipsis 13. Nerón se suicidó en 68 D.C., y no hubo entierro público para él. Un mito empezó a circularse al efecto de que Nerón no había muerto, y que regresaría para reconquistar a Roma. Con el pasar de los años, la gente empezó a hablar de una resurrección de Nerón. Hubo tres personas que alegaban ser Nerón entre 69-89 D.C. Aune menciona que el último de estos casi causó una invasión de Roma por parte de Partos. La relevancia de todo esto para Apocalipsis es que en capítulos 13 y 17 una cabeza de la primera bestia es un rey que muere, vuelve a vivir, y se apodera del imperio. Si esta es una referencia al mito de Nerón redivivus, entonces una fecha temprana para Apocalipsis es dudable, porque este mito necesitaba tiempo para desarrollarse y circularse hasta Asia. Por el otro lado, dicen algunos, si ya hubo alguien en 69 D.C. que alegaba ser Nerón, y cuyo cuerpo, después de su ejecución por Roma, fue expuesto publicamente en Éfeso (el lugar de una de las iglesias de Apocalipsis), una fecha temprana para Apocalipsis es una distinta posibilidad.


Los siete reyes en Apocalipsis 17.10-11. Según Juan, cinco reyes habían caído, uno era, y el séptimo, cuyo reino sería corto, no había llegado todavía. Después habría un octavo rey que "perteneces a los siete y se va a su destrucción". Si asumimos que por 'reyes' Juan quiere decir 'emperadores romanos', debe ser posible comparar la secuencia de Juan con la lista de emperadores romanos, y llegar al emperador que "es" cuando Juan escribe. Pero hay algunas complicaciones:

  • No es claro donde debemos empezar a contar reyes: ¿con Julio César, el primero emperador, o con César Augusto? ¿O con Gayo Calígula, el primer emperador después de la crucifixión y resurrección de Jesús?
  • No es claro si debemos incluir a los tres emperadores que reinaron brevemente y en rápida sucesión durante la guerra civil de 68-69 D.C. (Galba, Otón y Vitelio).
  • Cuando combinamos los dos puntos anteriores llegamos a un gran número de diferentes posibilidades.

Referencias en Apocalipsis 11 al templo en Jerusalén. Algunos eruditos dicen que los detalles en Apocalipsis 11.1-2, 11.8 y 11.13 son evidencia que Jerusalén todavía no había sido destruida y que ya estaba bajo sitio por los Romanos cuando Apocalipsis fue escrito. Preguntas claves: ¿Escribió Juan literalmente en capítulo 11, o simbólicamente? ¿La mención en Apocalipsis 11 de un terremoto que destruye Jerusalén representa un error de parte de Juan acerca de la forma en que la ciudad sería destruida?


Referencias en Apocalipsis a Roma como 'Babilonia'. Apocalipsis se refiere a Roma como 'Bablionia' en 14.6, 16.19, 17.5, 18.2, 18.10, 18.11. La teoría de algunos es que Roma llegó a llamarse 'Babilonia' después de la destrucción de Jerusalén en 70 D.C., porque Roma, como Babilonia, destruyó la ciudad de Jerusalén. Roma se menciona en otras obras apocalípticas, pero todos ellos fueron escritas después de 70 D.C. Según esta teoría, Apocalipsis no pudo haber escrito antes de 70 D.C. Sin embargo, otros escritores mencionan 1 Pedro 5.15, que también usa Babilonia para referirse a Roma. Si aceptamos a Pedro como el autor de 1 Pedro, el libro fue escrito antes del martirio de Pedro en el tiempo de Nerón - varios años antes de la destrucción de Jerusalén. Así que este factor no es necesariamente persuasivo.


La destrucción de la ciudad de Laodicea por un temblor en 60-61 D.C. La ciudad fue totalmente destruida en esa fecha. Pero Apocalipsis menciona que los Laodiceos son prósperos. Esto podría afectar la fecha de composición del libro: ¿Es posible que en 68-69 D.C. la ciudad ya se había recuperado lo suficiente para descubrirse como rico y próspero?


Evidencia en cuanto a la fundación de la iglesia en Esmirna. Policarpo, escribiendo en 155 D.C., dice que cuando Pablo escribió su carta a los Filipenses, los de Esmirna todavía no habían conocido al Señor. Esto significa que si creemos a Policarpo, la iglesia de Esmirna no fue fundada antes de la composición de Filipenses. La fecha de Filipenses es entre 53-58 D.C. Es posible que la iglesia no llegó a formarse hasta los años 60, y esto podría ser evidencia en contra de una fecha temprana para Apocalipsis: Juan estaría escribiendo a una iglesia que aún no existía.


Ciertos factores acerca de Apocalipsis que requererían tiempo para desarrollarse. Capítulos 2 y 3 mencionan el declive espiritual de las iglesias en Éfeso (que había perdido su primer amor), Sardis (muerta) y Laodicea (tibia). Estos capítulos también mencionan el surgimiento de sectas como los Nicolaítas. La pregunta clave es, ¿cuántos años necesitamos postular para permitir el desarrollo de estos factores?

Apocalipsis 12 anima a los creyentes perseguidos con los siguientes conceptos:

  • El pueblo de Dios al que ellos pertenecen es glorioso (1).
  • El diablo atacó a Jesucristo por miedo - el diablo se cree la verdadera autoridad sobre el mundo (tiene diez coronas sobre siete cabezas, 3) y como Herodes, el diablo se siente amenazado por la verdadera autoridad de Cristo (5).
  • Dios protege a su pueblo de diversas maneras (5, 6, 14, 16).
  • Dios tiene un lugar preparado donde cuida a su pueblo (6, 14).
  • El diablo es un enemigo ya derrotado (7-10, 12). Las fuerzas ángelicas son más fuertes que las fuerzas satánicas (8).
  • El mundo que los persigue ha sido engañado por el diablo (9).
  • El testimonio de los creyentes es más poderoso que las acusaciones del diablo (10-11)
  • El martirio no es una derrota, sino una victoria sobre el diablo - resistir al diablo hasta la muerte. Su muerte es una imitación del Cordero que derramó su sangre (11).
  • El tiempo que el diablo tiene para perseguir es limitado. Las acciones del diablo son limitadas y restringidas por la soberanía de Dios (12).
  • El diablo persigue a los Cristianos porque está resentido - sus intentos malignos siempre son frustrados por Dios (13, 17).

Fuente: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997);


En Apocalipsis 2.10 Jesús quiere advertir a los Cristianos en Esmirna que se preparan para ser encarcelados y hasta martirizados. No es claro si los diez días se deben tomar literalmente o simbólicamente. Hablar de encarcelamiento implica que las autoridades políticas se involucrarán.


Apocalipsis 6.9-11 describe el clamor para la venganza de los "que habían sido matados por la palabra de Dios y el testimonio que habían soportado" (Aune)


"La multitud innumerable en vestiduras blancas descrita en Apocalipsis 7.9 consiste en las personas que han salido de (es decir, murieron en) la gran tribulación (7.14)." (Aune)


En Apocalipsis 11.7-8 lla bestia mata a los dos testigos.


En Apocalipsis 12.11 los santos vencieron al dragón por la sangre del Cordero y su fiel testimonio de él hasta el punto de morir.


En Apocalipsis 13.7 se da poder a la bestia para hacer guerra contra los santos y vencerlo.


Apocalipsis 14.13 declara una bienaventuranza sobre los que "desde este punto mueren en el Señor".


En Apocalipsis 16.6 un ángel anuncia que es justo y apropiado que Dios derramó las copas de juicio sobre los seguidores de la bestia: tienen que tomar sangre porque ellos derramaron la sangre de los profetas y los santos.


En Apocalipsis 17.6 la ramera está borracha con la sangre de los santos y de los testigos de Jesús.


Apocalipsis 18.24: "En ella se halló la sangre de los profetas y de los santos y de todos los que han sido muertos en la tierra."


Apocalipsis 19.2 dice que Dios vengará la sangre de sus siervos.


Apocalipsis 20.4 habla de personas decapitadas por su fidelidad y su testimonio de Jesús.

Fuentes: David E. Aune, Word Biblical Commentary, Vol. 52: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); G. R. Beasley-Murray, “Revelation, book of”, in Dictionary of Later New Testament Developments. (Downer’s Grove, IL: InterVarsity Press, 1997); Robert H. Mounce, New International Commentary on the New Testament: The Book of Revelation, Revised Edition. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1998).


Eusebio, en su Historia eclesiástica, cita a Papías, un discípulo del apóstol Juan, escribiendo alrededor de 120 d.c: "Y si alguien llego a venir que había sido un seguidor de los ancianos, yo investigaría en cuanto a los discursos de los anciando, lo que Andrés o Pedro había dicho, o lo que Felipe, o lo que Tomás o Jacobo, o lo que Juan o Mateo o cualquier otro de los discípulos del Señor [dijo]; y las cosas que Aristión y Juan el anciano, discípulos del Señor, dicen." Esta cita parece distinguir el apóstol Juan de un hombre llamado 'Juan el anciano.'


Dionisio, un obispo del tercer siglo, afirmó que hubo dos líderes cristianos llamados Juan, y dos tombas que alegaban ser la tumba de Juan.

Fuentes: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); ”Revelation, Book of”, by Francesca Aran Murphy, in Dictionary for Theological Interpretation of the Bible. (Grand Rapids: Baker Academic, 2005), 680-687.


Un grupo cristiano marginal de la segunda mitad del segundo siglo llamado los Alogoi rechazaba tanto el Evangelio de Juan como el libro de Apocalipsis. Los Alogoi alegaban que Apocalipsis fue escrito por el hereje gnóstico Cerinto. Gayo, un prebítero en Roma en el segundo y tercer siglo, también creía que Cerinto escribió Apocalipsis, pasando su obra como si fuera apostólica. No es claro si Gayo tuvo alguna conexión con los Alogoi.


En 1965 J. M. Ford propuso que hay varios niveles en Apocalipsis: que los capítulos 4-11 contienen una revelación a Juan el bautista, que los capítulos 12-19 contienen una revelación a uno de los discípulos del mismo, y que partes del marco de los primeros y últimos capítulos fueron escritos por un discípulo de Juan que se había convertido al Cristianismo. Según Aune, Ford ha cambiado su opinión desde entonces, y ella ahora afirma la unidad del libro. Aune menciona otros que creen que partes de Apocalipsis tienen un sabor más judío y menos cristiano. Aune cree que estas secciones judías han sido apropiadas y adaptadas por otros escritores cristianos.

Un propuesto quiasmo en Apocalipsis 12-20

No es un quiasmo de secciones literarias sino un quiasmo temático acerca de la ascención de la Trinidad diabólica y su destrucción.

El dragón (12.3)

La bestia del mar (13.1)

La bestia de la tierra (13.11)

Babilonia (14.8)

Los que adoran a la bestia (14.9)

Los que adoran a la bestia (16.2)

Babilonia (16.19)

La bestia de la tierra (19.20)

La bestia del mar (19.20)

El dragón (20.2)

Fuente: Mark Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007), 90.


Un Propuesto Quiasmo en Apocalipsis 17-22

Babilonia y su juicio (cap. 17-19.10)

El Juez divino (19.11-16)

Juicio de la Bestia y el Falso Profeta (19.17-21)

1,000 años de atadura para Satanás (20.1-3)

1,000 años de triunfo para los santos (20.4-6)

El juicio de Gog y Magog (20.7-10)

El Juez divino (20.11-15)

La Nueva Jerusalén y su vindicación (21.1-22.5)

Fuente: R. J. McKelvey, The Millenium and the Second Coming, en Studies in the Book of Revelation (ed. Steve Moyise; NY: T & T Clark, 2001), 95.

Fuente: The Greek New Testament (UBS, 4a edición), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament (una herramienta del software bíblico Logos 4).


En Apocalipsis 2.6 Jesús dice que aborrece a los nicolaítas. Esto es similar a Salmo 139.21, donde Dios dice que aborrece los enemigos de su pueblo.


En Apocalipsis 2.7 Jesús promete que el que vence comerá del árbol de la vida en el paraíso de Dios.

  • El arbol de la vida se ubica en el huerto de Edén en Génesis 2.9.
  • Se quita el acceso de Adán y Eva al árbol en Génesis 3.22 y 3.24.
  • Ezequiel 28.13 compara el rey de Tiro a un querub en Edén “el paraíso de Dios”.
  • Ezequiel 31.8-9 compara el Faraón de su día a un árbol con el cual ningún árbol en Edén, el huerto de Dios, se puede comparar.

Fuente: The Greek New Testament (UBS, 4a edición), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament (una herramienta del software bíblico Logos 4).


En Apocalipsis 2.8 Jesús dice que él es el Primero y el Postrero. Esto alude a Isaías 44.6 y 48.12, donde Dios dice que es el Primero y el Postrero.


En Apocalipsis 2.10 Jesús dice a la iglesia en Esmirna que él la probará por diez días. Esto podría ser una ilusión a Daniel 1.12 y 1.14, donde Daniel pregunta al oficial para probarlo a él y a sus amigos por diez días con un dieta especial.

Hay cinco doxologías en Apocalipsis:

1.6a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.
4.9Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos
5.13Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.
7.12La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.
19.1¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro;

Jesús llama a cuatro de las siete iglesias de capítulos 2-3 al arrepentimiento (2.5, 2.16, 3.3, 3.19)


Jesús espera a que sus enemigos se arrepientan, pero no lo hacen (2.21-22, 9.20-21, 16.9-11) Fuente: estudio personal del autor

La novia del CorderoLa ramera
Novia del Cordero (19.7, 21.9)Madre de rameras (17.5)
Vestida de lino fino, limpio y resplandesciente (19.8, 21.2)Vestida de púrpura y escarlata (17.4)
Relacionada con la ciudad santa (21.2)Relacionada con la gran ciudad de Babilonia (17.5, 17.18)
Se sienta sobre una montaña (21.10)Se sienta sobre siete colinas (17.9)
Adormada con oro y joyas preciosas (21.11, 21.18-21)Adormada con oro y joyas preciosas (17.4, 18.16)
Todo lo inmundo es prohibido (21.27)Habitación de toda cosa inmundo (18.2)
Toma del río del agua de vida (22.1)Toma de la copa de abominaciones (17.4)
Vista por Juan en los nuevos cielos y la nueva tierra (21.2, 21.10)Vista por Juan en el desierto (17.3)
El CorderoLa bestia del agua
Comparte el poder, la autoridad y el trono de Dios (3.21, 5.6, 7.17, 12.10, 22.1, 22.3)Comparte el poder, la autoridad y el trono del dragón (13.2, 13.7, 16.10, 17.13)
Triunfa sobre sus enemigos (5.5Triunfa sobre los santos (11.7, 13.7)
Inmolado pero ahora vive (5.6)Tenía una herida mortal pero fue sanado (13.3, 13.12)
Reina sobre toda tribu, lengua, pueblo y nación (5.9, 7.9)Reina sobre toda tribu, lengua, pueblo y nación (13.7, cf. 11.9)
Toda criatura lo adora (5.13)Los moradores de la tierra lo adoran (13.4, 13.8, 13.12, 13.15, 14.11, 16.2, 19.20)
Sella a sus seguidores con una marca (7.3, 9.4, 14.1, cf. 22.4)Sella a sus seguidores con una marca (13.16, 14.9, 20.4)
Tiene varios nombres exaltados (19.11, 19.13, 19.16)Tiene nombres blasfemos (13.1, 17.3)
Tiene muchas diademas (19.12)Tiene diez diademas (13.1)
Los dos testigosLa bestia de la tierra
Reciben del Cordero (11.3)Recibe autoridad de la primera bestia (13.12)
Son profetas (11.3, 11.6, 11.10)Es falso profeta (16.13, 19.20, 20.10)
Dos olivos, dos candelabros (11.4)Dos cuernos (13.11)
Fuego sale de sus bocas (11.5)Causa que fuego salga del cielo (13.13)
Hacen grandes milagros (11.6)Hace grandes milagros (13.13-14, 19.20)
Atormentan a los moradores de la tierra (11.10)Engaña a los moradores de la tierra (13.14, 19.20)
Reciben el aliento de vida de Dios (11.11)Da aliento de vida a la imagen de la primera bestia (13.15)
Llevados al cielo (11.12)Eschado al lago de fuego (19.20, 20.10)

Fuente: Wilson, 57

Además, la bestia de la tierra, o el falso profeta, parece ser una imitación del Espíritu Santo. Esta bestia no dirige la atención a si misma sino a la primera bestia, de la misma manera en que el Espíritu Santo dirige nuestra atención no a si mismo sino a Cristo (Juan 16.13-14). Además, la bestia da vida con su aliento, e inspira la profecía, dos otras funciones del Espíritu Santo.

Fuente: Bauckham, The Theology of the Book of Revelation


El dragón engaña al mundo (12.9, 20.2-3, 7-8)


La segunda bestia (el falso profeta también engaña (13.14, 19.21)


Babilonia engaña en 18.23


En contraste, acerca de los redimidos, Apocalipsis dice, "En sus bocas no fue hallada mentira" (14.5)

Fuentes: Bauckham, The Theology of the Book of Revelation, cap. 5; Schreiner, 501-505.


El libro de Apocalipsis viene de "los siete espíritus que están delante de su trono" (1.4). Esta frase aparece también en 3.1, 4.5, y 5.6.

Algunos dicen que los "siete espíritus" son siete ángeles que son prominentes en la mitología judía, pero Bauckham dice que estos siete ángeles aparecen en Apocalipsis 8.2.


Muchos comentaristas creen que es una alusión a Isaías 11.2: "y reposará sobre él el espíritu de Jehová: espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová." En este versículo la palabra "espíritu" se conecta con Jehová y con seis cualidades, por un total de siete "espíritus".


Juan dice repetidamente que estaba "en el Espíritu" (1.10, 4.2, 17.3, 21.10). Son alusiones a Ezequiel 3.12, etc, donde el Espíritu lleva al profeta.


El Espíritu habla a las siete iglesias en las siete cartas en caps. 2-3. "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias" en 2.7, 2.11, 2.17, 2.29, 3.6, 3.13, 3.22. El Espíritu habla también en 14.13 y 22.17.


Hay una mención del "Espíritu de la profecía" en 19.10

El estilo griego que Juan usa en Apocalipsis es muy irregular:

  • Juan usa ἵνα con el futuro en vez del subjuntivo.
  • Juan usa el caso equivocado después de las preposiciones, verbos, etc.
  • Pone el sujeto del infinitivo en el dativo en vez del acusativo.
  • Usa palabras redundantes (p. ej. 2.7, 17, 18)
  • Usa el negativo o el pronombre incorrecto
  • Usa frases genitivas muy largas (14.10, 21.9, etc)
  • Usa expresiones inusuales para el griego
  • Hay otras características distintas del estilo de Apocalipsis
  • Además, Juan usa varios semitismos:
    • Parataxis (2.2-5, 21.1-3)
    • He aquí (26x)
    • Cognados (9:5,7; 14:2,6; 16:8-9; 17:6; 18:6; 22:11)

Fuente: Notas del Dr. Dean Deppe.

Schreiner, 166-167, Osborne, 40.


Thomas Schreiner y Grant Osborne dicen que en Apocalipsis los juicios de Dios no son excesivos o injustos. Son adecuados para los grandes pecados de los enemigos de Dios elaborados en el libro. Ellos mencionan los siguientes versículos, entre otros:


2.23: "Os daré a cada uno según vuestras obras."


15.3: "justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos."


16.5-7: "'Justo eres tú, Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre, pues se lo merecen.' También oí a otro, que desde el altar decía: '¡Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos!'."


17.6: "Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires de Jesús. "


18.5-6: "sus pecados han llegado hasta el cielo y Dios se ha acordado de sus maldades. Dadle a ella tal como ella os ha dado y pagadle el doble según sus obras."


18.24: "En ella se halló la sangre de los profetas y de los santos y de todos los que han sido muertos en la tierra"


19.2: "sus juicios son verdaderos y justos."


20.12: "Y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras."

Apocalipsis 18 tiene un número extraordinario de ocurrencias del número tres:

Apocalipsis 18 es parte de 17.1-19.10, que tiene tres secciones: cap. 17, cap. 18, y 19.1-10.


Apocalipsis 18 tiene tres secciones distintas: 18.1-3, 18.4-20, y 18.21-24.


18.4-20 tiene la reacción de tres grupos a la caída de Babilonia: los reyes, los negociantes y los marineros


18.21-24 tiene tres secciones: la acción simbólica (21a), la afirmación (21b-23a), y la acusación (23b-24).


Según 18.2, Babilonia se ha convertido en tres cosas.


En 18.3 hay tres afirmaciones paralelas.


En 18.8 encontramos una lista de tres: muerte, llanto y hambre.


En 18.16 encontramos dos listas de tres:

  • Vestida de lino fino, púrpura y escarlata
  • Adornada de oro, piedras preciosas y perlas

La acusación en 18.23-24 tiene tres aspectos:

  • Sus mercaderes se creían los grandes de la tierra
  • Sus hechicerías engañaban al mundo
  • Fue culpable de la muerte de los profetas, santos y todos los muertos.

La lista de las víctimas de Babilonia en 18.24 es una lista de tres: los profetas, los santos, y todos los que han sido muertos en la tierra.

Fuente: William Hendriksen, More Than Conquerors. (Grand Rapids: Baker, 1986), páginas 16-23, 34-36.


1. Según Hendriken, hay siete secciones paralelas:

  • Caps. 1-3 Las siete iglesias representan condiciones que son constantemente repetidas en la vida de la iglesia. El gran juicio en 1.7.
  • Caps. 4-7 Comienza con la crucifixión (el Cordero como inmolado) y termina con el gran juicio (6.16-17) y la vida eterna (7.16-17)
  • Caps. 8-11 También termina con una referencia al juicio final (11.15, 18)
  • Caps. 12-14 Cubren el período desde la encarnación (12.5) hasta la segunda venida (14.14, 16)
  • Caps. 15-16 Encuentra una referencia al juicio en 16.20
  • Caps. 17-19 El juicio ocurre en 19.11ff.
  • Caps. 20-22 La derrota inicial de Satanás en 20.2, 3 es paralelo a 12.9

2. Hendriksen incluye varios argumentos a favor de paralelismo entre estas secciones:

Dos de las secciones duran el mismo período de tiempo

  • 42 meses y 1260 días en 11.2-3
  • 1260 días y 3 ½ años en 12.6, 14

Hay paralelos entre las trompetas y las copas:

  • La primera trompeta y la primera copa afectan a la tierra
  • La segunda trompeta y la segunda copa afectan al mar
  • La tercera trompeta y la tercera copa afectan a los ríos
  • La cuarta trompeta y la cuarta copa afectan al cielo y en particular, al sol
  • Las quintas se refieren al abismo / el trono de la bestia
  • Las sextas al Eufrates
  • Las séptimas a la segunda venida en juicio.

Capítulos 15-16 terminan con una referencia a una batalla, y capítulos 17-19 y capítulos 20-22 hacen lo mismo. Hendriksen dice que estas son la misma batalla, y provee 16.14, 20.8 como evidencia.

Capítulos 2 y 7 de Daniel muestran el mismo tipo de paralelos.


3. Hendriksen también declara que estas siete secciones deben ser divididas en dos grupos, capítiulos 1-8, el conflicto en la tierra, y capítulos 12-22, el trasfondo espiritual del conflicto.


4. El paralelismo de las secciones es climáctico, según Henriksen:

  • Caps. 1-3 solo tienen una mención del juicio final, 1.7
  • En caps. 4-7 el juicio se introduce formalmente (6.12ff), pero no hay una descripción.
  • En caps. 8-11, solo una referencia en 11.15ff.
  • En caps. 12-14 tenemos una descripción, 14.14ff, simbolizado por una cosecha.
  • En caps. 15-16 tenemos otra descripción simbólica, como copas.
  • En caps. 17-19 el énfasis en el juicio final es aun mayor.
  • En caps. 20-22 deja el simbolismo y describe el juicio directamente.

La voz que Juan oye

En v. 10 Juan dice que escucha una voz (singular), pero esta voz parece ser de un grupo, no de un individuo, porque en v. 11 llama a los mártires "nuestros" hermanos, no "mis" hermanos.


La victoria de los mártires

El verbo 'vencer' aparece 17 veces en Apocalipsis.


Varios libros apócrifos dicen que los que aceptan la muerte en vez de renunciar su fe "vencieron" sobre sus enemigos (4 Mac. 6.10, 7.4, 9.6, 9.30, 11.20, 16.14, 17.15).


"Por medio de la palabra de su testimonio" tiene otros paralelos en Apocalipsis:

  • 1.9: la palabra de Dios y mi testimonio de Jesús
  • 6.9: la palabra de Dios y el testimonio que daban
  • 12.17: mantuvieron su testimonio de Jesús
  • 19.10: quienes mantienen el testimonio acerca de Jesús
  • 20.4: por causa de su testimonio a Jesús y por causa de la palabra de Dios.

Otros textos del NT que hablan de no amar nuestras vidas:

  • Mc 8.35 = Mt 16.25 = Lc 9.24
  • Mt 10.39 = Lc 17.33
  • Jn 12.25

Las alas del águila

Seguramente Éxodo 19.4 es el trasfondo de este símbolo. En el éxodo, Dios llevó a los Israelitas al desierto con alas de águila.


Otros textos del AT que hablan de las alas de águilas que sostienen a los creyentes son: Sal. 17:8; 36:7; 57:1; 61:4; 63:7; 91:4; cf. Is. 40.31, Jer. 49:22.


Aune compara este versículo con varios mitos griegos que hablan de mujeres perseguidas por enemigos y se conviertan en aves para escapar.


Agua como un río

Las aguas frecuentemente son simbólicos de las naciones paganas en el AT (Sal. 18:5–18; 46:3–4; 144:5–7; Hab. 3:).


Algunos dicen que es un río de mentiras y falsas enseñanzas.


La tierra devora al agua

La misma palabra griega para 'devorar' aparece también en v. 4, donde el dragón desea devorar al niño.


En el AT la tierra devoró al Faraón (Ex. 15.12) y a Coré, Datán y Abiram (Nm 16:32–34).

Por un lado, Apocalipsis usa elementos encontrados en mitos paganos:

  • En el mundo griego, el dragón Pitón persigue a Latona, quien está embarazada con el dios Apolo, para matarla. Zeus y Neptuno protegen a Latona. Zeus envía un viento para llevarla a la isla de Delos. Neptuno causa que el agua sumerja a la isla de Delos. Cuando Latona da a luz a Apolo, se descubre que el niño tiene habilidades impresionantes. A los cuatro días el niño Apolo mata a Pitón.
  • De manera similar, los Egipcios contaban acerca de un dragón rojo llamado Tifón, que persigue a la diosa Isis. Isis da a luz al dios del sol, Horus, y Horus mata a Tifón.

Por otro lado, Apocalipsis 12 transforma estos mitos paganos, añadiendo elementos bíblicos:

  • El sol, la luna y doce estrellas, símbolos tomados de Génesis 37.9
  • El intento de Herodes de matar al niño Jesús
  • La vara de hierro de Salmo 2
  • La ascensión de Jesús
  • El arcángel Miguel, de Daniel 10, 12
  • La comparación entre el dragón y el serpiente de Génesis 3
  • La salida sobre alas de águila al desierto, tomada de Éxodo 19.4
  • Los tres años y medio, un período de tiempo tomado del libro de Daniel

Los cuatro seres vivientes:

  • El león, principal de las bestias salvajes
  • El becerro, principal de las bestias domesticadas
  • El hombre principal de todas las criaturas
  • El águila, principal de las aves
  • Representan toda la creación, 4.11

Aplicación:

Es un consuelo para Cristianos perseguidos: somos parte de un grupo inmenso de criaturas, no un grupo pequeño y perseguido.

Fuente: Sílabo de Dr. Jeffrey A. D. Weima, Calvin Theological Seminary, Grand Rapids, MI.


Apertura de la carta

  • Exhortación a que escriba: “Escribe al ángel de la iglesia en _”
  • Descripción de Cristo, el que dicta la carta: “El que . . . dice esto:”

Cuerpo de la carta

  • Las obras que Cristo conoce: “Yo conozco tus obras,” etc
  • Queja: “Pero tengo contra ti que . . . . “
  • Orden(es) de Cristo para la iglesia: [ninguna fórmula]
  • Consecuencia(s): [ninguna fórmula]
  • Concesión: “Pero tienes esto: . . . .”

Conclusión de la carta

  • Llamado a la atención: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”
  • Promesa(s) al vencedor: “Al vencedor . . . .”
  • La palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo (1.2, 1.9, 20.4)
  • Siete espíritus (1.4, 3.1, 4.5, 5.6)
  • Testigo fiel (1.5, 2.10, 2.13)
  • Reyes de la tierra (1.5, 6.15, 16.14, 17.2, 17.18, 18.3, 18.9, 19.19, 21.24)
  • Apocalipsis 1.1 alude a Daniel 2.28-29, 2.45
  • Apocalipsis 1.4, 1.8 alude a Éxodo 3.14, Isaías 41.4
  • Apocalipsis 1.5 alude a Salmos 89.27, 130.8, Isaías 40.2
  • Apocalipsis 1.6 alude a Éxodo 19.6, Isaías 61.6
  • Apocalipsis 1.7 alude a Daniel 7.13, Zacarías 12.10, 12.12, 12.14
  • Apocalipsis 1.8 alude a Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 1.13 alude a Ezequiel 9.2, 9.11, Daniel 7.13, 10.5
  • Apocalipsis 1.14 alude a Daniel 7.9, 10.6
  • Apocalipsis 1.15 alude a Ezequiel 1.24, 43.2, Daniel 10.6
  • Apocalipsis 1.16 alude a Isaías 49.2
  • Apocalipsis 1.17 alude a Isaías 44.6, 48.12
  • Apocalipsis 1.19 alude a Isaías 48.6, Daniel 2.28-29, 2.45
  • Apocalipsis 2.6 alude a Salmos 139.21
  • Apocalipsis 2.7 alude a Génesis 2.8, 2.9, 3.22, 3.24, Ezequiel 28.13, 31.8-9
  • Apocalipsis 2.8 alude a Isaías 44.6, 48.12
  • Apocalipsis 2.10 alude a Daniel 1.12, 1.14
  • Apocalipsis 2.12 alude a Isaías 49.2
  • Apocalipsis 2.14 alude a Números 31.16
  • Apocalipsis 2.14, 2.20 alude a Números 25.1-2
  • Apocalipsis 2.16 alude a Isaías 49.2
  • Apocalipsis 2.17 alude a Salmos 78.24, Isaías 62.2, 65.15
  • Apocalipsis 2.18 alude a Daniel 10.6
  • Apocalipsis 2.20 alude a 1 Reyes 16.31, 2 Reyes 9.22
  • Apocalipsis 2.23 alude a Salmos 7.9, 62.12, Proverbios 24.12, Jeremías 11.20, 17.10
  • Apocalipsis 2.26-27 alude a Salmos 2.8-9
  • Apocalipsis 3.5 alude a Éxodo 32.32-33, Salmos 69.28, Daniel 12.1
  • Apocalipsis 3.7 alude a Job 12.14, Isaías 22.22
  • Apocalipsis 3.9 alude a Isaías 43.4, 45.14, 49.23, 60.14
  • Apocalipsis 3.12 alude a Isaías 62.2, 65.15, Ezequiel 48.35
  • Apocalipsis 3.14 alude a Proverbios 8.22
  • Apocalipsis 3.17 alude a Oseas 12.8
  • Apocalipsis 3.19 alude a Proverbios 3.12
  • Apocalipsis 4.1 alude a Éxodo 19.20, 19.24, Daniel 2.28-29, 2.45
  • Apocalipsis 4.2, 4.9, 4.10 alude a 1 Reyes 22.19, 2 Crónicas 18.18, Salmos 47.8, Isaías 6.1, Ezequiel 1.26-27
  • Apocalipsis 4.4 alude a Isaías 24.23
  • Apocalipsis 4.5 alude a Ester 1.1, Ezequiel 1.13, Zacarías 4.2
  • Apocalipsis 4.6 alude a Éxodo 19.16, Ezequiel 1.22
  • Apocalipsis 4.6-7 alude a Ezequiel 1.5-10, 10.14
  • Apocalipsis 4.8 alude a Éxodo 3.14, Isaías 6.2, 6.3, 41.4, Ezequiel 1.18, 10.12, Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 4.9 alude a Daniel 4.34, 6.26, 12.7
  • Apocalipsis 5.1 alude a Isaías 29.11, Ezequiel 2.9-10
  • Apocalipsis 5.1, 5.7, 5.13 alude a 1 Reyes 22.19, 2 Crónicas 18.18, Salmos 47.8, Isaías 6.1, Ezequiel 1.26-27
  • Apocalipsis 5.5 alude a Génesis 49.9-10, Isaías 11.1, 11.10
  • Apocalipsis 5.6 alude a Isaías 53.7, Zacarías 4.10
  • Apocalipsis 5.8 alude a Salmos 141.2
  • Apocalipsis 5.9 alude a Salmos 33.3, 40.3, 96.1, 98.1, 144.9, 149.1, Isaías 42.10
  • Apocalipsis 5.10 alude a Éxodo 19.6, Isaías 61.6
  • Apocalipsis 5.11 alude a Daniel 7.10
  • Apocalipsis 5.12 alude a 1 Crónicas 29.11, Isaías 53.7
  • Apocalipsis 6.2 alude a Zacarías 1.8, 6.3, 6.6
  • Apocalipsis 6.4 alude a Zacarías 1.8, 6.2
  • Apocalipsis 6.5 alude a Zacarías 6.2, 6.6
  • Apocalipsis 6.8 alude a Jeremías 14.12, 15.3, Ezequiel 5.12, 5.17, 14.21, 33.27
  • Apocalipsis 6.10 alude a Deuteronomio 32.43, 2 Reyes 9.7, Salmos 79.10
  • Apocalipsis 6.12 alude a Joel 2.31
  • Apocalipsis 6.12-13 alude a Isaías 13.10, Ezequiel 32.7-8, Joel 2.10, 3.15
  • Apocalipsis 6.13-14 alude a Isaías 34.4
  • Apocalipsis 6.15 alude a Isaías 2.10, 2.19, 2.21, Jeremías 4.29
  • Apocalipsis 6.16 alude a 1 Reyes 22.19, 2 Crónicas 18.18, Salmos 47.8, Isaías 6.1, Ezequiel 1.26-27, Oseas 10.8
  • Apocalipsis 6.17 alude a Joel 2.11, Nahúm 1.6, Malaquías 3.2
  • Apocalipsis 7.1 alude a Jeremías 49.36, Ezequiel 37.9, Daniel 7.2, Zacarías 6.5
  • Apocalipsis 7.3 alude a Ezequiel 9.4
  • Apocalipsis 7.10, 7.15 alude a 1 Reyes 22.19, 2 Crónicas 18.18, Salmos 47.8, Isaías 6.1, Ezequiel 1.26-27
  • Apocalipsis 7.14 alude a Daniel 12.1
  • Apocalipsis 7.16 alude a Isaías 49.10
  • Apocalipsis 7.17 alude a Salmos 23.1-2, Isaías 25.8, 49.10, Jeremías 2.13, Ezequiel 34.23
  • Apocalipsis 8.3 alude a Éxodo 30.1-3
  • Apocalipsis 8.3-4 alude a Salmos 141.2
  • Apocalipsis 8.5 alude a Éxodo 19.16-19, Levítico 16.12, Ester 1.1
  • Apocalipsis 8.7 alude a Éxodo 9.23-24, Ezequiel 38.22
  • Apocalipsis 8.8 alude a Éxodo 7.20-21
  • Apocalipsis 8.11 alude a Jeremías 9.15
  • Apocalipsis 8.12 alude a Isaías 13.10, Ezequiel 32.7-8, Joel 2.10, 3.15
  • Apocalipsis 9.2 alude a Génesis 19.28, Éxodo 19.18
  • Apocalipsis 9.3 alude a Éxodo 9.12, 9.15
  • Apocalipsis 9.4 alude a Ezequiel 9.4
  • Apocalipsis 9.6 alude a Job 3.21, Jeremías 8.3, Oseas 10.8
  • Apocalipsis 9.7 alude a Joel 2.4-5
  • Apocalipsis 9.8 alude a Joel 1.6
  • Apocalipsis 9.9 alude a Joel 2.5
  • Apocalipsis 9.13 alude a Éxodo 30.1-3
  • Apocalipsis 9.20 alude a Deuteronomio 32.17, Salmos 115.4-7, 135.15-17, Daniel 5.23
  • Apocalipsis 10.4 alude a Daniel 8.26, 12.4, 12.9
  • Apocalipsis 10.5-6 alude a Deuteronomio 32.40, Daniel 12.7
  • Apocalipsis 10.6 alude a Génesis 14.19, 14.22, Éxodo 20.11, Nehemías 9.6, Salmos 146.6
  • Apocalipsis 10.7 alude a Daniel 9.6, 9.10, Amós 3.7, Zacarías 1.6
  • Apocalipsis 10.9-10 alude a Ezequiel 2.8, 3.1-3
  • Apocalipsis 10.11 alude a Jeremías 1.10, 25.30, Daniel 3.4, 7.14
  • Apocalipsis 11.1 alude a Ezequiel 40.3, Zacarías 2.1-2
  • Apocalipsis 11.2 alude a Salmos 79.1, Isaías 63.18, Zacarías 12.3
  • Apocalipsis 11.4 alude a Zacarías 4.3, 4.11-14
  • Apocalipsis 11.5 alude a 2 Samuel 22.9, 2 Reyes 1.10, Salmos 97.3, Jeremías 5.14
  • Apocalipsis 11.6 alude a Éxodo 7.17, 7.19-20, 1 Samuel 4.8, 1 Reyes 17.1
  • Apocalipsis 11.7 alude a Daniel 7.3, 7.7, 7.21
  • Apocalipsis 11.8 alude a Isaías 1.10
  • Apocalipsis 11.11 alude a Ezequiel 37.5, 37.10
  • Apocalipsis 11.12 alude a 2 Reyes 2.11
  • Apocalipsis 11.13 alude a Ezequiel 38.19-20
  • Apocalipsis 11.15 alude a Éxodo 15.18, Salmos 10.16, 22.28, Daniel 2.44, 7.14, Abdías 21, Zacarías 14.9
  • Apocalipsis 11.17 alude a Éxodo 3.14, Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 11.18 alude a Salmos 2.1, 46.6, 115.13, Daniel 9.6, 9.10, Amós 3.7, Zacarías 11.18
  • Apocalipsis 11.19 alude a Éxodo 9.24, 19.16, 1 Reyes 8.1, 8.6, 2 Crónicas 5.7, Ester 1.1, Ezequiel 1.13
  • Apocalipsis 12.2 alude a Isaías 66.7, Miqueas 4.10
  • Apocalipsis 12.3 alude a Daniel 7.7
  • Apocalipsis 12.4 alude a Daniel 8.10
  • Apocalipsis 12.5 alude a Salmos 2.9, Isaías 7.14, 66.7
  • Apocalipsis 12.7 alude a Daniel 10.13, 10.21, 12.1
  • Apocalipsis 12.9 alude a Isaías 14.12
  • Apocalipsis 12.10 alude a Job 1.9-11, Zacarías 3.1
  • Apocalipsis 12.14 alude a Daniel 7.25, 12.7
  • Apocalipsis 12.17 alude a Daniel 7.7, 7.21
  • Apocalipsis 13.1 alude a Daniel 7.3
  • Apocalipsis 13.2 alude a Daniel 7.4-6
  • Apocalipsis 13.5 alude a Daniel 7.8, 7.20, 7.25, 11.36
  • Apocalipsis 13.7 alude a Daniel 7.7, 7.21
  • Apocalipsis 13.8 alude a Éxodo 32.32-33, Salmos 69.28, Isaías 53.7, Daniel 12.1
  • Apocalipsis 13.10 alude a Jeremías 15.2, 43.11
  • Apocalipsis 13.13 alude a 1 Reyes 18.24-39
  • Apocalipsis 13.14 alude a Deuteronomio 13.2-4
  • Apocalipsis 13.15 alude a Daniel 3.5-6
  • Apocalipsis 14.1 alude a Ezequiel 9.4
  • Apocalipsis 14.2 alude a Ezequiel 1.24, 43.2
  • Apocalipsis 14.3 alude a Salmos 33.3, 40.3, 96.1, 98.1, 144.9, 149.1, Isaías 42.10, Ezequiel 1.26-28
  • Apocalipsis 14.5 alude a Salmos 32.2, Isaías 53.9, Sofonías 3.13
  • Apocalipsis 14.7 alude a Éxodo 20.11, Salmos 146.6
  • Apocalipsis 14.8 alude a Isaías 21.9, Jeremías 51.7, 51.8
  • Apocalipsis 14.10 alude a Génesis 19.24, Salmos 11.6, 75.8, Isaías 51.17, 51.22, Jeremías 25.15, Ezequiel 38.22
  • Apocalipsis 14.11 alude a Isaías 34.10
  • Apocalipsis 14.14 alude a Daniel 7.13
  • Apocalipsis 14.15, 14.18 alude a Joel 3.13
  • Apocalipsis 14.20 alude a Isaías 63.3, Lamentaciones 1.15
  • Apocalipsis 15.1, 15.6 alude a Levítico 26.21
  • Apocalipsis 15.3 alude a Éxodo 15.1, 15.11, Deuteronomio 32.4, Salmos 92.5, 111.2, 139.14, 145.17, Jeremías 10.10, Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 15.4 alude a Salmos 86.9, Jeremías 10.6-7, Malaquías 1.11
  • Apocalipsis 15.5 alude a Éxodo 38.21, 40.34
  • Apocalipsis 15.7 alude a Salmos 75.8, Isaías 51.17, 51.22, Jeremías 25.15
  • Apocalipsis 15.8 alude a Éxodo 40.34, 1 Reyes 8.10-11, 2 Crónicas 5.13-14, Isaías 6.4, Ezequiel 44.4
  • Apocalipsis 16.1 alude a Salmos 69.24, Isaías 66.6, Jeremías 10.25, Ezequiel 22.31, Sofonías 3.8
  • Apocalipsis 16.2 alude a Éxodo 9.10, Deuteronomio 28.35
  • Apocalipsis 16.3 alude a Éxodo 7.17-21
  • Apocalipsis 16.4 alude a Éxodo 7.19-24, Salmos 78.44
  • Apocalipsis 16.5 alude a Éxodo 3.14, Deuteronomio 32.4, Salmos 119.137, 145.17
  • Apocalipsis 16.6 alude a Salmos 79.3, Isaías 49.26
  • Apocalipsis 16.7 alude a Salmos 19.9, 119.137, Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 16.10 alude a Éxodo 10.21, Isaías 8.22
  • Apocalipsis 16.12 alude a Isaías 11.15, 44.27, Jeremías 50.38, 51.36
  • Apocalipsis 16.14 alude a Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 16.16 alude a Jueces 5.19, 2 Reyes 9.27, 23.29, Zacarías 12.11
  • Apocalipsis 16.17 alude a Isaías 66.6
  • Apocalipsis 16.18 alude a Éxodo 19.16-19, Ester 1.1, Daniel 12.1
  • Apocalipsis 16.19 alude a Salmos 75.8, Isaías 51.17, 51.22, Jeremías 25.15
  • Apocalipsis 16.21 alude a Éxodo 9.24
  • Apocalipsis 17.1 alude a Jeremías 51.13
  • Apocalipsis 17.2 alude a Isaías 23.17, Jeremías 51.7, Daniel 7.24
  • Apocalipsis 17.4 alude a Jeremías 51.7, Ezequiel 28.13
  • Apocalipsis 17.8 alude a Éxodo 32.32-33, Salmos 69.28, Daniel 7.3, 12.1
  • Apocalipsis 17.14 alude a Deuteronomio 10.17, Daniel 2.47
  • Apocalipsis 17.16 alude a Levítico 21.9
  • Apocalipsis 18.2 alude a Isaías 13.21, 21.9, 34.11, Jeremías 50.39, 51.8
  • Apocalipsis 18.3 alude a Isaías 23.17, Jeremías 51.7
  • Apocalipsis 18.4 alude a Isaías 48.20, 52.11, Jeremías 50.8, 51.6, 51.9, 51.45
  • Apocalipsis 18.5 alude a Génesis 18.20-21, Jeremías 51.9
  • Apocalipsis 18.6 alude a Salmos 137.8, Jeremías 50.15, 50.29
  • Apocalipsis 18.7-8 alude a Isaías 47.7-9
  • Apocalipsis 18.8 alude a Levítico 21.9, Jeremías 50.34
  • Apocalipsis 18.9 alude a Ezequiel 26.16, 27.30-35
  • Apocalipsis 18.10 alude a Ezequiel 26.17, Daniel 4.30
  • Apocalipsis 18.11, 18.15 alude a Ezequiel 27.36
  • Apocalipsis 18.12-13 alude a Ezequiel 27.12-13, 27.22
  • Apocalipsis 18.16 alude a Ezequiel 28.13
  • Apocalipsis 18.17 alude a Ezequiel 27.27-29
  • Apocalipsis 18.18 alude a Ezequiel 27.32
  • Apocalipsis 18.19 alude a Ezequiel 27.30-34
  • Apocalipsis 18.20 alude a Deuteronomio 33.43, Salmos 96.11, Isaías 44.23, 49.13, Jeremías 51.48
  • Apocalipsis 18.21 alude a Jeremías 51.63-64, Ezequiel 26.21
  • Apocalipsis 18.22 alude a Isaías 24.8, Ezequiel 26.13
  • Apocalipsis 18.23 alude a Isaías 23.8, 47.9, Jeremías 7.34, 16.9, 25.10
  • Apocalipsis 18.24 alude a Jeremías 51.49, Ezequiel 24.7
  • Apocalipsis 19.2 alude a Deuteronomio 32.43, 2 Reyes 9.7, Salmos 19.9, 79.10, 119.137
  • Apocalipsis 19.3 alude a Isaías 34.10
  • Apocalipsis 19.4 alude a 1 Reyes 22.19, 2 Crónicas 18.18, Salmos 47.8, Isaías 6.1, Ezequiel 1.26-27
  • Apocalipsis 19.5 alude a Salmos 22.23, 115.13, 134.1, 135.1
  • Apocalipsis 19.6 alude a Éxodo 15.18, Salmos 22.28, 93.1, 97.1, 99.1, Ezequiel 1.24, 43.2, Daniel 7.14, Amós 3.13, 4.13, Zacarías 14.9
  • Apocalipsis 19.8 alude a Isaías 61.10
  • Apocalipsis 19.11 alude a Salmos 96.13, Isaías 11.4, Ezequiel 1.1, Zacarías 1.8, 6.3, 6.6
  • Apocalipsis 19.12 alude a Daniel 10.6
  • Apocalipsis 19.13 alude a Isaías 63.1-3
  • Apocalipsis 19.15 alude a Salmos 2.9, Isaías 49.2, 63.3, Lamentaciones 1.15, Joel 3.13, Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 19.16 alude a Deuteronomio 10.17, Daniel 2.47
  • Apocalipsis 19.17-18 alude a Ezequiel 39.17-20
  • Apocalipsis 19.19 alude a Salmos 2.2
  • Apocalipsis 19.20 alude a Isaías 30.33
  • Apocalipsis 19.21 alude a Ezequiel 39.17, 39.20
  • Apocalipsis 20.4 alude a Daniel 7.9, 7.22, 7.27
  • Apocalipsis 20.6 alude a Éxodo 19.6, Isaías 61.6
  • Apocalipsis 20.8 alude a Ezequiel 7.2, 38.2
  • Apocalipsis 20.9 alude a 2 Reyes 1.10, Ezequiel 38.22, 39.6
  • Apocalipsis 20.10 alude a Génesis 19.24, Salmos 11.6, Isaías 30.33, Ezequiel 38.22
  • Apocalipsis 20.11 alude a Salmos 114.3-7
  • Apocalipsis 20.11-12 alude a Daniel 7.9-10
  • Apocalipsis 20.12-13 alude a Salmos 28.4, 62.12, Proverbios 24.12, Isaías 59.18, Jeremías 17.10
  • Apocalipsis 20.12, 20.15 alude a Éxodo 32.32-33, Salmos 69.28, Daniel 12.1
  • Apocalipsis 20.15 alude a Isaías 30.33
  • Apocalipsis 21.1 alude a Isaías 65.17, 66.22
  • Apocalipsis 21.2 alude a Isaías 52.1, 61.10
  • Apocalipsis 21.3 alude a Levítico 26.11-12, 2 Crónicas 6.18, Ezequiel 37.27, Zacarías 2.10
  • Apocalipsis 21.4 alude a Isaías 25.8, 35.10, 65.19
  • Apocalipsis 21.5 alude a 1 Reyes 22.19, 2 Crónicas 18.18, Salmos 47.8, Isaías 6.1, Ezequiel 1.26-27
  • Apocalipsis 21.6 alude a Salmos 36.9, Isaías 44.6, 48.12, 55.1, Jeremías 2.13
  • Apocalipsis 21.8 alude a Génesis 19.24, Salmos 11.6, Isaías 30.33, Ezequiel 38.22
  • Apocalipsis 21.10 alude a Ezequiel 40.2
  • Apocalipsis 21.11 alude a Isaías 60.1-2, 60.19
  • Apocalipsis 21.12-13 alude a Éxodo 28.21, Ezequiel 48.30-35
  • Apocalipsis 21.15 alude a Ezequiel 40.3, 40.5
  • Apocalipsis 21.16-17 alude a Ezequiel 48.16-17
  • Apocalipsis 21.19 alude a Isaías 54.11-12
  • Apocalipsis 21.22 alude a Amós 3.13, 4.13
  • Apocalipsis 21.23 alude a Isaías 60.19-20
  • Apocalipsis 21.24 alude a Isaías 60.3, 60.5
  • Apocalipsis 21.25 alude a Isaías 60.11, Zacarías 14.7
  • Apocalipsis 21.26 alude a Salmos 72.10-11
  • Apocalipsis 21.27 alude a Éxodo 32.32-33, Salmos 69.28, Isaías 52.1, Daniel 12.1
  • Apocalipsis 22.1 alude a Ezequiel 47.1, Joel 3.18, Zacarías 14.8
  • Apocalipsis 22.2, 22.14 y 22.19 alude a Génesis 2.9, 3.22, Ezequiel 47.12
  • Apocalipsis 22.3 alude a Zacarías 14.11
  • Apocalipsis 22.4 alude a Salmos 17.15, 42.2
  • Apocalipsis 22.5 alude a Isaías 60.19-20, Daniel 7.18, 7.27, Zacarías 14.7
  • Apocalipsis 22.6 alude a Daniel 2.28-29, 2.45
  • Apocalipsis 22.10 alude a Daniel 12.4
  • Apocalipsis 22.12 alude a Salmos 28.4, 62.12, Proverbios 24.12, Isaías 40.10, 59.18, 62.11, Jeremías 17.10
  • Apocalipsis 22.13 alude a Isaías 44.6, 48.12
  • Apocalipsis 22.16 alude a Números 24.17, Isaías 11.1, 11.10
  • Apocalipsis 22.17 alude a Isaías 55.1
  • Apocalipsis 22.18-19 alude a Deuteronomio 4.2, 12.32

El libro de Apocalipsis contrasta el orden y adoración en el cielo con el caos e idolatría en la tierra. Para hacer esto, el autor constantemente alterna su perspectiva. A veces describe lo que pasa en el cielo, y a veces describe los sucesos en la tierra.

CieloTierra
Cristo en el cielo, cap. 1
Cartas a iglesias terrenales, caps. 2-3
Adoración de Dios y del Cordero en el cielo, caps. 4-5
Siete sellos sobre la tierra, cap.6
Sellando a los santos, la gran multitud, y silencio en el cielo, 7.1-8.5
Siete trompetas sobre la tierra, 8.6-11.14
Guerra en el cielo, 11.15-12.12
El dragón y las bestias sobre la tierra, 12.13-13.18
La canción de los 144,000, una profecía acerca de Babilonia, y la preparación de las copas, caps. 14-15
Siete copas sobre la tierra, caps. 16-18
Aleluyas en el cielo y el que está montado sobre el caballo blanco, 19.1-18
Derrote del dragón y las bestias en la tierra, 19.19-20.10
Cielo y tierra se unen, 20.11-22.21

Fuente: Sílabo de Dr. Dean Deppe, Calvin Theological Seminary.

Fuente: Carson, Moo y Morris, 478; Osborne, 476.


El género “apocalípsis” era un género de literatura narrativa que intenta revelar secretos celestiales a través de un intermediario extraterrestre a un personaje importante del pasado por medio de visiones. En un apocalipsis, el mensaje es que Dios promete intervenir en el futuro cercano, juzgando a sus enemigos y vindicando a su pueblo.


La función de un apocalipsis es de estimular a los lectores a que perseveren en medio de sus tribulaciones. Los apocalipsis dan vuelta a la realidad: la visión celestial se presenta como el mundo “real” y el mundo actual se presenta como momentáneo e ilusorio.


Apocalipsis y apocalíptico

  • Apocalipsis es un sustantivo que se refiere a un género de literatura que florecía entre 200 a.c. y 100 d.c.
  • Apocalíptico como sustantivo se refiere a un tipo de pensamiento escatológico que produjo esta literatura.
  • Apocalíptico como adjetivo puede modificar tanto la literatura como la teología que la produjo.

Apocalipsis 14.1-20 es una unidad.

  • Se distingue de capítulo 13 por su contenido - capítulo 13 habla de las dos bestias.
  • También se distingue de capítulo 15, porque 15.1 abre con las palabras "Vi en el cielo otro señal grande y maravillosa", indicando una nueva sección.

Un bosquejo de Apocalipsis 14:

El Cordero y los 144,000 (14.1-5)La aparición del Cordero y los 144,000 sobre Sión (14.1)
El sonido del canto celestial para los 144,000 (14.2-3a)
La descripción de Juan acerca de los 144,000 (14.3b-5)
La aparición de tres ángeles (14.6-12)El primer ángel (14.6-7)
El segundo ángel (14.8)
El tercer ángel, con un comentario de Juan (14.9-12)
Una bienaventuranza sobre los que mueren en el Señor (14.13)
Dos narrativas acerca de la cosecha final la tierra (14.14-20)La cosecha del grano (14.14-16)
La cosecha de las uvas (14.17-20)

Fuente: investigación personal del autor


Un ángel invite a Juan a ser testigo del castigo de una gran ramera (Ap 17.1-3a)

  • La invitación (1)
  • El ángel describe la gran ramera (2)
  • El ángel lleva a Juan a un desierto (3a)

Juan ve a una mujer montada sobre una bestia (Ap 17.3b-6a)

  • Juan ve a la mujer (3b)
  • Juan describe la mujer (4-6a)
    • Su vestidura (4a)
    • Su copa (4b)
    • Su título (5)
    • Su embriaguez (6a)

Juan y el ángel platican sobre la visión (Ap 17.6b-7)

  • Juan reacciona a la visión (17.6b)
  • La reacción de Juan sorprende al ángel (7a)
  • El ángel ofrece explicar la visión (7b)

El ángel interpreta la visión (Ap 17.8-18)

  • La interpretación de la bestia (8)
    • Era, no es, regresará del abismo, y será destruido (8a)
    • El mundo inconverso se asombrará al verlo (8b)
  • Llamado a la sabiduría (9a)
  • La interpretación de las siete cabezas (9b-10)
    • Son siete colinas (9b)
    • También son siete reyes (10a)
    • Cinco de ellos han caído (10b)
    • El sexto es (10c)
    • Un séptimo rey viene para reinar brevemente (10d)
  • (paréntesis adicional acerca de la bestia (11)
    • Es un octavo rey (11a)
    • Pertenece a los siete (11b)
    • Será destruido (11c)
  • La interpretación de los diez cuernos (12-14)
    • Son diez reyes (12a)
    • Todavía no han recibido sus reinos (12b)
    • Por una hora recibirán sus reinos (12c)
    • Están unidos en sus propósitos (13a)
    • Cederán su autoridad a la bestia (13b)
    • Harán guerra contra el Cordero (14a)
    • El Cordero y sus seguidores los derrotarán (14b)
  • La interpretación de las aguas (15) - son pueblos, multitudes, naciones y lenguas
  • Dios castiga a la ramera (16-17)
    • Descripción de la destrucción de la ramera por la bestia y los diez cuernos (16)
    • El propósito divino detrás de la destrucción de la ramera (17)
  • La interpretación de la ramera (18) - ella es la gran ciudad que reina sobre el mundo

Fuente: bosquejo del autor


  • Una orden a escribir (2.1a)
  • Una descripción de Cristo (2.1b) - tiene estrellas, camina por los candeleros
  • Las obras que Cristo reconoce (2.2-3) – arduo trabajo, paciencia, su intolerancia de los falsos profetas
  • Una queja (2.4) – han perdido el amor que tenían al principio
  • Las órdenes de Cristo para la iglesia (2.5a) – Recordarse, arrepentirse
  • Las consecuencias de la queja (2.5b) - se quitará su candelero
  • Una concesión (2.6) - ellos aborrecen las prácticas de los nicolaítas
  • Llamado a la atención (2.7a)
  • Una promesa al que venciere (2.7b) – el derecho de comer del árbol de la vida

Fuente: bosquejo del autor.


  • Una orden a escribir (2.12a)
  • Una descripción de Cristo (2.12b) - tiene la espada de doble fila
  • Las obras que Cristo reconoce (2.13) - ellos permanecen fieles en una situación difícil, no han renunciado su fe, aún cuando Antipas fue martirizado
  • Una queja (2.14-15) - algunos profesan la doctrina de Balaam y los Nicolaítas
  • Las órdenes de Cristo para la iglesia (2.16a) - arrepentirse
  • Las consecuencias de la queja (2.16b) - Cristo peleará contra ellos con la espada de su boca
  • Concesión (omitida)
  • Llamado a la atención (2.17a)
  • Una promesa al que venciere (2.17b) - maná escondida, una piedra blanca, un nuevo nombre

Fuente: bosquejo del autor


  • Una orden a escribir (2.18a)Una descripción de Cristo (2.18b) - ojos de fuego y pies de bronce
  • Las obras que Cristo reconoce (2.19) - amor, fe, perseverancia, servicio, mejoramiento
  • Una queja (2.20-23)
  • La queja propia (2.20a) - ellos toleran a Jezabel
  • Descripción de Jezabel (2.20b-21)
  • Descripción del castigo inminente de Jezabel (2.22-23)
  • Las órdenes de Cristo para la iglesia (2.24-25) - retener lo que tienen
  • Las consecuencias (omitidas)
  • Una concesión (omitida)
  • Una promesa al que venciere (2.26-28) - autoridad sobre las naciones, la estrella de la mañana
  • Un llamado a atención (2.29)

Fuente: bosquejo del autor


  • Una orden a escribir (2.8a)
  • Una descripción de Cristo (2.8b) - el primero y el postrero, que murió y volvió a vivir
  • Las obras que Cristo reconoce (2.9) - su pobreza, los insultos contra ellos
  • Queja (omitida)
  • Las órdenes de Cristo para la iglesia (2.10a) - no temer, ser fiel durante una prueba de diez días
  • Las consecuencias de la obediencia (2.10b) - la corona de vida
  • Concesión (omitida)
  • Llamado a la atención (2.11a)
  • Una promesa al que venciere (2.11b) la segunda muerte no le hará daño

Fuente: bosquejo del autor.


La visión de Juan de un nuevo orden (21.1-2)

  • Juan ve un nuevo cielo y una nueva tierra sin mar (21.1)
  • Juan que el descenso de la nueva Jerusalén desde el cielo (21.2)

Juan escucha una voz del o cerca del trono (21.3-4)

  • Dios morará con la humanidad (21.3a)
  • Dios será el Dios de su pueblo (21.3b)
  • Dios quitará las lágrimas de su pueblo (21.4a)
  • El orden anterior y todos sus males se han ido (21.4b)

Siete palabras del que está sentado sobre el trono (21.5-8)

  • Una declaración que Dios hace todas las cosas nuevas (21.5a)
  • Una orden de escribir sus palabras (21.5b)
  • Una declaración que todo está hecho (21.6a)
  • La identificación de Dios como Alfa y Omega, etc (21.6b)
  • El regalo del agua de vida a los que tienen sed (21.6c)
  • Una promesa de una herencia y la presencia de Dios para los que vencen (21.7)
  • Una lista de las personas cuyo destino es el lago de fuego (21.8)
  • Un ángel lleva a Juan a un monte para ver la novia del Cordero (es decir, la ciudad) (21.9-10)

La descripción de la nueva Jerusalén (21.11-22.5)

  • Su gloria (21.11)
  • Sus muros y sus doce puertas (21.12-13)
  • Su fundamento (21.14)
  • Sus dimensiones (21.15-17)
  • Los materiales usados en su construcción (21.18-21)
    • Los materiales de sus muros (21.18)
    • Los materiales de sus fundamentos (21.19-20)
    • Los materiales de sus puertas (21.21a)
    • Los materiales de su avenida principal (21.21b)
  • Lo que Juan no ve en la ciudad (21.22-23)
    • No hay templo, porque Dios y el Cordero son su templo (21.22)
    • No hay necesidad de sol o luna, porque Dios y el Cordero son su luz (21.23)
  • Su dominio sobre las naciones (21.24-26)
    • Las naciones caminarán por su luz (21.24a)
    • Los reyes traerán su esplendor a ella (21.24b)
    • No será necesario cerrar la ciudad en la noche (21.25)
    • Las naciones traerán su gloria a ella (21.26)
  • Las personas que se admitirán y no se admitirán a la ciudad (21.27)
    • Los que no se admitirán (21.27a)
    • Los que se admitirán (21.27b)
  • El río de vida (22.1-2a)
  • El árbol de vida (22.2b)
  • La ausencia de la maldición (22.3a)
  • El trono de Dios y el Cordero (22.3b)
  • Los siervos de Dios (22.3c-5)
    • Servirán a Dios (22.3c)
    • Verán el rostro de Dios (22.4a)
    • El nombre de Dios estará sobre ellos (22.4b)
    • Dios siempre les dará luz (22.5a)
    • Reinarán para siempre (22.5b)

Fuente: bosquejo del autor


Tres confirmaciones de las palabras de este libro (22.6-8a)

  • El ángel afirma la confiabilidad y la fuente divina de las palabras (22.6)
  • El Señor habla (22.7)
    • Primero de tres dichos "Vengo pronto" (22.7a)
    • Bienaventuranza para el lector fiel (22.7b)
  • Juan confirma que fue testigo (22.8a)

La interacción entre Juan y el ángel (22.8b-11)

  • Juan intenta adorar al ángel (22.8b)
  • El ángel amonesta a Juan (22.9)
    • El ángel rehusa la adoración de Juan (22.9a)
    • El ángel revela su identidad (22.9b)
    • El ángel dirige la adoración de Juan hacia Dios (22.9c)
  • El ángel ordena que Juan no selle las palabras del libro (22.10)
  • El ángel ordena que la gente siga en su presente conducta (22.11)

Los mensajes del Señor Jesús al oidor (22.12-20)

  • Segundo de tres dichos "Vengo pronto" (22.12)
  • Identificación de Jesús como Alfa y Omega, etc (22.13)
  • Bienaventuranza para los que lavan sus vestidos (22.14)
  • Lista de los que fueron dejados fuera de la ciudad (22.15)
  • Confirmación del envío del ángel (22.16a)
  • Identificación de Jesús como Raíz, Linaje y Estrella (22.16b)
  • Invitaciones a acercarse y tomar el agua de vida (22.17)
  • Advertencias (22.18-19)
    • Advertencia a los que añaden al libro (22.18)
    • Advertencia a los que quitan del libro (22.19)
  • Tercero de tres dichos "Vengo pronto" (2.20a)

Conclusión autorial de Juan (22.20b-21)

  • Amén (22.20b)
  • Oración (22.20c)
  • Bendición de gracia (22.21)

Fuente: bosquejo del autor


  • Una orden a escribir (3.1a)
  • Una descripción de Cristo (3.1b) - tiene los siete espíritus y las siete estrellas
  • Las obras que Cristo reconoce (3.1c) - tienen una reputación de estar vivos
  • Una queja (3.1d) - pero están muertos
  • Las órdenes de Cristo para la iglesia (3.2-3a) ' despertarse, fortalecer lo que permanece, recorder, obedecer, arrepentirse
  • Las consecuencias de la queja (3.3b) - Cristo vendrá como ladrón
  • Una concesión (3.4a) - algunos no han ensuciado sus vestidos
  • Una promesa al que venciere (3.4b-5) - caminar con Cristo, vestirse de blanco, tener su nombre en el libro de la vida, ser reconocidos por Cristo
  • Un llamado a la atención (3.6)

Fuente: bosquejo del autor.


  • Una orden a escribir (3.14a)
  • Una descripción de Cristo (3.14b) - Amén, testigo fiel, soberano sobre la creación de Dios
  • Las obras que Cristo reconoce (es parte de la queja, abajo)
  • Una queja (3.15-17)
    • La queja propia (3.15) - Cristo sabe que son tibios
    • Consecuencia de la queja (3.16) - Cristo los vomitará de su boca
    • Corrección: ellos piensan que son ricos, pero son pobres (3.17)
  • Las órdenes de Cristo para la iglesia (3.18-19)
  • Una orden (3.18) - comprar oro, ropa blanca y colirio
  • Una palabra de ánimo (3.19a) - Cristo los disciplina porque los ama
  • Otra orden (3.19b) - Tomar las cosas en serio, arrepentirse
  • Las consecuencias de su obediencia (3.20) - Cristo entrará y convivirá con los que lo invitan
  • Una concesión (omitida)
  • Una promesa al que venciere (3.21) - el derecho de sentarse en el trono de Jesucristo
  • Un llamado a la atención (3.22)

Fuente: bosquejo del autor.


  • Una orden a escribir (3.7a)
  • Una descripción de Cristo (3.7b) - tiene las llaves de David, abre y cierra irrevocablemente
  • Las obras que Cristo reconoce (3.8-10a)
    • Cristo conoce sus obras (3.8a)
    • Ha puesto una puerta abierta delante de ellos (3.8b)
    • Conoce que a pesar de su debilidad ellos han guardado su pálabra y no han negado su nombre (3.8c)
    • Promete obligar a sus perseguidores reconocer el amor de él por ellos (3.9)
    • Sabe que ellos han guardado la palabra de su paciencia (3.10a)
  • Consecuencia de su obediencia (3.10b) - los guardará de la hora de prueba
  • Una queja (omitida)
  • Las órdenes de Cristo para su iglesia (3.11a) - retener lo que tienen, porque él viene pronto
  • Las consecuencias (3.11b) - para que nadie quite la coronoa de ellos
  • Consesión (omitida)
  • Una promesa al que venciere (3.12) - ser columna en el templo, nunca saldrán del templo, los nombres de Dios escritos sobre ellos; la nueva Jerusalén y Cristo
  • Un llamado a la atención (3.13)

Juan es llevado al cielo (4.1-2a)

  • Juan ve una puerta abierta (4.1a)
  • Una voz como de trompeta invita a Juan al cielo (4.1b)
  • De repente Juan está en el Espíritu (4.2a)

Juan describe lo que ve en el cielo (4.2b-11)

  • Una descripción del que está sentado en el trono (4.2b-3)
  • Una descripción de los 24 ancianos (4.4)
  • Una descripción del área alrededor del trono (4.5-6a)
    • Fenómenos cósmicos (4.5a)
    • Lámparas (4.5b)
    • Un mar de cristal (4.6a)
  • Una descripción de los cuatro seres vivientes (4.6b-8a)
    • Lugar y descripción inicial (4.6b)
    • Descripción del primer ser viviente (como león) (4.7a)
    • Descripción del segundo ser viviente (como buey) (4.7b)
    • Descripción del tercer ser viviente (como ser humano) (4.7c)
    • Descripción del cuarto ser viviente (como águila) (4.7d)
    • Descripción general (4.8a)
  • Una descripción del culto celestial (4.8b-11)
    • La alabanza de los seres vivientes (4.8b)
    • La respuesta de alabanza de los 24 ancianos (4.9-11)
      • Se postran (4.9-10a)
      • Echan sus coronas (4.10b)
      • Cantan un himno (4.11)

Fuente: bosquejo del autor


Una descripción del rollo (5.1)


La búsqueda de alguien digno de abrir el rollo (5.2-5)

  • El ángel pregunta quién es digno (5.2)
  • Nadie en el universo es digno (5.3)
  • Juan llora (5.4)
  • Uno de los ancianos consuela a Juan: Hay un León que puede abrir el rollo (5.5)

Un Cordero aparece y toma el rollo (5.6-7)

  • La aparición y una descripción del Cordero (5.6)
  • El Cordero toma el rollo del que está sentado sobre el trono (5.7)

Varios grupos responden en alabanza al Cordero (5.8-14)

  • La adoración de los cuatro seres vivientes y los 24 ancianos (5.8-10)
    • Su acción: se postran (5.8a)
    • Su descripción: tienen arpas y copas de incienso (oraciones) (5.8b)
    • Su himno (5.9-10)
  • La adoración de una multitud de ángeles (5.11-12)
    • Su número (5.11a)
    • Su lugar (5.11b)
    • Su himno (5.12)
  • La adoración de toda criatura en el universo (5.13)
  • La identidad de los cantantes (5.13a)
    • Su himno (5.13b)
  • La respuesta de los seres vivientes y los ancianos (5.14)
    • Los cuatro seres vivientes dicen Amén (5.14a)
    • Los 24 ancianos se postran y adoran (5.14b)

Fuente: Wilson, 55


La hipérbole es otra palabra para la exageración.

  • Hacer cosas "día y noche" (4.8, 7.15)
  • Una gran multitud que "nadie podía contar" (7.9)
  • 200,000,000 soldados en 9.16, una cantidad inconcebible en el primer siglo, podría ser una exageración
  • La sangre llegó "hasta los frenos de los caballos" (14.20)
  • Los pecados se amontonaron "hasta el cielo" (18.5)
  • Humo que sube "por los siglos de los siglos" (19.3)

Los elementos de Apocalipsis 20.1-6 según Amilenialismo:

  1. La atadura de Satanás fue logrado en el ministerio y la muerte de Jesucristo en el primer siglo. Ahora Satanás no puede engañar a las naciones, y la iglesia cumple su Gran Comisión.
  2. La primera resurrección se refiere o a su regeneración en esta vida o a su llegada al estado intermediario. Ellos “vivieron” (se vivificaron) y reinan con Cristo por “mil años.”
  3. El número “mil años” es considerado como un número simbólico que cubre todo el tiempo desde de resurrección de Cristo hasta la segunda venida.
  4. La segunda resurrección ha sido entendido en diferentes maneras:
    1. La resurrección general de los muertos. (Según esta interpretación, la primera resurrección es espiritual, y la segunda es física)
    2. Hoekema interpreta v. 5 así, que los inconversos no experimentaron la vida de la primera resurrección durante este tiempo (y nunca lo harán).
    3. Venema y Shepherd interpretan la segunda resurrección como la resurrección de la creación.
  5. La relación entre las dos muertes y las dos resurrecciones es así (imagen en línea):

Fuente: Schreiner, Teología del Nuevo Testamento, 165


y decían a los montes y a las peñas: «Caed sobre nosotros y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero, porque el gran día de su ira ha llegado y ¿quién podrá sostenerse en pie?». (6.16-17)


Las naciones se airaron y tu ira ha venido... (11.18)


él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; (14.10)


El ángel metió su hoz en la tierra, vendimió la viña de la tierra y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. (14.19)


Vi en el cielo otra señal grande y admirable: siete ángeles con las siete plagas postreras, porque en ellas se consumaba la ira de Dios. (15.1)


Uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro llenas de la ira de Dios, quien vive por los siglos de los siglos. (15.7)


Entonces oí desde el templo una gran voz que decía a los siete ángeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios». (16.1)


La gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. (16.19)


Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. (19.15)

Dios es tan soberano en el libro de Apocalipsis, que ni siquiera se mueve. Pasa todo el libro sentado tranquilamente sobre su trono. Los que actúan son los ángeles.


El castigo que los ángeles proporcionan en los sellos, trompetas y copas son indicaciones de la soberanía de Dios. Dios pone un sello sobre los santos y los protege. Dios tiene control sobre las personas que serán afectadas por las plagas y las que no.


Los círculos concéntricos del cielo en Apocalipsis 4, y los cantos antifonales, manifiestan el orden celestial, en contraste con el caos que ocurre en la tierra.


Dios es victorioso sobre todos sus adversarios en Apocalipsis.

Sources: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); Carson, Moo and Morris, An Introduction to the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1992).


No hay tantos manuscritos griegos de Apocalipsis como hay para los demás libros del Nuevo Testamento.


Los manuscritos griegos de Apocalipsis circularon independientemente de los manuscritos de los demás libros del Nuevo Testamento, y hasta han sido hallados dentro de colecciones de libos no canónicos.


Los leccionarios antiguos usados en los cultos cristianos normalmente son una fuente útil para determinar el texto original de los libros del Nuevo Testamento, pero no contienen porciones de Apocalipsis.


Apocalipsis no fue citado con frecuencia por los padres de la iglesia.


El libro de Apocalipsis contiene muchos errores gramáticos, y varios escribas intentaron hacer correcciones mientras copiaban al libro. Los críticos textuales usan este hecho para ayudarles a determinar el texto original.


Los manuscritos griegos considerados las fuentes más confiables para otros libros del Nuevo Testamento no son las fuentes más confiables para Apocalipsis.


Erasmo, un erudito del Renacimiento, preparó un Nuevo Testamento en griego para publicar en el décimosexto siglo. Pero Erasmo no tuvo acceso a los manuscritos griegos para algunos versículos de Apocalipsis. Así que decidió traducir los versículos en el sentido contrario, del Latín de la Vulgata al griego.

Muchos piensan que Apocalipsis es un libro oscuro y triste, pero en realidad es un libro muy musical y gozoso. Además, Harrison (458) menciona el carácter rítmico de mucho del libro. Lo que sigue es una lista de todas las canciones del libro.

Vv.Cantante(s)ResumenAcción
1.5b-6Juan¡Gloria al Dios que nos salvó y nos hizo un reino de sacerdotes!
4.8Los cuatro seres vivientes¡Dios es tres veces santo!No dejan de decirlo
4.11Los 24 ancianos¡Dios es digno porque creó todas las cosas!Se postraron, y echaron sus coronas ante el trono
5.9-10Los seres vivientes y ancianos¡El Cordero es digno porque redimió a muchos con su sangre y nos hizo un reino de sacerdotes!Se postraron, cantaron
5.12Los ángeles, ancianos
y seres vivientes
¡Digno es el Cordero!
5.13bToda criatura¡Alabanza a Dios y al Cordero!
5.14Toda criatura¡Amén!
7.10bLa gran multitud¡La salvación pertenece a Dios y al Cordero!
7.12Los ángeles¡Alabanza y gloria, etc, a Dios!Se postraron y adoraron
11.15Voces celestiales¡El reino del mundo ha pasado a Dios y a su Cristo!
11.17-18Los 24 ancianos¡Gracias, Dios, que has comenzado a reinar! ¡El tiempo ha llegado para el juicio!Se postraron y adoraron
¿¿¿12.10-12???Una voz celestial¡Regocíjense, cielos, y lamenta, o tierra, porque Dios ha expulsado el dragón del cielo a la tierra!
14.3Los 144,000Reciben una nueva canción que solo ellos conocen
15.3-4Los victoriosos¡Tus obras y hechos son grandes, y las naciones te adorarán!Tocaron arpas
16.5-6Un ángel¡Eres justo, Dios, porque has juzgado a los que persiguieron a tus santos!
16.7bLos mártires¡Sí, Dios, eres justo!
18.2-3Un ángel¡Babilonia ha caido!
18.4-7Una voz¡Sal de Babilonia, porque Dios le va a pagar por sus crímenes!
18.10Los reyes de la tierra¡Ay, Babilonia, ya no tienes poder!Desde lejos clamarán
18.16-17ªLos comerciantes del mundo¡Ay, Babilonia, ya no tienes riquezas!Desde lejos llorarán y clamarán
18.19Todos los que viven del mar¡Ay, Babilonia, ya no tienes comercio!Echarán polvo a sus cabezas, llorando y lamentando
18.20¿El autor?Regocíjense, santos y apóstoles, porque Dios ha juzgado a Babilonia
18.21-24Un ángel poderoso¡Babilonia caerá y ya no habrá nada en ella jamás!Acto simbólico de aventar una piedra de molino
19.1b-3La gran multitud¡Aleluya! ¡Dios ha condenado la ramera Babilonia!Gritaron
19.4Los ancianos y seres vivientes¡Amén, aleluya!Se postraron y adoraron
19.5La voz del trono¡Alaben a Dios, todos sus siervos!
19.6b-8La gran multitud¡Regocíjense porque Dios reina y la boda del Cordero ha llegado!Gritaron

Fuente: una adaptación de Wilson, Charts, 74-75, más el estudio personal del autor

Fuentes: Leon Morris, Tyndale NT Commnetaries: Revelation, edición revisada. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1987); Robert H. Mounce, NICNT: The Book of Revelation, revisado. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1998); Grant R. Osborne, “Recent Trends in the Study of the Apocalypse”, en The Face of New Testament Studies. (Grand Rapids: Baker Academic, 2004), 476


El acercamiento preterista dice que el libro de Apocalipsis se refiere únicamente a sucesos del primer siglo.

  • Proponentes: Proponents: Charles, Sweet, Roloff, Schussler Fiorenza, Collins, Thompson, Barr, los Reconstructionistas Cristianos (fuente: Face of NT Studies)
  • Leon Morris dice que este acercamiento hace que el libro no tenga relevancia para hoy, sólo para el primer siglo.
  • Robert Mounce dice que este acercamiento implica que las profecías de Apocalipsis fueron equivocadas porque no fueron cumplidas en el primer siglo.

El acercamiento historicista dice que el libro de Apocalipsis profetiza eventos específicos que han ocurrido a través de la historia, desde los días de Juan hasta los nuestros. Según los historicistas, los símbolos de Apocalipsis se refieren al papado, el surgimiento de Islam, la Reforma Protestante, etc.

  • Proponentes: Joaquín de Fiore, los Franciscanos, los Reformadores, los Dispenscionalistas que siguen a Scofield en su interpretación de caps. 2-3.
  • Este acercamiento fue popular durante la Reforma Protestante. Los reformadores dijeron que el Papa católico era la bestia de capítulo 13, y la Iglesia Católica Romana era la ramera de Babilonia de capítulos 17-18.m
  • Leon Morris dice que este acercamiento hace que este libro no tenga sentido para sus primeros lectores en el primer siglo.
  • Morris dice que otra debilidad de este acercamiento es que tiende limitar su enfoque a la historia de Europa occidental, y no considera la historia del resto del mundo.
  • Los historicistas no se concuerdan con respecto a los sucesos históricos que supuestamente fueron profetizados por Apocalipsis. Su método tiende al sujetivismo, y los límites del conocimiento histórico de cada autor limita las posibilidades de su interpretación.

El acercamiento futurista trata el libro como una ventana al futuro - un destello de la última generación antes de la segunda venida de Jesucristo.

  • Proponentes: Justino Mártir, Ireneo, Ladd, Thomas (Fuente: Face of NT Studies)
  • Leon Morris dice que esta interpretación reduce la relevancia del libro a aquella generación futura. Sin embargo, se puede responder que un conocimiento del futuro ayuda a toda generación a ubicarse en la historia y vivir de acuerdo a lo que se espera del futuro.

El acercamiento idealista dice que el libro no se trata de detalles históricos particulares sino de principios teológicos generales que son evidentes en cada etapa de la historia humana.

  • Proponentes: Milligan, Hendriksen, Hoekema, Hughes, Hays (Source: Face of NT Studies)
  • Morris dice que este acercamiento hace que el libro sea relevante para toda generación, pero que falta un ancla histórico.

En los últimos años, muchos comentaristas (Morris, Johnson, Roloff, Giesen, Mounce, Beale, Osborne y muchos más) han preferido un acercamiento ecléctico, tomando los mejores aspectos de los acercamientos preterista, futurista e idealista. El presente autor apoya el acercamiento ecléctico, por las siguientes razones:

  • Es evidente que Juan escribía para ayudar a sus lectores, y no para dar información acerca de eventos en un futuro lejano. Hay muchos paralelos en Apocalipsis con eventos del primer siglo: Roma como ciudad sobre siete colinas, la lista de bienes importados a Roma, el culto imperial, los paralelos entre las cartas en capítulos 2-3 y el trasfondo histórico de las siete ciudades, etc). Sin duda los primeros lectores veían muchos paralelos más, que ahora están perdidos a la historia. Así que un acercamiento preterista tiene un papel importante en la interpretación del libro.
  • Juan pretende hablar del futuro. Muchas de las profecías que Juan menciona en su libro no se cumplieron en el primer siglo tal como fueron profetizadas. Creo que debemos interpretar Apocalipsis de la misma manera en que interpretamos los libros proféticos del Antiguo Testamento: debemos discernir entre cumplimientos cercanos y cumplimientos lejanos. Muchos de los libros proféticos contienen profecías que fueron cumplidas de manera limitada en su propio tiempo, pero que también tenían un cumplimiento mayor en Cristo Jesús. De la misma manera, Apocalipsis, mientras habla a situaciones del primer siglo, también apunta a realidades grandes que aún están por cumplirse. Además, muchos de los sucesos descritos en el libro se presentan como precursores de la segunda venida de Cristo. Así que, un acercamiento futurista también tiene un papel importante para entender el libro de Apocalipsis.
  • En mi opinión, la popularidad del acercamiento historicista en siglos pasados es apoyo para la posición idealista. Cada siglo tiende a encontrar en Apocalipsis paralelos con su propia situación política, económica y religiosa. Apocalipsis toca el corazón de personas de todos los siglos. Vemos políticos corruptos, el culto de personalidad, opresión, conformismo, mártires, y sacrificios valientes en cada generación. Así que quiero afirmar la posición idealista también. En lugar de identificar los símbolos de Apocalipsis con un solo momento histórico particular, debemos reconocer que los símbolos de Apocalipsis señalan algo en Roma MAS algo al final de los siglos, MAS algo que vemos desarrollándose en nuestro tiempo.

Mi posición no debe confundirse con la posición idealista. Al contrario. Creo que Apocalipsis necesita ser interpretado principalmente en referencia al primer siglo, y segundo en relación a los últimos tiempos. Solo entonces estaremos en la mejor posición para discernir su relevancia para nuestro propio contexto.

El autor de este recurso es amilenialista. Sin embargo, se considera importante reconocer las debilidades de este punto de vista:


La cantidad de sus interpretaciones que van en contra de la lectura más natural de Ap. 20.

  • Inserte una recapitulación en 20.1 donde uno espera una secuencia cronológica. La secuencia entre 19.20 y 20.10 también resulta engañadora.
  • La obra del ángel en v. 1 es supuestamente la obra de Cristo en el primer siglo.
  • Los mil años y la atadura de Satanás no son literales.
  • Lo que aparece ser una resurrección resulta ser el estado intermediario.
  • Un quiasmo complicado se necesita para ver la relación entre las dos muertes y las dos resurrecciones.

Los eruditos advierten que amilenialismo depende de una sola interpretación del libro. El paralelismo progresivo de Hendriksen es debatido. Hay varias ideas acerca de la estructura de Apocalipsis. Hasta los que cree en la recapitulación dentro de Apocalipsis no están todos de acuerdo con las divisiones. Y muchos preguntan por qué estas divisiones no son señaladas formalmente como tal en Apocalipsis.


En 20.4 los que son resucitados al principio de los mil años son las personas que resistieron a la bestia y el falso profeta. Pero amilenialistas por lo general consideran estos como personajes de los últimos tiempos. ¿Cómo es que los creyentes al principio de la época de la iglesia resistieron a personajes que vienen al final de esta época? En cambio, el premilenialismo parece una lectura más natural cuando dice que resistieron en caps. 13-19 y son resucitados en cap. 20.


La experiencia, juntamente con textos como Lc. 22:3, Hch. 5:3, 2 Co. 4:3-4, 11:14, Ef. 2:2, 1 Ts. 2:18, 2 Ti. 2:26 y especialmente 1 Pedro 5:8, parece indicar que el diablo no está atado, sino muy activo en la presenta época. Además, si la atadura de Satanás en 20.2 habla de la obra de Cristo en la cruz, ¿implica que cuando Satanás es desatado en 20.3 que parte de la obra de la cruz fue deshecha? Además, 2 Ped. 2.4 describe una atadura del mundo demoníaco que precede la primera venida de Cristo. Parece que debemos entender una serie de limitaciones progresivas puestas sobre el mundo demoníaco.


Ap. 20.4 no dice que los tronos estaban en el cielo. Además, 5.10, aunque no usa la palabra “trono”, específicamente dice que los creyentes reinarán en la tierra.


Los amilenialistas interpretan “almas” en v. 4 literalmente, a pesar de que interpretan casi todo el resto del texto simbólicamente. Pero Juan puede “ver” estas almas, y ellas están sentadas en tronos. Tal vez debemos entender “almas” como “personas” y reconocer que Juan no está tratando de hablar de la antropología aquí.


La proximidad de ἔζησαν a “la primera resurrección” en v. 6 mueve al lector a imaginar que las almas “vivieron” por estar reunidos con sus cuerpos. Una resurrección física es la lectura más natural.


La objeción contra el premilenialismo que Ap. 20 no incluye todos los detalles no es relevante. Ellos simplemente dicen que hay profecías del AT que no parecen haber sido cumplidos todavía, p. ej., las profecías que dicen que Cristo reinará con un cetro de hierro, un símbolo de poder y autoridad que no puede ser resistidos. ¿Cuándo sucederá esto? ¿En la iglesia? ¿En el estado eterno? Premilenialistas dice que estas profecías y otras serán cumplidas más naturalmente en el milenio.


Sí, dicen los premilenialistas, ellos creen en una rara mezcla de personas glorificadas y personas mortales en el milenio. Pero responden que la teología depende de la exégesis, no los instintos personales de lo que parece ser extraño o normal. Además, en esta época viven lado a lado creyentes regenerados, ciudadanos de la nueva raza humana, con seres humanos no regenerados. ¿Es menos raro esta combinación?


¿De dónde la rebelión? Solo se puede especular, dicen los premilenialistas. Ellos reconocen la fuerza de este argumento. Tienen por lo menos dos opciones:

  • descendientes de personas no glorificadas.
  • Puede ser que Cristo no destruye las naciones simpatizantes, solo las naciones opuestas a él.

En cuanto al argumento de los demás textos del NT, que unen la segunda venida, las resurrecciones y el juicio final como un solo evento, los premilenialistas pueden responder que los profetas unían la primera y segunda venida de Cristo como si fuera un solo evento, y después resultó que fueron dos. Puede ser que esto es lo que sucede con estos textos, y Apocalipsis 20 habla con más precisión que ellos.

Fuente: Gregory Beale and Sean M. McDonough, “Revelation”, in Commentary on the New Testament Use of the Old Testament. (Grand Rapids: Baker Academic, 2007).


Juan alega que algunas profecías del Antiguo Testamento fueron directamente cumplidas en Apocalipsis


La universalización: algunas cosas asociadas con Isreael en el AT son aplicadas a la iglesia


Juan señala semejanzas entre textos del AT y cosas que Apocalipsis menciona


La ironía: promesas aplicadas a Israel en el AT ahora son aplicadas a los creyentes Gentiles perseguidos por los Judíos (p. ej., Apocalipsis 3.9)


Se usa muchas imágenes que provienen del AT


Apocalipsis avanza temas que aparecen en el AT (la creación, el juicio, etc)


Apocalipsis usa secciones del AT como 'prototipos' que influencian secciones enteras de Apocalipsis


Juan imita el estilo literario del AT y hasta a veces distorciona el idioma griego para imitar patrones hebreas, todo con el fin de crear un 'efecto bíblico' sobre sus lectores.

Source: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997)


¿Se ha dado cuenta de la manera en que las películas muestran las reacciones de los personajes cuando algo grande sucede alrededor de ellos? El libro de Apocalipsis lo hace también:

  • En 1.17 Juan se desmaya al ver el Cristo glorificado
  • En 5.4-5 Juan llora porque no hay nadie digno de abrir el rollo
  • En 17.6 Juan exclama cuano ve a la gran prostituta borracha con la sangre de los santos
  • En 19.10 Juan intena adorar a un ángel
  • En 22.8-9 Juan nuevamente intenta adorar a un ángel

Podemos discernir seis diferentes narrativas a través de Apocalipsis:


Los mensajes de Jesucristo a las siete iglesias (Caps. 1-3, 22.6-21)


La adoración en el cielo y el reportaje de Juan (Caps. 4-5, 7.9-17, cap. 10, 11.15-19, 19.1-10, 22.6-12)


El juicio sobre la tierra y sus habitantes

  • Los primero seis sellos (cap. 6)
  • El último sello y las siete trompetas (caps 8-9)
  • Las siete copas (15.1, 15.5-8, cap 16)
  • El juicio final (20.11-15)

La guerra contra los enemigos de Dios

  • El dragón (cap. 12, 20.1-10)
  • Las dos bestias (11.7, cap. 13, 14.9-13, 16.10, 17.3, 17.8-17)
  • La ramera de Babilonia (14.8, caps. 17-18)

Los retratos de la iglesia

  • Los santos/mártires (6.9-11, 15.2-4, 20.1-6)
  • Los 144,000 y la gran multitud (cap. 7; 14.1-5)
  • Los dos testigos (11.1-14)
  • La mujer en el cielo y sus hijos (cap. 12)

La visión de la meta final (21.1-22.5)

Caps. 1-3Cristo entre los candelabros, dictando cartas a las iglesias
Caps. 4-5Cristo el León y el Cordero, digno de abrir los sellos del rollo
Caps. 6-11Cristo el revelador, abriendo los sellos
Caps. 12-14Cristo el recién nacido y el Cordero
Caps. 15-16Cristo el que viene sobre las nubes para acosechar
Caps. 17-20Cristo el guerrero sobre el caballo blanco
Caps. 21-22Cristo el novio de la iglesia

Fuente: Wilson, 58-59

Los ángeles

  • Un ángel de Cristo (1.1)
  • Los ángeles de las siete iglesias (1.16, 1.20, 2.1, 2.8, 2.12, 2.18, 3.1, 3.7, 3.14)
  • Ángeles de Cristo (3.5)
  • Un ángel poderoso (5.2)
  • Ángeles alrededor del trono (5.11, 7.11)
  • Cuatro ángeles sobre los cuatro ángulos de la tierra (7.1-2)
  • Un ángel del oriente (7.2-3)
  • Siete ángeles con siete trompetas (8.2, 8.6-8, 8.10, 8.12, 9.1, 9.13, 11.15)
  • Un ángel con un incensario de oro (8.3-5)
  • El sexto ángel (9.14)
  • Cuatro ángeles atados al río Eufrates (9.14-15)
  • Un ángel poderoso que desciende del cielo (10.1-11)
  • Miguel y sus ángeles (12.7)
  • Un ángel en medio del cielo (14.6)
  • Un segundo ángel en medio del cielo (14.8)
  • Un tercer ángel en medio del cielo (14.9-11)
  • Un ángel saliendo del templo (14.15)
  • Otro ángel saliendo del templo en el cielo (14.17-19)
  • Un ángel a cargo del fuego del altar (14.18)
  • Siete ángeles vestidos de lino limpio y cintos de oro (15.1, 15.6-8)
  • Siete ángeles con siete copas (16.1-4, 16.8, 16.10, 16.12, 16.16)
  • Un ángel a cargo de las aguas (16.5)
  • Uno de los siete ángeles con siete copas (17.1-3, 17.7, 17.15)
  • Un ángel con gran autoridad que desciende del cielo (18.1-3)
  • Un ángel poderoso (18.21-24)
  • Un ángel (implícito), consiervo de Juan (19.9-10)
  • Un ángel parado en el sol (19.17-18)
  • Un ángel que viene del cielo con la llave del abismo y una gran cadena (20.1-3)
  • Uno de los siete ángeles con las copas, que tenía una caña de medir de oro (21.9, 21.15-21, 22.1-6, 22.8-11)
  • Doce ángeles (21.12)
  • Un ángel de Cristo (22.16)

Los demonios

  • El ángel del abismo (Abadón, Apolyón) (9.11)
  • Demonios (9.20)
  • Los ángeles del dragón (12.7-9)
  • Espíritus que aparecen como ranas (16.13-14)
  • Demonios y todo espíritu maligno (18.2)
  • (¿Las langostas en 9.3-11?)

El dragón amenaza a Jesús sin éxito (vv. 1-6)


El dragón batalla contra Miguel, y pierde (vv. 7-12)


El dragón amenaza a los mártires, pero ellos lo 'vencen' porque mueren sin renunciar a su fe (v. 11)


El dragón amenaza a la mujer celestial (el pueblo de Dios del AT y NT) sin éxito, vv. 13-16)


El dragón hace guerra contra los hijos de la mujer (esto se refiere al contenido de cap. 13, la persecución de los creyentes por la bestia y el falso profeta)

Fuente: Wilson, 44


  • Amarillo (9.17)
  • Azúl (9.17)
  • Blanco (1.14, 2.17, 3.4, 3.5, 3.18, 4.4, 6.2, 6.11, 7.9, 7.13, 7.14, 14.14, 19.11, 19.14, 20.11)
  • Dorado (1.13, 15.6)
  • Escarlata (17.4, 18.16, cf. 18.12)
  • Negro (6.5, 6.12)
  • Púrpura (17.4, 18.16, cf. 18.12)
  • Rojo (6.4, 12.3)
  • Verde (6.8, 8.7, 9.4)
  • Un arcoiris (4.3, 10.1)

El premilenialismo (premilenarismo) dispensacionalista

Enseña que la iglesia será arrebatada por 7 años de Gran Tribulación, y que Cristo vendrá al final para establecer un milenio literal en la tierra. Después habrá una rebelión final, y después de la victoria final de Jesús, se iniciará el juicio final y el estado eterno.


Ventajas: énfasis en la escatología que en círculos reformados no es tan prominente; su perspectiva les da motivación para evangelizar.


Desventajas: muy pesimista acerca de este mundo; desinclinados a involucrarse en la acción social para mejorar al mundo.


Los teólogos reformados rechazan al dispensacionalismo por varias razones hermenéuticas y teológicas. Su perspectiva sobre el milenio es igual que la de los premilenialistas moderadas. Trataremos los dos puntos de vista juntas.


El premilenialismo (premilenarismo) moderado o histórico

Enseña que Cristo vendrá para establecer su reino en la tierra. Después habrá una rebelión final, y después de la victoria final de Jesús, se iniciará el juicio final y el estado eterno.


El posmilenialismo (posmilenarismo)

Enseña que el reino de Cristo es su reino actual en los corazones. En esta época la iglesia va convirtiendo a las naciones, y cuando las naciones se convierten habrá un largo período de paz, los mil años. Al final del milenio habrá una rebelión y Cristo vendrá.


Ventajas: optimismo, activismo en el mundo, reconocimiento de los logros de las iglesias.


Desventajas: tendencia de olvidarse de lo sobrenatural y tratar de establecer el reino de Dios por esfuerzos humanos (p. ej, el evangelio social).


En contra de posmilenialismo: la experiencia y la Biblia demuestran que el mundo no está mejorándose, sino que hay un crecimiento gradual de maldad, apostasía, y persecución. No parece que podemos esperar un período de paz donde la mayoría de las personas son cristianas.


El amilenialismo (amilenarismo)

Enseña que esta época desde la resurrección hasta la segunda venida es el reino, el milenio. Hay un crecimiento gradual, tanto de la iglesia como de la maldad. Al final de este tiempo habrá el rebelión final, y Cristo vendrá para juzgar y para establecer al estado eterno.

Texto: NVI


  • ¡En esto consisten la perseverancia y la fidelidad de los santos! (13.18)
  • En esto consiste la sabiduría: el que tenga entendimiento, calcule el número de la bestia, pues es número de un ser humano: seiscientos sesenta y seis. (13.10b)
  • ¡En esto consiste la perseverancia de los santos, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles a Jesús! (14.12)
  • ¡En esto consisten el entendimiento y la sabiduría! Las siete cabezas son siete colinas sobre las que está sentada esa mujer. (17.9)

Fuente: Sílabo de Dr. Dean Deppe, Calvin Theological Seminary, Grand Rapids, MI.


Varios elementos se encuentran tanto a la conclusión de Apocalipsis como a la introducción, formando inclusios:

  • Referencias a la segunda venida al principio (1.7) y al final (22.7, 12, 20) del libro
  • Referencias a la autenticidad de las visiones (1.10-11, 22.6)
  • Bendiciones a los que leen (1.3) y guardan (22.7) las palabras del libro
  • Referencias al libro como profecía (1.3, 22.7)
  • Referencias al Alfa y Omega: Dios como el Alfa y Omega en 1.8, y Jesucristo como el Alfa y Omega en 22.13.
  • Indicaciones que el libro será leída en voz alta en las iglesias. Una bendición al que escucha (1.3) y una advertencia al que escucha (22.18-19,
  • (1.3, 22.18)
  • El hecho que visión es de Dios, dada a Jesucristo, mediado por su ángel (1.1, 22.6, 22.16)
  • Las cosas que deben de suceder pronto (1.1, 22.6)
  • Saludo de gracia (1.4) y bendición de gracia (22.21)
  • El tiempo está cerca (1.3, 22.10)

Hay una gran variedad de lugares adonde el libro de Apocalipsis nos lleva:

  • Desde los abismos hasta los cielos
  • Desde la tierra y hasta el mar
  • Los cuatro ángulos de la tierra
  • El trono de Dios y el trono de Satanás
  • El lago de fuego y el mar de cristal
  • Jerusalén, el Monte Sión, Sodoma, Egipto, Armagedón, Gog y Magog, Bablionia y la nueva Jerusalén
  • El santuario del tabernáculo del testimonio
  • La isla de Patmos y las siete ciudades en Asia menor en caps. 2-3
  • Montañas, cuevas, ríos, desiertos, el río Éufrates
  • Hades
  • Nuevos cielos y nueva tierra
  • Un lagar
  • Véase la frase en 5.3 y frases similares, y la frase en 5.6 y frases similares

Los merismos son referencias al primer y el último artículo de una serie para representar toda la serie. Apocalipsis usa tres merismos:

  • El Alfa y la Omega, 1.8, 21.6, 22.13
  • El primero y el postrero, 1.17, 2.8, 22.13
  • El principio y el fin, 21.6, 22.13

Fuente: Wilson, 54

Palabra o frase griega Traducción Frecuencia Versículos
ὁ θεόςDios58x1.1, 1.2, 1.9, 2.7, 5.9, 6.9, 7.11, 7.15, 7.17, 8.2, 8.4, 9.4, 9.13, 10.7, 11.1, 11.11, 11.16 (2x), 11.19, 12.5, 12.6, 12.17, 13.6, 14.4, 14.7, 14.10, 14.12, 14.19, 15.1, 15.2, 15.3, 15.8, 16.1, 16.9, 16.19, 16.21, 17.17 (2x), 18.5, 18.20, 19.4, 19.5, 19.9, 19.10, 19.17, 20.4, 20.6, 21.2, 21.3 (3x), 21.10, 21.11, 21.23, 22.1, 22.3, 22.9, 22.18, 22.19
ἀρνίονEl Cordero25x5.6, 5.8, 5.13, 6.1, 6.16, 7.9, 7.10, 7.14, 12.11, 14.1, 14.4 (2x), 14.10, 15.3, 17.14 (2x), 19.7, 19.9, 21.9, 21.14, 21.22, 21.23, 21.27, 22.1, 22.3
τὸ πνεῦμαEl Espíritu13x1.10, 2.7, 2.11, 2.17, 2.29, 3.6, 3.13, 3.22, 4.2, 14.13, 17.3, 21.10, 22.17
ἸησοῦJesús9x1.9 (2x), 12.17, 14.12, 17.6, 19.10 (2x), 20.4, 22.16
τοῦ καθημένου ἐπὶ τοῦ θρόνουEl que estaba sentado en el trono9x4.9, 4.10, 5.1, 5.7, 5.13, 6.16, 7.15, 20.11, 21.5
τῷ θεῷ ἡμῶνNuestro Dios6x5.10, 7.3, 7.12, 12.10 (2x), 19.1
τοῦ θεοῦ μουMi Dios5x3.2, 3.12 (4x)
τὰ ἑπτὰ πνεύματα τοῦ θεοῦlos siete espíritus de Dios4x1.4, 3.1, 4.5, 5.6
τῇ κυριακῇSeñor3x1.10, 14.13, 15.4
τῷ ζῶντι εἰς τοὺς αἰῶνας τῶν αἰώνωνEl que vive por los siglos de los siglos3x4.9, 4.10, 10.6
κύριε ὁ θεὸς ὁ παντοκράτωρSeñor Dios Todopoderoso3x15.3, 16.7, 21.22
Ἰησοῦ ΧριστοῦJesucristo2x1.1, 1.2
ὅμοιον υἱὸν ἀνθρώπουuno semejante al Hijo del hombre2x1.13, 14.14
ὁ πρῶτος καὶ ὁ ἔσχατος, καὶ ὁ ζῶνel primero y el último, el que vive2x1.17-18, 2.8
τῷ θεῷ τοῦ οὐρανοῦEl Dios del cielo2x11.13, 16.11
τοῦ Χριστοῦ αὐτοῦSu Cristo2x11.15, 12.10
τοῦ θεοῦ τοῦ παντοκράτοροςDios Todopoderoso1x16.14, 19.15
κύριος ὁ θεὸςSeñor Dios2x18.8, 22.5
τοῦ καθημένου ἐπὶ τοῦ ἵππουel que montaba el caballo2x19.19, 19.21
τοῦ ΧριστοῦCristo2x20.4, 20.6
κύριε ἸησοῦEl Señor Jesús2x22.20, 22.21
ὁ ὢν καὶ ὁ ἦν καὶ ὁ ἐρχόμενοςel que es y que era y que ha de venir1x1.4
Ἰησοῦ Χριστοῦ, ὁ μάρτυς ὁ πιστός, ὁ πρωτότοκος τῶν νεκρῶν καὶ ὁ ἄρχων τῶν βασιλέων τῆς γῆςJesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos y el soberano de los reyes de la tierra1x1.5
τῷ θεῷ καὶ πατρὶ αὐτοῦDios, su Padre1x1.6
τὸ Ἄλφα καὶ τὸ Ὦel Alfa y la Omega1x1.8
ὁ θεός, ὁ ὢν καὶ ὁ ἦν καὶ ὁ ἐρχόμενος, ὁ παντοκράτωρDios, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso1x1.8
ὁ κρατῶν τοὺς ἑπτὰ ἀστέρας ἐν τῇ δεξιᾷ αὐτοῦ, ὁ περιπατῶν ἐν μέσῳ τῶν ἑπτὰ λυχνιῶν τῶνEl que tiene las siete estrellas en su diestra, el que camina en medio de los siete candelabros de oro1x2.1
ὁ ἔχων τὴν ῥομφαίαν τὴν δίστομον τὴν ὀξεῖανEl que tiene la espada aguda de dos filos1x2.12
ὁ υἱὸς τοῦ θεοῦEl Hijo de Dios1x2.18
ὁ ἔχων τὰ ἑπτὰ πνεύματα τοῦ θεοῦ καὶ τοὺς ἑπτὰ ἀστέρας·El que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas1x3.1
τοῦ πατρός μουMi Padre1x3.5
ὁ ἅγιος, ὁ ἀληθινός, ὁ ἔχων τὴν κλεῖν Δαυίδ, ὁ ἀνοίγων καὶ οὐδεὶς κλείσει, καὶ κλείων καὶ οὐδεὶς ἀνοίγειel Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre1x3.7
ὁ Ἀμήν, ὁ μάρτυς ὁ πιστὸς καὶ ἀληθινός, ἡ ἀρχὴ τῆς κτίσεως τοῦ θεοῦEl Amén, el testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios1x3.14
κύριος ὁ θεὸς ὁ παντοκράτωρ, ὁ ἦν καὶ ὁ ὢν καὶ ὁ ἐρχόμενοςSeñor Dios todopoderoso, el que era, que es, y el que ha de venir1x4.8
ὁ κύριος καὶ ὁ θεὸς ἡμῶνSeñor y Dios nuestro1x4.11
ὁ λέων ὁ ἐκ τῆς φυλῆς Ἰούδα, ἡ ῥίζα Δαυίδel León de la tribu de Judá, la raíz de David1x5.5
τὸ ἀρνίον τὸ ἐσφαγμένονEl Cordero que fue inmolado1x5.12
ὁ δεσπότης ὁ ἅγιος καὶ ἀληθινόςSeñor, santo y verdadero1x6.10
θεοῦ ζῶντοςDios vivo1x7.2
τῷ θεῷ ἡμῶν τῷ καθημένῳ ἐπὶ τῷ θρόνῳNuestro Dios que está sentado en el trono1x7.10
τὸ ἀρνίον τὸ ἀνὰ μέσον τοῦ θρόνουel Cordero que está en medio del trono1x7.17
τοῦ κυρίου τῆς γῆς ἑστῶτεςel Señor de la tierra1x11.4
ὁ κύριος αὐτῶνEl Señor mismo1x11.8
τοῦ κυρίου ἡμῶνNuestro Señor1x11.15
κύριε ὁ θεὸς ὁ παντοκράτωρ, ὁ ὢν καὶ ὁ ἦν, ὅτι εἴληφαςSeñor Dios todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir1x11.17
ἔτεκεν υἱόν, ἄρσεν, ὃς μέλλει ποιμαίνειν πάντα τὰ ἔθνη ἐν ῥάβδῳ σιδηρᾷun hijo varón, que va a regir a todas las naciones con vara de hierro1x12.5
ἔτεκεν τὸν ἄρσεναEl hijo varón1x12.13
τοῦ ἀρνίου τοῦ ἐσφαγμένου ἀπὸ καταβολῆς κόσμουel Cordero que fue inmolado desde la fundación del mundo1x13.8
τοῦ πατρὸς αὐτοῦSu Padre1x14.1
τῷ ποιήσαντι τὸν οὐρανὸν καὶ τὴν γῆν καὶ θάλασσαν καὶ πηγὰς ὑδάτωνaquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas1x14.7
ὁ βασιλεὺς τῶν ἐθνῶνRey de las naciones1x15.3
τοῦ θεοῦ τοῦ ζῶντος εἰς τοὺς αἰῶνας τῶν αἰώνωνDios, quien vive por los siglos de los siglos1x15.7
ὁ ὢν καὶ ὁ ἦν, ὁ ὅσιοςel que eres y que eras, el Santo1x16.5
κύριος κυρίων ἐστὶν καὶ βασιλεὺς βασιλέωνSeñor de señores y Rey de reyes1x17.14
κύριος ὁ θεὸς [ἡμῶν] ὁ παντοκράτωρSeñor nuestro Dios todopoderoso1x19.6
τὸ πνεῦμα τῆς προφητείαςel Espíritu de la profecía1x19.10
πιστὸς καὶ ἀληθινόςFiel y Verdadero1x19.11
ὁ λόγος τοῦ θεοῦLa Palabra de Dios1x19.13
Βασιλεὺς βασιλέων καὶ κύριος κυρίωνRey de reyes y Señor de señores1x19.16
τὸ Ἄλφα καὶ τὸ Ὦ, ἡ ἀρχὴ καὶ τὸ τέλοςel Alfa y la Omega, el principio y el fin1x21.6
αὐτῷ θεὸςEl Dios de él1x21.7
ὁ κύριος, ὁ θεὸς τῶν πνευμάτων τῶν προφητῶνEl Señor, el Dios de los espíritus de los profetas1x22.6
τὸ Ἄλφα καὶ τὸ Ὦ, ὁ πρῶτος καὶ ὁ ἔσχατος, ἡ ἀρχὴ καὶ τὸ τέλοςel Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último1x22.13
ἡ ῥίζα καὶ τὸ γένος Δαυίδ, ὁ ἀστὴρ ὁ λαμπρὸς ὁ πρωϊνόςla raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana1x22.16

Fuente: Wilson, 44


Olores


  • Canela (18.13)
  • Especias aromáticas (18.13)
  • Incienso (5.8, 8.3-5, 18.13)
  • Mirra (18.13)

Sabores


  • Amargo (8.11, 10.9-10)
  • Dulce (10.9-10)
  • El sabor asqueroso de agua tibia (3.16)

Cristianos del primer siglo

  • Juan el escritor
  • Las siete iglesias
  • Antipas el mártir

Adversarios humanos del primer siglo

  • Los que profesan ser apóstoles y no son
  • Los que profesan ser Judíos y no son; la sinagoga de Satanás
  • Los nicolaítas
  • «Jezabel»

Descripciones del pueblo de Dios

  • Los decapitados
  • Los 144.000
  • La gran multitud en vestiduras blancas
  • Los dos testigos
  • La mujer del cielo y sus hijos
  • Los que no han manchado sus vestiduras
  • Los mártires
  • Los santos delante del trono
  • Santos, apóstoles y profetas (18.20)

Descripciones de la humanidad

  • Los comerciantes de la tierra
  • Los Gentiles
  • Los moradores de la tierra
  • Los muertos
  • Las naciones
  • Los reyes del oriente
  • Los reyes de la tierra
  • 200.000.000 tropas
  • v.t. 6.15, 18.17, 18.22-23, 19.18, 21.8, 22.15

Seres buenos

  • Los ángeles de las siete iglesias
  • Miguel y sus ángeles
  • Los seres alrededor del trono:
    • Los 24 ancianos
    • Los siete espíritus
    • Los cuatro seres vivientes
    • Muchos millares de ángeles
  • Los seres que ejecutan el juicio
    • Los cuatro jinetes
    • Los cuatro ángeles de los cuatro ángulos de la tierra (7.2)
    • Los siete ángeles delante de Dios (8.2)
    • Un octavo ángel (8.3)
    • El águila que anuncia (8.13)
    • Abadón / Apolión, y sus langostas (9.11)
    • Los cuatro ángeles atados por el Éufrates (9.14)
    • El ángel fuerte (10.1)
    • Seis ángeles en el cielo (cap. 14)
    • Los siete ángeles con las últimas plagas (cap. 15)
    • Un ángel con gran autoridad (18.1)
    • Un ángel parado en el sol, y sus aves (19.17)
    • El ángel con la llave del abismo (20.1)
    • Los ejércitos del cielo

Seres malos

  • Hadés personificado
  • El dragón rojo y sus ángeles
  • La bestia del mar
  • La bestia de la tierra (el falso profeta)
  • La rama de Babilonia y su bestia de escarlata
  • Tres espíritus como ranas (16.13)

Personajes del Antiguo Testamento

  • Balaam
  • Balac
  • David
  • Gog y Magog
  • Los Israelitas
  • Jezabel
  • Moisés
  • Los profetas

Beale (página desconocida) da una lista de los refranes en Apocalipsis acerca de la caída de Babilonia:

14.8Otro ángel lo siguió, diciendo: «Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación».
16.19La gran ciudad se dividió en tres partes y las ciudades de las naciones cayeron. La gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira.
17.16Y los diez cuernos que viste, y la bestia, aborrecerán a la ramera, la dejarán desolada y desnuda, devorarán sus carnes y la quemarán con fuego.
18.2Clamó con voz potente, diciendo: «¡Ha caído, ha caído la gran Babilonia!
18.10Poniéndose lejos por el temor de su tormento, dirán: «¡Ay, ay de la gran ciudad, de Babilonia, la ciudad fuerte!, porque en una sola hora vino tu juicio».
18.16-17«¡Ay, ay de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, púrpura y escarlata, y estaba adornada de oro, piedras preciosas y perlas!, porque en una sola hora han sido consumidas tantas riquezas».
18.19-20Y echaron polvo sobre sus cabezas y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: «¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas! ¡En una sola hora ha sido desolada! Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros santos, apóstoles y profetas, porque Dios os ha hecho justicia en ella».
19.1-3«¡Aleluya! Salvación, honra, gloria y poder son del Señor Dios nuestro, porque sus juicios son verdaderos y justos, pues ha juzgado a la gran ramera que corrompía la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella». Otra vez dijeron: «¡Aleluya! El humo de ella ha de subir por los siglos de los siglos».

Apocalipsis es un libro bullicioso - he aquí los sonidos que se encuentran ahí:

  • Voces (1.10, 1.12, 4.1, 5.2, 5.11, 5.12, 6.1, 6.7, 7.2, 7.10, 8.13, 9.13, 10.4, 10.8, 11.12, 12.10, 14.2, 14.7, 14.9, 14.13, 14.15, 14.18, 16.1, 16.17, 18.2, 18.4, 19.1, 19.5, 19.6, 19.17, 21.3, cf. 18.23)
  • Estruendo de cataratas (1.15, 14.2, 19.6)
  • Truenos (4.5, 8.5, 11.19, 16.18, cf. 6.1, 14.2, 19.6)
  • Estruendos (Reina Valera "voces") (4.5, 8.5, 11.19, 16.18)
  • Trompetas (8.7, 8.8, 8.10, 8.12, 9.1, 9.13, 11.15, 18.22)
  • Arpas (14.2, 18.22)
  • Músicos (18.22)
  • Flautas (18.22)
  • El sonido de molino (18.22)

Fuente: Wilson, 45


Minerales

  • Oro (1.12, 1.20, 2.1, 3.18, 4.4, 5.8, 8.3, 9.7, 9.13, 9.20, 14.14, 15.7, 17.4, 18.12, 18.16, 21.15, 21.18, 21.21)
  • Bronce (1.15, 2.18, 9.20, 18.12)
  • Azufre (9.17, 9.18, 14.10, 19.20, 20.10, 21.8)
  • Plata (9.20, 18.12)
  • Hierro (18.12)

Joyas

  • Perlas (17.4, 18.12, 18.16, 21.21)
  • Jaspe (4.3, 21.11, 21.18, 21.19)
  • Zafiro (21.19)
  • Ágata (21.19)
  • Esmeralda (21.19)
  • Ónice (21.20)
  • Cornalina (4.3, 21.20)
  • Crisólito (21.20)
  • Crisopraso (21.20)
  • Jacinto (21.20)
  • Amatista (21.20)

Otros materiales

  • Piedra (2.17, 9.20, 18.21)
  • Vidrio (4.6, 15.2, 21.18, 21.21)
  • Cristal (4.6, 22.1)
  • Madera (9.20, 18.12)
  • Cidro (18.12)
  • Marfil (18.12)
  • Mármol (18.12)

Hay cuatro secciones distintas en capítulo 12:

12.1-6, el dragón no logra devorar al hijo de la mujer celestial
12.7-9, Miguel y sus ángeles vencen al dragón y sus ángeles, y los lanzan a la tierra
12.10-12, un himno celebrando la victoria de Dios sobre el dragón
12.13-17, el dragón no logra ahogar a la mujer celestial

Las dos secciones intermedias parecen ser un paréntesis entre las dos secciones acerca del dragón y la mujer, por las siguientes razones:

  1. Vv. 1-6 y 13-17 son narrativas que se enfocan en la mujer, los hijos de la mujer, y el dragón. Vv. 7-12 mencionan el dragón, pero estos versículos son distintos en su enfoque.
  2. Versículos 6 y 13 repiten la idea de que el dragón fue lanzado a la tierra. Estas repeticiones forman un marco alrededor de la intrusión de vv. 7-12. Son 'ganchos' que conectan vv. 1-6 y 13-17.
  3. Vv. 10-12 son un comentario acerca de vv. 7-9.

Fuentes: Comentarios de Aune, Moiunce, Morris, Hendriksen, Ladd.


Muchos comentaristas están de acuerdo en que estos versículos se tratan de la iglesia. Dios envía a Juan a “medir” la iglesia para protegerla espiritualmente, paralelo al sello que la iglesia recibe en 7.1-8. La iglesia sufrirá persecución, pero solo por un tiempo corto, y sobrevivirá.


¿Está viendo Juan el templo en Jerusalén? ¿Al templo en el cielo? ¿O simplemente un templo en su visión? Si es el templo verdadero, tendría que haber visto esta visión antes de 70 d.c. La presencia de Gentiles para hollar a algunos indica que no es un templo en el cielo. Es mejor pensar que Juan vio en su visión un templo simbólico que correspondía al templo que antes existía en Jerusalén.


Algunos dicen que capítulo 11 es el contenido del pequeño rollo de 10.8ff.

  • El templo fue medido en Ezequiel 40-43 también.
  • La iglesia se llama el templo en 1 Co. 3.16, 2 Co. 6.16 y Ef. 2.21.
  • Medidas eran para destruir o para preservar (2 S. 8.2, 2 R. 21.13, Is. 34.11, La. 2.8, Am. 7.7-9, Zac. 2.1-5).
  • Los comentaristas no están de acuerdo en cómo interpretar el patio que se deja para que los Gentiles lo hollaran.
    • Algunos (como Mounce) dicen que a pesar de que la iglesia es protegida espiritualmente por Dios (de la apostasía, etc), tiene que sufrir persecución. La parte interior del templo y el patio de afuera son la misma iglesia vista por dos perspectivas diferentes.
    • Otros (como Hendriksen) dicen que los verdaderos creyentes son la parte interior, y los falsos creyentes en la iglesia serán entregados a los Gentiles (inconversos) para ser perseguidos.
    • Otros dicen que los que son entregados a los Gentiles son los Judíos inconversos. Dicen que hay una ironía aquí: Antes, eran los Judíos que ocupaban el patio interior del templo en Jerusalén, y los Gentiles el patio exterior. Pero ahora son los Judíos que rechazaron a Cristo que son enviados al patio exterior para ser hollados por los Gentiles, mientras que los creyentes en Cristo, Judío o Gentil, son los que ocupan el lugar central y protegido del templo. “…Juan está dividiendo la humanidad entre Cristianos y Gentiles.” (Morris, 142).
  • Ladd dice que estos versículos hablan de la preservación del pueblo Judío. Lc. 21.24 dice que es la ciudad de Jerusalén que será pisoteada por los Gentiles, y es basado en Zac. 12.3, LXX.
  • 11.8 dice que Jerusalén es un lugar de persecución como Sodoma y Egipto. Así que es mejor ver tambien en vv. 1-2 hay un contraste entre el templo que es la iglesia y Jerusalén que se opone a la iglesia.
  • El trasfondo para el período de tiempo es Daniel 8.9-14. El punto del período de tiempo es que la persecución será limitada en su duración, y controlada por Dios (v. 2).

La mujer en Apocalipsis 12.1 y sus hijos

  • La mujer en Apocalipsis 12 no es un símbolo de María la madre de Jesús sino un símbolo del pueblo de Dios. Sabemos esto porque el sol, la luna y las doce estrellas con que la mujer está vestida son símbolos que vienen de Génesis 37.9. En ese texto, José tiene un sueño en el cual el sol (su padre Jacob), la luna (su madre), y once estrellas (los hermanos de José) se postran delante de José. Debemos entender que los símbolos significan lo mismo en Apocalipsis - el pueblo de Israel. Jesús nació literalmente de su madre María, pero se puede decir que también nació de Israel. Los "otros hijos" de la mujer, mencionados en 12.17, son los Cristianos.
  • Es notable que la mujer es una "gran señal" en el cielo, pero el dragón solo es "otro señal". El diablo no tiene la misma importancia que el pueblo de Dios.
  • Esta mujer celestial, igual que la novia de Cristo en Apocalipsis 19-22, es un contraste con la ramera de cap. 17.
  • Aplicación: a pesar de lo que piensa el mundo del pueblo de Dios, Dios la ve como una hermosa mujer celestial.

La angustia del parto en Apocalipsis 12.2

  • Véase especialmente Isaías 26.17-18 para ver muchos paralelos con el presente versículo: "Como la mujer encinta cuando se acerca el alumbramiento gime y da gritos en sus dolores, así hemos sido delante de ti, oh Jehová. Concebimos, tuvimos dolores de parto, dimos a luz viento; ninguna liberación hicimos en la tierra, ni cayeron los moradores del mundo." En el tiempo de Isaías, Israel sufrió oposición, pero el sufrimiento no resultó en ningún provecho para Israel. Era como tener dolores de parto para nada. Pero en el tiempo de Jesús, Israel sufrió nuevamente bajo Herodes y los Romanos, pero esta vez dio a luz al Salvador.
  • Otros textos que hablan de dolores de parto en el AT son Is. 21.3, 37.3, 66.7-8, Jer. 4.31, 6.24, 13.21, 22.23, 30.6, Miq. 4.9-10, 5.3.

El dragón en Apocalipsis 12.3

  • Apocalipsis 12.9 no deja lugar a dudas en cuanto a la identidad del dragón: es un símbolo de Satanás. El dragón aparece aquí en cap.12, y también en 13.2, 13.4, 13.11, 16.13 y 20.2. La literatura judía representaba al diablo como un dragón, y dragones aparecen en los mitos paganos sobre los cuales el simbolismo de este capítulo se basa (véase El trasfondo de Apocalipsis 12).
  • Algunas veces el Faraón de Egipto fue llamado un dragón (Ez. 29.3, 32.2). Hay otras alusiones al éxodo en Apocalipsis 12. Puede ser que el símbolo del dragón fue escogido en parte era para recordarnos de la liberación del pueblo de Dios de las asechanzas de Faraón.
  • La mitología antigua de Mesopotamia y la mitología de los Cananeos hablaban de un monstruo de siete cabezas, y la mitología griega habla de Hidra, un monstruo con varias cabezas que era difícil de matar.
  • La palabra griega aquí para corona es διαδήματα, la palabra para coronas de reyes y autoridades, en contraste con la palabra στέφανος, la corona dada como premio a los militares y deportistas.
  • La bestia de capítulo 13, imitando al dragón, también tiene siete cabezas y diez cuernos (17.3). Pero hay una diferencia: el dragón tiene siete coronas en sus cabezas, mientras la bestia tiene diez coronas en sus cuernos.
  • Algunos intérpretes entienden los cuernos como una referencia a Daniel 7.7, 20, 24, que usa cuernos para hablar de reyes. Pero otros intérpretes entienden los cuernos como símbolos de fuerza.

La caída de la tercera parte de las estrellas en Apocalipsis 12.4

  • Esta es una referencia a Daniel 8.10 e Isaías 24.21-22, y se refiere los ángeles. Las estrellas también son símbolos de ángeles en Job 38.7.
  • El diablo, en su rebelión, llevó consigo la tercera parte de los ángeles. Estos son los ahora se llaman demonios.

El deseo del dragón de devorar al niño en Apocalipsis 12.4

  • La misma palabra griega para 'devorar' aparece también en v. 16, donde la tierra devora o traga los ríos de agua que salen de la boca del dragón.
  • Parece extraño que el dragón no simplemente come a la mujer. Pero esta es una visión simbólica. No es un relato de un dragón literal y una literal mujer embarazada.
  • Cuando Jesús nació, el rey Herodes, sintiéndose amenzado por la mención de otro Rey de los judíos, mató a muchos niños en Belén en su intento de matar a Jesús.

El niño de Apocalipsis 12.5

  • Debe ser evidente que el niño representa a Jesús de Nazaret, el Mesías.
  • La mención del cetro del niño es una referencia a Salmo 2.9, un salmo mesiánico que habla de la autoridad del rey ungido sobre las naciones hostiles. Otros dos versículos en Apocalipsis aluden a Salmo 2.9: Ap. 2.27 y 19.15.
  • En el caso de Jesucristo, el cetro es un símbolo de la firmeza de su reino, no un símbolo de tiranía. La palabra para reinar es literalmente 'pastorear.'
  • Los siguientes versículos hablan de la autoridad dada a Jesús: Mt. 28:18; Jn. 3:35; 5:27; 13:3; 17:2; v.t. Dn. 7:13;
  • Muchos comentaristas notan que la descripción del niño no menciona nada de la vida, la crucifixión o la resurrección de Jesucristo. La acción pasa del nacimiento de Jesús directamente a su ascensión.

La salida al desierto en Apocalipsis 12.6

  • Paralelos entre Apocalipsis 12.6 y Apocalipsis 12.14
  • El desierto era símbol de refugio y de la provisión del Señor: Dios sacó a los Israelitas de Egipto y los llevó al desierto, donde proveyó maná y codornices. Ellos conectan este versículo con Mc. 13.14-20 = Mt. 24.15-22 = Lc. 21.20-24.
  • Algunos comentaristas dicen que se refiere a la huida de los Cristianos a Pela cuando Jerusalén fue destruida en 70 d.c.
  • Los 1,260 días son una alusión a los tres años y medio ("tiempo, [dos] tiempos, y medio tiempo") de Dn. 7:25; 12:7

Miguel en Apocalipsis 12.7

  • Las únicas otras instancias acerca de Miguel son Dn. 10:13, 21; 12:1, Judas 9.

El lanzamiento del dragón del cielo a la tierra en Apocalipsis 12.9-12

  • La caída de los ángeles malvados se menciona en 2 Pedro 2.4, Judas 6, y en la literatura seudeígrafa como 1 Enoc 6-11. Pero en estas referencias los ángeles salen del cielo. No hay una referencia clara de que fueron expulsados del cielo contra su voluntad. Por eso Hendriksen (141) dice que no debemos entender la caída literalmente.
  • Aquí en capítulo 12 el dragón cae del cielo a la tierra. En capítulo 20 caerá de la tierra al abismo.

Los títulos para el dragón en Apocalipsis 12.9

  • V. 9 es la única identificación bíblica entre el serpiente de Génesis 3 y Satanás. Sin embargo hay tres otros textos que parecen hacer esta identificación: Ro. 16.20, Lc. 10.18-19, y 2 Co. 11.14. Véase también el libro apócrifo Sabiduría 2.24.
  • El nombre Satanás ("adversario") solo se menciona en el AT en tres libros: 1 Cr. 21:1; Job 1:6, 9, 12; 2:3, 4, 6, 7; Zac. 3.1, 2.
  • El título "diablo" significa "acusador". Algunas referencias bíblicas al diablo como acusador: Job 1:6–12; 2:1–7, Zac. 3:1 (véase 1 Cr. 21:1).

Apocalipsis 14 es un contraste con capítulo 13

Fuente: Aune; Texto bíblico: NVI


El Cordero y los 144,000 en 14.1-5 son un contraste con la bestia y sus seguidores en cap. 13


El sello sobre los 144,000 en 14.1-5 es un contraste con la marca de la bestia en cap. 13


La adoración a Dios en 14.2-3 es un contraste con la adoración a la Bestia en cap. 13, y el ángel en 14.9-12 anuncia las consecuencias de adorar a la bestia y recibir su marca


14.12 imita la forma de 13.10 y el contenido de 12.17

  • 14.12: ¡En esto consiste la perseverancia de los santos, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles a Jesús!
  • 13.10: ¡En esto consisten la perseverancia y la fidelidad de los santos!
  • 12.17: ...los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles al testimonio de Jesús.

La mención en 13.15 que la bestia tiene poder para matar a los santos anticipa la bendición en 14.13 sobre los que mueren en el Señor (por perder sus vidas en la persecución)


Los 144,000 y su sello de 14.1-5 ya se mencionaron en capítulo 7


Además, 14.1-5 y cap. 7 tienen la misma estructura:

Cap 714.1-5
Los 144,000 aparecen y son sellados (7.1-8)Los 144,000 aparecen y han sido sellados (14.1)
Alabanza celestial (7.9-12)Alabanza celestial (14.2-3a)
Explicación de parte de Juan (7.13-17)Explicación de parte del ángel (14.3b-5)

Fuente: Aune;

Bosquejo

  • v. 10 - Una declaración de la victoria de Dios sobre el diablo, con la razón detrás de la victoria
  • (v. 11 - Información adicional acerca de los mártires mencionados en v. 10)
  • v. 12a - Un llamado a la alabanza, dirigida a los cielos
  • v. 12b - Un ay dirigido a la tierra y el mar

Se nota que v. 11 es un paréntesis:

  • Si leemos vv. 10 y 12 juntos sin v. 11, la conexión entre los versículos resulta muy clara: Dios reina, porque el diablo ha sido lanzado del cielo a la tierra. Así que los cielos deben regocijarse, y la tierra y el mar deben lamentar.
  • El motivo del llamado a la alabanza en v. 12 es la victoria de Dios en v. 10. Sería extraño llamar al universo a la alabanza porque los mártires murieron (v. 11).
  • V. 11 no continua el pensamiento de v. 10. En v. 10 la victoria es que el dragón ha sido lanzado a la tierra. En v. 11, la victoria es la perseverancia de los mártires, y no se trata del lanzamiento del dragón.

El libro de Apocalipsis fue escrito con propósitos pastorales y doxológicos, no con fines especulativos, para satisfacer la curiosidad escatológica de personas del siglo XXI. Debemos tener la misma actitud pastoral y doxológica cuando leemos el libro.


Una interpretación de un texto de Apocalipsis debe tener sentido para Juan y sus iglesias. No puede significar algo que ellos no entenderían. Si Jesucristo le hubiera dado a Juan una visión de Musulmanes y papas a través de la historia de la iglesia, no habría tenido ninguna relevancia para sus lectores. Igualmente, sus contemporáneos no habrían sacado provecho de un libro solo interesado en detalles sobre el fin del mundo. Tenemos que interpretar el libro por medio de las circunstancias de Juan y las siete iglesias. Solo después podremos encontrar analogías con nuestro propio contexto para ver su relevancia.


Juan vio una visión simbólica, no una pantalla al futuro lejano. Cuando Juan dice que vio estrellas y candeleros, lo que vio fueron estrellas y candeleros que actuaban como símbolos. No se puede decir que Juan vio cosas futuras como helicópteros y bombas nucleares, y que no supo qué eran, y los describió como langostas feroces o montañas que fueron echadas al mar.


Este libro es un libro simbólico, y su primer capítulo nos demuestra este hecho (1.20). Debemos asumir que las imágenes y números en el libro son simbólicos a menos que el contexto nos da motivos de interpretarlos literalmente.


Juan escribe usando el tiempo pasado, porque está describiendo lo que vio antes de escribir. Sin embargo, muchas cosas que vio se cumplirán en el futuro.


Richard Hays (Moral Vision, 183) recomienda que leamos Apocalipsis "desde abajo", es decir, desde un punto de vista de la iglesia como una minoría perseguida y presionada por tentaciones, no "desde arriba", desde la perspectiva de una iglesia mayoría y poderosa, como por ejemplo la situación de la iglesia evangelica en los Estados Unidos.


El libro de Apocalipsis fue escrito para leerse en voz alta en un culto cristiano. Tiene cualidades de una obra dramática escrita para el teatro. No debemos asumir que el libro es una secuencia cronológica, sino un desfile de escenas dramáticas escritas para impresionar los sentidos y las imaginaciones de los oidores.


Muchas de las imágenes de Apocalipsis fueron incluidos para dar una impresión general, no para sacar significados de cada detalle particular. No debemos exigir del texto más de lo que está ahí.


Debemos leer el libro buscando las muchas alusiones al Antiguo Testamento, e investigando estas alusiones para enriquecer nuestro entendimiento del texto.

Fuentes: Richard Bauckham, The Theology of the Book of Revelation. (Cambridge: Cambridge University Press, 1993); James Ressequie, The Revelation of John: A Narrative Commentary. (Grand Rapids: Baker Academic, 2009)


Richard Bauckham y James Ressequie dicen que Apocalipsis pinta un retrato de un "éxodo escatológico" de un nuevo Israel a la tierra prometida (la nueva Jerusalén). En este éxodo, Cristo saca su pueblo de Babilonia tal como Dios sacó que pueblo de Egipto. Lo que sigue es la evidencia que estos autores ofrecen.


Jesús se describe como un cordero que actúa como rescate (similar al cordero de la Pascua).


Jesús convierte su pueblo en un reino y sacerdotes que sirven a Dios (Apocalipsis 1.6, 5.10; compare con Éxodo 19.5-6).


Varias de las plagas en Apocalipsis dan eco a las diez plagas del éxodo.


En Apocalipsis 7 los santos son sellados para protegerlos de las plagas (especialmente en 7.3 y 9.4). Esto es similar a la protección que Dios dio a Israel durante la primera Pascua, cuando la última plaga afectó a los Egipcios pero no a los Israelitas que habían aplicado la sangre a sus puertas.


En Apocalipsis 10.1 las piernas del ángel se describen como pilares de fuego.


Los dos testigos de Apocalipsis 11 tienen el poder de convertir el agua en sangre y afectar a la tierra con todo tipo de plagas, tal como Dios hizo por medio de Moisés en Egipto (Apocalipsis 11.6). En Apocalipsis 11.8 Jerusalén es llamada Egipto.


Apocalipsis 15.2-4 se parece a Éxodo 15. En Éxodo 15 Israel cantó el cántico de Moisés al lado del mar después de la derrota del ejército de faraón. De la misma manera, en Apocalipsis 15.2-4 el pueblo de Dios "canta el cántico de Moisés" al lado de un mar. Además, en Éxodo 15.11 el pueblo canta las maravillas y proezas gloriosas de Dios y preguntan "¿Quién como tú?", y en Apocalipsis 15.2-4 el pueblo canta las maravillas y proezas gloriosas de Dios y preguntan, "¿Quién no te temerá?"


Los fenómenos cósmicos en Apocalipsis 16.18 son reminescientes de los fenómenos cósmicos que acompañaban la aparición de Dios en el Monte Sinaí en Éxodo.


En Apocalipsis 18.4 una voz celestial llama, «¡Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas!»

Fuentes: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); Carson, Moo and Morris, An Introduction to the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan, 1992)


El autor nunca dice que es un apóstol.

Una respuesta sería que las iglesias a las cuales Juan escribe sabrían cuál de los Juanes les escribe. Así que no era necesario identificarse con más especificidad, ni enfatizar su apostolicidad.


El estilo y el vocabulario de Apocalipsis son notablemente diferente a los del Evangelio y las cartas de Juan.

Esto sí es un argumento de peso. Pero una respuesta podría ser que el contenido de los libros es muy distinto, y esto requiere un cambio en estilo y vocabulario.


La calidad de la gramática griega en Apocalipsis es muy inferior a la del Evangelio y las cartas de Juan.

Este argumento es posiblemente el de más peso. Pero algunos responden diciendo que el griego no era el primer idioma de Juan. Cuando Juan escribió el Evangelio, tenía la ayuda de un amanuensis (secretario). En cambio, cuando escribió Apocalipsis, estaba exiliado a una isla-cárcel sin la ayuda amanuensis (secretario) para limpiar su griego. Otros dicen que Juan fue intencional en escribir Apocalipsis con griego inferior. Él quería detener a sus lectores para que leyeran su libro con cuidado, para fijarse en los detalles de su libro.


Se puede decir que la teología de Apocalipsis difiere de la teología del Evangelio y las cartas de Juan.

  • Algunos dicen que el Dios del Evangelio es amor, pero el Dios de Apocalipsis es un Dios de juicio. Pero esta idea simplista. En toda la Biblia vemos tanto la justicia como el amor de Dios. Las dos cosas no contradicen.
  • Algunos dicen que el retrato de Cristo en Juan es de un Revelador y un Redentor, pero el Cristo de Apocalipsis es un Guerrero y un Soberano. Pero no vemos ninguna tensión entre estas diferentes funciones de Cristo.
  • Algunos dicen que el Evangelio de Juan se enfoca en "escatología realizada" (es decir, los cambios que el evangelio hace en las personas en el presente), mientras Apocalipsis se enfoca en la escatología futura. Pero este contraste no es correcto. El Evangelio de Juan está lleno de referencias a la escatología futura también.

Hay una tradición que alega que Juan el apóstol murió jóven como mártir. Él no hubiera vivido una vida suficiente large para vivir y escribir en el tiempo en que fue escrito Apocalipsis.

Pero muchos de la iglesia antigua creían que Juan el apóstol lo escribió, y que escribió en el tiempo del emperador Domiciano, hacia los finales del primer siglo. Así que esta tradición de la muerte temprana de Juan no fue universalmente aceptada.


Apocalipsis menciona el nombre de su autor, mientras el Evangelio de Juan es anónimo, escrito por "el discípulo amado".

Esta diferencia es en verdad sorprendente, pero no elimina la posibilidad que el autor tuvo diferentes intenciones cuando escribió sus respectivos libros. Puede ser que por modestidad excluyó su nombre del Evangelio, especialmente porque aparece en el Evangelio. Pero en el caso de Apocalipsis, sintió la necesidad de incluir su nombre para autenticar la profecía que recibió de Jesús.


No hay nada en Apocalipsis que indica que el autor había conocido a Jesús personalmente durante la vida de éste en la tierra. Esto es sorprendente si el libro fue escrito por uno de los doce apóstoles.

La respuesta es que el autor de Apocalipsis está reportando el contenido de una visión. No está exponiendo sus propios pensamientos. No tenía necesidad de mencionar su pasado con Jesús en este libro. ¿Hubiera sido necesario que los apóstoles incluyeran menciones de su tiempo con Jesús en todas las cosas que escribieron?


Algunas personas en los primeros siglos de la iglesia cristiana (Gayo, Dionisio, Marción) no creían que Juan era el autor de Apocalipsis.

Gayo y Dionisio, ambos del tercer siglo, tenían motivos teológicos para negar que Juan era el autor de Apocalipsis: ellos querían detener los movimientos milenialistas que usaban Apocalipsis 20 para apoyar sus ideas. En el caso de Marción, no debemos tomar muy en serio sus conclusiones acercda de autorío de Apocalipsis, porque él tenía la costumbre de rechazar cualquier porción del Nuevo Testamento que no apoyaba sus creencias distintas.

Fuentes: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); Elwell y Yarbrough, Al Encuentro del Nuevo Testamento. (Grand Rapids: Baker), 395, Grant R. Osborne, “Recent Trends in the Study of the Apocalypse”, en The Face of New Testament Studies. (Grand Rapids: Baker Academic, 2004), 476


'Apocalipsis' es un término literario inventado por el académico alemán K. I. Nitzsch en 1822. Se refiere a las obras escritas por Judíos y Cristianos entre 200 a.c. y 100 d.c. que comparten ciertas características. Lo que sigue es una lista de estas características.


Los apocalipsis generalmente son seudónimos - es decir, escritos como si fuera por una figura antigua como Enoc o Abraham.


Los apocalipsis fueron escritos desde un contexto de opresión, persecución y desesperación. Muchos eruditos usan la frase 'literatura de resistencia' para describirlos.


Un intermediario celestial aparece en los apocalipsis para interpretar visiones o revelar conocimiento oculto.


Los apocalipsis contienen un dualismo agudo, un contraste entre lo que se llama el 'siglo presente', dominado por el mal, y un 'siglo venidero' que traerá el cambio deseado.


Los apocalipsis suelen ser pesimistas en cuanto a la posibilidad de cambios positivos durante el presente siglo. Lo que se necesita, según los apocalipsis, es una intervención radical de parte de Dios para derribar a los enemigos de Dios y poner las cosas en orden.


Los apocalipsis suelen estar llenos de simbolismo.


Los apocalipsis tienen ser deterministas, describiendo un futuro inesacapable, escrito en piedra por un calendario fijo por Dios.


En los apocalipsis, los eventos contemporáneos al autor se describen como si fueron profetizados en el pasado lejano. Lo que sucede en el tiempo del autor es el cumplimiento de profecías que fueron revelados hace siglos.

Fuentes: Carey, Greg, “Teaching and preaching the book of Revelation in the church”, Review & Expositor 98 no 1 Wint 2001, p 87-100; Craddock, Fred B, “Preaching the Book of Revelation”, Interpretation 40 no 3 Jl 1986, p 270-282; Wishart, Charles Frederick, “Patmos in the pulpit: a meditation on apocalyptic”,Interpretation 1 no 4 O 1947, p 456-465; Wray, Judith K Hoch, “The revelation: worship resource for preaching”, Living Pulpit 12 no 3 Jl-S 2003, p 8-9


Fred Craddock nos urge a no evitar predicar sobre Apocalipsis solo porque no nos gusta el tiempo y el esfuerzo que se requiere para entenderlo. Nosotros y nuestras iglesias necesitamos y merecemos ser inspirados por esta parte importante de la Palabra de Dios. Además, predicar sobre Apocalipsis es una manera importante de disipar las ideas erróneas que se han desarrollado alrededor de este libro.


Los dos propósitos de este libro son de confortar a los Cristianos perseguidos, y fortalecerlos para resistir las presiones de la sociedad a aceptar una vida idólatra e inmoral. Debemos considerar cuál de estos dos propósitos es más relevante para nuestros oidores. Puede ser que nuestra iglesia es perseguida a menudo, o puede ser que hayan muchas tentaciones a las cuales nuestra iglesia está expuesta. Debemos mostrar a nuestros oidores las formas en que Apocalipsis les habla con respecto a estos propósitos.


Hay que aprovechar de los muchos himnos y coros basados en el libro de Apocalipsis. Usa su letra como material para tus sermones sobre Apocalipsis. Haz que se canten estos himnos y coros en los cultos donde se predica de Apocalipsis.


Hay muchos conceptos erróneos populares acerca de la escatología en general y acerca del libro de Apocalipsis en particular. Necesitarás corregir estos conceptos para ayudar a tus oidores a formar un mejor entendimiento de este libro.


El libro de Apocalipsis es una obra de arte. Inculca en tus oidores un sentido de fascinación para los muchos aspectos impresionantes de este libro, incluyendo sus muchas alusiones al Antiguo Testamento, y su vasta variedad de técnicas literarias.


Fred Craddock nos recuerda que el acto de explicar un texto no es igual al acto de predicar el texto. En el caso del libro de Apocalipsis, las explicaciones de sus detalles a veces impiden algo que es mucho más importante: permitir que el libro "forme su propio mundo" en las mentes de tus oidores.


Los mensajes a las siete iglesias en capítulos dos y tres formarían una buena serie de siete sermones. Se podría preguntar, "¿Cómo es nuestra iglesia similar a la iglesia en este texto?" "¿Qué escribiría Jesucristo si enviara una carta a nuestra iglesia?" "¿A cuál de las siete iglesias es más semejante nuestra iglesia?"


Judith Wray recomienda usar pasajes del libro de Apocalipsis a través del culto. Ella nota que hay referencias a la oración, al incienso, al silencio, a los testimonios, a las trompetas, y a las invitaciones. Yo añadaría las bienaventuranzas, las doxologías, y la apertura y lectura de libros. Estos elementos de Apocalipsis podrían conectarse a las diferentes partes del culto - tocar una trompeta, guardar silencio, quemar incienso, etc, para resaltar el texto de Apocalipsis a través del culto y no solo durante la predicación. Para dar un ejemplo, Wray recomienda que se usa Apocalipsis 22.17 como invitación a la Santa Cena.

Fuentes: Richard Bauckham, The Theology of the Book of Revelation. (Cambridge: Cambridge University Press, 1993); W. Hulitt Gloer, “Worship God! liturgical elements in the Apocalypse.” in Review and Expositor 98 no 1 Wint 2001, p 35-57; Mazie Nahkro, “The manner of worship according to the book of Revelation.” in Bibliotheca sacra 158 no 630 Ap-Je 2001, p 165-180; Mazie Nahkro, “The meaning of worship according to the book of Revelation.” in Bibliotheca sacra 158 no 629 Ja-Mr 2001, p 75-85; Marianne Meye Thompson, “Worship in the Book of Revelation.” in Ex Auditu 8 1992, 45-54;


Apocalipsis es el libro del Nuevo Testamento donde el tema de la liturgia o el culto a Dios es más prominente.


El tema del culto provee el conflicto principal del libro de Apocalipsis, el contraste entre los que adoran a Dios y los que adoran a la bestia. Dios no tolera la falsa adoración, así que la narrativa gira aldrededor del tema e incluye escenas de adoración verdadera, "Cada etapa de la victoria de Dios - a través de capítulos 7-19 - es acompañada por la adoración en el cielo." (Bauckham, Kindle section 459)


Thompson menciona "varias amenazas al culto auténtico" encontradas en Apocalipsis: el culto al emperador (cap. 13), la sinagoga de Satanás (2.9, 3.9), el trono de Satanás (2.13), la idolatría (9.20), la comida sacrificada a los ídolos (2.14), intentos de adorar a los ángeles (19.10, 22.8-9), y una profetiza falsa dentro de o por lo menos influenciando a las iglesias (2.20). La iglesia tiene que mantener puro su culto aunque esté rodeada de alternativas religiosas.


El culto se describe a veces en términos políticos e imperiales. Capítulo cuatro no imita cultos judíos, paganos o cristianos, sino imita el culto rendido al emperador romano. La palabra de más uso para el culto en Apocalipsis es 'postrarse' - un acto de sumisón a la soberanía real de Dios. Las coronas se echan delante del trono de Dios, de la misma manera en que hacían los senadores y delegados de otras comunidades delante de César para reconocer su autoridad sobre ellos. Hasta el acto de cantar alrededor del trono de Dios es una parodia política: los emperadores mantenían cortesanos, "notorios en mantener un coro perpétuo de alabanza, dándole loores día y noche..." (Gloer). También hay referencias a Dios como el Todopoderoso, y llamados a rendirle poder y autoridad a él.


Gloer escribe que la aclamación que Dios es "digno" no se encuentra ni en el Antiguo Testamento ni en el Judaísmo. Nahkro dice que la palabra fue usada acerca de las personas en posiciones de alta autoridad política, y de algunos militares importantes (p. ej. los guardaespaldas del emperador y los comandantes de los ejércitos. La palabra originalmente significaba "de igual peso" pero llegó a significar "digno", "merecedor", "apto", "estimable" y "apropiado."


El culto se rinde a Dios Padre y también a Jesucristo. Esto hubiera sido escandaloso para los Judíos del primer siglo, porque eran monoteístas firmes. Pero los primeros Cristianos, también monoteístas firmes, encontraron lugar dentro de su monoteísmo para el culto a Jesús.


Motivos del culto a Dios en Apocalipsis: es digno, es eterno, es soberano, es santo, es el Creador, es el Redentor, es Juez, su plan se está llevando a cabo. Todos estos temas se conectan a las circunstancias y los propósitos del libro:

  • Decir que solo Dios es digno de alabranza es una declaración que implica que el emperador y los ídolos paganos no eran dignos.
  • Decir que Dios es eterno y soberano es una consolación a Cristianos perseguidos. Viendo su situación inmediata de sufrimiento, ellos serían tentados a perder la vista de los planes de Dios a largo plazo, y su poder para llevarlo a cabo.

Decir que Dios es santo traería a la mente de muchos Cristianos los abundantes versículos del Antiguo Testamento acerca de la santidad de Dios y su intolerancia de la idolatría e inmoralidad que asechaban a los Cristianos del primer siglo.


Decir que Dios es el Creador enfatiza la obediencia que Dios requiere de toda criatura. También nos recuerda que la humanidad es solamente una parte pequeña de un panorama mucho más grande. En Apocalipsis vemos las fuerzas de la creación reaccionando al pecado y rescatando al pueblo de Dios, y vemos la redención de la tierra misma. El Creador restaurará la creación que "el dragón, el serpiente antiguo" corrompió cuando llevó a la humanidad por mal camino.


Decir que el Cordero que fue inmolado es el Redentor traería a la mente el éxodo, donde Israel fue redimida el día después de que fue matado el cordero de la Pascua. Egipto, poderoso e idólatra, con un rey que alegaba ser Dios, fue derrotada, y Dios llamó su pueblo de ella. Juan y sus lectores enfrentaban una situación similar.


Decir que Dios es Juez conforta a Cristianos perseguidos tentados a ceder a las demandas del estatu quo: si permanezcan fieles, Dios los recompensará y juzgar a los que los tientan y los oponen.


Hay numerosos elementos litúrgicos en Apocalipsis: la palabra amén, canciones antifonales, doxologías, ofrendas (coronas puestas delante del trono), himnos, incienso, la palabra maranata, ramos de palmera, oraciones, postración, vestidos, comidas sagradas, gritos de celebración, silencio, acción de gracias, trompetas, y cantos de victoria.


Thompson menciona un sentido de misterio y distancia que hay en un culto. En Apocalipsis no vemos una descripción de Dios mismo, solo de lo que sucede alrededor de su trono. Este sentido de misterio y distancia contrarresta las tendencias humanas de querer entender todo acerca de Dios y de tener demasiada confianza delante de él.


Apocalipsis conecta el tema de culto con los temas de temor (11.18, 14.7, 15.4) y de servicio (7.15, 22.3).


Antes de capítulo 19, toda la adoración y todas las canciones ocurren en el cielo, no en la terra. No hay culto en la tierra, y las únicas canciones en la tierra son los lamentos para Babilonia en capítulos 17 y 18. Pero cuando se gana la última victoria, hay alabanza tanto en la tierra como en el cielo, y estos dos llegan a ser uno. (Thompson) Bauckham dice que la meta de la adoración en Apocalipsis es “como en el cielo, así también en la tierra.”

Fuentes: David E. Aune, Word Biblical Commentary, Vol. 52: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); William Hendriksen, More Than Conquerors. (Grand Rapids: Baker, 1986), 47; Mark Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007), 36-37, 77.


Tanto Apocalipsis 1.3 como Lucas 11.28 pronuncian una bienaventuranza sobre los que oyen y obedecen la palabra de Dios.


Tanto Apocalipsis 1.7 como Mateo 24.30 dicen que Jesús vendrá sobre las nubes y que las naciones lamentarán por causa de su venida.


La descripción de Jesús en Apocalipsis 1.16 es similar a la descripción de la transfiguración de Jesús en Mateo 17.2.


La frase "El que tiene oídos para oír" en Apocalipsis 2.7, 2.11 y 2.17 da eco al uso similar de Jesús en Mateo 11.15, 13.9, etc.


La venida de Jesús se compara a un ladrón en Apocalipsis 3.3, Mateo 24.42-43 y Lucas 12.39-40.


En Apocalipsis 3.5 Jesús dice que él reconocerá delante de su Padre a los que vencen. En Mateo 10.32 y Lucas 12.8, Jesús dice que reconocerá delante de su Padre a los que lo reconocen a él.


Apocalipsis 3.20-21 dice que Jesús llama, y los que lo invitan y vencen en sus pruebas comerán y beberán con Jesús y se sentarán en su trono. Lucas 12.35-40 habla de siervos que necesitan abrir la puerta cuando su Amo llama. Lucas 22.28-30 dice que los discípulos de Jesús comerán y beberán con él y se sentarán sobre tronos. Mateo 19.28 también menciona los tronos de los discípulos de Jesús.


Los siete sellos en Apocalipsis 6 y el discurso escatológico en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21 mencionan los mismos fenómenos en casi el mismo orden: falsos Cristos, guerras, hambre, plagas, temblores, persecución, y disturbios en los cielos.


Apocalipsis 12.9 y Lucas 10.18 hablan de la caída de Satanás del cielo.


Apocalipsis 13.10 y Mateo 26.52 tienen proverbios similares acerca de perecer a espada.


Apocalipsis 18.24 dice que "Babilonia" (es decir, Roma) es responsable por la muerte de todos los profetas. Lucas 11.50 dice que la generación de Jesús es responsable por ese crimen.


Mark Wilson tiene una tabla de todos los paralelos entre Apocalipsis y los Evangelios Sinópticos, que incluye higueras, ángeles, los cuatro vientos, trompetas, los Gentiles que pisotean, el engaño de las naciones, exhortaciones a velar y perseverar, cosechas, banquetes, etc.

Una estructura basada en 1.19

  • Lo que has visto (1.1-20)
  • Lo que es ahora (2.1-3.21)
  • Lo que sucederá después (4.1-22.21)

Una estructura basada en las experiencias que Juan tiene “en el Espíritu”

  • En el Espíritu en la isla de Patmos (1.9-10)
  • En el Espíritu en el cielo (4.1-2)
  • En el Espíritu en el desierto (17.3)
  • En el Espíritu en una montaña (21.10)

Mark S. Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel 2007), p. 31


Una estructura de Apocalipsis como un drama de siete escenas

  • Prólogo (1.1-8)
  • Primera escena: Las siete lámparas (1.9-3.22)
  • Segunda escena: Los siete sellos (4.1-8.4)
  • Tercera escena: Las siete trompetas (8.5-11.18)
  • Cuarta escena: Los siete "tableaux" (11.19-15.4)
  • Quinta escena: Las siete copas de ira (15.5-16.21)
  • Sexta escena: Los siete juicios (17.1-20.3)
  • Séptima escena: Las siete promesas grandes (20.4-22.5)
  • Epílogo (22.6-21)

Fuente desconocida.


La tercerca parte

  • La tercerca parte de la tierra (8.7)
  • La tercerca parte de los árboles (8.7)
  • La tercerca parte del mar (8.7)
  • La tercerca parte de los seres vivientes (8.9)
  • La tercerca parte de los barcos (8.9)
  • La tercerca parte de los ríos (8.10)
  • La tercerca parte de las aguas (8.11)
  • La tercerca parte del sol (8.12)
  • La tercerca parte de la luna (8.12)
  • La tercerca parte de las estrellas (8.12, 12.4)
  • La tercerca parte de la humanidad (9.15, 9.18)

Dos

  • Dos testigos (11.3)
  • Dos olivos (11.4)
  • Dos candelabros (11.4)
  • Dos candelabros (11.10)
  • Dos alas (12.14)
  • Dos cuernos (13.11)
  • Dos bestias (19.20)

Tres

  • La Trinidad (Dios Padre, Cristo y el Espíritu) y la falsa trinidad del dragón, la bestia, y el falso profeta (16.13)
  • Tres ángeles en 8.13; 14.6, 8, 9
  • Santo, santo, santo (4.8), Ay, ay, ay (8.13), Aleluya, aleluya, aleluya (19.1, 3, 6).
  • Tres objetos en una oración gramatical (2.2-5,9; 3.18; 4.9,11; 5.3; 7.1; 8.7,9,12; 9.17,20; 10.6; 12.1; 13.2; 14.2,3,4; 18.2,7,17,20,22-23,24; 19.6; 21.4)
  • 666 como múltiple de tres

Cuatro

  • Cuatro criaturas vivientes, cuatro ángeles en 9.13-15 en los cuatro ángulos de la tierra (20.8) retienen los cuatro vientos (7.1).
  • Hay varias listas de cuatro objetos: 5.9,13; 6.8; 7.9; 8.21; 9.15,21; 10.11; 11.9; 12.9,10; 13.7; 14.6,7; 17.15; 18.12-13,22

Doce

  • Una mujer (Israel) con doce estrellas en su cabeza (12.1)
  • Doce puertas con doce ángeles y los nombres de las doce tribus (21.12, 22)
  • Doce cimientos de doce piedras preciosas con los nombres de los doce apóstoles (21.14-21)
  • Doce perlas (21.21)
  • Doce cosechas (22.2)
  • Múltiples de doce: 12,000 (14.1-3, 21.16) y 144,000 (7.4-8)
  • Títulos para Jesucristo (1.5; 3.7,14; 6.9; 22.13) y tres títulos para Dios (1.8; 11.17)

Tres años y medio, tres días y medio (la mitad de siete)

  • 42 meses (11.2)
  • 1260 días (11.3)
  • 3 ½ días (11.11)

666 (13.18)

Ha habido muchos intentos de descifrar el significado de este número con gemátria, la ciencia de conectar letras con números.

Ejemplos:

  • 6 como el número del hombre, 1 falta para la perfección de Dios (7).
  • El valor de las palabras “Nerón Cesar” en consonantes hebreos

Debemos notar que algunos manuscritos griegos de Apocalipsis dicen 616 en lugar de 666, y algunos comentaristas piensan que 616 fue el número original en el texto.

Versículos 6 y 14 dan la misma información, aunque v. 14 da más detalle que v. 6:

v. 6v. 14
La mujer huyeLa mujer huye - porque fue dada alas de águila
Huye al desiertoHuye al desierto
donde hay un lugar preparado para elladonde hay un lugar preparado para ella
donde se cuida de elladonde se cuida de ella
por 1260 días (3 años y medio)Por dos tiempos, un tiempo y mediotiempo (3 años y medio)
Está fuera del alcance del serpiente
Caps. 2-3Caps. 19-22Punto de comparación
2.721.7Arbol de vida
2.1120.6La segunda muerte
2.1719.12Nuevo nombre secreto
2.2922.16Estrella de la mañana
3.520.12, 15; 21.27Libro de la vida
3.1221.2Nueva Jerusalén
3.2120.4, 20.11, 22.3El trono de Dios y del Cordero

Fuente desconocida.

Hay paréntesis entre el sexto y el séptimo juicio en cada serie:

  • Entre el sexto y el séptimo sello, 7.1-17
  • Entre la sexta y la séptima trompeta, 10.1-11.14
  • Entre el sexto y la séptima copa, 16.13-16

Hay un paréntesis entre la serie de trompetas y la serie de copas, 12-1-14.20


Hay un paréntesis entre la séptima copa y la descripción de la segunda venida de Jesús, 17.1-19.10

Fuente: Warren Carter, “Accommodating Jezebel and withdrawing John: negotiating empire in Revelation then and now” en Interpretation 63 no 1 Ja 2009, pp. 32-47


Warren Carter describe la diversidad de opiniones en las iglesias a las cuales Juan escribió su apocalipsis. Juan representa un extremo, llamando a los Cristianos que se retiren de los asuntos políticos, económicos y religiosos que minaban la integridad de su fe. Pero otros (llamados Balaam y Jezabel por Juan) son más abiertos y flexibles en su acercamiento a las prácticas prevalentes en su sociedad. Carter parece unirse a los adversarios de Juan, y favorece la asimilación cultural. Carter ofrece cinco argumentos a favor de la asimilación, y siete argumentos de Juan en contra de la asimilación. Abajo expongo los argumentos, con mis respuestas a Carter, y termino con unas conclusiones generales.


Cinco argumentos a favor de la asimiliación o participación cultural


  • Los adversarios de Juan podrían haber argumentado que la participación activa en las actividades sociales, políticas y económicas, aunque mezcladas con la idolatría, era necesaria para sobrevivir. Mi respuesta: Yo respondería que Daniel en el Antiguo Testamento participaba en su cultura pero hubiera preferido morir antes de practicar la idolatría.
  • Los adversarios de Juan posiblemente dijeron, similar a 1 Pedro 2.11-17, que la participación en la sociedad y la cultura era una estrategia evangelística. Para mantener la reputación del Cristianismo, sería necesario mantener los contactos de negocio y de política, y participar en prácticas como la de honrar al rey (1 Pedro 2.17). Mi respuesta: Mi respuesta es que las perspectivas de Apocalipsis y 1 Pedro no están en conflicto.
  • Puede ser que los adversarios de Juan usaron un argumento que encontramos en las cartas de Pablo: que los Cristianos saben que los dioses representados por los ídolos no existen, y que hay un solo Dios (1 Corintios 8.4), y por eso no significa nada comer carne sacrificada al ídolo. Mi respuesta: Yo respondería así: este argumento no es de Pablo sino de sus adversarios. Pablo está de acuerdo con el argumento en teoría, pero en la práctica Pablo prohibía que los Cristianos comieran en los templos paganos, y prohibía el consumo de carne sacrificada a los ídolos en ciertas situaciones.
  • Es posible que los adversarios de Juan mencionaron a personajes como José en el libro de Génesis, que estaba involucrado políticamente con poderes imperiales. Mi respuesta: Mi respuesta es que Génesis enfatiza que José fue excepcionalmente fiel a Dios, hasta sufriendo por años en la cárcel para ser fiel a sus convicciones. La pregunta no es si debemos estar involucrados en las sociedades en que nos encontramos. La pregunta es, hasta qué punto podemos involucrarnos sin perder nuestros principios y convicciones.
  • Puede ser que los adversarios de Juan usaban la destrucción de Jerusalén como señal que una rebelión contra Roma sería inútil, y que Roma había sido escogida por Dios para reinar. Mi respuesta: Mi respuesta es que la fidelidad a Dios y el rechazo de la idolatría son fundamentales, y no importan las circunstancias en que nos encontramos.

Los siete argumentos de Juan en contra de la asimilación cultural (un resumen de Carter)


  • Los que viven fiel a Jesús chocarán con el poder imperial, y sufrirán. No gozarán de una vida fácil y cómoda.
  • La participación en las celebraciones cúlticas del imperio mina la lealtad a Dios y al Cordero, quienes son los únicos dignos de culto.
  • El imperio está bajo el juicio de Dios
  • El imperio está bajo el control del diablo (el dragón)
  • Dados los cuatro puntos anteriores, la estrategia cristiana requiere retirarse y distanciarse
  • Juan reconoce que retirarse resultará en oposición y sufrimiento.
  • Pero los Cristianos deben permanecer fieles porque Dios al final triunfará.

Comentarios generales


Es desafortunado que Carter compara estas dos posiciones (Juan y sus adversarios) con las categorías de Niebuhr, "Cristo abraza la cultura" y "Cristo contra cultura", y se une a los adversarios de Juan en contra del mensaje de Apocalipsis. Niebuhr tiene otra categoría, "Cristo transforma la cultura", y esta categoría es más fiel al mensaje a la Biblia, y no contradice el mensaje de Juan en Apocalipsis. Nuestra intención debe ser involucrarnos en la sociedad al grado posible sin minar nuestros principios. Pero en situaciones como la de los lectores de Apocalipsis, donde hay muchos más paganos que Cristianos y donde la iglesia lucha para sobrevivir contra fuerzas opuestas muy poderosas, es necesario suspender temporalmente la meta noble de transformar la cultura. En tales situaciones la meta debe ser la preparación de los Cristianos para sobrevivir los ataques de sus adversarios y mantenerse fieles en toda situación.

Fuentes: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); Leon Morris, Tyndale NT Commnetaries: Revelation, revised edition. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1987), p. 32. .Robert H. Mounce, NICNT: The Book of Revelation, revised edition. (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1998), p. 14; Mark S. Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007), pp. 38-39.


En mi opinión, está indeciso el asunto si Juan el apóstol fue el autor de Apocalipsis o no. Pero lo que sigue es una lista de argumentos a favor de él.


La evidencia de los padres de la iglesia antigua es temprana y fuerte.

  • La tradición temprana es unánima en atribuir el libro al apóstol, desde el segundo siglo con Justino Mártir en adelante.
  • Ireneo, que conoció a Policarpo, un discípulo de Juan, dijo que Juan escribió Apocalipsis.
  • Justino es notable porque vivió en Éfeso un tiempo. Ireneo es notable también, porque como niño conoció a Policarpo, quien fue un discípulo de Juan. Aparte de las excepciones notadas abajo, la iglesia fue unánime en nombrar a Juan como el autor.

El autor no sintió la necesidad de distinguirse de otros Juanes. Algunos dicen que esto significa que era el Juan que no necesitaba introducción, Juan el apóstol.

  • La respuesta de David Aune es que es evidente que el autor y los destinatarios se conocen íntimamente. Y Juan hubiera enviado este libro con un mensajero que quitaría cualquier duda en cuanto a la identidad de su autor. Así que no era necesario identificarse con algo más específico que "Juan".

Leon Morris enumera las similitudes entre Apocalipsis y el Evangelio atribuido a Juan el apóstol.

  • Tienen vocabulario similar (cordero, agua de vida, el que vence, guardar los mandamientos, el adjetivo "verdadero")
  • Tienen invitaciones a personas sedientas (Juan 7.37, Apocalipsis 22.17)
  • Mencionan mandamientos recibido por Cristo del Padre (Juan 10.18, Apocalipsis 2.27)
  • Mencionan ropa blanca (Juan 20.12, Apocalipsis 3.4)
  • Tienen contrastes agudos entre el bien y el mal
  • Enfatizan la importancia de testificar y guardar los mandamientos

Robert Mounce (14) añade dos paralelos más:

  • La palabra griega 'logos' se usa en ambos libros para referirse a una persona (Juan 1.1, Apocalipsis 19.13)
  • La profecía de Zacarías 12.10 se menciona tanto en Apocalipsis 1.7 como en Juan 19.37, usando el mismo verbo griego, un verbo que no aparece ni en la Septuaginta ni en el resto del Nuevo Testamento.

Mark S. Wilson (38-39) añade una lista larga de temas que los dos libros comparten. Véase el libro de Wilson para las referencias.

  • Cristo como testigo, como el "Yo soy", como vencedor, como cordero, como pastor, como juez, como templo
  • La unidad entre Cristo y Dios; además, tanto Dios como Cristo se presentan como verdad y luz
  • El Espíritu Santo habla a los creyentes en ambos libros
  • Los creyenes / la iglesia como testigos, como verdaderos Judíos, como ovejas y corderos, como la novia de Cristo, odiando el mal y caracterizados por amor
  • Satanás como 'el diablo' y como líder y general
  • Temas e imágenes como sangre redentora, siervos de Dios, la vida en el cielo, maná, pan viviente, puertas, vino, viñas, el parto, novios
  • Ambos libros contienen escatología futura y escatología presente
  • Ambos contienen listas de siete artículos

David Aune menciona la observación de H. B. Swete acerca de ciertos aspectos de Juan que lo haría un buen candidato para el autor de este libro:

  • Fue uno de los 'hijos de trueno'
  • Fue testigo de la transfiguración de Jesús, y su resurrección
  • Prohibió que otros expulsen demonios en el nombre de Jesús
  • Quería pedir fuego del cielo sobre los Samaritanos inhospitalarios (Lc 9.52-55)

Fuente: Ben Witherington, Revelation. (Cambridge University Press, 2003).

Apocalipsis 12Apocalipsis 17
La mujer se describe como madre (12.2)La ramera se describe como madre (17.5)
La mujer aparece en el desierto (12.6)La ramera aparece en el desierto (17.3)
En Apocalipsis 12.4 el dragón desea devorar al niño cuando nazca.Apocalipsis 17.6 dice que la ramera bebió la sangre de los santos mártires.
Apocalipsis 12.1 y 17.4 usan la misma palabra griega para describir a las mujeres siendo 'vestidas' de ropa hermosa
12.7 menciona a personas que guardan el testimonio de JesúsApocalipsis 17.6 mencionan testigos de Jesús

Fuente: investigación del autor en preparación de un sermón


Dios y Cristo son eternos: Alfa y Omega, el primero y el último, el principio y el fin (1.4, 1.8, 1.17, 2.8, 21.6, 22.13)


Dios sabe lo que debe suceder en el futuro (1.1, 4.1)


Dios da su permiso para que ocurra el mal, pero por períodos cortos de tiempo (2.10, 3.10, 6.11, 11.2-3, 12.12, 13.5)


Dios protege a su pueblo o le da descanso por períodos específicos de tiempo (3.10, 7.3, 8.1, 12.6, 12.14, 20.2-7)


Dios tiene una hora fija en que juzgará al mundo (10.6-7, 11.18, 14.7, cap. 18 repite la frase “en una hora” tres veces)


Dios no permite ni a Juan mismo revelar todo acerca del calendario escatológico de Dios (10.4)

Fuentes: William Hendriksen, More Than Conquerors. (Grand Rapids: Baker, 1986), 47; Mark Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007), 36-37.


Apocalipsis 1.5 y Colosenses 1.18 refieren a Jesús como el "el primogénito de entre los muertos" en contextos que hablan de su reinado.


Apocalipsis 3.3 y 16.15 dicen que Jesús vendrán como ladrón. Pablo en 1 Tesalonicenses 5.2 y 5.4 dice que el día del Señor vendrá como un ladrón en la noche.


Apocalipsis 3.12, 21.23 y 21.10 refieren a una nueva Jerusalén que desciende del cielo. Gálatas 4.26 habla del "Jerusalén de arriba".


Apocalipsis 17.14 y 1 Timoteo 6.15 refieren a Jesús como Rey de reyes y Señor de señores.


Apocalipsis 18.4 pide que sus lectores salgan de Babilonia y no participen en sus pecados. 2 Corintios 6.17 cita Isaías 52.11, otra llamada de salir de Babilonia. En Efesios 5.11 Pablo pide que sus lectores no participen en los pecados de la oscuridad.


En Apocalipsis 21.4, una voz desde el trono dice que el orden anterior de las cosas ya pasó, y en versículo 5 Dios dice, "Yo hago nuevas todas las cosas". 2 Corintios 5.17 dice que si alguien está en Cristo, lo viejo ha pasado y lo nuevo ha venido.


Mark Wilson también tiene una tabla que contiene temas escatológicos que tanto Apocalipsis como Pablo mencionan, como gritos, trompetas, coronas, y ángeles en el último día; Jesús vendrá sobre las nubes y reinará sobre las naciones; un día de venganza e ira; las naciones serán engañadas; juicio y recompensa; y exhortaciones de velar y de perseverar.

Fuente: The Greek New Testament (UBS, 4th edition), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament feature en Logos Bible Software versión 4


En Apocalipsis 1.1, Dios le da a Jesús una visión para mostrar a sus siervos "lo que debe suceder pronto". En Daniel 2.28-29 y 2.45 Daniel le dice al rey que por medio de una visión, Dios ha mostrado al rey "lo que ha de acontecer en el porvenir."


En Apocalipsis 1.4, Juan desea gracia y paz para sus lectores "del que es, que era y que ha de venir."

  • En Éxodo 3.14, Dios dice que su nombre es "Yo so". En otras palabras, es el que es.
  • En Isaías 41.4, Dios usa el mismo nombre para si mismo, pero también dice que es el principio y el fin, enfatizando su naturaleza eterna.

En Apocalipsis 1.5, Jesús se llama el primogénito, el gobernante de los reyes de la tierra, y nos ha liberado de nuestros pecados por su sangre.

  • El vocabulario de "primogénito, gobernante de los reyes de la tierra" viene de Salmo 89.27.
  • Algunos dicen que Salmo 130.8 e Isaías 40.2 son alusiones a Apocalipsis 1.5, pero me parecen más como casos de lenguage similar, y no alusiones.

Apocalipsis 1.6 dice que Jesús ha convertido a los santos en un reino y sacerdotes para servir a Dios.

  • En Éxodo 19.6 Dios dice que Israel será un reino de sacerdotes."
  • En Isaías 61.6 el profeta dice que las personas que regresan del cautiverio serán llamadas sacerdotes y ministros de Dios.

Apocalipsis 1.7 describe la venida de Jesús sobre las nubes, y los que lo traspasaron y los linajes de la tierra lamentarán por causa de su venida.

  • En Daniel 5.13, uno como el hijo del hombre aparece sobre nubes, llegando al trono de Dios.
  • En Zacarías 12.10-14 Dios dice que Israel verá "a mí, al que traspasaron", y llorará y se afligirá.

En Apocalipsis 1.8, dando eco a 1.4, "el Señor Dios" se describe como "el que es, el que era, y el que ha de venir, el Todopoderoso."

  • En Éxodo 3.14, Dios dice que su nombre es "Yo so". En otras palabras, es el que es.
  • En Isaías 41.4, Dios usa el mismo nombre para si mismo, pero también dice que es el principio y el fin, enfatizando su naturaleza eterna.
  • Amós 3.13 y 4.13 enfatizan el título de Dios, "el Señor Dios todopoderoso."

En cuanto a la fecha de composición de Apocalipsis, los eruditos por lo general han favorecido fechas después de la muerte de Nerón (68-69 D.C.) o fechas en el tiempo de Domiciano (quien reinó entre 81-96 D.C.). Mi propia teoría es que Juan escribió Apocalipsis durante el reinado de Vespasiano (69-79 D.C.), probablemente en los últimos años de su reinado). Lo que sigue es una lista de mis argumentos.


Juan y sus lectores ya experimentaron persecución, pero Juan profetiza que una gran persecución venía en camino. Yo creo que esta persecución es la que instigó Domiciano, pero para Juan es algo futuro. No ha sucedido todavía. Apocalipsis es profecía predictiva antes del evento. Así que tendría ser antes del reino de Domiciano, o a más tardar en los primeros años de su reino. Si usamos una fecha antes de una persecución domiciana, entonces llega a ser irrelevante debatir sobre Domiciano mismo. Puede ser o no que Domiciano exigía culto a si mismo como dominus et deus. Puede ser o no que la persecución domiciana era intensa, extensa o ambos. Pero esto no afecta la fecha o la interpretación de Apocalipsis, porque Juan escribe no para describir o responder a la persecución sino para anticiparla.


Si colocamos la fecha de Apocalipsis hacia el final del reinado de Vespasiano, esto permite unos años para el desarrollo del mito de Nerón redivivus después de la muerte de Nerón.


Si colocamos la fecha de Apocalipsis hacia el final del reinado de Vespasiano, esto permite hasta 19 años para que la ciudad de Laodicea recupere del temblor que destruyó la ciudad en 60 D.C. Los Cristianos en Laodicea habrían tenido suficiente tiempo para llegar a ser prósperos y apáticos como Apocalipsis 3 los describe.


Esta fecha también permite el desarrollo de otras cosas que vemos en Apocalipsis: el declive espiritual en algunas de las siete iglesias, y el surgimiento de los grupos heréticos mencionados en el libro.


Es cierto que se usa 'Babilonia' para hablar de Roma en 1 Pedro, con fecha antes de 70 D.C. Pero si colocamos la composición de Apocalipsis después de 70 D.C., la comparación de Roma como una nueva Babilonia tendría más sentido, porque Roma ya habrá destruido la ciudad de Jerusalén, como los Babilonios habían hecho siglos antes.


No pienso que las referencias a Jerusalén en Apocalipsis 11 requieren que la ciudad todavía exista. Y yo veo tres problemas con la idea de pensar que Apocalipsis fue escrito antes de la destrucción de Jerusalén en 70 D.C:

  • Tenemos que limitarnos a las fechas 68-69, entre la muerte de Nerón y la destrucción del templo. Esto no da mucho tiempo para permitir el desarrollo del mito de Nerón redivivus.
  • Tenemos que decir que Juan se equivocó cuando dice en Apocalipsis 11 que Jerusalén fue destruida por un temblor.
  • Tenemos que identificar los dos testigos de Apocalipsis 11 con individuos o iglesias en Jerusalén durante los años 68-69 D.C.

Los reyes en Apocalipsis 17.10-11 se interpretan mejor si ponemos la composición de Apocalipsis durante el reinado de Vespasiano. Si contamos desde Augusto, emperador cuando Cristo nació, y si no incluimos a los tres emperadores con reinados muy breves durante la guerra civil, llegamos a la siguiente calculación:

  • Los cinco que han caído: Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón
  • El que es: Vespasiano
  • El que aún no viene, que reinará poco tiempo: Tito, que solo reinó tres años
  • El octavo rey, que irá a la destrucción y es la bestia: Domiciano.

Fuente: William Hendriksen, More Than Conquerors. (Grand Rapids: Baker, 1986), p. 25.


Jesús tiene siete estrellas en su mano (compare Apocalipsis 1.16 con 2.1, 3.1)


Jesús camina entre los siete candelabros (compare 1.13 con 2.1)


Jesús es el primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió (compare 1.17-18 con 2.8)


Una espada aguda de dos filos sale de la boca de Jesús (compare 1.16 y 2.12)


Jesús tiene ojos de fuego y sus pies son como bronce pulido (compare 1.14-15 con 2.18)


Tanto capítulo 1 como 3.1 mencionan a los siete espíritus


Jesús es el testigo fiel (compare 1.5 con 3.14)

Fuente: Ben Witherington, Revelation. (Cambridge University Press, 2003), 75.


En capítulo dos, Jezabel es una madre (2.23). La ramera de capítulo 17 es llamada una madre (17.5).


Ambas mujeres son asociadas con figuras del pasado de Israel: Jezabel en cap. 2 y Babilonia en cap. 17.


Ambas llevan a otros por mal camino (2.20, 18.23).


Ambas se describen como agentes activas, no como víctimas pasivas.


Ambas se describen como sexualmente activas (2.20-22, 17.2, 17.4).


Ambas mujeres comen comida que las contamina: Jezabel come lo sacrificado a ídolos en 2.20 (es implícito). La ramera bebe sangre humana en Apocalipsis 17.6.


Hay una predicción de ambas mujeres (2.22, 17.6)

Felise Tavo, The structure of the Apocalypse: re-examining a perennial problem. (Novum testamentum 47 no 1 2005), 66.


En Apocalipsis 6.2 hay un jinete sobre caballo blanco, enviado a conquistar. En Apocalipsis 19.11, 19.14 hay un jinete sobre caballo blanco, listo para hacer guerra.


En Apocalipsis 6.8 hay un jinete con una espada grande, y en 19.15, 19.21 el jinete tiene una espada aguda.


La muerte y el Hades se mencionan en 6.8 y ambos son aventados al lago de fuego en 20.13-14.


Apocalipsis 6.9 menciona las almas que murieron por causa de la palabra de Dios y su testimonio. Apocalipsis 20.4 menciona las almas decapitadas por sus testimonios y por causa de la palabra de Dios.


El cielo desaparece en Apocalipsis 6.14, y en Apocalipsis 20.11 el cielo no puede ser hallada.


Tanto Apocalipsis 6.15 como 19.18 mencionan reyes, generales, los poderosos, los esclavos y los libres.


Tanto Apocalipsis 6.17 como 19.15 mencionan la ira de Dios.

Fuente: Mounce 1- 8, Osborne, 477.


Ambas hablan de la futura salvación, la futura vindicación de los fieles, y la futura destrucción para los impíos. Sin embargo,

  • La profecía tiende a ser la recepción de un mensaje verbal, mientras apocalíptica tiende a ser la recepción de una visión
  • La profecía tiende a ser más optimista—hay verdadera posibilidad para los malos si se arrepienten—mientras la apocalíptica tiende a ser más pesimista—el mundo está inevitablemente en rumbo a la destrucción, y los malos son los incorrigibles adversarios de Dios y su pueblo.

Rowley dice que la literatura “apocalíptica es el hijo de la profecía.”

Fuente: conclusiones personales del autor.


El primer punto y lo más importante: Apocalipsis es lo que repetidamente alega ser: una profecía en la tradición de los profetas del Antiguo Testamento.


Dentro de los libros proféticos hay varios subgéneros y convenciones literarias (narrativa, poesía, reportes de visiones, etc). Apocalipsis usa principalmente las convenciones literarias de la literatura apocalíptica. Así que podemos decir que Apocalipsis es una profecía apocalíptica (o, si prefiere, un apocalipsis profético).


Por último, Apocalipsis está envuelto en un 'marco epistolario' - es decir, empieza y se termina como carta (véase 1.1-8 y cap. 22). Esto no quiere decir que el género de Apocalipsis es carta o epístola. La gran mayoría del libro no tiene nada en común con una carta. El marco epistolario significa que el libro de Apocalipsis fue correspondencia personal enviado por un mensajero. Y por supuesto, no solamente las cartas se enviaban por correo, sino todo tipo de documentos también. Además, puede ser que el marco epistolario fue una forma en que Juan quería que su libro fuera leído en el contexto de los cultos litúrgicos, porque las cartas de los apóstoles fueron leídas durante los cultos. Así que podemos decir que Apocalipsis es una profecía apocalíptica envuelta en un marco epistolario.

Fuentes: David Aune, Word Biblical Commentary: Revelation 1-5. (Waco, TX: Word, 1997); Mark S. Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007), p. 20.


El autor especificamente describe su libro como profecía (Apocalipsis 1.3, 22.7, 22.10, 22.18, 22.19. cf. 19.10).


El autor nunca se refiere como profeta, pero recibe comisiones proféticas en Apocalipsis 1.9-20 y 10.1-11.


Wilson (20) hace una lista de elementos en los libros proféticos que encontramos en Apocalipsis. Véase su libro para los versículos.

  • Vocabulario de revelación
  • Lenguaje de cumplimiento
  • Recepción de la palabra de Dios
  • Exhortaciones
  • El tema de sufrir en exilio
  • Experiencias proféticas mientras estar "en el Espíritu"
  • Exhortaciones a escribir
  • La fórmula "Así dice..."
  • Visiones de un trono celestial
  • La mención de profetas
  • Acciones simbólicas y proféticas
  • Viajes proféticas
  • Fórmulas proféticas de votos
  • Sellos proféticos
  • Maldiciones proféticas

Fuente: H. Wayne House, Chronological and Background Charts of the New Testament. (Grand Rapids: Academie Books), p. 146


Simultáneos: Los sellos, trompetas y copas ocurren simultáneamente, pero son repetidos en Apocalipsis para mostrar la intensificación de los juicios.


Consecutivos: Los sellos, trompetas y copas ocurren en secuencia cronológica.


Telescópicos: Según esta interpretación, el séptimo sello introduce la serie de las trompetas, y la séptima trompeta introduce la serie de copas.

Fuentes: The Greek New Testament (UBS, 4th edition), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament feature in Logos Bible Software version 4.


En Apocalipsis 3.5, Jesús promete nunca borrar del libro de la vida el nombre del que vence. Hay tres textos del Antiguo Testamento parecidos:

  • En Éxodo 32.32-33 Moisés dice que si Dios no perdonara los pecados de Israel, Moisés preferiría que Dios borre su nombre del libro que ha escrito. Dios responde que los que serán borrados de su libro son los que pecan contra él.
  • En Salmo 69.28, el salmista pide que Dios borre los nombres de sus asaltantes del libro de los vivos.
  • Y según Daniel 12.1, todos los que tienen su nombre en 'el libro' serán rescatados de la calamidad.

Fuentes: The Greek New Testament (UBS, 4th edition), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament en Logos Bible Software version 4


Apocalipsis 2.18 describe a Cristo, cuyos pies son como bronce pulido. Daniel 10.6 describe a un hombre en una visión, cuyas piernas son como bronce pulido.


Apocalipsis 2.20 compara una falsa profetisa a Jezabel, y dice que ella dirige el pueblo de Cristo hacia la inmoralidad sexual y comida sacrificada a los ídolos.

  • Números 25.1-2 es acerca de Balaamm, pero menciona que Israel fue seducida a la inmoralidad sexual y la comida sacrificada a ídolos.
  • 1 Reyes 16.3| menciona el matrimonio de Jeroboam a Jezabel y su subsecuente culto a los ídolos.
  • En 2 Reyes 9.22 Jehú menciona la idolatría y brujería de Jezabel.

En Apocalipsis 2.23 Cristo dice que matará a los hijos de Jezabel, conb el resultado que las iglesias sabrán que él es el que escudriña los corazones y las mentes" y recompensa a cada uno según sus obras.

  • En Salmo 7.9 el salmista ora al Dios que escudriña los corazones y las mentes.
  • En Salmo 62.12 el salmista expresa su confianza que Dios recompensará a cada uno según lo que ha hecho.
  • Proverbios 24.12 conecta los pensamientos de los dos salmos antes mencionados. Dios conoce las almas, y pagará a las personas según sus obras.
  • Jeremías 11.20 entiende a Dios como alguien que prueba los corazones y los juzga apropiadamente.
  • Jeremías 17.10 parece ser el versículo principal de esta alusión en Apocalipsis. En este versículo Dios dice que escudriña los corazones y las mentes, y recompensa a las personas según sus hechos.

Fuentes: The Greek New Testament (UBS, 4th edition), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament en Logos Bible Software version 4


En Apocalipsis 3.14, Jesús se llama el soberano de la creación de Dios. Proverbios 8.22 habla de la sabiduría como la primera o la principal de las obras de Dios.


En Apocalipsis 3.17 Jesús cita las palabras de la iglesia en Laodicea. La iglesia ha dicho, "Yo soy rico, me he enriquecido". Estas palabras son casi idénticas a las de Efraín en Oseas 12.8: "Ciertamente me he enriquecido, me he labrado una fortuna."


En Apocalipsis 3.19 Jesús dice que amonesta y disciplina a los que ama, Es una alusión a Proverbios 3.12 que dice que Dios disciplina a las personas que ama.

Fuente: The Greek New Testament (UBS, 4th edition), comparado con Old Testament Quotations and Allusions in the New Testament en Logos Bible Software version 4.


En Apocalipsis 3.7, Jesús se presenta como el que tiene la llave de David. Lo que abre, nadie puede cerrar, y lo que cierra, nadie puede abrir.

  • En Isaías 22.22 Dios dice que dará la llave de David a Eliaquim (el administrador de la casa del rey Ezequías), y lo que abre, nadie puede cerrar, y lo que cierra, nadie puede abrir.
  • Job 12.14 dice que si Dios derriba, nadie puede edificar, y lo que Dios cierra, nadie puede abrir.

En Apocalipsis 3.9 Jesús dice a la iglesia en Filadelfia que él hará que los miembros de la 'sinagoga de Satanás' se postren delante de sus pies y reconocer que él ha amado a los miembros de la iglesia.

  • En Isaías 43.4 Dios dice a Israel que la ama.
  • En Isaías 45.14 Dios dice que los Egipcios, los Etiopíes y los Sabeos se postrarán delante de los Israelitas y suplicarlos, reconociendo que Dios está con los Israelitas.
  • En Isaías 49.23 Dios dice que los reyes y reinas se postrarán delante de los Israelitas y lamer sus pies. Entonces los Israelitas reconocerán que Jehová es Dios.
  • En Isaías 60.14 Dios dice que los hijos de los que afligían a Israel se postrarán delante de ella y reconocerla como la ciudad de Dios.

En Apocalipsis 3.12 Jesús promete que sobre el que venciere, Jesús escribirá su propio nombre, y el nombre la de ciudad de su Dios.

  • En Isaías 62.2 Isaías dice que la boca del Señor dará un nuevo nombre a Jerusalén.
  • En Isaías 65.15 Isaías dice que algún día Dios llamará a sus siervos por otro nombre.
  • En Ezequiel 48.35, parte de la visión de Ezequiel de una futura Jerusalñen, Ezequiel escucha que el nombre de la ciudad es "El Señor está ahí."

Aune (25) cita los siguientes ejemplos de tríadas (grupos de tres elementos) en Apocalipsis:

  • el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; (1.4)
  • Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. (1.8)
  • en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo (1.9)
  • yo soy el primero y el último; y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo (1.17-18)
  • tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia (2.2)
  • que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; (2.2)
  • y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente (2.3)
  • Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras (2.5)
  • gloria y honra y acción de gracias (4.9)
  • la gloria y la honra y el poder (4.11)
  • hubo granizo y fuego mezclados con sangre (8.7)
  • que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él (10.6)
  • que has visto, era, y no es (17.8)
  • que era y no es, y será (17.8)

El dragón no logra devorar al hijo de la mujer celestial (12.1-6)

  • Introducción de la mujer celestial (12.1-2)
  • Introducción del dragón (12.3)
  • El dragón amenaza a la mujer y su hijo (12.4)
  • El hijo y la mujer escapan del dragón (12.5-6)

Miguel y sus ángeles lanzan al dragón y sus ángeles a la tierra (12.7-9)

  • Descripción general de la guerra (12.7)
  • La derrota del dragón y sus ángeles (12.8)
  • El lanzamiento del dragón y sus ángeles a la tierra (12.9)

Un himno celebrando la victoria de Dios sobre el dragón (12.10-12)

  • Una declaración de la victoria de Dios sobre el diablo, con la razón detrás de la victoria (12.10)
  • Información adicional acerca de los mártires mencionados en v. 10 (12.11)
  • Un llamado a la alabanza, dirigida a los cielos (12.12a)
  • Un ay dirigido a la tierra y el mar (12.12b)

El dragón no logra ahogar a la mujer celestial (12.13-17)

  • El dragón persigue a la mujer (12.13)
  • La mujer escapa del dragón (12.14)
  • El dragón ataca a la mujer con agua (12.15)
  • La tierra protege a la mujer (12.16)
  • El dragón deja a la mujer para hacer guerra con sus otros hijos (12.17)

Gregory Beale nota que los personajes malos son vencidos en Apocalipsis 17-20 en el orden reverso de lo que fueron introducidos en caps. 12-14. Esto resulta en el siguiente quiasmo:

El dragón introducido en cap. 12

La bestia y el falso profeta introducidos en cap. 13

Babilonia la ramera introducida en 14.8

Babilonia la ramera vencida en caps. 17-18

La bestia y el falso profeta vencidos en 19.20-21

El dragón vencido en cap. 20

Fuente desconocida.

La caída del diablo a la tierraLa caída del diablo al lago de fuego
El conflicto precipitado por la venida del niño con el cetro de hierro (4-5)El conflicto precipitado por la venida del jinete sobre un caballo blanco con un cetro de hierro (19.11, 15)
Residió en el cielo (7)Residió en la tierra (implicado en v. 1)
Batalla con Miguel y sus ángeles (7)Un ángel agarra al diablo sin una batalla (2)
El dragón y sus ángeles derrotados (8)El dragón atado por 1,000 años (2)
El dragón también llamado la serpiente antigua, el diablo o Satanás (9)El dragón también llamado la serpiente antigua, el diablo o Satanás (2)
La misión del dragón es de engañar al mundo (9)El dragón ya no puede engañar a las naciones (3)
El dragón y sus ángeles lanzados a la tierra (9)El dragón lanzado al abismo (3)
Sus acusaciones contra los creyentes ante Dios terminan porque el dragón es lanzado a la tierra (10)Su engaño a las naciones termina porque el dragón está encerrado en el abismo por 1,000 años (3, 7)
Los santos pueden morir, pero triunfan por la sangre del Cordero y por su testimonio (11, 17)Los santos decapitados por el testimonio de Jesús y la palabra de Dios (4)
El tiempo del dragón es corto (12)El dragón es suelto por un tiempo corto (3)
El dragón hace guerra contra los hijos de la mujer (17)Satanás con las naciones hace guerra contra el campamento de los santos (8-9)

Fuente: Ben Witherington, Revelation. (Cambridge University Press, 2003), página desconocida.

Jezabel en Apocalipsis 2La mujer en Apocalipsis 12
Una madre cuyos hijos son amenazados por el Hijo de Dios (2.23)Una madre cuyos hijos son amenazados por Satanás (12.4)
Una alusión a Salmo 2.8 en 2.27Una alusión a Salmo 2.8 en 12.5
El uso de "engañar" πλανᾷ, 2.20)El uso de "engañar" (πλανῶν, 12.9)
Jezabel es agresivaLa mujer es pasiva
Conectada a actividad sexual ilícitaConectada a actividad sexual lícita, apropiada

Las iglesias de Asia Menor enfrentaban una situación de persecución y tentación. Jesucristo quiso que las iglesias respondieran apropiadamente. Los 16 mensajes abajo son las maneras en que Jesucristo motivó a las iglesias a responder con firmeza y valentía.

  • Reflexiona sobre cada sección. ¿Cómo es esta sección un socorro para Cristianos perseguidos? ¿Cómo actúa esta sección para fortalecer a Cristianos tentados a convertirse a otras religiones más grandes y falsas doctrinas más atractivas?
  • ¿Puedes encontrar pasajes para cada punto e inciso?

Se requiere esfuerzo para percibir las cosas correctamente


  • La necesidad de esta visión / profecía
  • La perspectiva celestial no es la misma que la terrenal. Necesitamos ver a nuestro mundo desde una perspectiva celestial.
  • Somos parte de una guerra invisible
  • Algunas cosas, p. ej., lo que dicen los siete truenos, no es revelado a todos
  • La calculación de los números y otros detalles requieren sabiduría

Dios es glorioso


  • La gloriosa descripción de su trono – sin describir a Dios mismo
  • Las doxologías ascribiéndolo gloria, honra, poder
  • Las aclamaciones que es verdadero, justo, santo, etc
  • Sus ángeles son gloriosos e impresionantes también
  • Dios es Creador y Redentor (4.11, 14.7)
  • Toda la creación lo alaba
  • Es Alfa y Omega, principio y fin, primero y postrero
  • Cielo y tierra “huyen” de él

Las palabras de Dios se cumplirán


  • Este libro es una profecía verdadera y confiable
  • Jesucristo es el testigo fiel, y este libro es su testimonio
  • Aclamaciones acerca del cumplimiento de profecías (p.ej. 17.17)
  • Es peligroso añadir o quitar de esta profecía

Dios es soberano


  • Dios es tan soberano y su reino es tan seguro que Dios no tiene que levantarse de su trono o actuar. Permanece sentado y tranquilo.
  • El cielo le obedece, y aparece como círculos concéntricos alrededor de su trono
  • La naturaleza le obedece en su control sobre los sellos, trompetas y copas
  • Hasta los enemigos de Dios tienen que recibir su autoridad de él – véase las muchas frases como “le fue dado autoridad” “fue permitido por un tiempo”, etc
  • Dios es soberano sobre el tiempo y ha decretado los tiempos para cada cosa. Puede parecer que tarda mucho, y hasta los santos en el cielo preguntan “¿Hasta cuando?”, pero el tiempo del diablo es corto, y el número de los santos tiene que completarse primero
  • Tiene un libro de vida desde la creación con los nombres de todos, con su destino final (13.8)

Jesucristo es glorioso


  • La gloriosa descripción de él en cap. 1
  • Conoce las obras de sus iglesias
  • Nadie más en toda la creación es digno de abrir el rollo
  • Es digno porque venció a sus enemigos por su muerte
  • Es un león, un jinete con caballo blanco
  • Es Alfa y Omega, principio y fin, primero y postrero
  • Es alabado a nivel de Dios
  • Resucitó de la muerte y tiene soberanía sobre ella
  • Tiene corona gloriosa
  • Es la raíz de David, estrella resplandeciente de la mañana
  • Un ejército celestial, vestido de blanco, lo sigue

Dios y Jesucristo reinarán para siempre


  • “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.Cristo es Rey de reyes y Señor de señores…. Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado.” (11.15, 17)
  • Reinará para siempre
  • Hará todas las cosas nuevas; nuevos cielos y nueva tierra – las cosas viejas serán reemplazados o restaurados
  • El mar (el miedoso caos del pecado) ya no existirá
  • La ciudad de Dios será inmensa, brillando con la luz de Dios mismo, y su belleza será incomparable
  • No habrá necesidad de cerrar las puertas de la ciudad, porque sus enemigos ya no existirán para amenazarla
  • Las naciones traerán su gloria a su ciudad, y serán sanadas ahí

Los enemigos de Dios son malos y feos


  • Juan queda impresionado con la ramera, pero "el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras?” (18.6-7)
  • Son dragones, monstruos y prostitutas borrachas
  • Engañan a la humanidad, emborrachan a las naciones
  • Sus bocas son llenas de blasfemias
  • De sus bocas salen espíritus demoníacos que parecen ranas
  • Son culpables de la muerte de profetas, apóstoles, y toda muerte
  • Son los que destruyen la tierra
  • Los enemigos mismos pelean entre sí (matan a Babilonia)

Los enemigos de Dios son débiles imitaciones (parodias)


  • Satanás imita a Dios
  • La bestia imita a Cristo
  • El falso profeta imita a los dos testigos
  • La ramera imita la novia
  • Babilonia imita a Jerusalén
  • La marca de la bestia imita el sello del Cordero
  • Los milagros de la bestia y el falso profeta imitan los milagros de Jesucristo, son falsas señales

Los enemigos de Dios son incapaces de detener a Dios


  • El dragón ya fue vencido por Miiguel y lanzado del cielo
  • El dragón ha sido encarcelado por mil años y no puede engañar a las naciones
  • El dragón intentó devorar al niño Cristo y no pudo
  • El dragón persigue a la mujer y trata de matarla, y no puede
  • El dragón está furioso porque sabe que su tiempo es corto
  • “Y se airaron las naciones” (11.18)…es alusión a Salmo 2, donde el Señor se burla de las naciones porque se amotinan planean contra él en vano.
  • La bestia, como Faraón, es impotente para detener la oscuridad con que Dios llena su reino (16.10)
  • Babilonia es jactante, pero caerá y perderá todo

Los santos no deben seguir a las masas, porque la humanidad es necia


  • Es engañada por el dragón, la bestia, y el falso profeta y sus falsas señales
  • Es emborrachada por la ramera
  • Es rápida para festejar la muerte de los dos testigos
  • No se arrepienta a pesar de todas las plagas que vienen sobre ella
  • Llorarán y se esconderán en las cuevas y en las montañas a la venida de Jesús

Dios derrotará y juzgará a sus enemigos, y a todos los que siguen a sus enemigos


  • Dios derramará su ira sobre el mundo en sellos, trompetas y copas
  • Babilonia caerá en una sola noche, y será desierta, abandonada
  • Los que participan en los pecados de Babilonia participarán en los castigos que caerán sobre ella
  • Los grandes ejércitos que rodean a los santos son consumidos por fuego celestial y sus cadáveres consumidos por las aves
  • Las ciudades caen
  • Dios tendrá una cosecha de todo el mundo, y aplastará a sus enemigos como un obrero de viña aplasta las uvas en el lagar
  • Todos aparecerán delante de él para ser juzgados o vindicados
  • Satanás, la bestia, el falso profeta, la muerte y el Hades son lanzados al lago de fuego
  • Los pecadores serán excluidos de la ciudad final y lanzados al lago de fuego

Los santos son gloriosos


  • Son testigos, olivos y candeleros delante de Dios
  • El pueblo de Dios es una hermosa mujer celestial
  • Los santos son un reino, son jueces, son sacerdotes
  • Los santos son el verdadero Israel
  • Son un ejército organizado
  • Son una gran incontable multitud, compuesta de personas de toda nación, tribu y lengua
  • Son la novia radiante de Cristo

Los santos son protegidos por Dios


  • Los 144.000 reciben su sello
  • Los dos testigos son protegidos
  • La mujer recibe alas para volar al desierto, donde será nutrida y protegida por 3 años y medio
  • La tierra traga el río que sale de la boca del dragón para intentar matar a la mujer
  • Las oraciones de los santos son como incienso en su altar, y él responde a sus oraciones

Los santos, como su Señor, vencen a sus enemigos por medio de su perseverancia y martirio


  • Jesucristo es león porque fue cordero inmolado
  • Al que venciere daré…
  • “Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.” (7.14)
  • “Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.” (12.11)
  • El testimonio y martirio de los testigos, y su resurrección sorprende a sus enemigos
  • “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.” (20.4)

Los santos serán recompensados en el porvenir


  • Jesucristo trae su recompensa consigo
  • Aunque lamentan ahora, cantarán el “¡Aleluya!” de cap. 19
  • Dios vengará su sangre
  • Recompensas que Cristo dará al vencedor (caps 2-3)
  • Siete bienaventuranzas
  • Les da nuevas vestiduras blancas
  • Les da un nuevo nombre, y su propio nombre está sobre ellos
  • Les da un canto especial que solo ellos saben
  • Tienen una invitación especial a una cena de matrimonio, y se visten de blanco para prepararse por ella
  • La muerte no tiene poder sobre ellos
  • Él estará con ellos para siempre, y ellos verán su cara
  • Él quitará toda lágrima, dolor, muerte, maldición, noche, cosa inmunda, etc de ellos
  • Tienen el derecho de entrar a la ciudad, comer del árbol de la vida, tomar del río de la vida,
  • Reinarán para siempre

Estas cosas sucederán pronto


  • Se llevará a cabo “sin demora”, “muy pronto”
  • Cristo vendrá “como ladrón”

Mark S. Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel 2007), p. 31


Prólogo (1.1-8)

Siete iglesias (2.1-4.2)

Siete sellos (3.1-8.5)

Siete trompetas - Ángeles - Dos testigos (8.2-11.19)

La mujer, el dragón y el niño (12.1-17)

Dos bestias - Ángeles - Siete copas (13.1-16.21)

La destrucción de Babilonia (16.18-19.10)

La nueva Jerusalén, la esposa (19.6-22.9)

Epílogo (22.6-21)
#SellosTrompetasCopas
1Caballo blanco: conquistaGranizo y fuego; 1/3 de las plantas quemadasHeridas
2Caballo rojo: guerraMontaña de fuego; 1/3 de las criaturas del mar muerenEl mar se convierte en sangre
3Caballo negro: hambreLa estrella ajenjo, 1/3 del agua dulce es envenenadaAgua dulce se convierte en sangre
4Caballo pálido: la muerteOscuridad de 1/3 del cieloEl sol quema
5Los mártires aseguradosLangostas del abismoOscuridad
6Terremoto, señales en el cieloCuatro ángeles matan a 1/3 de la poblaciónEl Río Eufrates se seca
7Media hora de silencioProclamación de victoriaTerremoto y granizo

Fuente: H. Wayne House, Chronological and Background Charts of the New Testament. (Grand Rapids: Zondervan) 146-147

Fuentes: William Hendriksen, More Than Conquerors. (Grand Rapids: Baker, 1986), 47; Mark Wilson, Charts on the Book of Revelation. (Grand Rapids: Kregel, 2007), 40.


Hay un paralelo ente Apocalipsis y Hechos: en Apocalipsis 2.20-24, una profetiza que Juan llama Jezabel seduce a la iglesia en Tiatira a meterse en la inmoralidad sexual y comer comida sacrificada a ídoloes. En Hechos 15.28 el concilio de Jerusalén prohibió que las iglesias se metieran en estas dos actividades.


Hay un paralelo entre Apocalipsis y la carta de Santiago: en Apocalipsis 2.10 Jesús advierte a la iglesia en Esmirna que será probada, y promete que los fieles recibirán la 'corona de vida'. Santiago 1.12 dice que la persona que pasa la prueba recibirá la corona de vida.


Hay dos paralelos entre Apocalipsis y 1 Pedro:

  • Apocalipsos 13.8 habla del "Cordero que fue inmolado" y en el mismo versículo menciona las palabras "desde el principio del mundo". 1 Pedro 1.19-20 igualmente compara Jesús a un cordero sacrificado, y dice que fue escogido desde la creación del mundo.
  • Tanto Apocalipsis como 1 Pedro 5.13 refieren a Roma como Babilonia.

Apocalipsis tiene numerosos paralelos con 2 Pedro y Judas. Para la lista completa, consulta Wilson, 40. Lo que sigue es una muestra de ejemplos notables:

  • Falsos maestros comparados con Balaám: Apocalipsis 2.14; 2 Pedro 2.15, 3.17; Judas 11.
  • Contrastes entre conocimiento falso y conocimiento verdadero: Apocalipsis 2.17, 24; 2 Pedro 1.2-3, 16; Judas 10.
  • Cristo llamado la estrella de la mañana: Apocalipsis 2.28, 22.16; 2 Pedro 1.19.
  • El día de Cristo comparado a un ladrón: Apocalipsis 3.3, 16.15; 2 Pedro 3.10.
  • La desaparición del los cielos actuales y la tierra actual: Apocalipsis 6.14, 16.20, 20.11; 2 Pedro 3.10.
  • Ángeles caídos encadenados en un abismo: Apocalipsis 20.1-3; 2 Pedro 2.4; Judas 6.
  • Sodoma y Egipto: Apocalipsis 11.8; 2 Pedro 2.6; Judas 5, 7.

Aune (53) dice que la palabra Ἰδοὺ tiene dos significados en Apocalipsis:

  • Cuando ocurre en discurso, significa 'ciertamente.' (1.7, 1.18; 2.10, 2.22; 3.8, 3.9, 3.20; 5.5; 9.12; 11.14; 21.3, 21.5)
  • Cuando ocurre en narrativa, significa, 'mira, oye, presta atención' (4.1, 4.2; 5.6; 6.2, 6.5, 6.8, 6.12; 7.9; 12.3; 14.1, 14.14; 15.5; 19.11)

Aune observa en particular estos cuatro textos paralelos:

3.11[ἰδοὺ] ἔρχομαι ταχύ·Ciertamente vengo pronto
16.15Ἰδοὺ ἔρχομαι ὡς κλέπης·Ciertamente vengo como ladrón
22.7καὶ ἰδοὺ ἔρχομαι ταχύY ciertamente vengo pronto
22.12Ἰδοὺ ἔρχομαι ταχύCiertamente vengo pronto